Renacimiento

La selección del Tata, haciendo del déjà vu su metier, ganó en Barranquilla y tomó aire en las Eliminatorias, tal como había sucedido camino a 1998 y 2014.

CUFoJ94WcAA9_ny

Colombia 0 – Argentina 1

Con un arbitraje ecuatoriano claramente localista, el seleccionado argento salió a jugar un partido a priori complicado, más por sus propias necesidades que por lo que encontró enfrente. Los grandes equipos superan a sus rivales. Los equipos magistrales (el Barcelona de Pep, el Newell’s del Tata (?)), los reducen a su mínima expresión. Argentina no necesitó hacer eso, pero atendiendo a las condiciones de juego (un clima pesadísimo a pesar de estar nublado, con calor y una humedad asfixiante) planteó un partido para controlar los tiempos, si bien se esperó 15 metros mas atrás para salir rápido y no se salió a pasar al rival por arriba. Sin embargo y gracias a que enfrente estuvo un equipo de Pekerman con jugadores tan fríos como James Rodriguez, Mejía o Macnelly Torres, el triple cinco albiceleste se hizo dueño y señor del partido, recuperando, saliendo rápido y una vez que se obtuvo la ventaja, durmiendo el ritmo y planchando el partido para permitir el respiro de los volantes. Además, hubo un muy buen primer tiempo de Lavezzi y estuvieron especialmente eficientes Mercado (acierto de Martino de reemplazarlo por Roncaglia), Otamendi y Funes Mori, para redondear una actuación convincente, muy superior a lo que terminó reflejando el resultado.

Colombia por su parte, nunca entró en partido y llamativamente ni siquiera aprovechó el clima para sacar un poco de ventaja, sin ideas y solo con un poco de empuje en los momentos en los que los jugadores argentinos buscaban aire casi en cuclillas, se vieron muy superados por el equipo visitante en casi todas las facetas del juego. Los mediocampistas nunca lograron tener la pelota dominada de frente al arco y las jugadas morían en pelotazos frontales en los cuales los delanteros perdieron siempre contra la confiable pareja Otamendi – Funes Mori.

Lo más ofensivo de Colombia en todo el partido fue poner cualquier cosa en vez del himno argentino estuvo al minuto, cuando gracias a una pared por la derecha, el lateral Palacio desbordó a Rojo y tiró un centro que nadie llegó a conectar. A partir de allí Argentina se asentó en el terreno y aplacó al local, que solo atinó a pegarle sistemáticamente a los movedizos Lavezzi y Di María, con la venia del árbitro. A los 12′, Mascherano cambió de frente a la izquierda para Rojo, este filtró la pelota para el pique de Di María quien llegó al fondo y tiró el centro atrás para Higuaín pero su anticipo se fue apenas por encima del travesaño. Y dos minutos después, Biglia robó una pelota en la mitad de la cancha y partió el contragolpe 5 vs 4, aunque rápidamente bajarían al fideo y se convertiría en 4 vs 3. Al llegar al área, varias cosas ocurren: la pelota queda en poder de Banega, quien hace la pausa y filtra el pase; Higuaín pica al medio arrastrando la marca; Lavezzi entonces queda solo como el receptor del pase y ante la salida de Ospina toca hacia el medio; el defensor Zapata intenta cerrar y le pifia, y esto último posibilita que Biglia entre al arco caminando con la pelota y ponga el 0-1.

El gol no cambió en absoluto el partido, y prácticamente toda la primera mitad se mantuvo con dominio albiceleste, o por lo menos sin que Romero pasara mayores sobresaltos, debido a la desconexión entre Teo Gutierrez, el mas movedizo de los de amarillo, y el resto de su equipo. El único momento de zozobra fue un pelotazo frontal a los 33′ que lo sobraba a Funes Mori y por lo tanto el mellizo cabeceó hacia arriba y hacia atrás, descolocando a Romero que ya había salido, haciéndolo estirar para entonces evitar el gol de Muriel de manera fantástica, y luego con algo de fortuna capturando el rebote.

A los 40′, luego de una pifia de Fabra, el torpe lateral izquierdo local, Higuaín habilitó a Di María que quedó mano a mano con el arquero pero su definición se fue besando el palo derecho. 3 minutos mas tarde Daniel Torres Cabeza tenía la pelota en sus pies en la mitad de la cancha y James Rodriguez lo empuja de atrás como en el campito, para sacarle la pelota a su compañero (!) y se mueva, insólito.

Otamendi jugó al anticipo todo el partido. Teo solo se tiró en el área y molestó a sus ex compañeros de River.

Para la segunda parte, la falta de aire ya era evidente en mas de un jugador. Pekerman mandó a la cancha a Muriel por un inexistente Macnelly Torres, para jugar con 3 puntas. Allí se vio lo mejor de Colombia, que sin embargo fue muy poco, y todo nació de un par de perdidas de pelota en las que Banega se veía encerrado contra los costados. A los 4′, James juntó marcas y la abrió a la izquierda para Fabra quien ni bien pisó el área sacó un remate cruzado que se fue desviado. A los 12′ el propio Muriel ensayó un remate desde lejos que se fue alto. Y un minuto después el ingresado Cardona lanzó un centro desde la derecha para Muriel bien cerrado por Mercado. A los 18′ como las patadas no eran suficientes, Cardona le pega un codazo clarito a Mascherano que el árbitro prefirió pasar de largo. Sin embargo Colombia no devolvió la pelota luego de la detención y la jugada terminó con un tiro de Muriel al borde del área que se fue apenas alto.

Luego de ese sofocón, Argentina volvió a controlar el trámite de la mano de Banega y de un Biglia imperial que hizo circular la pelota de un lado a otro mientras los de amarillo trotaban sin sentido. Peruzzi entró por un Mercado que recibió un golpe en la cabeza, Dybala reemplazó a Higuaín y Ramos entró por Mejía en Colombia para jugar al pelotazo. A los 33′, Funes Mori cerró de cabeza cuando Ramos entraba por el segundo palo tras un centro desde la izquierda. Y dos minutos después, una gran jugada de Biglia y de todo el equipo, que por tanto toque seguido hizo recordar al gol de Cambiasso vs Serbia y Montenegro del 2006, terminó en una habilitación del volante ex AAAJ para Dybala quien definió al gol, pero la acción fue invalidada por un offside inexistente. A los 44′ Peruzzi robó una pelota y partió el contragolpe, manejado por Banega, quien abrió nuevamente para Peruzzi y este se la tocó al medio a Dybala. El delantero de la Juve se hizo espacio con la marca encima para darse vuelta y definir ante la salida de Ospina pero la pelota rebotó contra el palo. Y dos minutos después el equipo de Martino volvió a desperdiciar un contragolpe 4 vs 2 por simple cansancio y flojera (?).

No hay cuello, pero si hay lateral derecho

La última jugada del partido hizo sufrir a mas de uno por ser el único remate al arco del conjunto local y el único momento donde la victoria tambaleó, y el gran partido argentino pudo haber sido tirado injustamente por la borda, ya que luego de una carambola la pelota quedó sobre la línea y con Romero en cualquier parte, pero un flojo despeje de Rojo le permitió dos remates a Muriel y luego a Murillo que fueron despejados por los defensores argentinos en el área chica. Final y reacomodamiento en la tabla sin Messi ni Agüero. Es curioso que la selección del Tata sigue dominando los partidos por una hora, pero no lo termina de definir y por eso quizás siga pasando sofocones, tal como sucedió en la Copa América. Sin embargo encontró recambio en la defensa y el triple cinco funcionó en esta doble fecha de Eliminatorias. Ahora falta saber si podrá suplir la falta de Mascherano en Marzo contra Chile.

Venezuela 1 – Ecuador 3

Si bien van solo cuatro fechas y no hay que caer en el puro resultadismo, se entra a la cancha para jugar y ganar, y Ecuador lo sigue haciendo de manera sólida para consolidarse en la punta de la tabla. Como verán, no hace falta jugar un fútbol contracultural (??) para jugar bien y ganar. Simplemente con tener una defensa confiable y una idea de juego que se adapte a los jugadores disponibles alcanza. Quinteros hizo los ajustes que necesitaba luego de la pésima Copa América y luego fue cuestión que se empezaran a dar los resultados uno por uno, para que algunos jugadores que generaban dudas empezaran a amoldarse mejor y a rendir, como el caso de Bolaños y Fidel Martínez.

Venezuela tuvo dos tiros libres de Rómulo Otero al principio del partido como para encaminar el partido pero ante el primer contragolpe tricolor tuvo que sacar del medio y sintió el golpe anímico. El gol vino como consecuencia de un tiro de esquina mal ejecutado a los 14 minutos, y Paredes emprendió la corrida por la derecha para luego mandar el pase y dejarlo solo a Fidel Martinez quien definió cruzado de zurda.

El tiro de Martinez para el gol. La defensa sufrió un boicot (?).

Los cánticos de apoyo a la vinotinto cesaron 9 minutos mas tarde, cuando en una salida pésima entre Baroja y Vizcarrondo, Bolaños recupera el balón y entre el volante y Montero arman una linda jugada que el extremo izquierdo definió para el 2-0. Las falencias defensivas quedaron rápidamente expuestas y el apoyo local mutó en cánticos contra el gobierno (!) que fueron rápidamente tapados por los altoparlantes del estadio que decidieron poner música a todo volumen (!!).

El conjunto local tuvo el descuento antes del entretiempo por intermedio de un remate de Jeffrén Suarez que rozó el palo. El delantero Christian Santos, quien acompañó a Rondón en la delantera, fue de lo más movedizo y tuvo un par de chances al comenzar el segundo tiempo: un remate despejado por la defensa y un cabezazo capturado por el arquero Esteban Dreer. Pero resultó muy poco para dar vuelta la historia y para en su puesto al técnico Noel Sanvicente, quien ve como rápidamente se le desmoronó la auspiciosa participación en la Copa América tras un arranque nefasto en estas Eliminatorias.

A los 15 minutos del segundo tiempo, Felipe Caicedo conectó entrando al área un centro de Montero y la puso contra el ángulo para el 0-3 demoledor. Muy solo entró el delantero ex Lokomotiv de Moscú, teniendo en cuenta el tremendo cabezazo que metió después. Venezuela acusó el golpe y le costó 15 minutos volver al partido, mientras el visitante manejaba la pelota a placer. Volvió a inquietar ya sobre los 22′ con un remate de Josef Martinez y luego algún otro de Rondon y una llegada de Rosales por la derecha, pero sin éxito. De hecho, Ecuador pudo ampliar la goleada con un tiro libre de Quiñonez que dio en un caño a los 25′. El descuento llegó finalmente a 6 minutos del final, cuando Josef Martinez conectó un centro de Rosales que cruzó toda el área con la defensa adelantada. Ecuador recibirá a Paraguay en la altura de Quito, una gran ventaja para seguir manteniéndose a la vanguardia del torneo y tirarles bananazos a los que están abajo soñar con llegar al mundial mas temprano que tarde.

Brasil 3 – Perú 0

Douglas-Costa-Brasil-Peru-EFE_CLAIMA20151117_0352_28

(*) por U Rola

En el Arena Fonte Nova, el Scratch ganó, goleó y punto; frente a un Perú que encontró lo que fue a buscar; algo que era más lógico ocho o doce años antes.

El “secreto” del conjunto dirigido por Dunga fue, simplemente, el buen partido de sus extremos William -de mejor primer tiempo- y Douglas Costa; que se dedicaron a romperles bien las pelotas a una defensa peruana excesivamente confiada en la tirada de goma achique -así Neymar tuvo dos chances: una donde su chilena improvisada se fue arriba (en el primero tiempo), y otra donde convirtió pero se lo anularon por un inexistente fuera de juego (en el segundo)-.

No poco ayudó, también, que golpeó en los momentos justos: a los 21 minutos William se sacó de encima a su marcador por derecha, centró por bajo y Douglas Costa empujó ante la pasividad de los centrales y del arquero Penny. A los 12 del complemento, la canarinha sentenció el partido -que en tiempos de vacas gordas hubiera estado sentenciado en media hora, justo para tirar unos faveleros de Fifa Street (?) a la cancha-, al aprovechar Renato Augusto una apilada por izquierda de Douglas Costa que pudo ceder a tiempo para que el más apocado del tridente entre el doble cinco de contención y Neymar, sólo tuviera que ingresar por el centro, de frente al arco y colocar con tranquilidad por bajo y a la izquierda del cancerbero peruano. Y a los 31 del mismo segundo tiempo, Filipe Luis entra por izquierda solo para agarrar un despeje del arquero a un remate por derecha y pone cifras definitivas.

Ponelo a Gadget LPQTP (?)
Ponelo a Gadget LPQTP (?)

En fín, victoria merecida para Brasil, aunque su principal justificativo estuvo mas en la inexpresividad total de un conjunto incaico que pareció entrar derrotado a la cancha. La verdad, uno se ve tentado a decir que el único modo que los rojiblancos clasifiquen a un Mundial es llenarle de oro y plata las habitaciones a los tres dirigentes mas pijudos de la CSF; pero después uno recuerda lo mal que terminó el último intento de esas características y desiste de la sugerencia (?).

Paraguay 2 – Bolivia 1

(*) Por Gancedo

Siempre se dijo que Ramón Diaz eligiendo jugadores era pillo. Que si le daban una selección podía volver a demostrar su valía como DT tal como lo hizo con River y San Lorenzo. Pero si a Paraguay -aún con chiquicientos jugadores nacionalizados- le costó horrores superar a la casi siempre débil Bolivia, cuando tenga que enfrentar a un equipo serio y que no regale nada lo más probable es que pierda.

Los guaraníes salieron con su clásico 4-4-2, pero con intérpretes más ofensivos teniendo en cuenta la localía y el rival. Bolivia, como es costumbre cuando sale al llano, metió un 5-4-1 que metía menos miedo que Beto el gato de Serviclub (?). Más allá de la disposición táctica, lo único que tuvo de claro el primer tiempo fueron las posturas, porque a pesar de la capacidad que tienen Lezcano y Derlis Gonzalez para el mano a mano, lo de Rodrigo Rojas fue muy pobre y nunca pudo ser el comandante que pretende Ramón Díaz. Es cierto: no estuvo Ortigoza, que sabe interpretar esa función tal como quiere el entrenador. Pero Bolivia no es un equipo que ofrezca presión constante al portador de la pelota, sino que más bien deja jugar y espera muy atrás. Paraguay sólo arrimo peligro real a los 37′, cuando Derlis González sacó un remate muy forzado que obligó a que Vaca rompa con el refrán (?) y vuele para rozarla con la yema de los dedos, para que finalmente la pelota pegue en el travesaño.

El segundo tiempo casi se le destartala el plan a RAD cuando Aguilar le metió un planchazo muy fuerte a un rival y se salvó de la expulsión porque el juez venezolano José Argote así lo quiso. Un minuto después de eso, Paraguay se avivó y entendió que el camino era por afuera: bochazo largo a la espalda de Veizaga, Samudio rompe por afuera y pone un hermoso centro atrás para la llegada de Lezcano que, algo forzado, le da con la punta y de frente al arco la tira por encima del travesaño. Esa situación malograda devino en algún que otro murmullo que contagió a los jugadores paraguayos, a tal punto que a los 9′ Aguilar se hizo un chipá (?) con la pelota en los pies, el ingresado Yasmani Duk se la robó y encaró hacia el arco de Silva. Cuando estaba por ingresar al área, Ortíz lo tomó arriba y lo bajó. Clara infracción y roja… bueno, si el referí no fuera este esperpento que nombramos anteriormente: el juez directamente ni señaló infracción (!). Argote, te pusiste el bigote (?).

Aún con ese afano, Bolivia encontró la ventaja: cinco minutos después de esa jugada y tras un corner en contra, Yasmani Duk tomó la pelota en tres cuartos propios y comenzó a galopar. Se sacó un rival de encima y encaró a Samudio que en su intento de enfrentarlo resbaló y permitió que el 9 también lo eludiera. Cuando pudo, Duk se acomodó para su derecha y sacó un remate casi rasante que venció la floja resistencia de Silva. Golazo de Bolivia que pasaba al frente casi sin haber pisado el área rival.

Yasmani Duk, el ring ring Balvorín del Altiplano (?)

Cuando el público presente en el Defensores del Chaco se aprestaba a lanzar cítricos con cáscara (?), Paraguay llegó al empate dos minutos después gracias a la presencia en el arco rival de Daniel Vaca, que nos deja pensando cómo serán los demás arqueros para que él ataje en la Selección. Primero saliendo pésimo tras el córner ejecutado por González y dejando la bocha muerta para que Aguilar la meta de nuevo en el área. Tras el despeje de un compañero en la línea, Da Silva cabecea débil a las manos de Vaca, quien increíblemente suelta la pelota y la deja servida para que Lezcano meta la pierna y empate el partido. Regalo del cielo para los albirrojos, que envalentonados por el empate irían por más.

Ya con Oscar Romero en cancha (resulta difícil explicar porque no es titular el chico de Racing), Paraguay no tardaría nada en dar vuelta el marcador, otra vez con cierta complicidad boliviana, en este caso de la defensa. Pelota a la derecha para Derlis Gonzalez, que ante la pasividad de su marcador saca un centro al área chica. Los centrales se miran y el arquero no da un paso al frente, suficiente para que entre Lucas Barrios y con un potente cabezazo marque el segundo gol. Casi sin quererlo, Paraguay pasaba al frente.

"Ufff, que gorda que es la mina que esta ahí. Le voy a avisar al Kun Agüero" (?)
“Ufff, que gorda que es la mina que esta ahí. Le voy a avisar al Kun Agüero” (?)

Con el resultado a su favor el partido se volvió prácticamente un trámite para el local, porque Bolivia no tenía variantes ofensivas: ya había hecho los tres cambios -dos por lesión- y su entrenador Julio César Baldivieso se cargó a Marcelo Moreno Martins y ni lo convocó porque se llevan como escoces y escoceses (?). Paraguay puso la bocha en el freezer y apostó al contragolpe, pero sin lograr extender la ventaja. En media hora del complemento Lezcano desperdició una muy clara, donde haciendo gala de su buena gambeta se sacó un rival de encima tras pase de Barrios, pero en vez de patear al segundo palo decidió pegarle al primero y le dio más mordida que la oreja de Holyfield (?). Para el final quedó una de los visitantes, cuando casi sobre los 48′ Flores sacó un remate desde afuera que Silva sacó hacia un costado con algo de apuro.

Victoria y punto para los de Ramón Díaz, que sin brillar obtuvo los tan necesarios tres puntos como local, algo que por los resultados que se vienen dando resulta más que necesario a la hora de consolidarse en los puestos de clasificación hola Lagomartino. No obstante, Paraguay puede dar mucho más que esto. No así Bolivia, que va a depender horrores de la altura y aún así, deberá reveer el temita del arquero. Caso contrario, otra vez verá el Mundial por televisión si es que hay televisión en Bolivia (?).

Uruguay 3 – Chile 0

35696_12456_31663639(*) por Cachengue

A cinco meses del dedazo de Gonzalo Jara en el Beagle (?) de Edison Cavanil, los charrúas aplicaron una venganza proctológica hacia la Roja con tres falanjazos (?). Hubo varios factores para el resultado final: en primer lugar, el manual Kapeluz (?) de localismo Copa Libertadores por parte de los yoruguas, el cabezadetermismo de los trasandinos que arrastran desde juveniles y, futbolísticamente, aprovechar al máximo la pelota parada desde el pizarrón del Maestro Oscar Washington Tabarez.

El Centenario hizo su trabajo: trató al visitante con hostigamiento sudamericano del bueno y recordando las afrentas del pasado. Bah, como corresponde (?). Solo faltaba la dentadura de Luis Suarez para hacerla completita o una patada inicial de Charly Batista. La uruguayez desbordaba el estadio. Los tres mil chilenos que llegaron a Montevideo sintieron el clima adverso. Los jugadores de la Roja dieron rienda suelta al tanganeo constante y se los morfaron cual chivito.

Los ompaloompas del gula gula Jorge Sampaoli se ubicaron 4-3-3 y se encargaron de obtener la tenencia del útil pero con total inutilidad en llevarlo a la red contraria. Del otro lado dos murallas celestes custodiadas por cuatro defensores y cuatro volantes mientras Nicolás Lodeiro y Cavani se movían como pulso de Berugo Carámbulo (salud, maestro que la pase bien donde quiera que esté). El único que parecía doblegar el plan defensivo del maestro era el lateral Mauricio Isla que hacía estragos por su sector mientras Martín Cáceres se distraía chocando Ferraris (?). Arturo Vidal sacudió el arco uruguayo a los 10′ pero también estrelló no solo su auto de lujo sino que vio la tarjeta amarilla que lo deja fuera del próximo partido ante Argentina.

¿Me ayuda a cruzar la calle, joven?
¿Me ayuda a cruzar la calle, joven?

Como plan del agente James Bo, Uruguay lo llevó a cabo con paciencia, mediante jugadas a pelota quieta para cabezas y championes atentos. Así fue que a los 21 minutos Carlos Sánchez hizo volar la pelota en el área chilena, rebotín, rebotán, Sebastián Coates la dejó en el medio y el y el capitán Diego Godín la empujo hacia las piolas pobremente defendidas por Claudio Bravo. Primer gol uruguayo. ¿El 71% de la posesión por parte de los chilenos? Fueron a parar junto a los dedo jarianos. Resultado: desesperación chilena y tranquilidad de la Celeste que manejó el partido a su antojo.

Para el segundo tiempo se mantuvieron las intenciones de ambos seleccionados. Apenas se reanudó el juego, Diego Rolán tuvo la oportunidad de ampliar el marcador pero no pudo conectar la corrida de Sánchez, que aprovechó el pique y se las tomó para Monterrey (?). Un derechazo de wachilenoturro Eduardo Vargas a los 51′ testeó los brazos de Fernando Muslera fue la respuesta chilena.

Hasta que a los 62 llegó el segundo tanto. El arquero con cara de niño perdido de Nunca Jamás sacó desde su valla. Cavani peinó en soledad y encontró en plena área grande el testazo de Álvaro Periera, que espantó a los tiburones de la defensa chilena y venció la valla. Dos minutos después, antes de que pudieran cambiar el agua a los termos en la tribuna, una mala salida de Bravo dejó la posibilidad de un corner. Una vez más la pegada de Sánchez encontró una cabecita. Esta vez fue la de Cáceres quién colocó su remate parietal justito al primer palo y establecer la goleada definitiva.

Uruguay venció con armas nobles y bidoneras a un rival que no sólo le había metido el dedito en el culito. No es culo sino el que sangra es el equipo de Sampaoli que nunca le encontró la vuelta. Venganza charrúa que llega a los 9 puntos mientras que la Roja se queda en los 7 pero con su primera Copa América entre sus meticulosos dedos.file_20151117220044Nota de LRF!: Los jugadores de Chile no se bancaron muy bien el clima que digamos. Malexis se hizo el poronga por las redes sociales, Valdivia se hizo echar como si viniera de un bautismo borracho, Vargas hizo un gestito de idea que lo puede dejar afuera unas cuentas fechas. Sampaoli le gritó de lejos a Godín cositas post partido.

2215199
Tiembla Chile (?)

Posiciones

tabPróxima fecha

pro

Anuncios