Hablemos de Promociones: San Lorenzo – Instituto (2012)

Otro grande que se da el lujo de pasar por esta sección. Una promo que tuvo de todo y que se desarrolló al final de esa temporada que la gente de River prefiere olvidar.

618476

Qué lejana nos parece esta promoción, donde veíamos pelear el descenso a aquel San Lorenzo sin barrio, ni Papa ni Copa Libertadores, cuyos hinchas solamente podían festejar que Tinelli boludeara a Larry de Clay después de alguna derrota de Boca. En fin, esta es la historia de la temporada 2011/2012, conocida como LA QUE RIVER JUGÓ EN LA B NACIONAL, gracias a un pequeño incidente que repasaremos algún día en este hermoso antro.

Luego del descenso del más grande lejos, los cagatintas nacionales pasaban horas y horas mencionando que Boca, San Lorenzo y Racing iban a arrancar en la última mitad de la tabla de promedios, en los puestos 12, 13 y 14, respectivamente.

Abdo se movió rápido y trajo a varias figuras, de la talla de Emanuel Gigliotti, Enzo Kalinski, Gabriel Méndez y Christian Chávez, sacándose de encima a los Albil, Chaco Torres, Rusculleda, Placente y Herner. Mientras el Xeneize salía campeón invicto (reiteramos, con River en la B) y la Academia era subcampeón con 31 puntos, el azulgrana terminaba con un magro 17º puesto, lo cual en la época de los torneos de 20 equipos era muy malo (?). En ese Apertura logró apenas 19 unidades, producto de cinco victorias y cuatro empates, apenas por encima de Newell’s, Olimpo y Banfield. Ese certamen lo arrancó con un 0-1 ante Lanús (gol de Bazán en contra) con el Turco Asad haciendo las veces de DT y lo cerró con otra derrota por el mismo resultado ante San Martín de San Juan, que lo dejaba en zona de Promoción, ya con Madelón en el banco.

El club tenía problemas en todos los frentes: en lo deportivo estaban con el freno de mano puesto y en lo económico mejor ni hablar. Los días de Savino habían pasado y don Abdo se encontraba pidiéndole guita a cualquier ser vivo que pasara cerca. En tiempos donde era común que algún bife volara en las asambleas, se terminó armando un fondo de inversión donde el presidente aportó junto a Marcelo Tinelli.

En el verano de 2012, llegaron Germán Voboril, Carlos Bueno, Damián Martínez y Gonzalo Rovira. Los que abandonaron el barco fueron Alvarado, Tula y San Román, entre otros. Después de dos triunfos en ocho fechas se le terminó la cuerda a Leonardo Carol, llegando Caruso Lombardi para hacerse cargo del equipo.  La levantada terminó llegando, con cuatro victorias, cinco empates y dos derrotas. El 1-0 a San Martín en la fecha 19 y el 3-0 de Colón a Banfield hizo que San Lorenzo supere por un punto al Taladro en la tabla del descenso, mandándolo a la B Nacional después de sumar 22 puntos en 38 partidos. Terminaron en el duodécimo puesto del Clausura que ganó Arsenal y pasaron a enfocarse en el enfrentamiento ante un equipo de la Segunda División (¿Ya puse que estaba River ahí?) para revalidar su lugar en la máxima categoría. El goleador del equipo en la temporada fue Gigliotti con 10 goles, seguido por Bueno con 6 y Juan Manuel Salgueiro con 3.

4ec984736a94a_565_319!

En la segunda categoría andaba penando Instituto. Venía de mitadtablear en el certamen anterior y se preparó para afrontar un duro torneo, junto a River, Rosario Central, Quilmes, Gimnasia de La Plata y Huracán, además de otros rivales duros como Defensa y Justicia, Aldosivi y hasta Patronato, si se quiere.

Darío Franco se hizo cargo del equipo y se fueron Morales Neumann, Diego Klimowicz, Arrieta, Lentini, Furios, Lázzaro y Zapata, entre otros. Algunos de los refuerzos para encarar el campeonato que era mejor que la A (?) fueron Lopez Macri, Fileppi, Ezequiel Videla, Cristian Gaitán y Matías Vega.

La Gloria ocupó el primer lugar de la tabla en 17 fechas y el segundo en 11. Pero en la recta final, pasó el instituteo por el que es conocido el club. En la fecha 36, marchaban terceros detrás de Central, cuatro puntos arriba de Quilmes. Justamente, la derrota ante el Cervecero acortó distancias y la victoria de ambos en la jornada siguiente dejaba a los cordobeses con chances de subir.  En la jornada final, River ganó 2-0 (con un gol en offside) y ascendió como campeón. Instituto perdió como local 3-0 ante Ferro y eso lo aprovechó Quilmes, que le ganó 2-0 a Brown en Madryn y se quedó con el segundo ascenso. También vale mencionar el frescor de los rosarinos, que perdieron los tres partidos más importantes, frente a rivales de fuste como Desamparados (17º) y Chacarita (último).

El goleador de Instituto fue Paulo Dybala con 17 tantos, seguido por Diego Lagos con 8 y Alejandro Gagliardi y Claudio Fileppi, los dos con 5.

river-instituto-b-nacional

Hasta hubo lugar para la polémica y las denuncias que quedan en la nada misma. Semanas antes de que este duelo se confirmara, Juan Pablo Varsky salió con un supuesta bomba que daba a conocer que un alto dirigente de San Lorenzo le había confirmado a hinchas de River (!) que estaba todo cocinado sobre la Promoción. Incluso, este sujeto desde su programa de radio tiró que tenía testigos en caso de que llegara a la Justicia.

El partido de ida fue el 28 de junio, en Córdoba. Franco paró un equipo con Julio Chiarini, Osvaldo Barsottini, Juan Ignacio Sills, Lucas Bustos, Raúl Damiani, Ezequiel Videla, Franco Canever, Hernán Encina, Nicolás López Macri, Paulo Dybala y Diego Lagos. Por su parte, Caruso salió con Pablo Migliore, Damián Martínez, Pablo Alvarado, Nicolás Bianchi Arce, Walter Kannemann, Julio Buffarini, Néstor Ortigoza, Enzo Kalinski, Juan Manuel Salgueiro, Carlos Bueno y Emmanuel Gigliotti.

San Lorenzo se llevó la ida por 2-0, empezando a definir su permanencia en Primera. El primer tiempo fue bastante discreto, con dos equipos que no arriesgaban demasiado o no sabían cómo hacerlo. Durante esos primeros 45 minutos se vio mucha pierna fuerte y mucho pelotazo, pero poco peso en las áreas. El azulgrana fue levemente superior y tuvo las ocasiones más claras cuando se animaron a manejar la pelota. Primero, con un remate desviado de Ortigoza y después con un cabezazo de Bueno que pegó en el travesaño. Recién sobre el final de la primera etapa el local intentó algo, con un centro que sacó Alvarado cuando entraba López Macri y un remate de Videla que encontró a Migliore.

A los dos minutos del segundo tiempo llegó el primer gol del partido, cuando Salgueiro llegó por derecha y Bueno tomó el rebote que dio Chiarini de su propio remate para poner en ventaja a su equipo. La Gloria no asimiló el golpe y quince minutos después llegó el segundo, con un cabezazo del uruguayo que todavía no había sufrido la ira de Orión (?). Y el mismo jugador casi marca el tercero a los 19, pero no pudo superar al arquero.

10

Para la vuelta en el Nuevo Gasómetro, el local realizó un cambio, con la salida de Emmanuel Gigliotti por Telechea. En tanto que la visita llegó con dos modificaciones, con los ingresos de Cristian Gaitán y Mario Moreno por Lucas Bustos y Nicolás López Macri. El partido terminó en empate 1-1, para que dejen de llenarse de preguntas los OAD de la institución.

La diferencia de la ida, si bien era el peor resultado (?), le daba cierta tranquilidad al team de Caruso y le tiraba toda la presión a su rival, que necesitaba marcar tres goles. Por eso, el Ciclón esperó y le cedió la iniciativa al conjunto de Franco, que manejaron la pelota en varios pasajes del juego. A los 7 minutos, Dybala avisó con un disparó que exigió a Migliore. San Lorenzo llegó recién a la media hora de juego, con un cabezazo de Salgueiro que encontró a Chiarini, mientras que tuvo otra minutos después que sacaron en la línea. Finalmente, el primer tiempo terminó en empate sin goles, lo que acercaba al local a lograr su objetivo.

En el complemento, los cordobeses salieron a buscar la heroica, lo que por otro lado les facilitó el camino a sus contrincantes, que aprovechaban los espacios que se generaban.  A pocos segundo, Salgueiro probó y le gustó contuvo el arquero, en tanto que a los seis minutos Bueno desperdició un mano a mano. A los 24’ llegó el primer gol, que le dio algo de esperanza a Instituto. Diego Lagos se le anticipó a Migliore tras un envío desde la derecha y con el pecho puso en ventaja a su equipo, ante las airadas protestas de Llantorenzo (?) pidiendo mano. La serie terminó a los 32 minutos, cuando Lunati cobró penal de Barsottini a Kalinski y Ortigoza lo cambió por gol.

nacional-b-1556366w620

Finalmente, Caruso, sus dirigidos y el alcanzapelotas colorado pudieron festejar, en un año muy complicado que los tuvo al borde del abismo. Con el recuerdo de lo que le pasó a River demasiado fresco, San Lorenzo pudo hacerse valer ante el equipo cordobés y se quedó en la A.

Lo que vino después fue historia conocida: la dupla Matías Lammens – Marcelo Tinelli ganó las elecciones, llegó el micro que asociaba gente, el Papa y la guita para bancar un equipo que ganó la Copa Libertadores de una buena vez, para dejar como un mal recuerdo todo lo reseñado en párrafos anteriores.

En tanto que otro de los protagonistas fundamentales de esta historia, Franco Robledo, mantuvo perfil bajo después de ayudar en tamaña gesta con su cabellera. Tiempo después lo escupió Peratta en un partido contra Newell’s. Siguió jugando sin destacarse en la Sexta División, aunque se supo que el bueno era su hermano, Lucas, que incluso viajó a Italia para despuntar el vicio de patear la pelotita. Meses después ya estaba en Argentina para ser suplente en Cuarta, pero esa historia será material para Pintaba para crack en un par de años (?).

nacional-b-1556393w620

Anuncios