Historias de semivirgos y debutadores solitarios en Mundiales – Vol III: Indias Orientales Holandesas en 1938

Gracias a la oportunidá que me dieron en partes iguales Dios y el Gordo Cucu (?) es que sigo escribiendo huevonadas en este gran sitio. Y el recibir correos como el que me llegó esta semana de un tal Rolando Farragutti de Loma Salada del Estero Seco en Córdoba, me motiva más en esta ardua labor de utilizar las horas laborales para hacer cosas de uno (?). Rolando nos agradece por esta saga épica de los Semivirgos y Debutadores Mundialistas, pues con el dato de Canadá en el Mundial de 1986 pudo levantarse a una hembra al principio reticente en un boliche de su ciudad. También ayudó que la hembra estaba borracha y semiinconsciente, pero lo más importante es el uso adecuado en el momento ídem de la información… seguimos entonces con esta serie, hablando hoy de la única selección en la historia mundialista que era oficialmente una colonia en el momento de participar: hablamos de…

Indias Orientales Holandesas en el Mundial de 1938. Disclaimer (?): NO son las Antillas Holandesas

Eso sale al googlear “Indias Orientales holandesas”. Si lo recomienda Google habrá que ir a ver qué hay (?)

¡Que NO son las Antillas Holandesas, viejo! Con el nombre de Indias Orientales Holandesas (o Neerlandesas), se conocía oficialmente hasta 1949 la colonia que mantenían desde principios del Siglo XVI los Países Bajos en el territorio (islas más, islas menos) que hoy conocemos como Indonesia. Como suele suceder en estos países, el fútbol lo trajeron los representantes del país opresor: los primeros registros de partidos de fútbol en el país datan de 1887. Quisiéramos decir que a partir de ese año el deporte se hizo mucho más popular en las islas, pero la verdad no tenemos ni la más puta idea. Lo que sí sabemos según las crónicas es que el 28 de Septiembre de 1893 se fundó formalmente en la ciudad de Batavia (esa que hoy se conoce como Yakarta) el primer club, el Bataviasche Cricket-Football club Rood-Wit, conocido entre los hinchas como Der Dekännen (?) y que acostumbraban jugar el mismo día partidos de esa vaina rara que llaman cricket junto con el fútbol. Tibios… el caso es que el primer partido entre clubes locales fue en 1896, y a partir de ese año proliferaron nuevos clubes y ligas disputadas en las principales ciudades del país.

Los primeros clubes nacieron de organizaciones de europeos (holandeses o descendientes de holandeses nacidos en el país), pero con la difusión del juego aparecieron equipos fundados y asociados a las etnias nativa (indonesios javaneses y/o malayos principalmente), china y árabe. Para 1930 había un verguero de ligas locales y confederaciones que se ponían menos de acuerdo que Caruzzo con Guillermo Burdisso (imagínate los líos regionales que debe haber en un país con 17,508 islas (!)), pero entre todas se destacaban dos: la Federación de Fútbol de Indias Orientales Holandesas (o NIVB por sus siglas en holandés, posteriormente rebautizada como NIVU), manejada por europeos étnicos y la Asociación de Fútbol de Indonesia (PSSI por sus siglas en idioma indonesio), que agrupaba casi exclusivamente los equipos nativos y que es la que hoy rige los destinos de esos muertos que hoy juegan con la selección de Indonesia. Como cosa rara, la FIFA se alinearía con los blancos y reconocía solo a la europeizante NIVU como la Federación oficial del país.

Sepakbola Tahun 1927
Dos clubes de las Indias Orientales Holandesas circa 1930.

Y ahora lo que nos OKUPA: para el Mundial de 1938 la FIFA recibió la inscripción de 69 federaciones nacionales de Sudamérica, Norte y Centroamérica, Europa y Asia, que en el camino fueron reduciéndose por diversos motivos (España se retiró por la Guerra Civil, Austria porque se le había deglutido Alemania, casi todas las selecciones americanas en solidaridad con la Argentina perjudicada en la elección de la sede mundialista). Por Asia se inscribieron solo dos: Japón y nuestros amigos los futuros indonesios, que como selección nacional y bajo el nombre de Indias Orientales Holandesas debutaron formamente en 1934 en una serie de partidos contra China y Filipinas y de ahí no jugaron más durante cuatro años. La FIFA igual le otorgó un cupo a Asia al ganador de las eliminatorias entre estos dos seleccionados, pero el tema fue que los agresores imperialistas nipones (?) se retiraron otorgándole automáticamente el cupo a los indonesios. Así no más, un seleccionado de una colonia y con un manojo apenas de partidos internacionales en toda su historia jugados se ganó un cupo a un Mundial de Fútbol. ¡Chúpate esa! ¡Y fueron tan de buenas esos malditos amarillos (?) que la FIFA le ofreció a Estados Unidos jugar contra ellos para que no clasificaran al Mundial sin jugar eliminatorias, y los yanquis no quisieron!

ioh-equipo_01_bp
El equipo que saltó a la cancha en Reims ese día de 1938. Ya vamos a explicar lo del muñequito… me refiero al que carga el arquero…

Con el cupo mundialista ya regalado ganado, la Federación local (la de los opresores, la NIVU) organizó una gira de partidos entre Diciembre de 1937 y Febrero de 1938 en el territorio para escoger a lo más granado (?) para integrar la selección que iba a pelear por el honor de la colonia oprimida en Francia. Ergo, una especie de reality (?) de jugadores de fútbol…. qué cosas las del fútbol de antes… en fin. Al final fueron 19 los escogidos para el seleccionado, de los que tres eran descendientes de europeos nacidos en las islas, dos de origen chino y el resto indonesios (de Java, Sumatra y las Molucas principalmente), todos bajo la dirección de un tal Johannes van Mastenbroek (suponemos que con ese nombre, indonesio no era), que además era vicepresidente del Comité Olímpico local. La nómina partió en barco unas semanas antes del torneo a Francia para jugar partidos con equipos europeos y en general conocer el mundo. Estuvimos buscando en canchallenang y en otras fuentes más, pero no encontramos muchas referencias de los players, se las debo…

e99435f639a173ef7a4f0c1e8856e997
El capitán de Indias Orientales, el Dr Haing S. Ngor (?) Achmad Nawir (en la foto es el chino (?)) siempre jugaba con gafas. Aquí saliendo a la cancha en un partido preparatorio para el mundial con algún club francés u holandés. ¡La cara sobradora de los europeos!

La experiencia mundialista de Indonesia, aka Indias Orientales Holandesas duró menos que técnico en Racing. El 5 de Junio de 1938 saltaron a la cancha del Velódróme Municipale de Reims a enfrentarse a la poderosa Hungría con esta alineación: Tan Mo Heng, Frans Hu Kom, Jack Samuels, Achmad Nawir, Frans Alfred Meeng, Sutan Anwar, Tan Hong Djien, Suvarte Soedarmadji, Henk Zommers, Issak Pattiwael, Hans Taihuttu. Equipazo (?). Los húngaros contaban con algunos de los mejores jugadores de Europa de esos días (Gyula Zsengellér o Matias Sárosi, por ejemplo) y ya a los 35 minutos ya iban ganando 4 – 0 sin sudarla demasiado. Supongo que decidieron relajarse y dejar que pase el resto del partido, azarándose lo justo para redondear el 6 – 0 final.

Y listo, derrota y a la casita. Recordemos que en esa edición (y la de 1934) el Mundial se jugaba en formato Copa: un partido eliminatorio y el que perdiera chau. De todos modos supongo que los indonesios no quedaron muy aburridos, teniendo en cuenta que coronaron viaje a Europa y participación en un Mundial. Después de esta participación, no volvieron ni a acercarse a la posibilidad de volver a verle la cara a Dios; no jugaron eliminatorias hasta 1974 y no han olido ni de cerca un cupo mundialista. Lo anterior los hace acreedor del record de ser la selección que menos partidos ha jugado en todos los mundiales: uno.

Terminamos mencionando que de todo lo bizarro per se que fue la participación de estos mongos en un mundial, destaca el tema del arquero Ten Mo Heng (según otras fuentes, Mo Heng Tan), al que le gustaba jugar con el muñeco. Me refiero a que tenía un muñeco como mascota, un tamagutchi (?) que ponía en su arco como amuleto de la suerte. Algunos lo ven como una especie de brujería por el origen exótico del protagonista; yo veo esto de saltar a la cancha con un muñequito gordito y con cara de “¡¡¡yo quero ser tu amiiiiiiguiiiiis!!!” como pura mariconería oriental…

moheng
El arquero Tan Mo Heng y su Teletubbie a la indonesia

Fuentes: 1, 2, 3

Anuncios