A la pelotita Vol 4: Adidas Azteca

En esta sección que reflotamos cada vez que la sequía futbolera amenaza con matarnos(?) donde homenajeamos a los balones protagonistas de los mundiales hoy nos toca llegar a México `86 y todos sabemos que vamos a terminar poniendo jugadas del Die una atrás de la otra en los comentarios o con los jovatos recordando dónde mierda vieron X partido (?), pero antes que eso pase hablamos un toque de la protagonista femenina de esa historia de amor (o de sexo duro, depende cómo la quieran ver (?)) gestada en ese verano mexicano.

48e

Pero primero, un poco de historia. No, no se ponga a bufar alumno que desde acá lo veo (?): Primero hay que decir que México se transformó en el primer país americano en conseguir ser dos veces sede de un Mundial de fútbol, pero dicho logro lo consiguió no tanto por mérito propio sino por imposibilidad ajena, porque el país que había sido elegido en 1974 era Colombia. Y acá surge la hijaputez de los 10 gordos de traje porque primero los designan sede, pero después le piden dos o tres boludeces:

  • 12 estadios con capacidad mínima de 40.000 personas para la primera fase.
  • 4 estadios con capacidad mínima de 60.000 personas para la segunda fase.
  • 2 estadios con capacidad mínima de 80.000 personas para el partido inaugural y la final.
  • La instalación de una torre de comunicación en Bogotá.
  • Congelamiento de las tarifas hoteleras en moneda nacional para los miembros de la FIFA a partir del 1 de enero de 1986, entre otros.
  • La emisión de un decreto que legalizara la libre circulación de divisas internacionales en el país.
  • Una robusta flota de limusinas a disposición de los directivos de la entidad.
  • Una red ferroviaria que permitiera comunicar a todas las sedes.
  • Aeropuertos con capacidad para el aterrizaje de aviones de reacción en todas las sedes.
  • Una red de carreteras que permitiera el fácil desplazamiento de la afición.

Como dije, nimiedades (?) El tema es que para 1982 Colombia no llegaba a cumplir con todos los requisitos que le exigían desde la FIFA, por lo que su presidente en ese entonces, Belisario Bentancur 18 palos (?) les dijo que muchas gracias, pero que lo veían por tele que ya lo daban en colores y no gastaban tanta guita. Ahí fueron 4 los americanos que se postularon para ser sede: USA, Canadá, Brasil y México. Brasil se mancó al toque y se bajó solito, Estados Unidos veía que no le alcanzaba la guita para seguir la rosca (Recordemos que en 2 años tenían los Olímpicos) así que hizo lo mismo y Canadá canadió (?) por lo que en todo México se festejó con calaveras pintadas, tiros al aire, tequila y gallinas volando, como todos sabemos que pasa en ese país cada vez que festejan cosas.

chanoychon
– Somos sede del Mundial – Ijole! (?)

 Y así llegamos a nuestra homenajeada: Como vimos en nuestra anterior emisión, y veremos en las siguientes si pinta (?) el modelo Tango había llegado para quedarse, manteniendo la distribución poligonal de los gajos de la Telstar y el diseño de triada era el favorito entre los usuarios, por lo que los de Adidas, con el Mundial de México a la vuelta de la esquina, dijeron “equipo que gana no se toca” y se dedicaron a innovar en lo tecnológico más que en lo estético. Así estamos frente a la primer pelota realizada 100% con materiales sintéticos.

aviso-azteca

Los gajos de la pelota estaban compuestos por 4 capas: La primera de poliuretano, reemplazando completamente al cuero, y las 3 restantes con un material bautizado “Adicrón”, que suena a malo de los Transformers pero resulta ser un polímero que protege a la cámara frente a las deformaciones y la humedad. Juro que traté de buscar más datos sobre el material, pero después de recibir la visita por segunda vez consecutiva de un oficial de la CIA a casa  o después de hincharme los huevos ante la decimonovena vez que el Google me buscaba “adición” en vez de “adicron”, decidí dejarlo así nomás (?).

making-ofAcá no se ve  dónde le instalaron el chip para que haga esto o el imán que impedía que se alejara del pie del Die acá …Debe ser entonces que solamente fue MAGIA.

El nombre “Azteca” fue en honor al pueblo originario, fundador del la ciudad de México-Tenochtitlan y el diseño, si bien era el mismo de la Tango, mostraba dibujos en cada triada que remitían a la arquitectura de dicho pueblo. Como de la historia, existieron dos versiones: Una toda en negro y la segunda con todas las inscripciones en rojo, hecha en Francia.

made-in-france-set-fifa-world-cup-1986-mexico-adidas-azteca-official-match-ball-soccer-football-jpg-1381454358
Las tres monjas pelotas francesas

Y como del capitalismo vive el hombre (?) se hicieron otras versiones para la venta: Una verde fosforescente y después los modelos Azteca Puebla la preferida de Closs y Tevez (con todos los motivos en rojo y las inscripciones en negro) y la Azteca Acapulco, que era igual a la original, salvo que los diseños de las triadas estaban enmarcados en rojo. Como la Baby Malibú pero con un sombrero nuevo (?). Después estuvo la hermana bastarda (¿) que fue la Jalisco, que era exactamente igual a la Azteca, pero por un tema contractual tuvo que ser rebautizada para la Copa América de Brasil de 1989.

Hasta acá la historia de la compañera de baile del Die en el 86, que Quique Wolff siga pensando que es su caprichosa, cornudo consiente! (?)

BONUS TRACK

Su nombre es sinónimo de niño en estado de estancamiento y padre a punto de ver sus testículos llegar al nivel máximo de expansión (?), pero lo cierto es que cuando uno escucha o lee la palabra “Caprichito” no piensa tanto en el pibe tirado en el piso gritando como Linda Blair sino que su mente se vuelve de un solo color: Naranja.

32799

Regalo predilecto del tío que quiere acercarle una pelota al sobrino sin correr el riesgo de que su cuñada lo quiera matar porque el pibe le va a romper todo el duplex a pelotazos, la Caprichito ha marcado a varias generaciones de argentinos, siendo casi la reemplazante natural de la Pulpo y guardando con la misma la relación de ser pelotas 100% argentinas.

La empresa creadora de estos juguetes intermedios entre el globo y una pelota normal (?) es DIDIFAS S.A., empresa radicada en el Ramos Mejía, desde hace más de 25 años viene laburando con un material llamado Plastisol, un polímero que surge de la mezcla de PVC, un plastificante y aditivos varios, siendo los primeros en nuestro país en utilizar dicha materia para la elaboración de diferentes juguetes, entre los que sobresale la pelota “Caprichito” que, como ellos mismos dicen en su slogan, es “el único caprichito que se justifica”. Bueh, reventarse el aguinaldo en una noche ponele que también (?).

Bueno, hasta acá fue este capítulo, nos estamos viendo cuando no haya nada más interesante que poner en cualquier momento.

 

Anuncios