Coming Attractions (?) – Supercampeones

Nueva edición de CA, esta vez con una de las señas identitarias de quienes tuvimos infancia en la primera mitad de los noventa, mirábamos la tele y jugábamos poco al metegol (?). Con ustedes, EL dibujito animado de fútbol por excelencia.

Usala 10 (?).
Usala10 (?)

Arranque

Avion

Año 1978. El manga japonés -para simplificar, y a riesgo de que algún otaku me lea y me putee, sería algo así como el equivalente del occidental cómic o historieta- de tipo deportivo se centraba, sobre todo, en el baseball; deporte bastante popular en la madre patria de los tintoreros de barrio (?). Por ese entonces, a algún trasnochado se le ocurrió pasar en diferido partido del Mundial que por entonces se disputaba en Argentina. Y por una de esas casualidades, hubo un mangaka -historietista- que lo vio, se enganchó con el deporte y pensó que era una buena idea escribir sobre el mismo. Tan buena idea fue, que Yoichi Takahashi -así se llama el ponja ese- todavía vive de esa idea. Una pena que no esté mas 678, podría haber hecho un informe sobre el ponja este y su relación con la dictadura (?).

El MangakaLa cosa es que, si bien se enganchó con el fútbol en 1978, tardaría tres años en iniciar su manga sobre ese deporte raro que se juega con los pies (?). El manga, llamado Tsubasa Alas (!) –Kyaputen Tsubasa, luego transformado en Captain Tsubasa, de allí a Capitán Tsubasa- editado entre 1981 y 1983, tendría tanto éxito que -como suele suceder con los mangas exitosos- se hizo una serie animada del mismo. Ahí comenzaría el camino…

Barsa CTAclaraciones para TODAS las versiones del animé:

Partiendo de la idea de que muchos de los lectores alguna vez vio más de un capítulo de la serie -sea la versión que sea- y por ende tiene cierta idea de ella y sus nombres, usaremos dichos nombres en su versión latinoamericana. Así, Oliver Atom es Oliver Atom, Steve Hyuga es tal y no Kojiro Hyuga, Tom Misaki, Andy Johnson, Armand Callahan, Benji Price, etcétera etcétera. Excepción a la regla son los personajes más conocidos por el juego de video que por el animé -sea porque (al menos en Argentina) se pasó de manera discontinuada-, como Soda -o “el del tiro de navaja”-; o que no asocia rápidamente el nombre a la serie -Victor / Jito y Sano son los casos mas emblemáticos-. O directamente, porque no se nombran con claridad -es el caso de Kira Kozo, el entrenador de Steve-.

– En cierto modo, CT y El Chavo comparten algo, además de salir en el año de ñaupa (?) y provenir de países no mainstream en términos futboleros: ambas series se componen que capítulos que son reversiones de capítulos anteriores. Es por eso que la reseña, en vez de hablar de la serie como un todo, tratará de dar un pantallazo de las tres versiones más una sección de extras -dedicada a todo lo que no nos entró, así como a intentar disipar ciertas cuestiones que no se entiendan o a hacer que se entienda aún menos (?) -.

Captain Tsubasa Orishinal (?) -Oliver y Benji (128 capítulos) + Shin (13 capítulos)

Benji vs NankatsuAcaecida (?) a lo largo de tres años -de 1983 a 1986-, la serie metió la friolera de 128 capítulos. Sin profundizar demasiado, vamos a contar un poquito de que va, básicamente para después distinguir a esta versión de las anteriores.

Nankatsu, Japón, cerca de 1982 -hay, al menos, un póster alusivo al Mundial de España (para más datos, es una ciudad ficticia situada en la prefectura de Shizuoka, por eso dibujan al monte Fuji-). Un pendejo acaba de mudarse a la ciudad, hijo de un capitán de barco y de una madre ama de casa. Por suerte para ellos, el pibe se la pasa desde muy chiquito pateando una pelota de fútbol, algo que le sale un poquito bien. Ese mocoso se llama Oliver Atom, y mientras anda buscando donde ir a entrenar, se desayuna con los despelotes barriales entre el equipo de la escuela municipal de la ciudad, y el de la escuela privada. Después de que pintó desafío con el arquero de la privada, un tal Benji Price, hay partido entre ambas escuelas.

Para agregarle condimento, encima al equipo de los populares lo va a dirigir un huésped en la casa de los Atom, cortesía del paterfamilias que se lo encontró por ahí. Hablamos de Roberto Zedinho, estrella de la selección brasileña, que termina en Japón por un tratamiento oftalmológico y se desayuna que deberá retirarse prematuramente del fútbol. Desalentado, decide darle a la petaca hasta que conoce, por casualidad, al protagonista principal. Ahí decide que tiene algo por qué vivir y le promete llevarlo a Brasil a convertirse en jugador profesional. Obviamente, si gana el campeonato nacional interescolar.

Personajes del CT Original - Locales
Oliver, Benji, Tex Tex, Kozo, Nitta, Soda, Jito y Rigo, Al, Ralph, Borggini, Andy, Armand, los Corioto…

Así, después de conformarse la selección de Nankatsu -a la que todos conocemos como Niupi– con Oliver, Benji -que se lesiona y volverá luego- y otro pibe errante llamado Tom Misaki -en su caso, de padre pintor paisajista y madre abandonadora de hogar y familia (?)-, juegan las diferentes etapas de los Torneos Eva Perón del Sol Naciente (?), cruzándose con diferente equipos y personajes -el Furano con Armand, los hermanos Corioto, el Colegio Alemán con Andy Johnson (?)- hasta jugar y ganar la final contra el Colegio Francocanadiense, donde Oliver conoce a su primer némesis: Steve Hyuga, un moncho que juega para salvar a su familia huérfana de padre y busca sobresalir para poder conseguir una escuela que le banque los estudios. Todo muy lindo… pasa que a Roberto le dio culpa de traficante (?) y decide irse sin llevarse con él al pendejo prodigio. Al menos, en cambio, le deja un libro donde intenta dirigir a distancia los progresos del pibe.

Personajes CT Original - Internacionales
Personajes “internacionales” del CT: de elegante sport (?), visitan al Kaiser y su doberman, Montgomery y Pierre.

En ese entonces, la serie da un salto temporal. El Niupi, que ya obtuvo dos campeonatos juveniles, no quiere boquitearla (?) y busca el tricampeonato. La tiene jodida: del equipo anterior ya no están ni Benji -que se va a Alemania a buscar ser arquero profesional (y de paso estar cerca de sus padres, que viven en Europa)- ni Tom -que continúa su errabunda existencia en Francia con su padre-. Encima, ya crecieron y están a punto de terminar la secundaria (en el último punto iremos a eso), aunque eso sólo se note en la estatura. Es decir, Oliver juega ahora con 10 troncos -y luego, encima nuestro número 10 se lesiona casi como el Dié en Italia 90 (?)-. Otra vez, el animé vuelve a relatarnos las peripecias de Oliver y su equipo, donde volvemos a ver a algunos de los mismos rivales y a otros nuevos. Esta vez la final es con Steve, pero no en el Francocanadiense sino en el Colegio Superior, que es quien beca a Steve para continuar sus estudios -junto con sus compañeros Ralph y el arquero Richard Tex Tex-. No les diré como termina, pero me limito a señalar que, antes de la final, los delirios pre final de Oliver sirven de excusa para relatarnos un Esperanzas de Toulon que la selección japonesa sub-15, mas o menos (?) juega en Europa -básicamente, es un minitorneo donde enfrentan a Inglaterra, Francia y Alemania (donde está la segunda némesis de nuestro protagonista, el Kaiser DAP Karl Heinz Schneider)-.

Personajes - Shin CT
Personajes del Shin: el Kaiser, Shester, Gino, Pierre y Napoleón, Mongomery, Díaz, Victorino, Benji chocolateado (?), Muller. Al final, Japón termina como CAMPEÓN MUNDIAL DE LA AMISTAD (?).

Pero, como habrán notado, nombramos algo de un tal Shin CT. Y eso fue una miniserie de 13 capítulos -de 1990- que, en cierto modo, culmina la historia. Básicamente, se retoma el torneo de selecciones -ahora, además con los jugadores que vimos desarrollados en la segunda parte del original- y se lo amplía. Destaca el agregado de las selecciones de Italia -con el arquero Gino, que jugará un papel en el J-, Argentina -con Díaz, el Diegote versión animé (?)- y Uruguay.

Modo de disputa en el Shin CT
Modo de disputa en el Shin CT

Captain Tsubasa J (47 capítulos)

CTJ - Presentación
Final feliz de la Agonía de Doha

Como habrán notado, la fiebre de Supercampeones parece renovarse cada vez que estamos cerca o con manija de Mundiales. De hecho, ya para 1994 el Amigo del Balón tendría su propio OVA -algo así como un largometraje, llamado Holland Youth, donde jugarían contra los naranjas-, y durante ese año -y hasta el siguiente- habría una nueva serie.

Esta reversión, de movida, sería mas corta -menos de la mitad de capítulos de la saga anterior-, lo cual obligaría a realizar cambios. En primer lugar, se extirpó el tercer campeonato del Niupi -es decir, el de Oliver sin Tom ni Benji- y se sacó el periplo europeo -ya veremos con que se lo reemplazó-. En segundo lugar, se acortó un poco el número y la duración de los partidos, precisamente para que entrara la historia.

CT J - VariosY en tercer lugar, se mejoró la animación y se le dio un toque más en sintonía con lo que andaba dando vueltas -recordemos que es mas o menos contemporáneo de los animé de Dragon Ball, Dragon Ball Z y Saint Seiya (acá conocida como Los Caballeros del Zodíaco)-. Es más, en CT J gana MUCHÍSIMO el personaje de Steve, mas malo y despiadado que en las versiones anteriores, casi un malvado perfecto -también gana más el entrenador de Steve, pero sale menos-.

Si no fuera por lo que diremos luego, posiblemente sería una mejoría suprema -y aún así, fue la versión de CT que más veces se pasaba por TV-. Pero después del capítulo 33 -la final que ya describimos- y de un par de capítulos recopilatorios de relleno, llega el relleno de verdad. Y ese fue hacer un plot twist con un nuevo personaje, un pibe llamado Aoi Shingo que va a probar suerte a Italia y termina en las inferiores de un equipo de Milán -lo cual podría haber sido una buena idea, si no fuera porque el Poochie este es casi un Mouche japonés (?)-. Encima, a falta de Europa, a la selección japonesa -por el momento, sin Oliver- le ponen de desafío unos fantasmales Siete grandes del buen humor Japón que no generan un carajo y que desaparecen casi tan fantasmalmente como llegaron. Termina todo con un partido clasificatorio en las eliminatorias asiáticas.

Captain Tsubasa Road to 2002

ct 2002

Después de la saga J, Yoichi Takahashi buscó tanto mantener la franquicia, como intentar despegarse de ella. Por un lado, se dedicó a hacer otras versiones futboleras, de las cuales destaca -entre otras razones, porque será parte de otro post- Hungry Heart. Por otro lado, siguió con el temita de agregar versiones y tomos a la historia -la mayor parte de ellos, como un modo de reactualizar una serie con demasiadas marcas de las décadas donde se craneó y se concibió-. Y 2002 era un buen momento don Niembraaa para seguir el curro: nuevo mundial, encima con el país del Hentai y los pajeros de los subtes (?) como co-organizadores de la máxima cita del fútbol de selecciones.

Al mismo tiempo -y extrañamente, dado que la JFA había apoyado el lanzamiento de CT desde que era manga-, el Amigo del Balón no terminó de mascota del Mundial, siendo reemplazado por un trío de muñecos salidos de Pokemón que terminaron tan olvidados -y olvidables- como las mascotas de todos los mundiales posteriores. Resulta extraño que los japoneses, tan afectos al merchandising y a convertir en explotable comercialmente casi cualquier porquería, se hayan tragado esta chance.

Personajes CT 2002
Pepe, Santana, Rivaul, los falsos Davids, Stam y Thuram. Hasta un Collina trucho hicieron… ya la simpsonearon…

Ni siquiera la actualización -donde encima puso las tiras (?) la marca que vestía y viste a la selección nipona- salvó un poco las papas. Y en parte fue, porque mas allá del orden y la reactualización de la animación -aunque, quizás por pacatería y gárqueting, quizás porque Evangelion estaba haciendo pelota cierto estilo de animé anterior-, no llega a alcanzar la compenetración que daba la versión J.

En fin, esta versión apta para el mundial que tan buenos recuerdos le dio a nuestro país (?), termina destacando mas por ser una compilación completa, casi como un Greatest Hits de toda la saga. La serie 2002 se divide en tres partes, con un total de 52 capítulos -apenas algo mas larga que la J-.

Road to Dream (19 capítulos): Básicamente, se archicompacta (?) el primer y tercer año de Oliver jugando en el Niupi.

Road to Sky Goal (12 capítulos): Básicamente, es un refrito del Shin -que, como en España y Latinoamérica no se veía, era una novedad para muchos-.

Road to Victory (21 capítulos): Acá estaría la novedad de esta serie -aunque algunas cosas ya se habían visto en los videojuegos-. Y es la salida y desarrollo de varios de los personajes.

Benji, ya en Alemania, llega a profesional, pero en vez de compartir equipo -el modesto Hamburgo- con el Kaiser Schneider, el alemán pesetero ese (?) se va al Bayern Munich. Steve Hyuga, por su parte, hace su propia versión de Aoi Shingo al terminar en Piamonte (sería la Juventus) y ver de ganarse un puesto en el equipo. Mientras se coloca un partido amistoso de Japón frente a Holanda -un guiño al OVA Holland Youth, aunque aquí sí hubo variantes-, pasamos al periplo de Oliver fuera de Japón, desde su llegada y consolidación en el Brancos -San Pablo-, su nueva y tercer rivalidad -esta vez, un brasilero llamado Santana, aunque sin Evil Ways (?) (en rigor de verdad, en el J aparecía, pero acá se desarrolla más su historia)-, su pase a Cataluña (ni falta hace decir que equipo vendría a ser) donde primero juega en reserva y luego termina entrando al primer equipo.

Extras y palabras finales

– Es un tema bastante tortuoso lo de las edades de los personajes en el juego, cosa a lo que no ayuda la fascinación de los ponjas por meter gente como las universitarias amigas de Lisa. A ojo, y pensando en que el sistema escolar japonés se corta parecido a la Ley Educativa del Carlo -es decir, un EGB mas corto, un ciclo intermedio hasta segundo año, y el equivalente a la preparatoria yanqui en los últimos tres años de secundaria-; uno tiende a pensar que Oliver tiene 13-14 años cuando arranca la historia, y 15-16 cuando se va de Japón; eso le daría cierta lógica a la evolución global de los personajes, y encuadraría al torneo internacional como una especie de sub-17. El punto débil, ahí, sería que no encajan las edades de Benji, Steve y Andy -quienes ya jugaron el año anterior el Torneo Nacional y parecen, por tanto, un año mayores a Oliver (y dos a su vez respecto a Ralph, el ladero de Steve)-. De todos modos, huelga decir que cualquier disquisición sobre esto es al reverendo pedo.

Tácticas y horrores táticos CT– Mucho se habló de las violaciones a la física perpetradas por la serie -terrenos de juego planetarios, gastos de fuerza que se cagan en la termodinámica, y cosas como esas-. Pero es interesante ver como, además, ilustran el tiempo y el espacio en la serie.

Que el manga y el animé originales tienen marcas de los setenta y ochenta futboleros, es cosa casi indiscutible. Se ve en los nombres de los jugadores -Karl Heinz Schneider es Rummenigge, Díaz es prácticamente un calco del Dié, Roberto Zedinho es bastante parecido a Zico (Santana también sería asociable, y lo del desprendimiento de retina es una elipsis a Tostao), Gino Hernández se viste muy parecido a Dino Zoff (en los videojuegos hay aún mas referencias)-, por ejemplo. Aunque, obviamente, con los años se intentó meter con calzador referencias a jugadores más contemporáneos -o no tanto, en Holland Youth meten un Brian Cruyfford-; es en la versión 2002 donde meten a un Rivaul, Ricardo Espadas (Campos), Arminius (Davids), entre otros.

Respecto al espacio, es interesante como evoluciona la táctica en el juego -aunque, conforme avanza la serie, cada vez importe menos-. En la primera temporada, los equipos parecen salidos del año del moco, ya que no es raro ver un 2-3-5 o una WM en la cancha. Conforme avanza la historia -y sobre todo cuando juega Japón-, ajustan un poco mas y ya juegan con un par de delanteros -aunque Oliver termina yéndose arriba y Tom lo acompañe-. Demás está decir que los buenos son prácticamente polifuncionales. Y yendo a los ambientes, se nota una progresión similar, donde pasan de partidos en terrenos con una tribunita y gente en los bordes, hasta estadios llenos, y eventualmente hasta se llega a mostrar lugares como el Parque de los Príncipes, el Giuseppe Meazza o el Olympiastadion de Munich.

CT - Estadios– Demás está decir que –como en toda adaptación del manga al animé, de la historieta a la TV- no se cuenta la historia completa. En el animé, Oliver se compromete con Patti -otro boludo que se termina casando- y vemos la conflictiva relación de Tom con su madre -a la que directamente ningunea, resentido porque lo largó a él y al padre-. En algunos casos, se profundiza sobre los destinos de varios de los personajes después de su etapa juvenil -la mayoría terminan jugando en algún equipo de la liga japonesa-.

Bonus tracks

Amistad hacen los putos...
Amistad hacen los putos…
Apretando al referí en Japón (?). Después la reducen al papel de eterna esperanzada en ser la Antonella de Oliver (?).
Apretando al referí en Japón (?). Después la reducen al papel de eterna esperanzada en ser la Antonella de Oliver (?).
Dale, puto, levantate que te quiero ganar...
Dale, puto, levantate que te quiero ganar…
El balón es tu amigo...
El balón es tu amigo…
El hombre perro, versión japonesa.
AWWWWWWWW (?)
El Tolo Japonés.
El Tolo Japonés.
Juan Román Oliver.
Juan Román Oliver.
Jugando al metegol...
Jugando al metegol…
Te fuiste Roberto, Oliver lloró, yo lloré, Maggie rió, todo fué una confusión...
Te fuiste Roberto, Oliver lloró, yo lloré, Maggie rió, todo fue una confusión…
Un minuto de silencio...
Un minuto de silencio…

Conclusión y nota final

En fin, es complicado ser objetivo con una serie animada que es parte de la infancia de uno. En nueva observación, uno puede notar como, a mi juicio, el gran mérito de CT fue saber contar una visión del fútbol usando los elementos narrativos del manga en general, y más precisamente del subgénero shonen -aunque éste sería una clasificación demográfica- en particular (aunque uno puede ver cosas del Mecha (!), y en general al género deportivo se lo tenga con el nombre de Spokon); quizás haya sido el modo mas efectivo de reunirlos -en otra edición de CA veremos límites y renacimientos de esta manera de cantar contar al fútbol-. ¿Que es absurdamente irreal? Claro, y no por eso alguien deja de ver al Coyote recibiendo un yunque Acme en la cabeza, o a Homero Simpson y Pedro Picapiedra teniendo el mismo laburo por más de diez años (?).

Ah, ¿querés descargarla? Bueno, el Shin no lo tendrás, así que conformate con los otros tres:

Captain Tsubasa
Captain Tsubasa J
Captaín Tsubasa Road to 2002

captain_tsubasa01Nombre: Captain Tsubasa / Supercampeones
Años: 1983-86, 1994-95, 2001-02.
Creador: Yoichi Takahashi (los directores te los debo)
Puntaje: 8,5 / 10 Rolas.

Tá luego muchachos.

Al que no le interese, hay escondido un concierto de AC/DC en el post, encuéntrenlo… 

Anuncios