You CAN’T always get what you want (?)

Tan pareja como embolante (?), la final de la Copa Sudamericana terminó definiéndose por penales, donde Santa Fe se coronó por primera vez a nivel internacional y privó al globo de romper la telita (?) continental.

huracan-sudamericanaSin lugar a dudas, Huracán e Independiente Santa Fe nos han regalado una de las finales del fútbol sudamericano más aburridas de los últimos tiempos. El 0 a 0 en Parque Patricios, lleno de cautelas y esperas al movimiento del rival nos dejaba la sensación de una serie abierta en Bogotá y un partido de riesgos por parte de ambos equipos, pero bueno, ¿cuándo pegamos una nosotros? (?).

La cosa parecía épica desde el arranque, cuando al minuto Robinson Zapata erró en una salida ante el apriete de Ramón Ábila, que hizo rebotar la pelota pero no pudo capitalizarlo en gol, al enviar un remate bombeado con poco ángulo que se fue por encima del travesaño. El resto de la primera etapa, por no decir el partido, por no decir la serie (?), tuvo a ambos equipos con roles claros. Huracán reculó y se paró de contra, incomodando a un Santa Fe que funciona mejor explotando los errores rivales de los equipos que se les vienen. Con el rol de protagonista y la pelota en los pies, los colombianos desnudaron sus falencias a la hora de generar situaciones de gol. Con ese panorama, el mediocampo se volvió tierra de todos (?), prestándose la pelota sin mayores sobresaltos. Tres tiros al arco por bando demuestran semejante embole.

Para la segunda etapa podríamos pegar el párrafo anterior, pero usted no se lo merece (?). Recortado en el mediocampo, Huracán se vio partido e imposibilitado de proveer a un solitario Wanchope Ábila. En tanto, el doble cinco del Globo funcionaba de perillas para anular cualquier ofensiva cafetera. Los colombianos no parecen haber aprovechado para nada el paso de Bilardo en su tierra, ya que no patearon nunca al arco de un Marcos Díaz acalambrado desde los 24 minutos. Ya sobre el final, ambos entendieron lo más sensato del mundo: un gol valía la Copa. Se animaron Bogado y Vismara de afuera, pero ambos remates se fueron desviados. Santa Fe apretó un poco más y llegó a arrinconar al Globo en el final de los 90′, pero no hubo manera de que acierten al arco. El suplementario tuvo como gran emoción (?), la expulsión por una piña de Wanchope, que redondeó una floja noche, lejana a la de hace una semana en Parque Patricios.

Una serie parejísima se inclinó del todo para los locales en los penales. Con el disparo de Mauro Bogado atajado por un adelantadísimo Robinson Zapata y otro errado por Hugo Nervo, los colombianos se pusieron 2 a 0 con las conversiones de Omar Pérez y Luis Seijas.Federico Mancinelli les dio esperanzas y un Topo Gigio (?) al Globo, pero Leyvin Balanta hizo lo suyo para que Patricio Toranzo no tuviese otra que marcar para seguir con chances. El remate un tanto choto (?) del ex Racing y River se estrelló en el travesaño para que Santa Fe consiguiese el primer título internacional de su historia. Por su parte, en Huracán este cierre puede ser amargo, pero a la altura de uno de los planteles más exitosos de su historia. Por lo menos, los quemeros no deberán comprar la edición ampliada de la biografía de Marcos Díaz (?).

Santa Fe festeja ante un Toranzo más goiano que nunca (?)
Santa Fe festeja ante un Toranzo más goiano que nunca (?)

De esta manera, se terminan dos años de hegemonía de equipos argentinos en torneos internacionales, desde la Sudamericana 2013 con Lanús, y la Libertadores 2014 de San Lorenzo, y las Sudamericanas 2014 y Libertadores 2015 de River. El Globo tendrá revancha en su segunda Liberta consecutiva, cuando juegue la Primera Fase de este certamen en 2016.

Anuncios