Guancazo

saco-zapatazo-Guanca-Colon_OLEIMA20150308_0238_14

Boca debió golear, pero terminó empatando 1 a 1 en Santa Fe por culpa de la paja un misilazo de Cristian Guanca. El cementerio de los elefantes dejó expuestas todas las realidades del ya no puntero del campeonato en el mejor partido, por lejos, de la fecha.

Boca plantó un mediocampo muy veloz en lo que a movimiento de balón se refiere y superó con facilidad el 4-4-2 sabalero. La diferencia de ritmo y también de capacidad futbolística que marcaron Gago, Lodeiro, Palacios y el burrito Martinez fue muy notoria en el primer tiempo. Luego de una serie de toques, fue Palacios quien picó en diagonal y entrando al punto del penal desvió un cabezazo sin marca. El resto fueron aproximaciones y remates desde lejos, hasta que a los 25 minutos, un centro desde la izquierda supera a Calleri y Bittolo se duerme en el segundo palo e inexplicablemente deja pasar la pelota para que Martinez controle con la derecha, frene la mano con su brazo izquierdo y luego defina muy bien ante fatura Broun, 1-0.

El partido siguió siendo dominado por el equipo del vasco, que pudo aumentar el marcador con un centro de Marin para Calleri, que cabeceó al medio del arco. Fatu (?) casi hace un Zubizarreta sin poder contener el fácil envío y deja la pelota viva en la línea, para que Lodeiro la empuje al gol, tanto no sancionado por Delfino ante una presunta falta del volante uruguayo, muy discutible.

Hasta que a los 13 minutos del complemento Erbes pierde una pelota en el mediocampo y el negro genera a partir de allí un par de tiros de esquina consecutivos. Esto levantó la moral del equipo y de la gente, y se empezó a ver destellos del Colon de Mousella (?), presión alta, desborde por los costados y despliegue físico. Pocos minutos mas tarde el volante ex Chacarita Cristian Guanca ingresó para hacer lo que tanto quería pero no podía concretar Pablo Ledesma (quien vivió tirandose al piso para hacerse atender durante todo el partido): romperle el arco a Orion con un zurdazo inatajable desde 25 metros.

Cinco minutos mas tarde el trámite volvió a cambiar; el sabalero se quedó sin piernas y volvió a retroceder en el campo, cediendole así la pelota al xeneize que salió del letargo. El ingreso de Daniel Osvaldo sirvió para que le enviaran pelotas en largo por detrás de la defensa de Colon que se paraba en línea y el delantero vendehumo desperdició tres chances de gol consecutivas. Delfino, que jugó un gran partido para Boca, adicionó seis minutos, tiempo suficiente para que una pelota le quedara a Calleri en el área, pero un rosado (?) Broun lo atoró muy rápido y le evitó el gol del triunfo sellando el empate.

No solo de sábalos vive el hombre. También hubo otros 12 eventos de algo que intentó asemejarse al futbol:

Desde tiempos inmemoriales (?) venimos insistiendo en esta tribuna que lo único que tiene Godoy Cruz es Leandro Fernandez, su delantero goleador. Varias veces, al saberse la estrella, o por lo menos la carta mas importante del equipo en ataque, peca de individualista y finaliza algunas jugadas que podrían haber tenido un pase extra. Pero cuando el tomba se queda sin explosión, siempre aparece su movilidad y su traslado para generar opciones de gol mientras el resto no se puede sacar la pachorra de encima.

A Nueva Chicago le está costando sobremanera adaptarse a primera división. A la diferencia de ritmo y la gran cantidad de jugadores inexperientes, se le suma la falta de Gomito, su lider futbolístico a la hora de agarrar la pelota y generar situaciones donde se pueda sacar diferencias.

Así, mientras los locales iban al frente con mas enjundia y corazon que ideas, los visitantes manejaban prolijamente pelota y espacios, generando chances de gol: tiro desde lejos de Bella. Centro del mismo para Ayoví que cabeceó a las manos del arquero, y contragolpe rápido con un envío largo de Galeano a las espaldas de una defensa de Chicago que se encontraba en la mitad de la cancha, Garro picó, controló y cambió de frente para el solitario ingreso de Fernandez, que estampó la ventaja al final del primer tiempo.

En el segundo tiempo, la desesperación llevó a los mataderenses a intentar faenar mendochilenos (?). La impotencia de encontrarse un equipo bien parado y no poder superar su segunda linea de presión llevó al verdinegro a repartir palos por toda la cancha, esos mismos que recibieron los hinchas por parte de la policía en el ingreso al estadio. Así llegó la expulsión del sorpresivamente buen lateral chileno Arias, clausurandole los costados al local (volvió Gagliardi pero falto de forma) y dejándolo aún mas limitado, solo a lo que pudieran hacer los esfuerzos individuales de De Federico y Lucas Baldunciel.

Oldrá leyó esta situación y mandó a la cancha al ecuatoriano Kevin Mercado para aprovechar los espacios que había de contragolpe, y junto a Jaime Ayoví hilvanaron (y desperdiciaron) una jugada tras otra hasta que en la última del partido el debutante clavó el 2 a 0 final.

Un rato mas tarde el palacio Tomas A. Ducó fue testigo de un nuevo no-triunfo de Gimnasia. A su favor queda el hecho de no ser el único equipo que en cuatro fechas no ha sumado victorias, son 10 equipos los que aún no lo han hecho, como para confirmar la cifra de participantes que le sobran al torneo.

Hasta que el arbitro decretó una pausa para tomar unos sorbos de agua a los 25 minutos, el basurero dominó el partido. El quemero, totalmente volcado a su participación en el torneo continental, dispuso un mediocampo que no frenaba a nadie y las subidas de Oreja y Licht no encontraban oposición alguna, pudiendo trasladar la pelota a lo largo de toda la cancha. Así el bochi llegó hasta 3/4 y remató con un buscapié que el Tony Medina entrando por el segundo palo desvió para el 1 a 0. Un offside mal cobrado a Vegetti pudo significar ampliar aún mas la ventaja.

Luego del descanso, Huracan empezó a retroceder mejor y a pelearle el partido en la mitad de la cancha al lobo. A partir de allí fue generando chances con mayor asiduidad, teniendo en cuenta que sus jóvenes volantes se movían bien en ataque.

En el segundo tiempo, un remate aislado de la figura excluyente en el local, Ivan Moreno esq. Fabianesi, derivó en un corner que el mismo español tiró al primer palo, Lucas Campana anticipó y cabeceó debilmente pero Nico Navarro gimnaseó(?), y la pelota se le escapó de entre sus manos y se metió en el arco.

Con el 1 a 1, el globo pasó a ser el dominador total del partido. I M y R (?) jugaba y hacía jugar pero esto no redundó en chances netas de gol y el partido se fue diluyendo entre la falta de juego de los TROGLIODITAS y el cansancio de los de Parque Patricios, que solo pusieron al cantante Edson Puch para tirar unos lujos y recibir las patadas correspondientes.

En la Perla del Oeste, Rafaela se sobrepuso por un rato a su pésimo andar y a tener a Sensini en el banco (?) y mereció más ante un pálido Racing lleno de suplentes. Aclaremos desde el Vamos que, incluso siendo el campeón defensor, Racing sigue siendo Racing. Sólo así pueden darse por sentadas cosas como el gol de Cervi en la primera fecha y el gol que casi hace Pussetto a los 20 segundos de partido.

El pibe, como carta de presentación, mostró toda su capacidad técnica y velocidad en la primera que tocó: limpió a medio equipo del campeón y la dejó servida para que Fede Gonzalez hiciera lo que sabe (?) y le decretaran offside (bastante discutible). La velocidad de los mencionados Gonzalez y Pussetto, más las rápidas aperturas de pelota incomodaron mucho a una Visita que mostraba poco y nada. Los volantes de la acadé perdían ante la marca de Bastía, y arriba ni un tibio Brian Fernandez ni un verdísimo Castro podían ante los pesados centrales rafaelinos.

Dado así el juego no obstante, La Crema no supo modificar el resultado y a pesar de contar con chances claras, dejó acomodarse a la visita y lo pagó: sobre el final del primer tiempo Nico Sánchez abrió el marcador de cabeza, tras un buen centro de Acuña. Y para el ST, decíamos, pudo haber pagado un precio incluso mayor, ya que el muletto que presentó Cocca tuvo chances bastante claras, pero se encargó de fallarlas en el mismo arco que fallara el Local.

El mismo pecado que su adversario cometió Racing, que no liquidó el partido cuando pudo, y se comió el garrón de que el polaco Bastía le marcara el empate – es la segunda vez (!) que el blondo le convierte a su ex equipo – y de ahí en más sufriera para llevarse un punto de una cancha que le es siempre difícil. Bueh, hasta su propia cancha es difícil para Racing (?). Aunque la sensación que daba el partido parecía dictar otra cosa, el tanteador se mantuvo y el empate no le sirvió a nadie.

Cocca deberá entender que Bou no es Messi y que con su ingreso los partidos no van a ganarse solos. Rafaela levantó el nivel y mostró que tiene alguito para, al menos, no dar asco como contra Banfield. Del lado de este Racing plagado de suplentes, apenas aprovecharon su chance Nico Sánchez y Cerro. El resto ya sabe que es titular o, sencillamente, dio asco (?) y con este nivel está lejísimos de la punta del campeonato.

Partido con muertos vivos en el verde césped -Uglesich, Bieler, Luguercio, Sand- y espectros en las tribunas del Minella -un marco que nada puede envidiarle al de Vélez-. Pintaba para horrendo. En líneas generales y casi edípicas (?) cumplió.

Aldosivi, además del Branson Missouri que se trajo, entra dormido durante los primeros 10 minutos de cada tiempo. Eso lo aprovechó Quilmes, que entró despierto en el primer tiempo y en una jugada rápida dejó a esa bola de fraile conocida como Rubén Ramírez con la pelota en los pies, al borde del área grande y con tiempo para imaginar en apenas dos minutos de juego. El Ruben (?) pensó “ni da correr, hay que regular energía”, pateó al arco y gol de Quilmes. Ahí el equipo de Falcioni se encontró con una situación ideal, pero si bien parece haber aceitado algo mas su defensa, todavía le falta para poder jorobar consistentemente de contra -quizas sería buena idea jugar con un 4-4-2, con un centroforward al lado del Enano Buonanotte (ausente este partido por suspensión)-.

Aldosivi parece intentar ciertos movimientos, pero además de los problemas de personal y de atención, se nota mucho la falta de un conductor, de alguien que ordene. Precisamente, salvo un par de ocasiones aisladas -remate al palo de Roger Martínez a los 21, tijera de Lugueee a los 25-, Quilmes logró enfriar el cotejo sin mayores problemas. Salvo a los 41, cuando el árbitro expulsó a Bontemo, el lateral izquierdo del cervecero, por doble amarilla.

La segunda mitad aclaró aún mas los tantos: Quiroz metió al BFF (?) de Emiliano Díaz para buscar el partido -terminaría con Luguercio, Roger Martinez, Sand, Menseguez y Carranza en cancha-, mientras que Falcioni sacaría al incomprensible Bieler -el cual aún vive de la rachita en la Liga de Quito-. El resultado fue que Aldosivi se terminó de pinchar al perder el poco orden que le quedaba, lo cual le hubiera venido piola al Cervecero de no ser por dos cuestiones: la primera sería que pudiera enhebrar un puto contraataque; y la segunda fue el gol del empate a los 27 del complemento, mérito y autoría del colombiano Roger Martínez, con colaboración de Luguercio y Sand -casi para demostrar, sobre todo el segundo, que no es 100 % un ex jugador, sólo el 90 % (?)-.

Después de eso, como al final de Weapon of Choice, Aldosivi volvió a la cuasi nada, Quilmes se dedicó a ganar tiempo y a terminar de configurar el partido de mierda que vinimos (?) a ver con Vicente y Elio Rossi -uno con el speech oficialista casi medido para lanzar en el ecuador de cada tiempo, el otro quedando mas insoportable y falso que esos jefes que se la quieren dar de copados y son capaces de rajarte sin indemnización a la primera de cambio-.

Mensaje de La Refundó a la muchachada de Olimpo: quiten esa coma mal puesta.

Los 250 neutrales (?) festejaron un nuevo triunfo del único puntero del campeonato en el pozo hecho ciudad que es Bahia Blanca. Un erróneo planteo inicial mas cierto quedo de los jugadores canallas, que quizas hayan regulado un poco teniendo en cuenta el excesivo calor que había en el partido, logró hacer del primer tiempo un partido parejo y malo, en el que las pequeñas diferencias las conseguía Olimpo, mucho mas acostumbrado a jugar al futbol en espacios reducidos como el de una cancha de basquet (?). Ni Musto hacía pie ni Cervi lograba tener jugadas 1 vs 1 por la izquierda, ni Marco Ruben lograba aprovechar las espaldas de un pésimo Parmisari. La primera mitad debió terminar entonces en igualdad, pero un remate desde 25 m al medio del arco sorprendió a Caranta y se convirtió en la apertura no negativa del marcador por parte de Cobo.

Así como hay que destacar que el 4-4-2 que planteó el chacho Coudet no fue correcto, es menester señalar que una vez mas volvió a acertar con los cambios. Sobretodo el de Colman por Barrientos. El COLMANDANTE carece del box to box que puede hacer Barrientos, pero es perfecto para hacer jugar al equipo cuando necesita ir al ataque, eligiendo los momentos para trasladar o, como en la tarde del Carminatti, pivotar para ir superando adversarios mediante paredes y triangulaciones. A la primera de cambio ya se la dieron a la figura excluyente del torneo Cervi, quien encaró hacia el medio y ante la salida en línea de la defensa, filtró un pase a espaldas de Moiraghi que la diagonal de Ruben consumó como el empate.

Todo el segundo tiempo fue manejado por Central mientras Olimpo se hundió en una desesperanza haitiana, falto de argumentos futbolísticos con los cuales contestar la levantada del visitante. A los 12 minutos, una nueva escapada de Cervi por la derecha terminó en el centro de la muerte hacia José Luis Fernández, cuyo zurdazo fue desviado por. ereo Champagne. Luego de varios años los de arroyito vuelven a contar con un delantero que mete los goles de rebote, estoy hablando de Ruben que capturó esa pelota picando en el área y clavó el 2-1.

El desenlace encontró a Olimpo yendo desesperado a empatar y desperdiciando su única chance de gol a los 23, cuando una pelota peleada y ganada por Jacobo Mansilla le queda a Royon dentro del área, y su remate es desviado por Caranta. Desde luego ese adelantamiento fue aprovechado por el blondo goleador del campeonato, quien picó solito y la picó por sobre el arquero aurinegro para marcar el 3 a 1, y al cual lo picó (?) en la cara un soberbio codazo de Moiraghi, acción que culminó con la expulsión del defensor.

B_niYfiVAAAhd3c

Un aplauso para el odontólogo de Escutermo

El ruso Miedinsky entendió el juego que Sarmiento hizo en el Libertadores de América hace dos semanas y lo potenció para obtener un importantísimo triunfo 2 a 1 como visitante.

El rojo parecía repetir la actuación ante Quilmes, coronando con un golazo de Mancuello de tiro libre una primera media hora de mucho control, toque en corto, de primera y mucha rotación. Grandes actuaciones de mancu, el Toro Rodriguez y PAPITA. Pero a pesar de ese gol, nunca pareció generarle real peligro a un Belgrano muy pragmático como siempre, con Farré y Prediger corriendo a todo el mundo. El pirata comenzó a arrimar a los 35 minutos, en parte por malas transiciones defensivas del Rojo, en parte por cagadas de Valencia y de Aguilera. El cuqui Márquez quedó pie a mano ante el Ruso Rodriguez, quien voltea al delantero cordobés que se lesiona y a causa de ello entran a atenderlo, cosa que tomó su buen tiempo, ademas de costarle la expulsión a un asistente de Belgrano. De esa suspensión vienen dos laterales consecutivos de Belgrano. En el segundo empiezan a jugar al Ma-na-os-Co-la en el area y tras una nueva falla de Aguilera, Rigoni empalma el balón de volea y lo deposita en el arco, 1-1.

Ahí Independiente tuvo otra de sus lagunas mentales y se vino a pique como equipo. El celeste comenzó a jugar el juego que mas le gusta: lucha, fricción, pelotas divididas. Pero además contó con otras dos chances clarísimas en 5 minutos debido a que el autor del gol comenzó a ganar siempre por la derecha. El complemento siguió con el mismo libreto, sin tiros a las metas. Los rendimientos individuales de los locales permanecieron muy pobres, sobretodo el del trencito Valencia que nos hizo dudar de la veracidad de la frase de Randazzo “allí donde hubo un tren volverá a haber un tren”. Almiron respondió cambiandolo por Riaño pero no pudo aplacar el clima muy tenso que se volvió a vivir en el estadio, la gente de Avellaneda sigue impaciente con el entrenador.

Promediando el segundo tiempo, una pelota al rastrón pasa entre medio de Rodríguez y Aguilera, a los que no les queda otra opción de bajar a un Parodi que se les escapaba: penal y Pelotud Points para ellos. Chiqui Pérez, el segundo pateador de penales mas efectivo que hemos visto, puso el marcador que ya no se volvió a alterar. El muy insultado Olave -aunque no menos que Escudero a quien lo puteó toda la cancha tras hacer mal un lateral- no contuvo bien un centro, dejando viva la pelota para que Graciani la tire por arriba, desperdiciando la única opcion para conseguir el empate.

B_nHcokW8AA9nko

El último partido del sábado tuvo como protagonista a Maxi Rodriguez, el jugador que cada partido logra proezas casi sin proponérselo, aunque sabe muy bien lo que quiere y lo que hace en cada situación del juego. En este caso su nuevo hito no fue anotar 11 de los últimos 15 goles de Newell’s, sino hacerle dos goles a Crucero del Norte sin correr en ningún momento del partido.

La lepra fue mas que su rival de movida, a pesar del extraño planteo inicial del Tolo. Una vez mas Villalba y Bernardello jugaron juntos de arranque en el doble cinco, pero para poder intercambiar a un 4-3-3 al inicio del segundo tiempo, con el cabezón mas tirado hacia su derecha, lanzando a Castro por la izquierda. Esto significó que Newell’s jugara sin nadie por la derecha (Cáceres casi que no cuenta) una hora entera hasta el ingreso de Orzan, que clausuró el sector. Esta falta de recursos humanos se constituyó en la única arma del colectivero para tener un poco de respiro e intentar jugar un poco, cada pelota recuperada era abierta instantáneamente hacia la izquierda para la subida de Dematei.

Así consiguieron un tiro de esquina promediando el primer tiempo, que cayó en el medio del área chica, entre la floja salida de Ustari y los dos hombres que custodiaban el primer palo. El cabezazo de Rosso se fue algunos centímetros por encima del travesaño y esa fue la única llegada con peligro de los misioneros en todo el partido.

Los de Schurrer carecieron del nivel necesario para hacer frente a un partido de primera división. El doble cinco de Vazquez y Lamas no agarraba a nadie y los demas defendían ocupando espacios. Fue cuestión de unos breves minutos para que Maxi se conectara con Figueroa, este habilitara a Scocco y lo dejara pie a mano con Caffa. La otra figura excluyente del encuentro, pero por su pésima actuación, derribó al delantero de Hughes y le cedió el penal a la fiera, que definió suave a la derecha para el primer gol. A partir de allí, los locales dejaron de jugar, y se dedicaron a hacer pasar el tiempo con toques intrascendentes y trotecitos durante una hora (!!!), a sabiendas que el visitante no los inquietaba de ninguna forma.

Hasta que el mismo jugador de la selección se decidió a quitarle la modorra con un par de triangulaciones por la derecha. Una de ellas que culminó con un disparo de Villalba (!!!) que pegó en el palo y se fue desviado. Y faltando 10 minutos, un pelotazo frontal de Bernardello para Scocco es anticipado por Tomasini quien se la toca a Caffa. El arquero de gran paso por el torneo federal es presionado por Scocco y saca un rechazo patético justo a donde estaba Rodriguez, quien solo debe poner el pie derecho con suavidad para mandar la pelota al arco vacio y liquidar el partido.

El domingo futbolero arrancó en el Néstor Díaz Pérez. Sin embargo el fútbol pasó de largo: Arsenal y Lanús empataron bucólicamente, sin ningún Merlos para ponerle emoción. Santiago Silva, el chiflado que saca menos risas que Joe (?), no fue ni siquiera convocado por los mellizos Barros Schelotto, los cuales se apoyaron en el trío de arriba para suplirlo: Lautaro Acosta, el único que trajo algo de peligro, Lucas Melano (por algo hace dos años que no mete un gol) y Junior Benítez sin éxito en la única que tuvo con el arco libre. Palermo, por otra parte, optó por enterrar el culo de su equipo de mitad de cancha para atrás y esperar un pelotazo que pueda aprovechar Hernán Fredes…imaginen el resto.

En el primer tiempo, ambos conjuntos buscaron con pocas ideas, aunque eso no significó que los arqueros estuvieran de regalo. A los 25 minutos, un tiro libre del paraguayo Víctor Ayala visitó el travesaño de Chavez, en la oportunidad más clara del granate. El espíritu de Merlos se hizo presente a los 31 minutos. Un tiro desde afuera del área de Damián Pérez que se clavó en la red del arco de Lanús. El defensor festeja. Todos lo abrazan, pero no. El juez de línea Ernesto Uziga levanta la bandera por una supuesta obstrucción de Fabián Muñoz (estaba en la misma línea que el último defensor) al arquero Fernando Monetti.

En un duelo zoológico (?), el Mono tapó magistralmente un cabezazo bien abajo del chileno Matías Campos Toro, evitando que al local la vaca se le haga idem (?). El mediocampista Ramiro Carrera también tuvo una oportunidad, pero el tiro salió cerca del palo.

En el complemento, la chotez siguió dominando el partido pero con el local siendo un poquito más. Tuvo dos claras. Una fue un cabezazo en el chichón de Acosta, quien con el arco solo, se pasó y la tiró para atrás. Luego, Lucas Melano se escapó y habilitó a Oscar Benítez, pero “Junior” le pegó como Schwarzenegger embarazado (?) y le permitió a un defensor sacarla cerca de la línea.

Ninguno pudo lograr su cometido. Lanús sigue invicto, pero empatando por tercera vez y mitadtableando con bipolaridad, sin decidirse a qué juega. Arsenal continúa sin saber lo que es ganar en el certamen y jugando a la ouija para comunicarse con Don Julio.

Dato La Refundó: Lo único entretenido del partido fue ver como derribaban a Palermo, quién en un acto digno de Jack LaLanne, se puso a hacer flexiones de brazos en el medio del juego.

ve

La siempre desbordada cabecera del José Amalfitani

Sojarmiento y Hielez empataron 1 a 1. El equipo de Corega Russo está enamorado de los puntitos inteligentes que sin duda alguna lo llevarán a alzarse con el título del campeonato económico.

Vélez arrancó imponiendo más ritmo con mucho pase directo y buena participación de Pavone. Así le generó algunas chances de pelota quieta y centros a la visita que esperaba atrás y salía de contra. En a primera chance, centro de Luna, Cuevas le gana en el anticipo de cabeza a Pellerano, Sosa se confía como un boludo, pega en el travesaño, y el propio Hector Cuevas cambia el rebote por el primer gol del partido. A partir de ahí empezó a agarrar la manija Gervasio Núñez en el 4-2-3-1 de Sarmiento, paseando a Somoza por toda la cancha y jugando a recibir en 3/4 por el centro para luego abrir a las puntas con Luna o Díaz y que estos últimos habilitaran a Cuevas.

Vélez estaba nervioso pero llega al empate en un tiro libre que cae al área en forma de centro donde los centrales de Sarmiento duermen mal y Pavone primerea a Coria

A partir de allí Velez perdió juego y todo consistía en pelotazos de los centrales para adelante, con un Cabral que no agarraba la pelota y un Sarmiento bien parado. Cuevas se lesionó y fue reemplazado por un Tobías Figueroa que reventó el travesaño de un frentazo. Cabe destacar que uno de nuestros jugadores fetiche Nuñez metió un patadon que ameritaba expulsión, pero el referee debutante Espinoza sancionó con amarilla.

En el ST el fortín adelantó más sus líneas. Somoza comenzó a presionar, Cubero mejoró bastante y generó peligro con un par de centros. Sarmiento se fue tirando demasiado atrás mientras pasaban los minutos y no lograba retener la pelota más de 10 segundos. Vélez mejoró cuando entró Cáseres por Cabral, fue algo más punzante y tuvo alguna que otra llegada. Luego del parate para ingerir líquidos, el verde recuperó un poco el aire y se animó a sacar contragolpes esporádicos. Gervasio se manda un jugadón por el centro y Cubero cierra cruzándose toda la cancha cuando el yacaré ya estaba pie a mano con Sosa. La gente se fue poniendo nerviosa mientras corrían los minutos pero el partido terminó 1-1, con un Vélez sin poder generar juego, valiéndose del centro todo el tiempo, y tirando tiritos que fueron sanguche comido para el seguro Rigamonti.

B_nL8-nWQAAGkri

River recibía con un mix de suplentes -Cavenaghi, Ponzio, Mayada, Solari-, pibes -Simeone, Pezzella, Driussi- y Uribarri; al Unión de Madelón, cuyo arquero intentó intimidar al millonario con esta remera (?). La idea de Madelón pareció ser un calco de lo intentado por Falcioni 15 días atrás: bancar y jugar de contra como si el local jugara con los titulares.

Y tuvo su premio merecido en la primera mitad, donde River se fue a los vestuarios ganando 2 a 0 -goles de Cavenaghi a los 3 minutos (a partir de un horror de la defensa tatengue) y de Driussi a los 29 (tras apertura hacia derecha, centro, cabezazo del cavegol y rebote apto para capitalizar)-. De hecho, lo del Tatengue parecía tan anodino -a pesar de lo intermitente de River, relativamente aceptable por su carácter de mix- que daba tiempo a las infladas del cuerpo periodístico sobre la dupla central millonaria -que salía jugando cuando podía- y las ganas de Caminero Jr.

El segundo tiempo se explica de dos modos. Uno geek, apelando al FM y donde a unos se les dirá Enhorabuena chavales, magnífica remontada y a los otros Esto no ha sido suficiente, debimos haber ganado este partido (?). El otro, más prosaico, simplemente dirá que River se durmió como si hubiera estado ganando 4 a 0 -algo que aún con la indolencia del PT de Unión, hubiera sido quimérico- y se hicieron un partido digno del River 2008/11 (?): el descuento tatengue a través de una avivada y justeza de Gamba es una postal del complemento del partido. Y como corolario, a los 30 minutos un tiro libre frontal de Malcorra terminó en el empate.

El resto transcurrió con River tratando de despertarse, de hacer en 15 minutos un gol a favor y evitarlos con Guido Rodríguez de 5 -este pibe y el cualquierismo de Cirigliano son las únicas razones lógicas por la que Ponzio puede ser considerado como un 5 potable en River-. Es decir, Gallardo se copó e hizo una de Deer Hunter (?). El resultado no le salió como a Chris Walken, pero por lo menos no perdió (?). Final en el Monumental y la gente cantando God Bless América (?).

Amargo 0 a 0 en el Este del país. San Martin de San Juan y Argentinos Juniors no supieron como sacarse ventajas, ya sea por planteos timoratos, por los cambios o por el Zonda. Cerca de los 5 minutos una tormenta de viento azotó el estadio haciendo que se le vuele la cámara a la transmisión oficial, bizarro en exceso.

El viento favorecía claramente a San Martin, pero los locales solo contaron en el primer tiempo con un cabezazo de Carlos Bueno desviado por Ojeda. Gelabert y Bogado presionaron en toda la cancha pero eran cortados con foul cuando intentaban superar la primera linea de presión. Buen partido de Iñiguez (!!!). Ante la imposibilidad de jugar en largo, el bicho empezó a triangular como si estuviera en La Paternal, pero la linea de volantes retrocedía mucho para ayudar a la linea de tres defensores, acostumbrada a sufrir en demasía como visitante y al moverse en bloque le costaba mucho llegar hasta los delanteros. El arco de Ardente les quedó lejos durante todo el partido. El ex Tigre solo debió intervenir en el final del primer tiempo con dos remates, uno de Rinaldi y otro de Gallegos, que pudo contener con solvencia.

Para el segundo tiempo, en el minero ingresaron por el sector derecho Gomez y Covea para ayudar a Marcos Figueroa, que tuvo el gol a los 27 minutos en un mano a mano, pero su efectividad permanece inalterable: Ojeda le ganó el duelo y mantuvo el 0 a 0. Notablemente tardío el ingreso de Martin Zapata, que en tres minutos tuvo la mas clara con un remate desde 25 metros que se fue a centímetros del palo derecho.

El Halcon de Varela recibió en la tarde del Domingo al taladro, en un partido que no nos entregó nada nuevo ni interesante. Los dos equipos que han hecho un camino paralelo desde el Torneo Nacional, pensando siempre en el arco rival antes que en el propio, no han evolucionado en estos últimos dos años. Ambos equipos siguen jugando exactamente igual, con ataques alocados, que solo son fructíferos cuando se involucra mucha gente en ataque u ocurre algun error en defensa.

Es así entonces que cada ataque que sucede no es mucho mas importante que el anterior. La principal premisa es ganarle al adversario corriendo mas que el mismo y las aproximaciones al arco se repetiran una a otra sin ton ni son ante el déficit que tienen los conjuntos de Franco y Almeyda de hacer una pausa para tomar mejores decisiones. En este contexto, los hombres mas experimentados, que son lo que mas se parece a un jugador, fueron los destacados: Vittor, Matheu y sobretodo Bertolo.

Sin embargo la figura del partido fue Juan Ignacio Sanchez Sotelo. Al minuto y medio en una falla flagrante del equipo visitante ingresó sin marca por el medio pero Bologna le tapó el pie a mano. Y a los 19 minutos del segundo tiempo, justo cuando Perfumo decía que Defensa y Justicia necesita sumar mas gente al ataque, Busse recibe un lateral desde la izquierda en tres cuartos y mete el pase en cortada para que JISS defina para poner el 1 a 0.

Por el lado de Banfield, fue Noir quien contó con las chances mas claras de gol, primero con un cabezazo que salió al medio del arco y luego con un zurdazo desde 25 metros que pegó en el palo.

Goles:

Hoy juegan: 

20 hs: Temperley vs Tigre – DeporTV

21:10 hs: Estudiantes vs San Lorenzo – TV Pública

Anuncios