Brian Clough (Cuando el bosque se transformó en imperio).

Hay quienes dicen que, al lado de este tipo, Mourinho es un pelele. Un día como hoy, pero hace 12 años, fallecía una especie de Rey Midas del fútbol. Tan capaz como polémico, Brian Clough se convirtió en mito cuando tomó un equipo mediocre y al borde del descenso a tercera y lo convirtió dos veces consecutivas en el Rey de Europa. Chasqueaba la lengua un poco y escupía misiles. Un geniotático de aquellos, uno más que el fútbol no debe olvidar.

article-0-0003d24a00000c1d-118_468x397

He who jumps for the moon and gets it not leaps higher than he who stoops for a penny in the mud”.

Aquel que salta para alcanzar la luna y lo logra, no salta más alto que el que se inclina para tomar un centavo del barro”.

-The Merry Adventures of Robin Hood of Great Renown in Nottinghamshire, de Howard Pyle-

¿Será el espíritu de los bosques de Nottingham? ¿Será el aire que allí se respira? ¿Será que la historia repite sus jugadas, utilizando diferentes protagonistas para ocupar los roles, pero siempre llegando a resultados similares? Me pregunto, al comprobar que no hubo solamente un Robin Hood. Hay entre las hojas del bosque de Sherwood, caminos en el aire, rutas imaginarias de flechas que se lanzaron a favor de los oprimidos, aquellos que se hicieron tinta en una leyenda nacida hace cientos de años. Las marcas que dejan las flechas son comparables a las marcas en la historia que dejan aquellos que pisan fuerte adonde llegan. Aquí, darle a los humildes lo que les corresponde, quitándole lugar a los poderosos cancelando su acceso a la supremacía total, no fue tarea exclusiva de Robin Hood. El último gran héroe del Bosque de Nottingham no lanzaba flechas, no al menos cuando estaba callado…

Imaginate si tu equipo cambiara de director técnico y el nuevo lo primero que les dice a los jugadores es: “Hasta donde sé, ustedes pueden tirar a la basura los trofeos que tienen, porque ustedes los ganaron haciendo trampas”. Bueno, eso es lo que dijo Brian Clough cuando arribó al Leeds United. 44 días y prendió el helicóptero duró su mandato. Cuando se fue, se despachó con: “Hoy es un día muy triste… para el Leeds United”. Picante como el riojano futbolero más famoso; inteligente, sagaz y con veneno en la lengua como Mourinho.

Hoy, 20 de Septiembre, se cumplen 12 años del deceso de quien fue el máximo ídolo de una institución que vivió un sueño largo y hermoso. A las 12:00, o en 1993, se rompió el hechizo, y hoy los Rojos son un cuadro habituado a campañas grises en el ascenso inglés. Pero hablemos de quien destapó el sueño y mantuvo viva su llama durante un tiempo insospechado: Brian Howard Clough nació un 21 de Marzo de 1935, en la ciudad inglesa de Middlesbrough. Jugó como delantero para el club de su ciudad natal y para el Sunderland. No podría decir cuales de sus números son más sorprendentes, pues como jugador ostenta la cifra de 267 goles en 296 partidos. Una bestia. Pero una rotura del ligamento cruzado anterior lo empujó al retiro a la edad de 29 años. A pesar de todo, pareciera que los tipos como este en cuestión estuvieran predestinados a algo grande. Su leyenda comienza aquí.

clough-en-su-etapa-en-el-middlesbrough-imago
El S*nf*l*pp* de ellos (?)

I woudn’t say I was the best manager in the bussiness. But I was in the top one”

Yo no diría que fui el mejor técnico de todos, pero estaba en el top uno”

Brian Clough

Arrancó entrenando a las inferiores del Sunderland, por ofrecimiento del técnico de la primera, mientras esperaba por recibirse de director técnico. Luego agarró al Hartlepool, un club de la cuarta división del fútbol inglés, siendo, de manera esperable, el DT más joven.

En ese club, conoció a Peter Taylor, que había sido su compañero como jugador en Middlesbrough. Este personaje iba a ser su perfecto partener, su amigo y cómplice. Ambos llevaron a la gloria máxima al Nottingham Forest en el cual el capitán era un hombre que 14 años antes había sido fichado por ellos a los 16 años de edad para jugar en la cuarta división: John Mc Govern.

El gran capitán del Nottingham fue (junto con Roy McFarland, John O’Hare y Dave Mackay) de los refuerzos importantes que el Derby County recibió cuando llegaron Clough y Taylor en 1967. Es así que, juntos con cambios efectuados a todo nivel, revolucionaron la vida del club carnero. Los grandes cambios futbolísticos y a nivel instutucional llevaron al Derby a salir campeón de segunda y ascender en la temporada 1968-69. Pero la cosa no terminaba ahí, porque en el primer año en primera, los carneros terminaron cuartos en la tabla, lo que significaba su mejor clasificación desde 1949, clasificándose además a una competición europea a la cual no pudieron asistir porque la institución fue sancionada y con una multa de 10.000 libras por algunos chanchullos de guita. Clough, no haciendo caso, contrata a Colin Todd, sin permiso de la comisión la comisión se va a la puta que la parió directiva, por 170.000 libras (siendo el contrato más caro del Derby hasta entonces). Sumado a la llegada del escocés Archie Gemmill por 50.000 libras.

La anécdota más destacable de su época en el Derby fue cuando el club estaba por lograr su primer título local. Allá por 1971-72, Liverpool y Leeds competían cabeza a cabeza con Derby County por el título. Los de Clough ya habían cumplido con todos sus compromisos pero a los otros dos competidores directos les quedaba un partido. A los de la ciudad de Los Beatles le bastaba con ganar para superar a los carneros y al United le alcanzaba con el empate. Es decir que estaba bastante jodido. A pesar del panorama, nuestro DT en cuestión los mandó a los jugadores junto con su ayudante a festejar el campeonato a Mallorca, mientras el viajó a otras islas a celebrar. Se enteraron por los medios que Liverpool empató en Highbury contra el Arsenal y que el Leeds la pecheó toda contra el Wolverhampton, perdiendo 2 a 1, resultado que los coronaba campeones. Menos mal, porque lo que hicieron era un atraedor de mufa infernal (?)

Realmente quiero empezar a hablar de su época de altísima gloria en el Forest, pero siento que no puedo dejar afuera del post el modo en que se fue del Derby suave corto.

Entre algunas polémicas, y a pesar de haber conseguido un título recientemente, aparece el hecho de negarse a asistir a una concentración en Holanda y Alemania (indicándole a su ayudante Taylor que viaje él junto al equipo) porque la institución le denegó el permiso para llevar a su familia sumado a una nueva contratación de un jugador sin acordarlo previamente con el presidente. Se trataba de David Nish, por el cual se desembolsó la suma de 225.000 libras, otra vez estableciendo el record del contrato más oneroso. La gota que rebalsó el vaso fue cuando declaró, luego de una victoria contra el Liverpool:

Sólo empezaron a cantar al final, cuando ya ibamos ganando. Quiero oírlos cuando estemos perdiendo. Son Vergonzosos”

De parte de la Directiva pidieron disculpas a los hinchas por el Silencio Atroz Affaire y, obviamente, ya lo bancaban cada vez menos a Brian…

El Derby más tarde perdió polémicamente en la semifinal de la Copa de Europa contra la Juventus. Hubo tongo de todo tipo ahí. El árbitro los bombeó a los ingleses asquerosamente. Clough no se iba a quedar callado. Cuando los periodistas en Italia le preguntaron sobre el equipo de La Vecchia Signora se despachó diciendo que “No voy a hablar de esos bastardos tramposos”. Pero no fue todo, y acá se viene la Termo Alert: Les recordó a los italianos su falta de valor en la Segunda Guerra Mundial. Imagínense que el partido de vuelta estuvo picante…

Para no ahondar más en detalles, podemos decir que se termina yendo del Derby County porque volvió a incurrir en contrataciones sin permiso y cada vez venía peor la relación con los dirigentes. Hubo pedido de los jugadores a la comisión y de los hinchas, en lo que se llamó la campaña “Bring back Clough”. No hubo caso, el técnico y su ayudante no volverían más.

La estatua del dúo.
La estatua del dúo, en épocas de gloria con el Derby County.

Por conseguir los tres puntos le pegaría un tiro a mi abuela”

Brian Clough

Tuvo un breve paso en el Brighton & Hove Albion de la tercera división, que después agarró Taylor para que Clough comenzara de a poco su época de apogeo, la siguiente escala era Leeds, para dirigir a los unidos de esa ciudad.

(Para disfrutar al máximo de esta etapa crítica de nuestro personaje les recomiendo ver la película The Damned United, retratando de buena forma los 44 días de Clough en el United. Además de la película, en you tube van a encontrar las entrevistas donde debatían con Don Revie)

Les dejo el trailer, en inglés, de la peli.

Don Revie, que había sido director técnico un montón de años en este club, iba a tomar el cargo de entrenador de la Selección Inglesa. Eso le liberó la vacante a Clough. En varios debates televisivos, como acá se debate entre bilardistas y menottistas, Clough le pegaba a Revie por el estilo en que te han convertido, Daniel? y el juego sucio de sus equipos. Aunque él también bidoneaba, como en la madrugada que se despertó y fue a inundar la cancha para jugar con el campo embarrado el partido por copa que afrontarían al día siguiente. La tirantez del debate continuo motivo que después los camarilleros de los jugadores del Leeds se la hagan re contra difícil, ahí es cuando nuestro personaje les lanzó en el vestuario la frase citada más arriba en el post, en la que les decía que podían tirar los trofeos porque los habían ganado haciendo trampa. 44 días duró en el club.

“A veces se me suben los humos a la cabeza. Creo que a la mayoría nos pasa cuando nos hacemos famosos. Me llamo a mí mismo ‘tipo creído’ sólo para recordarme que no hay que serlo”.

Brian Clough

La ruta que une las ciudades donde dejó su huella como DT.
La ruta que une las ciudades donde dejó su huella como DT.
Debate c
Debate televisivo: Cloughismo o Revieismo (?)

Un club que está peleando por no descender tiene vedados los sueños, por lo general. A ningún hincha de un club que se está por ir a la tercera división se le ocurre pensar en nada más que rascar los puntos para llegar a salvarse. Excepto cuando un héroe aparece en su camino. Héroes con recetas, con conocimiento, con experiencia y, sobre todo, con la capacidad de transformar por unos años un Bosque en la Nueva Roma del fútbol, la capital Europea de los ganadores. Nottingham recibía a Brian Clough y a su amigo y ayudante de siempre, Peter Taylor.

En 1975 el Forest corta la cagadera y se salva del descenso, paradojicamente, cagando. El campeonato siguiente termina octavo y en el que sigue, con la llegada de McGovern y O’Hare, logran el ascenso. Ya en la Premier, contando con Peter Shilton como arquero, sale campeón. Le sacó a su inmediato perseguidor, nada menos que el Liverpool, siete puntos de ventaja y, además, le rompe el culo gana en la final de la Carling Cup.

Acá un resumen de los buenos tiempos:

Aprovechando que la vida le sonreía a este, hasta hoy, equipo mediotablista (?), contratan a un muy buen futbolista para reforzar el tren delantero del equipo. Llegaba Trevor Francis, que jugaba de mediapunta. Por un escritoriazo de la UEFA, el nuevo refuerzo no puede jugar ningún partido excepto el de la final de la Champions. ¿Quien carajo creía que iban a llegar a la final? Bueno, llegaron. Y Francis jugó. Y metió un gol. Y el Nottingham Forest levantaba la copa, contra todo pronóstico. Igual la final la jugaron contra el Malmö, tampoco tan difícil el pronóstico (?)

trevor-francis_-photograp-001
Gaaaaaaaal de Trevor Francis
Trevor de tres tiras (?)
Trevor de tres tiras (?)

La criatura de Clough ya pisaba fuerte en Europa y, fiel a su polémico estilo, declaró:

“No fue un gran partido, ellos fueron un equipo aburrido. De hecho, Suecia es una nación aburrida. Pero hemos ganado, que importa lo demás”.

Lo de pisar fuerte no era joda, los muchachos de Clough y Taylor se la recontra bancarían un año más tarde contra el Hamburgo (en el que jugaba un tal Kevin Keegan). El escenario: Estadio Santiago Bernabéu. Otra vez Campeones de Europa.

Esta vez los muchachos de rojo no contaban con Trevor Francis, el héroe de la final del año pasado, ausente por lesión. El gol esta vez lo hizo John Robertson, a quien Clough se encargó de describir con el mote de “El Picasso de nuestro deporte”.

La anécdota llamativa de este período es que Peter Shilton, después de quejarse del estado del campo, terminó entrenando en una rotonda, porque encontraron un espacio con pasto como debía ser.

brian-clough-una-leyenda-del-futbol-ingles-l-v034c2

brianclough_1362087a
Muy linda la camperita

Robertson, se iría más tarde al Derby County, lugar al que había ido Peter Taylor. Esto acabó con una relación desgastada entre el técnico y el ayudante. El punto de quiebre fue una biografía publicada en esos años por el mismo Taylor. Así y todo, los ochentas, tiempos de una decadencia notoria para el equipo, trajeron un par de Carling Cup y el acceso a semifinales de UEFA.

A fines de los ochentas los rojos casi alcanza el triplete pero en semifinales de FA Cup queda eliminado y termina tercero en la liga.

Como corolario de esta etapa de declive queda el mal recuerdo de Clough siendo multado con 5000 libras y quedándole prohibido ocupar su lugar en el banco hasta el final de la temporada por haber agredido a unos hinchas que habían invadido el campo de juego.

Consiguió la Copa de la Liga al año siguiente y luego, a principios de los noventas, el Forest llegó a la final de la FA Cup y la Copa de la Liga, siendo derrotado por un gol en ambos compromisos, contra el Tottenham como contra el Manchester United.

El alcohol, que siempre lo acompañó, esta vez fue un cruel aliciente. Ahogó con alcohol la pena que le ocasionó la muerte de Peter, su amigo, en 1990. Sus problemas con la bebida iban creciendo y su decadencia se trasladó al equipo. En la 1992 / 93 le desmantelaron el plantel y quedó ultimo durante toda la temporada. El Sheffield United hizo de verdugo y, ganandole 2 a 0, lo mando al descenso. Clough se retiró al terminar ese torneo.

18 temporadas entre ascenso, gloria local, éxtasis europeo y ocaso. Mucho tiempo, o no.

Se le escuchó decir a Brian:

“Ya sé que Roma no se construyó en un día, pero es que yo no me encargué de ese trabajo”

forest_nota_interior-jpg_1360585586

infografia-bc

Anuncios