CONTRAPUNTO: Torneos de verano

Desde hace más de dos décadas, las ciudades veraniegas del país reciben a los Cinco Grandes y a varios equipos más de Primera División (y algunos del ascenso). A lo largo de su existencia, estos torneos han sido fuente de todo tipo de anécdotas y volantazos en los equipos que las disputan. La pregunta es ¿son realmente necesarios estos torneos? Las dos respuesta la tiene un solo escriba (!) y antes de decir que está completamente loco, nosotros le decimos: piensen en John Nash (?)

VOT SI:

(*) Por U Rola

Es esto o mirar Canal 8 de Mar del Plata con la bruja (?)

culo

Lo puedo decir como posteador de este BIK, sobre todo en una de sus secciones: en época estival, el fútbol pedorcho este termina sacándonos la modorra que no la saca ni el fútbol europeo, ni algún Sudamericano Sub-20 de ocasión, y ni siquiera el mercado de humo pases.

Piénsenlo bien. Ya tuvimos dos meses sin fóbal y estamos acá al re pedo ¿te imaginás si encima no está el fútbol de verano? De verdad, tenés que terminar tomándote en serio la convivencia familiar -o laboral, para los que aún tenemos laburo-.

VOT NO

boca

Gracias El Gr*fico por los VHS (?)

Repasemos:

a) Torneos donde todos alternan entre los selectivos de pibes -que harán la envidia de los comentarios de Tití, y que en cuatro o cinco años serán carne de cañón de EUB- y los muertos de siempre que se excusan diciendo “aún estamos duros por la pretemporada”. Sin contar con el muerto de turno que intrascendentea el resto del año, pero roba un año mas de contrato con un par de goles de mierda.

b) Canchas que, en la mayor parte del tiempo, están vacías o semivacías -salvo algún ocasional superclásico-. Es más, lo único que te junta menos gente que un Vélez – San Lorenzo en el Minella, es un Aldosivi o un Unión de MDQ todo el año (?).

c) Exhibiciones de lobby grosero, descarado y cancerígeno. Desde los comentarios sobre los jugadores -que pudieron romperla o no durante el partido, aún me acuerdo de Tití hablando del Tortuga Fernández (?)-, pasando por los políticos haciéndose ver en el Minella y dando pie al spot político de turno, finalizando por ponerle el nombre de un forro de TSC al mismísimo torneo. Pasa también durante la temporada, pero acá es como que se profundiza…

d) Resultados y “campeones de verano” que no sirven para un carajo, salvo para vender humo hasta que los mismos pierdan con Villa Culo de local en la primera fecha. Porque, seamos buenos, lo último mas o menos relevante que pasó en el verano fue el raje de Ramón en el 2000. Porque, la verdad, no recuerdo campeones por los porotos que hayan confirmado lo que anunciaban durante el verano.

e) Y sobre todo, porque se sigue vendiendo humo con destinos turísticos de mierda. Sí, es hora de decirlo; Mar Del Plata es una playa de mierda sobrevalorada, repleta de gente y con el mismo mar amarronado y choto que te fumás en Santa Teresita, Mar de Ajó o San Bernardo -aunque con menos rolingas, eso sí (?)-. ¿Quien quiere ir a Mendoza o Salta a ver un partido, en vez de deleitarse con, que sé yo, las montañas de la primera o el sol (?) de la segunda? Para eso te vas a Brasil, con la arena limpita, el agua clara y calentita, los hoteles mejores… Y si tenés ganas de fútbol, andá a mirar algún Estadual y dejate de joder, tragaleche (?).

 

¡A VOTAR!

Anuncios