Hablemos de Promociones: Gimnasia – Atlético de Rafaela (2009)

Hoy es el turno de una de las promociones más recordadas, que se metió en el corazón (?) del futbolero promedio gracias a su agónico final.

Hay promociones y promociones. Algunas pasaron sin pena ni gloria, solamente se acuerdan aquellos hinchas que pasaron 180 minutos con el culo lleno de preguntas, abrazándose a la ventaja deportiva que le daba un 0-0 o un 1-1. O aquellas series en las que el equipo de la categoría superior fue amplio dominador, quedando en el balance final como el cierre de un mal año. Y están las que no, las que son todo lo contrario. Como varias de las reseñadas anteriormente y la que tenemos a continuación, entre el Lobo platense y la Crema, que seguramente sea Top 3 entre los enfrentamientos más recordados.

Gimnasia venía de épocas con mucho roce internacional, tras jugar sus primeras dos Libertadores de su historia (2003 y 2007), más alguna que otra Sudamericana, con la recordada eliminación en manos del Colo Colo, donde al menos le pegaron a todo lo que hacía sombra, como manda la historia en lo que hace a enfrentamientos con chilenos (?). Pero claro, las luces de la Conmebol y los malos manejos dirigenciales hicieron que descuidaran de a poco la quintita local. A saber: En el Apertura 2006 terminó 13º, en el Clasura 07 fue 18º, en el Apertura de ese año fue 18º y en el Clausura 08 fue 17º. Estos campañones (?) lo condenaron a ser uno de los equipos de la parte baja de la tabla de promedios.

Del tripero se fueron jugadores como Matías Escobar, Renato Civelli, Federico Domínguez, Sergio Leal y Santiago Gentilletti, en tanto que llegaron varios a dar una mano, como el caso de Sebastián Romero, Esteban González, Mariano Messera y el Pampa Sosa, además de Gastón Sessa y otros lastres como René Lima y Hugo Iriarte, todos bajo las órdenes de Guillermo Sanguinetti.

El Topo duró poco en el cargo. Amagó con renunciar después de un 1-3 contra Tigre, para irse finalmente dos semanas después, al perder contra Estudiantes en la octava fecha, con el equipo en zona de descenso directo. A los pocos días agarró la posta Leonardo Madelón y el club terminó en la octava posición con 27 puntos, a doce de Boca, Tigre y San Lorenzo, que jugaron el triangular final que coronó a los dirigidos por Ischia. Mientras que en la otra tabla estaban peleando mano a mano con Racing para escaparle al 17º puesto, que los mandaba a la promo.

En el verano de 2009, seguramente al ritmo de alguna canción de mierda (?), el DT se sacó de encima a cracks como Carlos Kletnicki, Germán Herrera, Nicolás Medina y… si, a René Lima, que cambió promoción por descenso directo con el Lobo jujeño. A la hora de los bifes, aquel torneo que terminó con el subcampeonato de Los Angeles de Cappa dejó al equipo albiazul en el séptimo lugar, con 28 puntos y un promedio de 1.149, lejos del 1.219 de Banfield, el peor de los que se salvaron. Condenados a la Promoción en un torneo donde le ganaron a los tres primeros (Vélez, Huracán y Lanús) y Estudiantes, que estaba por jugar la vuelta de la final de la Libertadores contra Cruzeiro, les empató sobre la hora. En la temporada lograron 13 victorias, 16 empates y 9 derrotas, siendo su goleador Chirola Romero con 7, seguido por Cuevas, Villar y Niell, con 4 cada uno.

Su rival fue Atlético Rafaela. Los dirigidos por Marcelo Fuentes tuvieron como objetivo volver a la A después del descenso en 2004 y un olvidable octavo puesto en la última campaña. Se fueron del club Daniel Bazán Vera, Ariel Cólzera, Cristian Zárate y Walter Zunino, entre otros, para incorporar a jugadores como Fernando Merlo, Sergio Zanabria, Fernando Cravero, Matías Zbrun, Santiago Malano y Diego Menghi, estos últimos que venían de ser protagonistas de la promo anterior, entre Racing y Belgrano.

Atlético se mantuvo buena parte del torneo entre los principales puestos de la tabla, peleando con Chacarita (que terminó punteando en la primera ronda), Belgrano, Instituto, Aldosivi y Atlético Tucumán, que arrancó flojo pero terminó la primera parte escalando al tercer lugar con la Crema. En el verano del 2009 llegó al club uno de los principales protagonistas, al menos en la primera mitad de la historia: Aldo Visconti, llegado de Aldosivi.

La segunda mitad de la gloria (?) tuvo a Chaca primero hasta la fecha 33, cuando fue superado en la tabla por los tucumanos, que terminaron ascendiendo como campeones. Los de Rafaela oscilaron entre el cuarto y el quinto lugar, hasta que Instituto empezó a perder a lo pelotudo y le facilitó la pelea por el ascenso. Los de Fuentes sumaron 62 puntos (17 victorias, 11 empates y 10 derrotas), finalizando en el tercer lugar de la tabla, superando por un gol a Belgrano, que jugó la promoción contra Rosario Central. El goleador del equipo fue Jonathan López con 10, seguido por Malano con 5 y Fernando Zampedri con 4.

La ida fue en la cancha del equipo perteneciente a la categoría inferior, donde el DT local paró a Darío Capogrosso, Julián Fernández, Diego Menghi, Martín Zbrun, Walter Serrano, Germán Cáceres, Fernando Cravero, Iván Juárez, Esteban Gil, Aldo Visconti y Jonathan López. En tanto que el team platense se presentó con Gastón Sessa, Alvaro Ormeño, Rubén Maldonado, Ariel Agüero, Marcelo Cardozo, Mariano Messera, Fabián Rinaudo, Esteban González, Sebastián Romero, Juan Ezequiel Cuevas y Diego Alonso.

Bajo el arbitraje de Saúl Laverni, tras varios minutos donde los equipos se prestaron la pelota, Atlético tomó la iniciativa pegó primero, cuando un pelotazo desde el fondo encontró habilitado a Visconti, que apareció en el área sin marcas y la cruzó para poner arriba a los suyos, a los 15 minutos de juego. Los santafesinos estuvieron cerca de ampliar la diferencia, pero el chaqueño tuvo un remate que se fue cerca y Sessa tapó un intento de Juárez. Los de Madelón ofrecieron poco y nada en la primera mitad, incluso su primera llegada clara fue a los 43 minutos, con un disparo de Romero que controló el arquero.

El segundo tiempo fue un calco del primero, con el local jugando a su gusto y llegando con peligro en varias oportunidades, en las cuales tuvo que intervenir el 1 tripero. El segundo llegó a los 18, cuando un centro desde la izquierda de Cravero volvió a encontrar al Flaco. Cinco minutos después, un envío de Serrano desde la derecha le quedó al 9, que la tocó ante la salida del arquero y anotó el 3-0 definitivo. Leonardo Carol mandó a la cancha a Stracqualursi intentando descontar, pero el muy cabeza de tacho vio la roja seis minutos después. El cuarto tanto no llegó por falta de precisión en el último toque, mientras que el Lobo fue la nada misma y recién sobre el final llegó a través del paraguayo Maldonado, que remató desviado.

Atlético de Rafaela acariciaba el ascenso a Primera después de haber hecho historia cinco años atrás, mientras que Gimnasia la tenía muy complicada de cara a la vuelta en el Bosque.

Aldo Visconti

El segundo chico se jugó el domingo 12 de julio. Madelón hizo un solo cambio respecto a la ida, sacando a Marcelo Cardozo del lateral izquierdo, poniendo en su lugar a Luciano Aued. Fuentes también hizo una sola modificación, al poner a Fabricio Fontanini en reemplazo de Julián Fernández. Casi liquida la historia Atlético en el primer tiempo, donde contó con las situaciones más claras, ante un rival nervioso que parecía que no podía hacer nada para revertir la historia. A los 3 minutos, Serrano le ganó a Sessa y cuando parecía que era gol la sacó Ormeño en la línea. A los 11, el mismo jugador probó de afuera y el arquero la sacó al córner, mientras que tres minutos después el Gato se quedó con un cabezazo de Zbrun. Gimnasia iba como podía, con intentos desviados de Agüero y Ormeño, además de remates de cada vez más lejos, que se iban cada vez más a la mierda (?).

En el complemento los nervios se hicieron más presentes todavía. La Crema hacía todo lo humanamente posible para que pasaran los minutos y tratar de meter alguna contra, en caso de tener la posibilidad. A los 11 minutos, Esteban Gil se golpeó y no quería salir, por lo que lo levantaron entre Teté Gonzalez y Aued para sacarlo de la cancha, en una de las escenas más extrañas de las promociones. Empujones, puteadas y la roja de Collado para Gil y para el gil de Teté (?). Con las acciones 10 contra 10 y con el ambiente bastante caldeado, Madelón mandó a Roberto Sosa por Messera y a Franco Niell por Maldonado. El primer gol llegó a los 27 minutos, cuando el Pampa la fue a buscar y tiró el centro atrás para la entrada de Alonso, quien aprovechó que Capogrosso pasó a ser Capogro$$o dio un rebote inexplicable.

Capogrosso, el único héroe en este lío para GELP

La Crema hacía lo que podía, con Freire y Visconti rematando desviado, mientras que el tripero iba con todo lo que tenía contra el arco que da a Calle 60. Los minutos seguían pasando y encima el local se quedó con 9, por la expulsión del Pampa Sosa, a los 40 del segundo tiempo y a dos tantos del objetivo. A los 43, cuando ya ni parecía un partido de fútbol (?), llegó un centro desde la izquierda de Aued, para la entrada por el segundo palo de Niell, que cabeceó al primer palo. Luego del 2-0, Collado dio seis minutos de adición. A los 46 llegó otro centro desde la izquierda, esta vez de Cuevas, para otro frentazo de Niell, que la cruzó y le dio la permanencia a Gimnasia, marcando sus primeros dos goles en condición de local en su último partido en el club. Y ahí llegó la locura, el festejo, la emoción, los viejos al borde de la muerte (?) y todas las imágenes que hacen de esta la Promoción más recordada.

El primer doblete (palabra horrenda si las hay) de Niell llegó gracias a ver buena parte del partido desde el banco. Cuando todos los periodistas se le fueron al humo a la salida del vestuario, el enano tiró que “vi un par de centros que le tiraron a Alonso y observé que el 3 no llegaba nunca. Sabía que en una peinada iba a quedar solo”.

Otra de las frases más llamativas en esa lacrimógena tarde salió de Álvaro Ormeño, quien mencionó que “Hay que jugar un partido de estos. Hay que estar a los 30 minutos del segundo tiempo y que el muerto de Visconti te diga que te vas a ir a la B. Ahora quiero ver donde firma o si va a seguir jugando él en la B”.

El indigno haka del Lobo. Merecían que Rafaela se quejara y los hagan descender vía escritorio (?)
Anuncios