El puto amo

En un fin de semana donde en todas las canchas se homenajeó a los futbolistas de Chapecoense, lo más importante fue el gran derby español, donde ni Lionel Messi ni Cristiano Ronaldo pesaron, y la foto se la llevó, como casi siempre, el gran capitán madridista.

spain_soccer_la_liga-be90b_20161203182300-k09f-u4123790722729ag-980x554mundodeportivo-web

En Barcelona se enfrentaron los dos clubes más poderosos del mundo, y desde hace algunos años, eternos candidatos a llevarse todo lo que jueguen. El local tenía que ganar para descontar esa diferencia de seis puntos que en una Liga tan dispar entre los gigantes y el resto, parece enorme. Sin embargo, el que iba a tener las ocasiones más importantes en esa primera etapa, fue la visita. Ya a los dos minutos, Lucas Vásquez se escapó y Javier Mascherano, de horrible partido, le hizo penal, pero el árbitro no se dio por aludido, quizás, gracias a la facilidad del delantero de tirarse casi siempre. El Real Madrid tuvo las más claras en el primer tiempo, donde hubo otras jugadas polémicas. Una visible agarrada de Mascherano a Cristiano Ronaldo, y dos supuestas manos en el área a favor del Barcelona, la primera de Sergio Ramos y la segunda de Dani Carvajal, a quien la pelota parece pegarle primero en el pecho.

En el segundo tiempo iban a venir las emociones, cuando a los 8 minutos, un centro de Neymar fue a parar a la cabeza de Luis Suárez, habilitado con lo justo, para la victoria parcial. Sin merecerlo, el Barsa se ponía en ventaja. La vuelta de Andrés Iniesta, el crack que parece hacer todo bien, le dio la claridad que le faltaba, además de las asistencias punzantes a las que nos tiene acostumbrados. Neymar se perdió un gol increíble, y cuando parecía que el local se quedaba con los tres puntos, apareció el gran héroe de Madrid. ¿Cristiano Ronaldo? No, boludeces no. El de siempre, si… otra vez Sergio Ramos, como en Munich, como en Lisboa, como en Milan… Un cabezazo bárbaro cuando el reloj acariciaba el minuto 90, y en gran parte, gracias al aporte de Mascherano, quien era su marca, y se resbaló (!), dejando al central libre para meterla adentro. El 1 a 1 deja al Real con seis puntos de ventaja y sigue con su racha de 33 partidos invicto y si no cae en la semana ante el Borussia Dortmund, igualará la marca del equipo de Leo Beenhakker en la temporada 1988-89, tremendo lo del equipo de Zizou, que sólo se ha ido sin puntos en 2 partidos, ante el Wolfsburgo por Champions, y ante el Atlético por Liga. Lionel Messi suma seis sin convertirle al clásico rival, una racha bastante extraña.

387014.jpg
Vergüenza ajena (?)

Ese mismo sábado jugaban los otros equipos que querían acercarse a la punta, pero fue un concurso para ver quien tenía el pecho más congelado. Empezando por el Sevilla, que visitaba a un Granada que en 13 fechas no le había podido ver la cara a Dios. El equipo de Jorge Sampaoli, se ve que se inspiró demasiado en su mentor Marcelo Bielsa, y al recordar que tenía que ganar, se paralizó y cayó por 2 a 1. En el primer tiempo, el nacido en Bélgica, Andreas Pereira puso el primero, y antes del primer cuarto de la segunda etapa, David Lomban iba a poner diferencia de dos. El francés Wissam Ben Yedder, de penal, iba a anotar el descuento en el ídem (?) del partido. Gran chance perdió el Sevilla, que quedó a siete de la punta, un número menos que los argentinos que fueron titulares, ya que el desvirgador de chilenos (?), alineó desde el principio a Nicolás Pareja, Gabriel Mercado, Joaquín Correa, Matías Kranevitter, Franco Vázquez y Luciano Vietto y después quieren clasificar a un mundial con esta manga de muertos que pierden con un grupo de desconocidos (?). El único argentino que se fue festejando en pija (?) fue Ezequiel Ponce, que jugó los últimos cuatro minutos del encuentro para el local.

El Atlético de Diego Pablo Simeone, donde hubo un sentido homenaje a su ex jugador fallecido en la tragedia de Chapecoense, Kléber Santana, tampoco pudo descontar, ya que de local no pasó del 0 a 0 ante el Espanyol. Ángel Correa y Nicolás Gaitán ingresaron en el local, mientras que en la visita fue titular Pablo Piatti. El Leganés de los desconocidos argentinos Martín Mantovanni (titular) y Alexis Szymanowsky (no jugó), le sacó un empate de local al Villarreal de Fran Escriba, que contó con la presencia estelar (?) de Mateo Musacchio en la zaga central del equipo amarillo. El 0 a 0 no le sirve a ninguno, aunque la visita suma para seguir en puestos europeos.

El domingo se llenó de goles y partidazos, en el que empezamos hablando del empate 3 a 3 que nos regalaron el Betis y el Celta de Vigo. El local estuvo dos veces abajo, y una vez arriba, pero terminó repartiendo puntos. Rubén Castro de penal, Antonio Sanabria y Germán Pezzella (de cabeza) anotaron para el albiverde, mientras que para el equipo de Eduardo Berizzo anotaron Iago Aspas por dos, y Facundo Roncaglia, también de cabeza, que compartió titularidad con Gustavo Cabral y Pablo Hernández.

El Bilbao cortó la buena racha del Eibar, el equipo revelación, y le arrebató el séptimo puesto. Fue un 3 a 1 con tantos de Benat Etxeberria (un golazo), esa cosa extraña (hola INADI) que es Iñaki Williams e Iker Muniain. Sergi Enrich anotó para la visita. El otro 3 a 1 de la fecha fue el que le propinó el Sporting Gijón a un Osasuna que no puede con su alma. Dos tantos de Carlos Carmona y uno del brasileño Douglas para poner diferencia de tres. Descontó Miguel Flano para la visita. El domingo hubo otros dos empates, el Alavés de Mauricio Pellegrino igualó 1 a 1 con Las Palmas, con tantos de Alexis para el local y el croata Marko Livaja para la visita, mientras que el Valencia no pega una, y empató 2 a 2 con un Málaga que ya se había hecho la idea de irse del Mestalla con las manos vacías. Pablo Fornals abrió la cuenta para la visita con un lindo zapatazo pero los dirigidos por Césare Prandelli lo dieron vuelta gracias a los tantos de Rodrigo y Álvaro Medrán. Cuando parecía que los locales iban a festejar los tres puntos, apareció nuevamente Fornals para darle un puntazo al Málaga en el segundo minuto de descuento. Ezequiel Garay fue titular y Federico Cartabia ingresó faltando alrededor de veinte minutos en el equipo che, que sólo por diferencia de gol, no está en puesto de descenso. La fecha se cerró el lunes con la orteada de la fecha, donde el Deportivo La Coruña se despertó y destrozó al buen equipo de la Real Sociedad por 5 a 1. El brasileño Sidnei, Iñigo Martínez en contra, el holandés Ryan Babel (que además falló un penal) y un doblete del rumano que viene convirtiendo seguido, Florin Andone, marcaron para el local. Yuri Berchiche anotó el único gol del equipo vasco, donde atajó Gerónimo Rulli, que detuvo un penal pero que la defensa no lo ayudó para nada. Así el equipo visitante cierra la fecha en posición de copas europeas, pero sin poder descontarle puntos a los de arriba.

Posiciones: Real Madrid 34, Barcelona 28, Sevilla 27, Atlético Madrid 25, Villarreal 23, Real Sociedad 23, Athletic Bilbao 23, Eibar 21, Celta 21, Las Palmas 20, Málaga 20, Espanyol 19, Alaves 17, Real Betis 15, Leganés 14, Deportivo La Coruña 13, Valencia 12, Sporting Gijon 12, Granada 8, Osasuna 7.

En Italia, el partido de la fecha se jugaba en Turín, donde el líder, Juventus, recibía a la gran revelación que no paraba de voltear muñecos, el Atalanta, con una racha diabólica de 6 victorias seguidas. Lamentablemente para los neutrales, el partido duró 20 minutos, el tiempo que le alcanzó al líder para liquidar el pleito, gracias a los tantos del brasileño Alex Sandro a los 14 y de Daniele Rugani a los 19. Mario Mandzukic anotó el tercero en la segunda etapa y el suizo Remo Freuller iba a descontar para la visita faltando ocho minutos para el final. Gonzalo Higuaín fue titular en la Vecchia Signora, mientras que Alejandro “Papu” Gómez no pudo mantener la racha de su equipo, que igual viene haciendo un campañon de la mano de Gian Piero Gasperini.

El otro partido de la fecha, era el clásico de la capital italiana, donde Lazio recibía a la Roma, que no quería perderle pisada al líder. Y no se la perdió nomás, ya que el equipo de Luciano Spalletti se llevó el derby por 2 a 0 con tantos que vinieron desde los Países Bajos. Primero el holandés Kevin Strootman, después de un horror garrafal de Wallace, que se quiso hacer el lírico y la terminó perdiendo y luego un golazo del belga Radja Nainggolan, ambos en la segunda etapa, le dieron tres puntos vitales a la visita, y estiró a 15 la ventaja en el historial contando la Serie A. En el local jugó 80 minutos y fue amonestado Lucas Biglia, mientras que Federico Fazio y Diego Perotti completaron todo el partido para el equipo ganador.

roma-vence-lazio-1200x600
No detenga su motor

El otro escolta, Milan, recibía a esa murga (?) llamada Crotone, que empezaba dando la sorpresa con un tanto de Diego Falcinelli a los 26 de la primera etapa. Parecía que se iban al descanso así, pero a los 41 apareció el croata nacido en Alemania, Mario Pasalic para poner tablas. El francés M´baye Niang tuvo la chance de poner el segundo pero su remate fue detenido por Alex Cordaz. Aguantó hasta los 86 minutos el humilde equipo de la región calabresa, cuando Gianluca Lapadula se encargó de darle los tres puntos al equipo milanés (donde fueron titulares Gabriel Paletta y José Sosa) para mantenerse como escolta.

La jornada la abrió el Nápoli el viernes, que se abusó de ese intento de equipo que es hoy el Inter y lo goleó 3 a 0 gracias a los goles del polaco Piotr Zielinsky, el eslovaco Marek Hamsik y su figura, Lorenzo Insigne. En la visita fueron titulares Cristian Ansaldi, Ever Banega y Mauro Icardi, mientras que ingresó en el segundo tiempo Rodrigo “Patineta” (?) Palacio. El Torino fue a casa de la Sampdoria y se llevó una dolorosa derrota por 2 a 0 con tantos del paraguabdoyo Edgar Barreto y el checo Patrick Schick. Matías Silvestre fue titular en el equipo genovés, donde ingresó Ricky Álvarez en el complemento, en el que también apareció Lucas Boyé en la visita para jugar los últimos 20 minutos. Así se le acercó también la Fiorentina, que derrotó a uno de los de abajo, Palermo, por 2 a 1, abriendo la cuenta Federico Bernardeschini de penal, empatando uno de los mejores nombres del mundo (?), el bosnio Mato Jajalo con un excelente tiro libre. Parecía que el Rosa se llevaba un punto de oro, pero en el minuto 90 apareció el gigante senegalés Khouma Babacar para cabecear un preciso centro de Mauro Zárate (quien ingresó faltando 12 minutos) y darle los tres puntos a los Violas. La otra goleada de la fecha fue obra del Sassuolo, que venció 3 a 0 al Empoli con tantos de Lorenzo Pellegrini, Federico Ricci (ambos desde los 12 pasos) y Antonio Ragusa, en un equipo donde casi todos sus jugadores son italianos. En la visita ingresó el ex Milan José Mauri.

En Pescara, el local y el Cagliari empataron 1 a 1. El eterno Marco Borrielo abrió la cuenta para la visita, mientras que el local salvó un punto sobre la hora gracias a su goleador Gianluca Caprari. Albano Bizzarri fue titular en el equipo local, que sigue en puestos de descenso. El domingo hubo dos partidos que cerraron la fecha. El Udinese venció 1 a 0 al Bologna con una hermosa pirueta de Danilo no debo hacer chistes, no debo hacer chistes (?) en el minuto 90. Rodrigo De Paul fue titular para los de Udine. La fecha la cerraron con el asqueroso (?) 0 a 0 que disputaron Chievo Verona y Genoa, donde el local tuvo la chance desde el punto penal pero Mattia Perin le adivinó la intención al esloveno Valter Birsa. Lucas Castro jugó para el local, mientras que en la visita divagaron (?) por la cancha Ezequiel Muñoz (autor del penal), Nicolás Burdisso y Giovanni Simeone.

Posiciones: Juventus 36, Roma 32, Milan 32, Nápoli 28, Lazio 28, Atalanta 28, Torino 25, Fiorentina 23 (-1), Sampdoria 22, Inter 21, Genoa 20 (-1), Cagliari 20, Chievo Verona 19, Udinese 18, Sassuolo 17, Bologna 16, Empoli 10, Pescara 8, Crotone 6, Palermo 6.

La Premier League nos traía el partido que enfrentaba al puntero con uno de los escoltas. El Chelsea iba a la casa del Manchester City para demostrar que es un serio candidato al título. Todo empezó a pedir de los de Pep Guardiola, ya que sobre el final de la primera etapa, Gary Cahill en contra abría la cuenta para los Citizen. El segundo tiempo iba a ser todo del equipo de Antonio Conte que empató a los 15 gracias a Diego Costa (al que Nicolás Otamendi nunca pudo parar), uno de los goleadores del campeonato, y diez minutos después se puso en ventaja por intermedio de Willian, quien junto a David Luiz homenajearon a los caídos en Medellín. Sobre el final, un buen contraataque iba a terminar con el gol del belga Eden Hazard para poner el 3 a 1 definitivo. Iba a quedar tiempo para un patadón de Sergio Agüero y su consiguiente roja, por la que le darían 4 fechas, y una especie de ahorcamiento de Fernandinho hacia Fábregas, que dejó a los locales con nueve hombres. El Chelsea sigue siendo la bestia negra de Guardiola, ya que nunca le pudo ganar en seis partidos (3 empates y una derrota con el Barsa por Champions, con una eliminación por lado, y otro empate dirigiendo al Bayern) y de la mano de un gran entrenador como Antonio Conte, busca llevarse una nueva Premier.

380359
Completamente nervioso

El otro escolta, era el Liverpool de Jurgen Klopp, que estuvo dos veces en ventaja y terminó perdiendo un partido increíble frente al Bournemouth. El senegalés Sadio Mané y el belga Divock Origi pusieron ventaja de dos para los Red Devils, Callum Wilson de penal descontó para el local, pero el alemán de origen turco, Emre Can, ponía otra vez diferencia de dos goles. En los últimos quince minutos el equipo de la costa sur inglesa se fue con todo en busca del milagro, y lo logró gracias a los tantos del escocés Ryan Fraser, y los dos centrales, Steve Cook y el holandés Nathan Ake en el minuto 93 de partido. Triunfazo del local, y un cachetazo durísimo para el equipo del hípster entrenador alemán.

En una fecha llena de goles, el que ahora quedó como escolta es el Arsenal, que gracias a un triplete del otro goleador del torneo, el chileno Alexis Sánchez, aplastó 5 a 1 al West Ham de visitante. Mesut Ozil y Alex Oxlade-Chamberlain completaron la faena, mientras que el del honor lo anotó Andy Carroll. El Tottenham de Mauricio Pochettino fue otro que cantó línea, ya que aplastó por 5 a 0 al Swansea City, que venía de comerse cuatro, pero de hacer cinco… Dos del goleador Harry Kane (uno de penal), uno del surcoreano Heung-Min Son, y los dos restantes del danés Christian Erikssen, para tratar de empezar a meterse de lleno en zona de copas.

José Mourinho sigue sin poderle agarrarle la mano al Manchester United, pese al golazo que marcó Zlatan Ibrahimovic, con complicidad del portero. Igualó 1 a 1 en su visita a Everton, que lo empató con un penal de Leighton Baines. Marcos Rojo fue titular y jugó de regalo después de un patadón que era roja directa y terminó siendo sólo amarilla. Ramiro Funes Mori también fue titular en el Everton.

zlatan-ibrahimovic-el-golaz-jpg_600x0
Malas compañías

Muy buena campaña está haciendo el West Bromwich Albion, que está séptimo y mira de cerca las copas. Esta vez venció al Watford por 3 a 1. Los dos primeros tantos vinieron desde Irlanda del Norte, por medio de Jonny Evans y Chris Brunt. El congolés Christian Kabasele puso el descuento parcial pero a Matthew Phillips se le iluminó la lamparita (?) y terminó de liquidar las ilusiones de la visita, donde el tucumano Roberto Pereyra fue titular y vio la roja.

El Leicester mientras sigue de juerga por Europa como estudiante americano (?) se acerca peligrosamente a zona de descenso. Esta vez cayó 2 a 1 con el hasta entonces colista Sunderland, quien arrancó ganando gracias a un tanto en contra del alemán Robert Huth. El veterano Jermain Defoe puso diferencia de dos, y el ponja (?) Shinji Okazaki descontaba para intentar llegar al empate que no se dio.

Uno que obtuvo un gran triunfo fue el Crystal Palace, que goleó como local 3 a 0 al Southampton con el blooper de la fecha, obra de Fraser Forster, que le regaló el primero de sus dos tantos al belga Christian Benteke, el restante lo hizo James Tomkins. También sumó de a tres y se ubica bien en la tabla el Stoke City, que derrotó 2 a 0 al Burnley con tantos de Jonathan Walters y el español Marc Muniesa. El lunes se cerró la fecha con el atrapante (?) encuentro entre Middlesbrough y Hull City. El uruguayo Gastón Ramírez fue el autor del único gol del encuentro para el equipo donde baldoseó Gonzalo Marinelli (?).

Posiciones: Chelsea 34, Arsenal 31, Liverpool 30, Manchester City 30, Tottenham 27, Manchester United 21, Everton 20, West Bromwich Albion 20, Stoke City 19, Bournemouth 18, Watford 18, Southampton 17, Middlesbrough 15, Burnley 14, Crystal Palace 14,Leicester City 13, West Ham United 12, Sunderland 11, Hull City 11, Swansea 9.

Vamos a la Bundesliga, pero antes de meternos con el líder, vamos a hablar de otro de los equipos que está causando buenas impresiones, pero sobre todo, de su entrenador. Esto viene a cuento de una serie de comentarios hace un par de post, donde se discutía la experiencia del hijo de Nery Pumpido, para ser entrenador de Unión, aunque lo que se ponía en tela de juicio era más que nada si había llegado más por apellido, que por mérito propio. En Alemania hay una tríada de entrenadores nuevos que empezaron abriéndose camino a base de buenos resultados y algún que otro contacto. Claramente el puntapié inicial lo dio Jurgen Klopp, con su maravilloso Borussia Dortmund que ganó 5 títulos en su país, además de llegar a una final de Champions. El segundo del que hablamos, es el actual entrenador del Dortmund, y quien justamente reemplazó a Klopp, Thomas Tuchel, quien empezó dirigiendo las inferiores y la filial del Augsburg con sólo 27 años, y luego pasó por Mainz, hasta llegar a dónde está hoy. Además, tuvo mucho que ver con el entrenador del que vamos a hablar, que es Julian Naggelsmann. El Baby Mourinho, como lo llaman en Alemania, era jugador del Augsburg dirigido por Tuchel cuando una lesión lo dejó sin carrera. Interesado en el mundillo del fútbol, siguió con su entrenador oficiando de analista de los rivales en la reserva del Augsburg. Luego se hizo cargo de las inferiores del Hoffenheim, para terminar en 2014 dirigiendo a la sub 19 y saliendo campeón y luego subcampeón. En octubre del año pasado, la dirigencia del club relacionado a la firma de software SAP, creada por Dietmar Hopp, uno de los hombres más ricos del mundo, dio la noticia de la contratación para la temporada siguiente del joven Naggelsman. La segunda parte de la temporada no fue buena para el equipo, por lo que Markus Gisdol primero, y Huub Stevens (que además acusó problemas cardíacos) después, renunciaron a su cargo. El 12 de febrero se hacía cargo y, con 28 años, se transformaba en el entrenador más joven de la Bundesliga, superado sólo por Bernd Stöber, quien dirigió en forma interina al Saarbrucken a la edad de 24 años en 1974. En su primera temporada, logró que el Hoffenheim se termine salvando del descenso.

julian-nagelsmann
El hombre suburbano

Este admirador del Barcelona, quien hace que sus equipos jueguen un fútbol de ataque, con mucho pressing y recuperación de pelota en campo contrario, sigue asombrando, ya que en esta nueva temporada, su equipo sigue invicto luego de 13 fechas, a pesar de que tiene más empates (7), que victorias (6). Este fin de semana fue quizás uno de sus mejores partidos, al golear por 4 a 0 a un rival que llegaba con los mismos puntos: el Colonia. Al igual que el Leipzig, tiene muchos jugadores alemanes jóvenes, que esperan ser los herederos de los Lahm, Schwensteiger y compañía. Esta vez, los goles los anotaron Sandro Wagner en dos oportunidades, Jeremy Toljan y Mark Uth, en un golazo que fue casi todo a un toque para meterse nuevamente entre los de arriba.

Volviendo a lo que es la punta del campeonato, el RasenBall Leipzig sigue ganando. Esta vez fue 2 a 1 al Schalke 04. Otra vez abrió el partido temprano, gracias a un penal marcado por su goleador Timo Werner. Sead Kolasinac iba a poner el empate parcial, pero el mismo iba a darle los tres puntos al líder gracias a un gol en su propia meta. Este resultado hace que le siga llevando tres de ventaja al Bayern Munich, que el viernes había abierto la fecha con un triunfo por 3 a 1 en casa del Mainz 05, donde Pablo De Blasis ingresó faltando nueve minutos. El colombiano Jhon Córdoba a los 4 minutos puso el 1 a 0 parcial, pero dos del polaco Robert Lewandowsky y otro del holandés de cristal, Arjen Robben le dieron los 3 puntos al máximo candidato. El clásico entre Borussias se lo quedó el Dortmund, que aplastó 4 a 1 al Moenchengladbach. Doblete, y uno mejor que el otro, del gabonés que no para de hacer goles, Pierre Emerick-Aubameyang (15 en 13 fechas), sumados a los del polaco Lukasz Piszczek y el francés Ousmane Dembelé, que dieron vuelta un partido que había empezado complicado tras el gol del brasileño Raffael.

El Hertha Berlín fue a casa del Wolfsburg y se llevó un 3 a 2 importante para mantenerse arriba. El español Borja Mayoral y Paul Seguin pusieron en ventaja dos veces al local, pero la visita lo dio vuelta por intermedio de un tiro libre de Marvin Plattenhardt, un golazo desde afuera Alexander Esswein y un penal convertido por el marfileño Salomon Kalou. El que no pudo seguir de racha fue el Eintracht Frankfurt, con David Abraham de titular, que empató 1 a 1 en su visita a Augsburg, el bosnio Branimir Hrgota anotó un lindo gol para la visita mientras que el surcoreano Dong-Won Ji hizo el tanto local. El grande que nunca se fue, Hamburgo, logró su primera victoria del campeonato y espera que sea el principio de la remontada. En un partido de seis puntos, venció como visitante al Darmstadt por 2 a 0, con goles del austríaco Michael Gregoritsch y de Matthias Ostrzolek. Otro que ganó un buen partido para intentar escapar de la zona baja, fue el Werder Bremen, que venció por 2 a 1 a Ingolstadt. Max Kruse y Fin Bartels anotaron para el equipo verde, mientras que el empate parcial fue obra de Markus Suttner, gracias a un hermoso tiro libre. Santiago García fue titular en el local.

El otro empate de la fecha fue entre Bayer Leverkusen y Freiburg, un 1 a 1 con tantos de Janik Haberer para la visita y Hakan Calhanoglu para el local, que desperdició un penal en los pies de Javier “Chicharito” Hernández en el minuto 88 y convirtió en héroe al portero Alexander Scholow.

Posiciones: RasenBallsport Leipzig 33, Bayern Munich 30, Hertha Berlin 27, Hoffenheim 25, Eintracht Frankfurt 25, Borussia Dortmund 24, Colonia 22, Schalke 04 17, Bayer Leverkusen 17, Mainz 17, Freiburg 16, Augsburg 14, Borussia Moenchengladbach 13, Werder Bremen 11, Wolfsburg 10,  Darmstadt 8, Hamburgo 7, Ingolstadt 6.

Nos vamos a Francia, donde esta vez la noticia del día no tiene nada que ver con el fútbol, sino con la violencia, que como vemos, está instalada en cualquier parte donde haya un ser humano… Por la fecha 16 jugaban el Metz y el Lyon y todo venía por los carriles normales, el joven Gauthier Hien había puesto el 1 a 0 para el local a los 28 minutos, cuando algunos minutos después, los inadaptados de siempre (modo Alejandro Fabbri off), empezaron a tirar petardos a la cancha y uno de ellos llegó a impactar en la humanidad del portugués Anthony Lopes, arquero visitante, quien estaba recibiendo asistencia médica, uno de los médicos, también fue alcanzado por el petardo. Por suerte, los tímpanos del arquero no sufrieron graves heridas, pero al cierre de este post, no se sabía si podría actuar por la Champions frente al Sevilla. Se espera que sanción habrá para el equipo visitante y cómo será la definición del encuentro. Agregamos también el dato de que un sospechoso fue encarcelado provisoriamente.

hi-res-03a1c4bab36cb2b6de437abe1eae38c2_crop_north
Sátiros sueltos

Yendo a lo que menos nos importa, el fútbol, decimos que el Niza sigue siendo el sorprendente puntero. Esta vez venció al Toulouse 3 a 0 de local, con tantos de Alassane Plea, una linda vaselina de Younes Belhanda, y el marfileño Jean Michel Seri. Así sigue tres arriba del Mónaco, que vejó violentamente (?) al Bastia. Fue 5 a 0 con goles del joven Kylian Mbbapé, Thomas Lemar, dos de Radamel Falcao, y cerró la cuenta, para sumar uno más, Guido Carrillo, que sigue de racha, a pesar de haber jugado sólo once minutos. El que perdió un partido durísimo fue el Paris Saint Germain, que fue goleado por 3 a 0 en su visita a Montpellier, donde la defensa hizo agua por todos lados, sino me creen, vean los tantos que anotaron Paul Bastien Lasne, Ellyes Skhiri y Ryad Boudebouz. Ángel Di María jugó los 90 en la visita.

De los de arriba, el Rennes consiguió los tres puntos ante el Saint-Ettiene, fue 2 a 0 con goles del camerunés Paul-Geoerges Ntep y un golazo del polaco Kamil Grosicki. También ganó 2 a 0 el Guingamp, en este caso al Nantes (con Emiliano Sala de titular), con tantos de Jimmy Briand y Yannis Salibur. El Bordeaux no pudo de local con el Lille y cayó 1 a 0 gracias al tanto de Nicolas De Preville. El uruguayo Diego Rolan se perdió la posibilidad del empate estrellando un penal en el palo. El Olympique Marsella se acordó de que es uno de los grandes y le ganó 3 a 0 a Nancy, tuvo un primer tiempo donde desperdició muchas chances, pero en el segundo tiempo frotó la lámpara Florian Thauvin y la colgó del ángulo, luego llegaron los goles Bafetimbi Gomis y el camerunés Clinton Njie para liquidar la historia. Nos quedan los dos empates con muchos goles. En la apertura de la fecha, Caen y Dijon igualaron 3 a 3, donde el pobre Paul Reulet, arquero visitante, tuvo un partido para el olvido. Doblete de Ivan Santini y uno del marfileño Yann Karamoh para el local. Para la visita anotaron Pierre Lees-Melou, Lois Diony, y Alaeddine Yahia en contra. Cerramos este resumen largo como chota del negro de Whats App (?), con el 2 a 2 que protagonizaron Angers y Lorient. Para el local anotaron los senegaleses Famara Diedhiou de penal y Cheik Ndoye, mientras que los goles visitantes fueron obra de Sylvain Marveaux y el ghanés Abdul Majeed Waris, el Lorient así cierra la tabla de posiciones…

Posiciones: Niza 39, Mónaco 36, Paris Saint Germain 35, Rennes 27, Guingamp 26, Lyon 25 (-1), Bordeaux 24, Toulouse 22, Saint-Etienne 22, O. Marsella 21, Angers 19, Montpellier 19, Metz 18 (-1), Lille 17, Dijon 16, Nancy 16, Caen 15, Bastia 14, Nantes 13, Lorient 12.

Anuncios