¿SAD but True?

La AFA parece vivir sus últimos días, jaqueada por un Estado que ya le avisó que le sacó el apoyo económico (incluso ahora diciendo que no les deben nada), y los clubes grandes presionando por una definición en cuanto a la elección de un nuevo Presidente, asoma en el horizonte el fantasma que se fue instalando de a poco en el imaginario colectivo: Se vienen las Sociedades Anónimas Deportivas. Pero ¿qué son? ¿dónde se implementaron? ¿por qué? ¿sirvieron de algo? ¿van a servir de algo acá? Te vamos a tratar de explicar de qué va la cosa en el post que sigue.

badajoztinelliPum para arriba (?)

Se sabe que desde el Gobierno, con ese operador en las sombras cada vez más en foco que es Daniel Angelici, la idea de instalar las Sociedades Anónimas Deportivas está cada vez más fuerte. En su momento el actual presidente, cuando regía el destino de Boca, quiso impulsar la idea, pero su peso específico en política no era tan fuerte. Pero ahora, desde la punta de la escala alimenticia (?), parece que el terreno es más fértil para plantar la idea, máxime con la sequía en la que se encuentra la AFA.

El tema es que se plantea ante nosotros una discusión que en Europa ya se hizo y con resultados dispares: La necesidad de los clubes de fútbol de dejar de ser simples asociaciones sin fines de lucro a pasar a adoptar algún tipo societario. ¿Por qué? Porque hoy por hoy la función social muchas veces es un accesorio, dado que lo más importante, lo que más dinero genera (y paradójicamente reclama) es el fútbol. Y si no entra guita para mantener a ese hijo bobo (?), es que hacen su arribo los grupos empresarios para solventar los gastos y, de paso, quedarse con el control del club. En este post tomo como base el modelo español, que arrancó a principio de los 90´

Todo comenzó algún tiempo atrás en la Isla del Soooool (?) (Este chiste se paga solo) a finales de los 80´. El Fútbol Español se encontraba en una crisis bastante grande, con todos los clubes endeudados hasta las pelotas, literalmente hablando (?), ya sea por contrataciones rimbombantes como por malas administraciones. Les suena, ¿no? El por entonces presidente de España, Felipe González, decidió que era hora de armar una ley que pueda regular a los clubes de fútbol no como tales sino como otro tipo de sociedad, dado que las cifras que manejaban no se condecían con las de una asociación sin fines de lucro. Por ese lado se buscaba blanquear un poco las actividades económicas de los clubes, pero por el otro se los hacía pausibles de abonar un impuesto al Deporte y, por el otro, se le abría la puerta a la inversión de capitales de afuera del club. “Privatización” y “los 90”, una pareja más fiel que Charles y Caroline Ingalls (?).

JURO QUE EL SLOGAN NO LO PUSE YO ¿EH?

Como decíamos, el Estado se tiró de cabeza a querer regular a los clubes, porque si hay crisis lo que hay que hacer es salir a rapiñar (?). Entonces se empieza a debatir el tipo de ley, lo primero era la creación de un Registro de Asociaciones Deportivas y de esta forma se crean tres tipos de clubes:

  • a) Clubes deportivos elementales.
  • b) Clubes deportivos básicos.
  • c) Sociedades Anónimas Deportivas.

¿Qué diferencia a unos de otros? El primero es básicamente un grupo de gente que quiera practicar un deporte de manera amateur, por ejemplo un club de pesca. El segundo es lo que para nosotros sería una Sociedad de Fomento, es un club que impulsa la práctica de varios deportes, con un reconocimiento de su identidad como sujeto de derecho, pudiendo ser titular de bienes registrables. Hasta ahí, todo bien, el tema es que si quiere participar en competiciones oficiales nacionales e internacionales DEBEN constituirse en Sociedades Anónimas Deportivas.

Las SAD tienen la estructura básica de una SA normal, pero su fin es la práctica deportiva profesional, por lo que su capital social pasa a conformarse por acciones, las cuales pueden ser adquiridas por cualquier persona física o jurídica, pero se buscaba que tampoco hubiera una empresa que tenga un capital accionario alto en varios clubes, por lo que se buscaba limitar el porcentaje que pudieran invertir. El tema principal fue abrir el club a todo aquel que quisiera invertir, y todos sabemos que los socios a lo sumo te hacen una vaquita para comprar unos terrenos (?) pero NI EN PEDO pueden comprar las acciones. ¿Entonces? Entonces vienen las empresas y empiezan a comprar tus colores.

Menos mal que El Comandante nos dejó antes (?)

Con ese marco legal más o menos armado, la ley ya estaba por salir, pero había unos palos en la rueda: Los clubes grandes, específicamente Barcelona y Real Madrid, que no veían con buenos ojos eso de andar repartiendo la torta que fueron generando. Entonces, luego de un lobby asqueroso airadas discusiones (?) se determinó que los clubes que del 1985 al 1990 tuvieran sus activos más altos que sus pasivos no tenían que convertirse en SAD. ¿Los beneficiados? Real Madrid, Barcelona, Atlhetic de Bilbao y Osasuna, el resto palo y a la Bolsa. Así, el 15 de Octubre de 1990 se aprobó la Ley 10/1990 del Deporte y nada volvió a ser igual. Es cierto, en el medio hubo una discusión de 9 años hasta que se aprobó el Decreto 1251/1999 que la terminó reglamentando, pero las Sociedades Anónimas Deportivas ya eran una realidad.

Y ese decreto tenía también una bombita oculta: El Artículo 3º que habla de la conformación del capital social. El tema es que se establece una media a la cual debe adecuarse el capital social de cada club, el que va a variar de acuerdo a los ingresos y egresos de todos los clubes, por lo que si un club no llega a cumplir con ese monto, inmediatamente queda descalificado de la competición. El tema es que uno puede tener una administración ejemplar, sin tener deudas, pero si tu capital está por debajo del baremo, cagaste. Jodete por pobre (?). Entonces ahí empiezan a operar los empresarios que quieren empezar a invertir en el club o directamente hacerse con el capital accionario mayoritario.

¿Cuáles fueron los resultados? Creo que hablan por sí solos. Clubes que cambian de nombre a sus estadios, jeques dueños de equipos, Tinelli matando dos clubes aparte de nuestros cerebros (?) y por el contrario, los clubes que más guita generan en la Liga fuera de toda la reglamentación porque estuvieron en el momento justo sin deuda. Cracks. En el siguiente link se ven todas las SAD que existen en España y cuales fueron los resultados. Así, por arriba tenemos en liquidación al Logroñés, Compostela, Lleida, Salamanca, Badajoz, Extremadura…Mi PC Futbol 5.0 ve esto y llora (?).

Un chiste malísimo, en el más amplio de los sentidos

Si bien todavía el tema no es oficial, por las dudas, más vale ir preparándonos. Con la AFA tan débil y Angelici, Tinelli y compañía peleando por armar la Superliga por afuera, el tema no parece tan lejano. Por ahí zafamos, quién sabe, pero parece difícil seguir pensando que la Bombonera no va a pasar a ser la Querubin Cuggini Stadium en cualquier momento. El ejemplo español está, no es una teoría, es una realidad y para muchos clubes desastrosa. ¿Podrá el Fútbol Argentino soportar semejante cambio?

Anuncios