Fútbol 1.0 – Roby Baggio Magical Kicks

Nueva entrega de esta sección, que tomé en comodato (?) por un ratito. Hoy, con algo “sorpresivo”.

FryUna queja recurrente en este espacio, es la incomodidad con el juego reseñado en cuestión. Que yo jugaba al metegol, que el Subbuteo era mas emocionante, que en mis tiempos se jugaba al pato con cabezas de brontosaurio vivo -con lo que Rambo en Afganistán era mas puto que novio de Ricky Fort-. Bueno, hoy traemos del arcón de los recuerdos, a uno de los juegos preferidos del estajanovismo productivo -y esas forradas que estudia Coriat- (?) en el nuevo siglo.

Por si lo preguntan, la imagen viene de este tiro libre -y el contexto lo ven acá-.
Por si lo preguntan, la imagen viene de este tiro libre -y el contexto lo ven acá-.

Principios del siglo XXI. Ya se había acabado el chamullo del Y2K, Bielsa nos había dejado afuera de un Mundial con DIGNIDAD y paso inglés (?), Boca convertía a Japón en su segundo barrio, River iniciaba una etapa de rutilante aguilarismo, el Rojo salía campeón y Racing también. Hasta San Lorenzo ganaba algo afuera y todo. Bueno, en esos tiempos, había otros modos de combatir la productividad laboral… es decir, en caso de que no hubiera compañeras tiroteables y/o ferreables, o que uno fuera muy feo y/o boludo como para levantárselas.

Para eso se hizo el videojuego en general, para olvidarnos por un rato que el mundo es una mierda (?). Y éste en particular era tan adictivo como simple… casi tanto como comentar en blogs de fútbol.

Encima mirá como el guacho se te caga de risa cuando lo errás...
Encima mirá como el guacho se te caga de risa cuando lo errás…

Se me ocurren varias razones para el secreto de sus ojos su éxito. El primero, es la referencia a un jugador fetiche -y ya recorriendo el tramo final de su carrera-; hablamos de un DUEÑO de terrenos en la Patagonia Il Codino, Roberto Baggio. El segundo, es cierto halo de oscuridad y al mismo tiempo de alta exposición: no hay datos sobre su fecha de lanzamiento, pero una googleada rápida nos permite encontrarlo en no menos de una docena de páginas. El tercero, es su sencillez, lo cual nos lleva a describirlo.

Que de la mano de Astrosolid...
Que de la mano de Astrosolid…

Es simple compañeros: el objetivo del juego es meter tiros libres en las diversas modalidades que nos propone; en unos nuestro libre es directo, teniendo que meterla sin mayores preámbulos; en otro deberemos cumplir idéntico objeto mediante un libre indirecto, ya sea por cesión de un compañero o porque necesitaremos hacer rebotar el balón en un jugador para que la empuje al gol -como variación, algunas veces nuestro oponente puede voltear a nuestro jugador,lo cual termina en un tiro penal que irremediablemente parapamiemos erraremos-.

Para acometer tales objetivos, contaremos con cuatro variables, tres de las cuales controlamos -todo esto sin multitud de botones, sólo se necesita el mouse-: potencia, colocación y curva disparo… siendo la variable restante y dada la correspondiente a la dirección del viento.

Y, continuando con esa sencillez, además de las opciones y premisas, está el temita de los niveles: tenemos cuatro instancias de situación, al final de cada una de las cuales nos otorgan una Copa Aldao Nicolás Leoz Copa Luis Nofal Passion Cup, tras lo cual volvemos a tener otras cuatro chances para seguir metiéndola, a lo que sigue otra Passion Cup, y así hasta que nos cansemos o nos rajen: el límite de “vidas” es sólo nuestra paciencia. Todo eso le agrega al juego cierto aire a los viejos arcades clásicos -donde uno jugaba sin pensar en un final estipulado total, si nadie te va a tirar la piola por darlo vuelta-.

CA-BO-TA-JE (?)
CA-BO-TA-JE (?)

En fín, un verdadero clásico de los juegos flash de fútbol, que nunca tuvo una competencia seria -de hecho, si hoy saldría con el nombre de Messi, CR7, Calito Pueblo o Pisculichi (?), seguiría juntando gente-.

Acá tienen uno de los tantos links para jugarlo -aunque como dije antes, se consigue en cualquier googleada-. Los dejo con un video no, no de esos, si quieren busco uno de pandas y hasta la próxima.

Anuncios