A la Pelotita Vol 3

Seguimos reseñando la historia de los diferentes balones, hoy es el turno de la Tango España… y de yapa un bonus track (?) IM-PER-DI-BLE. ¡Pasen y lean!

Por Arquero Bipolar

Tango España

Nuestro recorrido itinerante de post falopas hasta que vuelva el fobal de verdad (?) por los balones en las Copas del Mundo nos llevan esta vez hacia Europa, a la madre Patria de la cual nuestros próceres de la Revolución de Mayo y de la Independencia nos separaron, no sin antes lloran angustiados por tal destete, tal y como nos narrara el revisionista histórico Mauricio Macri (?).

Bueno, estamos en España, Franco ya se había ido no sin antes dejar algunas viudas y este Mundial, que había sido como contamos en el post anterior, también había sido un logro del Generalísimo, quien había apelado a obtener la plaza del Mundial de este deporte que estaba ganándole terreno en el corazón de la gente a las corridas de toros y a las masacres de inocentes (?). Rastro de esa herencia es la mascota Naranjito, quien en un principio era Granadín, una granada de mano simpática que hacía volar por los aires a todos aquellos que nos les gustara el futgorrrr. Googleen y van a ver que cualquiera les dice cualquier sanata y ustedes repiten que eso está recontra chequeado.

Y para este Mundial, que tendría como innovación la inclusión ahora de 24 equipos, España tuvo una pelota bien suya

Hola INADI, todo liso? (?)
Hola INADI, todo liso? (?)

Digo bien suya porque hizo la de siempre: Vio que lo que hicieron los conquistados estaba bueno y se lo apropiaron (?). Así nació, luego de un brainstorming descomunal, donde se consumieron altas cantidades de chacinados, vinos en botas y números de Mortadelo y Filemón y Zipi y Zape (?) en Francia la innovadora Tango España. Ni el nombre, hijos de puta…

02

Hay que decir que como adelantos tecnológicos contaba con una costura hecha por materiales impermeables, lo que hacía que la bocha fuera menos pesada en caso de lluvia. Otro de los datos de color (crack) es que fue el primer balón oficial en contar con versiones en diferentes tonos (amarilla y roja) para poder utilizarlo en la nieve. Otro dato importante es que fue el último balón en ser 100% cuero.

También salieron versiones como las Tango Málaga, para triangulaciones de jugadores galopa superficies duras, la Tango Alicante, ideal para jugar con iluminación artificial, La Tango Indoor, para la EuroCopa de 1984 se usó el mismo modelo pero se la llamó Tango Mundial (?) y para los Juegos Olímpicos de Los Angeles se usó la Tango Sevilla, que era igual pero sin silla con el símbolo olímpico en uno de sus gajos

Catálogo de Adidas de 1986 donde salen las bochas. NO MIREN LAS DE ARRIBA PORQUE ES ALTO SPOILER (?)
Catálogo de Adidas de 1986 donde salen las bochas. NO MIREN LAS DE ARRIBA PORQUE ES ALTO SPOILER (?)

 Y visto y considerando que esta entrada es bastante corta, y a pedido del público, vamos a indagar en las OTRAS pelotas que por una razón u otra marcaron un hito en nuestra historia.

A la Pelotita Bonus Track: LA PULPO

Lo loco de esta pelota no es que haya sido revolucionaria, que haya marcado un antes y un después en la historia de los balones mundiales, no, nada de eso, lo loco es que no hayan fallecido más chicos recibiendo pelotazos (?).

04

Nacidas en el barrio porteño de Saavedra, más precisamente en Pinto 3740, la pelotas Pulpo marcaron la infancia de miles de argentinos desde su nacimiento allá por 1936 hasta su desaparición física en 1994. Su creador fue Gerildo Lafranconi, un empleado de Pirelli que un buen día decidió independizarse y, con conocimiento de la materia prima de sobra, se tiró a armar su propia empresa. Así, fundó G. Lafranconi y el nombre de su creación deriva del apodo que ostentaba don Gerildo, dado que tenía brazos extremadamente fuertes.

05

Primero, utilizó casi los mismos moldes que tenía Pirelli para sus pelotas, pero para hacerlas diferentes a las demás ideó el sistema que le permitió inyectar las rayas blancas sobre la goma roja. Así lo explica su hijo: “A la Pulpo original mi padre la trafilaba -explica Lanfranconi-. Eso significa darle espesor y forma a una goma que va saliendo por una trafila. Esa goma sale de color rojo. Lo que hizo mi padre fue agregarle a esa trafila color rojo líneas blancas; en eso consistía la patente. Lo importante fue que todo era goma. La pelota se podía pinchar, desgastar, pero la línea blanca nunca se borraba” por lo que sabemos ahora cuál era el color base y cual el agregado. Ahora nos queda saber si las cebras son negras con rayas blancas o blancas con rayas negras (?)

Cuando salieron, rompieron el mercado primero y las macetas de miles de madres después (?), el diseño innovador las hacía ser las preferidas entre los chicos que se conformaban con poco en esa época. Y lo bien que hacían. Dueña del pique más indescifrable de la vida, producto de ser 100% caucho y de una dureza que hacía que recibir un puntinazo directo de semejante bestia sea penado con prisión perpetua (?), durante los primeros años directamente se fagocitaron a la competencia (cuenta el hijo en la nota linkeada que Pirelli directamente le terminó por vender las matrices al padre porque no podían competir) y en los restantes fueron un símbolo de la infancia de miles y miles de argentinos.

06

La empresa, luego de la llegada como socio del hermano de Gerildo, Arístides, en 1958 pasa a llamarse LAN-GER y se encargaron de realizar también pelotas de tenis, siendo los pioneros en utilizar el color amarillo para dichos balones, que anteriormente fueran blancos. Los diferentes modelos iban desde las 2.5 a las 7.5 pulgadas, por lo que había una Pulpo para cada necesidad.

07

Pero así como fue revolucionaria, la empresa también padeció los vaivenes de la economía Argentina pero, principalmente, de la modernidad. En otra nota, Juan Carlos Lanfranconi explica: “Durante la presidencia de Carlos M*n*m (el asteriscado me pertenece (?)) se abrió la importación y perjudicó seriamente a la industria nacional. Además, en esa época ocurrió otro hecho muy importante. No hubo aumentos de jornales, pero nosotros importábamos caucho y productos químicos que en diez años sufrieron reiterados aumentos. Eso no lo pudimos trasladar a los precios, lo que provocó que la fábrica se viera afectada económicamente. Además tuvo el mismo problema que tuvieron todas las pelotas. No es lo mismo el tránsito de 1960 que el de 2000. Antes se ponían los arcos de vereda a vereda y se jugaba en la calle. Hoy es imposible. También en las playas se prohibió el uso de las pelotas. Todo eso hizo que disminuyera el consumo”.

Así, con la llegada del Menemato, el asfalto y el Family Game (?), la Pulpo dejaba de rebotar en los parques, veredas y patios de la Argentina pero seguía dando alegrías en la mente de todo aquel que aún hoy puede decir con orgullo que pisaba la Pulpo como el mejor o que había sobrevivido a un disparo suyo a quemarropa.

Nos estamos rebotando (?)

 

 

Anuncios