Todo pasa, los estadios también: reseña de escenarios hoy desaparecidos en donde se jugaron partidos de mundiales

¿Alguna vez se ha preguntado si todos los estadios en los que se han jugado partidos de mundiales de fútbol siguen en pie? Nosotros tampoco, pero igual nos animamos a averiguarlo. 

Posiblemente diga “¡No lo puedo creer, maldito capitalismo!“, o simplemente le valga bastante verga, pero quisiera hacerles de su conocimiento (?) que son varios los estadios en en los que se han jugado partidos de mundiales de fútbol y hoy solo existen en los libros de historia. Uno pensaría que esos estadios se preservarían por siempre para la posteridad por su valor histórico, pero no: muchos, incluso varios que albergaron partidos míticos de toda la historia de mundiales, fueron demolidos por razones diversas (algunos por ra$one$ diver$a$). ¿Cuáles son? Ya va, carajo, ya los vamos a mencionar…

Estadio de Los Pocitos, Montevideo (1930)

pocitos2
Así se veía el estadio de Pocitos en una fotografía aérea de la época

Año de inauguración: 1921.

Año de clausura: 1940.

Partidos jugados por mundiales: dos del Grupo A en 1930.

El primero de este recuento es el más pequeño de la lista pero el que más carga de historia tiene: fue uno de los dos estadios en los que se disputaron los primeros partidos de todos los mundiales – en simultáneo se jugó el Bélgica vs Estados Unidos en el Parque Central -, y además fue donde se anotó el primer gol de Copas del Mundo, por parte del francés Lucien Laurent ante México. Muy probablemente no hubiese sido usado para el Mundial de 1930 si no fuera por esa impuntualidad tan de nosotros los indios latinoamericanos (?) que llevó a que el estadio Centenario no estuviese aún habilitado para la fecha de inicio del torneo; la organización decidió entonces usar este pequeño estadio (capacidad de 10,000 espectadores) propiedad de Peñarol para los juegos Francia vs México y Rumania vs Perú de primera fase.

El estadio tomó su nombre del barrio homónimo, que a su vez fue llamado así por la costumbre de las lavanderas que en el siglo XIX hacían pequeños pozos junto a un arroyo que pasaba (¿pasa?) por el lugar. Con la completa finalización de las obras del Centenario, el club aurinegro decidió usarlo para sus encuentros de local a partir de 1933, y con ello el pequeño estadio de Pocitos quedó en desuso; fue abandonado y sobre su cancha gradualmente se extendieron calles existentes producto del crecimiento de la ciudad. Para finales de la década del 40 ya no existía ni sombra de dónde estaba el estadio: las tribunas habían sido demolidas y encima de estas y la cancha existían construcciones residenciales, Resumo: una reliquia histórica del fútbol mundial fue simplemente abandonada y barrida para que se construyeran casas y edificios de apartamentos para familias de clase media – alta. ¡Qué grandísima cagada! Tengamos en cuenta que por esos días no había mucha conciencia de preservación urbanística, pero igual no deja de ser insólito que se haya perdido así como así un estadio con tanta historia encima. Al menos hoy se sabe dónde quedaba el estadio: en 2002 un arquitecto llamado Héctor “El Balín” Benech ubicó, con ayuda de viejas fotografías aéreas y planos, no solo la localización exacta del centro del campo sino la de la portería donde Laurent marcó su histórico gol: en ambos puntos se colocaron monumentos conmemorativos que recuerdan no solo los inicios de las copas del mundo sino que México tiene records negativos desde el mismo principio de los tiempos. ¿Y dónde se puede ver la ubicación original del estadio? ¡Acá en Google Maps, marica!

Ubicación de la cancha en el Montevideo de hoy (Fuente)
El monumento en el centro de campo del estadio de Pocitos (acá el del arco donde metió su gol Laurent) Al fondo un acto vandálico de algún gamberro de Platense (?)

Stadio del Partito Nazionale Fasc*sta, Roma (1934)

Año de inauguración:1911, reinaugurado en 1928

Año de clausura / desaparición: 1957

Partidos jugados por mundiales: tres: incluyendo la final del Mundial de 1934.

Con ese nombrecito, BME el estadio ese. Fue construído en 1911, pero debido a problemas estructurales tuvo que ser reconstruído y reinaugurado oficialmente como coliseo multideportivo en 1928 en plena época de la dictadura fascista en Italia, lo que explica el infame nombre que le zamparon. Desde su reinauguración fue sede habitual de la selección italiana (Lazio también lo comenzó a usar para sus encuentros de local), y como tal vio el debut de la Azzurra en mundiales con un 7-1 a Estados Unidos. En esta cancha se jugaron dos partidos más: la semifinal entre Checoslovaquia y Alemania y la final entre los locales y checoslovacos que terminó con el primer título mundial para Italia. Al parecer tenía problemas de visibilidad y de acceso que llevaron a que, apenas inaugurado el Estadio Olímpico en 1953, tanto Lazio como Roma dejaron de usarlo. Cuatro años más tarde fue demolido para construir en su lugar el estadio Flaminio, con capacidad de 30,000 tifosi, que aún existe hoy y que ha sido usado ocasionalmente para encuentros de fútbol y rugby (verlo acá en Google Maps).

Stadio Littorio, Trieste (1934)

Año de inauguración:1932

Año de clausura / desaparición: oficialmente no ha sido clausurado, pero ya no se usa para encuentros oficiales.

Partidos jugados por mundiales: uno.

La soberanía sobre la ciudad de Trieste fue un temita sensible para los políticos e italianos de a pie durante sus primeros años de existencia como estado, a finales del Siglo XIX y principios del XX. Pasa que la ciudad localizada al Norte y Este de la península itálica, a orillas del Adriático y limítrofe con Eslovenia, nunca dejó de ser cultural y étnicamente italiana incluso desde los tiempos de los romanos, cosa que al imperio austriaco (después austro-húngaro) le importaba un carajo desde 1382 que tenían posesión sobre el lugar. Después de la Primera Guerra Mundial y con la derrota y disolución del imperio austrohúngaro el puerto pasó a manos italianas, y enseguida se inició un proceso de italianización que bajo el gobierno fascista rozó los límites de “limpieza étnica” (se expulsaron a todos los alemanes y eslavos del sitio), por lo que supongo que el incluirla como sede de un partido del Mundial de 1934 fue un acto encaminado a reafirmar la soberanía sobre la ciudad.

Así fue que se jugó en el pequeño Stadio Littorio de Trieste el partido por Octavos de Final entre Rumania y Checoslovaquia (puta, casi no dejaron estadio de pie los checoslovacos…), y no fue usado más en el torneo. A partir de allí siguió siendo utilizado por el equipo local pero con cambio de nombre: en 1943 fue rebautizado como Stadio Comunale (coloquialmente lo llamaban dizque Stadio Valmaura por el lugar en el que estaba asentado) y desde 1967 se rebautizó al nombre que aún conserva: Stadio Giuseppe Grezar, en honor de un futbolista que murió en la Tragedia de Superga. Si, aún existe, pero desde 1992 que se inauguró el estadio Nereo Rocco – vecino del viejo Littorio – se dejó de utilizar para partidos de fútbol: hoy en día es usado como campo de entrenamiento del Unione Trestina, para competencias de atletismo o para algún concierto (acá el estadio hoy).

a544c456-e7e3-4d56-8054-5705a87592f1
Enviamos en exclusiva un dron a Trieste para fotografiar desde arriba al viejo Stadio Littorio, el que está a la derecha y arriba del Nereo Rocco, que aún existe pero que se usa solo para competencias de atletismo…. para eso mejor lo hubieran derribado (?)

Stadio Giorgio Ascarelli, Nápoles (1934)

El Ascarelli ya reformado para el Mundial de 1934

Año de inauguración: 1930

Año de clausura / desaparición: 1942

Partidos jugados por mundiales: dos

El napolitano Giorgio Ascarelli vivió más cosas en su corta vida que todos los fracasados (?) que estamos leyendo este artículo en estos momentos. Nacido en 1894 en una familia acomodada de empresarios textiles, no se contentó con vivir de las rentas como haría cualquier hombre de bien, sino que se metió desde muy joven en el negocio de su familia. A los 30 años ya era un reconocido industrial por su propia cuenta además de mecenas del arte y deportes, tanto que fue uno de los fundadores del SS Napoli en 1926, su primer presidente y el gestor de la inclusión de los equipos del sur en un campeonato nacional (que inició a partir de 1929: la famosa Serie A). Para rematar el signore Ascarelli financió casi en su totalidad la construcción de un estadio para la ciudad, con capacidad de 20,000 tifosi, ubicado en un terreno donado por él (!!!). Un bárbaro el tipo. El estadio fue inaugurado con el nombre de Stadio Vesuvio en 1930 pero después de la prematura muerte del industrial ese mismo año fue rebautizado a Stadio Giorgio Ascarelli o simplemente Stadio Ascarelli.

Para el Mundial de 1934 el estadio fue reconstruído (las tribunas de madera fueron reemplazadas por otras de concreto) y ampliado; y con ese nombre fue sede de dos encuentros del mundial de 1934: Hungría – Egipto de Octavos de Final y Alemania – Austria por el tercer puesto. Ahora, según unas fuentes consultadas el estadio fue renombrado a Stadio Partenopeo antes del Mundial; según la FIFA no; lo que sí parece ser cierto es que el cambio de nombre sí se realizó a mediados de los años 30 y fue motivado por los orígenes del homenajeado: ah, sí, resulta que don Giorgio Ascarelli era judío, y a las autoridades fascistas, bueno, no iban a homenajear a uno… El caso es que con el nombre de Partenopeo el estadio continuó siendo la sede del Napoli hasta que dejó de utilizarse en 1942 por motivos de fuerza mayor: los aviones aliados lo masacraron a bombas durante la guerra. Hoy no queda ni rastro del estadio: lo único que permanece de él es que ese sector de la ciudad, hoy de edificios comunales de clase media-baja, es conocido coloquialmente como Distrito Ascarelli (según lo que pude averiguar, en algún punto de acá quedaba el estadio).

El Partenopeo hecho mierda por las bombas aliadas en 1942

Stade Victor-Boucquey, Lille (1938)

El estadio de Lille durante el Mundial de 1938. Ahi no más está el río

Año de inauguración: 1902

Año de clausura / desaparición: 1975

Partidos jugados por mundiales: uno.

El Stade de l’avenue de Dunkerque se construyó en 1902 en la ciudad de Lille, en el Norte de Francia, al ladito mismo del río Deûle (que atraviesa la ciudad). Años después se le cambió el nombre a Stade Victor Boucquey en honor a… ehhh, dénme un rato y les digo quién…sigamos mejor: con ese nombre el coqueto (?) estadio albergó un partido no más del Mundial de 1938: el de Cuartos de Final entre Hungria y Suiza (que ganaron los magyares). El escenario sobrevivió la Segunda Guerra Mundial pero por poquito: en 1946 se derrumbó el techo de unas tribunas debido al exceso de peso por algunos termés desadaptés (?) que se subieron al mismo para ver mejor un clásico regional, dejando un saldo de 53 heridos. Después de eso el estadio se reformó y rebautizó, pero su tamaño y ubicación cerca del río de la ciudad lo fueron haciendo más obsoleto con los años; en 1975 fue clausurado y demolido, y de él tampoco quedan, que yo sepa, señales de su existencia: solo podemos inferir por lo que hemos consultado que su ubicación aproximada está acá.

Estádio dos Eucaliptos, Porto Alegre (1950)

Año de inauguración: 1931

Año de clausura / desaparición: 1969.

Partidos jugados por mundiales: dos.

Si se acuerdan en este post mencionamos la vez que México usó la camisa de un club llamado Cruzeiro de Porto Alegre para su partido contra Suiza por la primera fase del Mundial de 1950. Bueno, ese encuentro fue precisamente en el Estádio dos Eucaliptos, propiedad de Internacional, llamado así por los eucaliptos que rodeaban el estadio (en esta foto de los sesenta se ven mejor) y que habían sido traídos del campo y sembrados años atrás por un presidente del club – supongo que nostálgico de su tierra. El escenario fue rebautizado como Ildo Meneghetti (por otro presidente del equipo) pero el pueblo que es el que sabe siempre lo conoció con su nombre original. Fue sede de dos partidos del Mundial de 1950, el mencionado arriba y el que enfrentó a mexicanos y yugoslavos cuatro días antes, que terminó 4-1 a favor de los balcánicos. El estadio fue sede de los partidos del Inter hasta la apertura del Beira Rio en 1969, a partir de entonces el viejo coliseo fue clausurado y prácticamente abandonado. Su último partido oficial fue todo un acontecimiento: contra el Sport Club Rio Grande por el Campeonato Gaúcho. el viejo ídolo Tesourinha, con 48 años, entró al final del encuentro y disputó algunos minutinhos; no marcó gol pero le alcanzó para llevarse de recuerdo una red del arco.

El estadio ya en desuso, poco antes de ser demolido. Se alcanzan a ver aún los pocos eucaliptos que sobrevivieron a la vorágine (?) urbana

El vetusto estadio continuó casi como una reliquia sin uso ni mantenimiento hasta que en 2010 las directivas del club lo vendieron a una constructora local, que lo derribó sin ningún asco – debían ser torcedores de Gremio – para hacer un conjunto residencial (aquí pueden ver donde estaba). Hoy en día en el sitio, ubicado en el barrio Menino Deus, solo quedan unas placas conmemorativas en recuerdo del viejo coliseo, testigo de glorias pasadas del club y echado abajo para ganarse un billete adicional. No sé ustedes, pero a mí me sigue pareciendo una burrada eso…

Unas de las placas en el oficialmente llamado “Memorial Eucaliptos” en honor del antiguo estadio del Internacional
estadio2
Esta es la panorámica hoy del sitio donde quedaba el estadio

Otros escenarios mundialistas que ya hoy nos acompañan desde el Cielo de los Estadios (?)

Faltan varios más por mencionar, y como somos conscientes del valor del tiempo y el aporte al país de cada uno de ustedes (risas grabadas), mencionaremos más brevemente los otros estadios que albergaron partidos mundialistas y que ya no nos acompañan más (minuto de silencio):

  • El Stade de Chamilles (Ginebra, 1954) fue sede de cuatro partidos del Mundial de Suiza 1954: Brasil -. México, Francia – México (no es por nada pero haciendo cuentas los mexicanos también son bastante letales para los estadios), Turquía – Corea del Sur y Alemania – Yugoslavia. El estadio fue abierto en 1930 y cerrado en 2007 y demolido (¡otro!) en 2011, luego de la construcción del moderno y más amplio Stade de Géneve. Hoy en día en el sitio hay un parque público (ver en el mapita).
  • Como se ve los suizos no sienten nada de asco en derribar símbolos históricos deportivos: el mítico Wankdorf Stadion de Berna, sede de cinco partidos del Mundial de 1954 – entre ellos el Hungría – Brasil por Cuartos y la propia Final entre húngaros y alemanes – además de la final entre Benfica y Barcelona por la Copa Europea de 1961, fue demolido en 2001 para construir encima el moderno Stade de Suisse.
  • Tampoco los suecos tuvieron escrúpulos ni sentimientos en bajarse en 2013 al estadio Råsunda de Estocolmo (en realidad de Solna, en el área metropolitana de la ciudad), sede de siete (!) partidos del Mundial de 1958, entre ellos dos del Mataestadios México y los icónicos juegos de Brasil por la semifinal ante Francia y la final ante Suecia. Lo que hay hoy en el lugar no tengo la más puta idea, pero parece que van a construir un bloque de apartamento; al menos recordarán indirectamente al viejo coliseo al llamar a una de las futuras calles con el nombre Garvis Carlsson, el máximo anotador en la historia del escenario (con el AIK y con la selección).
El Råsunda en 1958
  • El White City Stadium de Londres (1966) fue construído para los JJOO de 1908. Durante su tiempo de vida fue usado mucho más para rugby, atletismo, boxeo, carreras de galgos (en serio) y hasta automovilismo que para fútbol. De hecho albergó un único partido mundialista (entre Uruguay y Francia por la primera fase de 1966) por mera casualidad: el encuentro no pudo ser disputado en el Wembley debido a que para ese día se tenía programado con mucha anticipación otro evento en ese estadio. En 1985 fue derribado y convertido en una sede para la BBC (ver acá), que la utiliza para la realización de varios programas, entre ellos el provocador (?) Top Gear.
  • El Ayresome Park de Middlesbrough sí estaba dedicado totalmente al fútbol, siendo la casa del club homónimo de la ciudad desde 1903, Fue sede de tres partidos del Mundial de 1966, casualmente los tres de Corea del Norte: contra Unión Soviética (0-3), Chile (1-1) y la histórica y sorpresiva victoria por la mínima ante Italia. Se cerró en 1995 al inaugurarse el Riverside Stadium y fue demolido en 1997 para construirse una urbanización.
Las puertas del venerable Ayresome Park se conservaron y fueron instaladas en la entrada del nuevo estadio del Middlesbrough FC: son las rejas rojas que se ven al frente
  • El Estadio Carlos Tartiere donde juega hoy el Oviedo no es el mismo en el que se jugaron tres partidos del Grupo B del Mundial de 1982 (Chile – Austria, Argelia – Austria, Argelia – Chile). El original fue demolido en 2003 y en su lugar se construyó el Palacio de Congresos de la ciudad. El nuevo estadio, localizado unos 800 m del viejo, heredó el nombre del original.
  • Y por último mencionaremos al Pontiac Silverdome de Detroit y al Foxboro Stadium de Boston, sede de cuatro y seis partidos respectivamente en el Mundial de 1994 (en el último Argentina jugó contra Grecia y el día de la cortada de piernas ante Nigeria). El primero se cerró en 2006 y fue abandonado, y está a punto de ser demolido, el segundo ya lo fue para ser construído encima el Gillette Stadium.

Y hasta aquí llegué: es posible que haya más que se me hayan pasado (coreanos y japoneses deben derribar estadios cada dos años, supongo), ahí quedan para aporte del respetable…

Anuncios