Grandes Batacazos: Argentina 0 – Colombia 5

Hoy en Grandes batacazos vamos a abrir muchas heridas y recuerdos no gratos. Afiebrados por la Copa América y su más fresco resultado (la victoria de Colombia ante Brasil), traeremos a colación un viejo duelo sudamericano, aunque este partido se dio por la clasificación al Mundial de EE.UU. 1994. Bienvenidos al Argentina 0 – Colombia 5.

IMAGEN-6354681-2

¿Quién osará decir que esto no fue un batacazo? ¡Fue la paliza a domicilio más grande de nuestra historia! Nadie en su sano juicio por estas tierras podría imaginar un resultado así. Argentina era un buen equipo que en ese entonces comandaba el Coco Basile, que venía de ganar las dos últimas ediciones de la Copa América (91 y 93) y que tenía que jugar la última fecha de las eliminatorias para el mundial de EE.UU. en el Monumental contra Colombia.

Estos dos equipos compartían el grupo A, con Paraguay y Perú. Antes de ese partido, Colombia tenía 8 puntos, Argentina 7, Paraguay 5 y Perú 0. En ese entonces, cada victoria sumaba 2 puntos y el empate 1. O sea que la selección nacional clasificaría directamente al Mundial si vencía a Colombia en el Monumental.

Para disputar la última fecha de las eliminatorias los Directores Técnicos, Alfio Basile y Francisco Maturana, alinearon las siguientes formaciones:

Argentina: Goycochea; Saldaña, Borelli, Ruggeri, Altamirano; Zapata, Redondo, Simeone, Leo Rodríguez; Medina Bello y Batistuta.

Colombia: Oscar Córdoba; Herrera, Perea, Mendoza, Pérez; Leonel Alvarez, Gómez, Rincón, Valderrama; Asprilla y Valencia.

colombia 5x0 argentina

Argentina arrancó dominando el encuentro pero no podía hacer que ese predominio futbolístico se plasmara en el marcador. La defensa colombiana estaba encualquierada y eso le permitía al conjunto nacional tener varias chances de gol, aunque para ser justos, no hubo demasiadas que fueran realmente peligrosas (quizás una de Batistuta que se fue besando el palo izquierdo de Oscar Córdoba). Con el correr de los minutos, el equipo del Coco Basile fue cediendo el protagonismo y a los 41 minutos llegaría el primer mazazo de la tarde. El pibe Valderrama asistió a Freddy Rincón, que eludió a Goycochea y abrió el marcador. Así terminaría el primer tiempo.

En el complemento se precipitaría la tragedia. Temprano, a los 49 minutos Faustino Asprilla recibió un pase largo de Freddy Rincón, eludió a Borelli y cayéndose al piso logra conectar el balón para que éste ingrese junto al palo izquierdo del arco argentino. Luego, en el minuto 72, Leonel Álvarez ingresa al área, envía un centro llovido que conecta Freddy Rincón y pone el 3 a 0. El cuarto gol llegó por un horror de Borelli, que estaba teniendo una tarde nefasta, el Tino Asprilla le robó la pelota casi en mitad de la cancha y corrió libre hacia el arco argentino, para definir de emboquillada ante un estático Goycochea. El que cerraría la cuenta sería Adolfo Valencia, faltando seis minutos para el final, quien recibió un pase de Asprilla y con calidad amaga y la pone suave junto al palo.

De esta manera Colombia clasificó al Mundial y Argentina tuvo la suerte de uruguayarla gracias a que Paraguay no pudo vencer a Perú. Esa tarde el Monumentl tendría un espectador de lujo: Diego Armando Maradona, quien se había retirado de la selección y tras ver ese encuentro lo llamó a Basile y le dijo “Coco, no puedo ver sufrir a la selección, vuelvo y suframos juntos” (?), demostrando que ningún otro diez podría inventar nada que no haya hecho el más grande jugador de todos los tiempos. El Diego se calzó los cortos, se tomó un café veloz y jugó un dramático repechaje con Australia.

313684
Repercusiones: Todas las respuestas que usted exige (!)

 

Los protagonistas de este partido tendrían, sin dudas, su más trágica Copa del Mundo al año siguiente. La selección cafetera llegaba con aires de ser una gran protagonista, chapa que le dio esta goleada y Argentina formaría un muy buen equipo, sumado al regreso de Diego Armando Maradona, que la hacía merecedor del mote de candidato a ganar el Mundial. La suerte de Colombia quedó marcada por el gol en contra de Escobar (símbolo de la eliminación cafetera en primera ronda), hecho que le costó la vida al propio jugador, que fue asesinado una vez regresado a su país. Y a millones de argentinos nos cortaron las piernas, la selección de Basile no pudo asimilar el golpe de que a mitad de la competencia a Maradona le haya saltado el dopping positivo y pasó de ser el gran candidato a quedar eliminados por la gran Rumania de Hagi en octavos.

¿Qué más nos dejó este partido? El nacimiento del opinólogo más mala leche del mundo fútbol: El Nene Sanfilippo, en el programa Tiempo Nuevo de Bernardo Neustadt, nos regaló esta perla histórica, border y bizarra para nuestro deleite. El ida y vuelta verbal entre el ex delantero de San Lorenzo y Carlos Salvador Bilardo (que defendía al Goyco) dejó frases para la posteridad como “usted se comió todos los amagues” y “vos te tenés que levantar y te tenés que ir”.

No hace falta alegar más nada, este partido se ubica por si solo en esta sección, pero hay que remarcar que Argentina, hasta ese entonces jamás había perdido por eliminatorias haciendo de local. La perlita es que Maradona fue testigo presencial o involucrado de los mayores hitos negativos de la selección jugando eliminatorias. Vio el partido reseñado desde la platea en calidad de jugador retirado y aclamado, ante el resultado adverso, por todo el estadio para que vuelva. Luego sería DT en la segunda derrota en casa, cuando perdió contra Brasil en Rosario y fue partícipe de la mayor derrota de la albiceleste cuando Bolivia le propinó un 6 a 1 en La Paz.  Hoy nos reímos, pero aquella tarde del 5 de septiembre de 1993 lloramos el mayor cachetazo de nuestra historia jugando como local.

Anuncios