Rompiendo la Bundes

Know kiss
Know kiss

La otrora mejor liga en cuanto a organización, paridad y respeto por los hinchas se refiere, tiró todo por la borda ante la irrefrenable e insaciable ansia de ganarlo todo que tiene el Bayern Munich. El equipo de Beckenbauer desde hace 2 años destruyó ese modelo tan rentable de una liga pareja y equitativa donde todos se sentían ganadores en lo previo, o por lo menos esa era la imagen que se vendía al exterior. Pero la verdad es que siempre todos los equipos le tuvieron demasiado respeto, sino miedo, al Bayern. Y mas ahora que el equipo del Kaiser bueno amplió la brecha de recaudación que los separa del resto de los equipos por un margen impresionante.

Esto le permite no solo minar desde el principio la moral de los demás equipos, sino también contar con el presupuesto suficiente para comprar las promesas (o incluso estrellas consagradas) de los demás equipos de Alemania. So pretexto del interés de cualquier jugador de jugar para Bayern y cobrar un contrato jugosísimo, los demás equipos se ven en inferioridad de condiciones a la hora de competir y esto le quita toda la emoción que el torneo supo tener hace 5 años, donde los campeones se intercambiaban y los partidos eran parejos.

A todo esto desde el punto de vista institucional, le sumamos el aspecto futbolístico. La llegada de Guardiola le sumó a ese gran plantel que ya tenía excelsos jugadores, una serie de elementos que cada uno por sí solos alcanzarían para consagrar a un equipo en la historia, pero con la presión y la exigencia del entrenador, los jugadores se ven casi obligados a tenerlos todos, a saber:

Sed de revancha, hambre de títulos permanente, posesión, movimiento de pelota de un lado a otro, mejoramiento progresivo de la técnica, presión alta, generación de espacios por el medio, salida desde atrás, sumar defensores al mediocampo, utilizar wines, variar de sistemas tácticos incluso dentro de un mismo partido, regular luego de meter el primer gol cual equipo brasilero. Estamos hablando entonces de un equipo top 5 en el mundo y la diferencia la marca en el torneo local: 41 goles a favor, 4 en contra, ningún partido perdido. Las únicas contras para hoy serán las bajas por lesión de Rafinha y Ribery.

wolf

Su rival en este reinicio será el Wolfsburgo, poseedor de una racha espectacular de 7 triunfos y 2 empates que lo dejo a 9 puntos del Pep Team. El lobo exprime al máximo sus virtudes a la hora de conseguir resultados y no en armar dos líneas de cuatro cuando consigue la ventaja. El técnico Hecking asienta la estructura del equipo en la solidez de la columna vertebral: Benaglio – Naldo – Luiz Gustavo – De Bruyne – Olic.

Probables formaciones

Bayern: Neuer; Bernat, Boateng, Dante, Rafinha; Schweinsteiger, Alonso; Gotze, Muller, Robben; Lewandowski

Wolfsburgo: Benaglio; Rodriguez, Knoche, Naldo, Jung; Arnold, Luis Gustavo; Perisic, De Bruyne, Vieirinha; Olic

Pinola no asume su calvicie
Pinola no asume su calvicie

Pero además de la insulsa pelea por la punta del torneo, existe otra liga, la verdadera, donde todos los equipos sí son bastante parejos y los partidos resultan peleados e interesantes, aunque ninguno podrá descontarle la irremontable diferencia al Munich (Rudi Voller dixit). Entre el tercero que es hoy por hoy el Bayer Leverkusen y el último que es Friburgo, la diferencia es solo de 13 unidades. La aspirineteta (?) de Roger Schmidt (NdK: recuerden el nombre de este técnico) clasificó a octavos de final de la Champions League gracias a sus tres volantes ofensivos de buen pie y con llegada al gol: Calhanoglu, Bellarabi y Son.

Y la pelea por entrar en competiciones europeas resulta incluso menos tensionante que lo que es la pelea por salvarse del descenso, la cual envuelve a equipos históricos (Stuttgart, Hamburgo, Borussia Dortmund –juega Champions League-, Werder Bremen) que deberán mejorar para no repartirse las dos plazas de descenso directo y la restante de promoción.

Resto de la fecha 18:

Schalke 04 – Hannover

Mainz 05 – Paderborn

Friburgo – Eintracht Frankfurt

Stuttgart – Borussia Moenchengladbach

Hamburgo – Colonia

Bayer Leverkusen – Borussia Dortmund

Werder Bremen – Hertha Berlin

Augsburgo – Hoffenheim

¿El nacimiento de una baldosa Premium?

Kevin Grosskreutz (pronunciese grosskroitz) es otro de esos grandes valores que Juergen Klopp supo cultivar en el resplandecer del Borussia Dortmund en estos últimos años y fue scouteado por Wenger para llevárselo al Arsenal. Sin embargo en esta temporada y, al paralelo del resto del equipo, sufrió un declive en su rendimiento. Pero eso no es todo. Hace unos meses discutió con hinchas del BVB en la calle a los que les terminó tirando un kebab. Quizás la razón del enfrentamiento es que el bueno de Kevin no oculta su fanatismo por el Colonia, equipo del que dice haber sido hincha desde siempre y haberlo ido a alentar a la popular cuando era chico. Y finalmente en las últimas semanas su número apareció como llamada entrante del protagonista principal en una serie de televisión con mucho rating en Alemania. Esto derivó en miles de llamadas a toda hora a su celular. El móvil quemaba de tanta llamada por parte de los televidentes que lo terminaron forzando a cambiar de número en un episodio por demás de bizarro.

Anuncios