Clásicos del Mundo VI: Heart of Midlothian Vs Hibernian

El tren pasó por varias estaciones sin parar, amagaba con llegar a destino, pero cuando nos íbamos a bajar, arrancaba de nuevo, hasta que en un abrir y cerrar de ojos, y no me pregunten cómo porque no lo sé, estaba en la capital escocesa, para encontrar dos nuevos enemigos.

_60331976_hibshearts

Bueno muchachos, agarren el mate, manden al que siempre come de arriba a buscar unas facturas (?), y prepárense para dar una vuelta bastante larga por uno de los países que no sabemos a ciencia cierta porqué, pero que suele tener bastantes adeptos, hablamos de Escocia, el país que nos cae bien por ser la contra de los ingleses, donde los tipos se pasean en pollera y nadie los trata de putos (las famosas Kilt), y que, como debe ser (?), se la pegan cualquier día de año. El país del Whisky, del gran Sean Connery, de los protagonistas de ese film de culto noventoso llamado Trainspotting (hablamos de Robert Carlyle, Ewen Bremmer, Ewan Mc Gregor y Kelly Mac Donald, entre otros), de Gerard Butler, con el que muchos se mojaron (?) viendo 300, de los escritores Arthur Conan Doyle (creador de Sherlock Holmes) y James Mattew Barrie (Peter Pan), de músicos y bandas como AC/DC (aunque se formaron en Australia), Annie Lennox, Travis, Franz Ferdinand, Primal Scream, Snow Patrol, Shirley Manson (a.k.a la colorada de Garbage), entre muchas otras y ya en el mundo del deporte, algunos cracks del volante como Jack Stewart, Jim Clark y Colin Mc Rae, además del principal deportista de su país en estos tiempos: Andy Murray. También genios de la talla de James Watts (creador de la máquina de vapor), William Thomson – Lord Kelvin (inventor de la escala Kelvin), John Logie Baird (inventor del primer sistema de televisión pública), los científicos Alexander Flemming (descubridor de la penicilina) y Alexander Graham Bell (inventor del teléfono). Hasta hicieron historia por clonar a la querida oveja Dolly. Y un par de tipos más que veremos mientras se desarrolla el post.

trainspotting-10814
Filmada en las calles de Edimburgo, gran éxito noventoso

Yendo a su historia, es uno de los 4 países (junto a Inglaterra y Gales) que conforman el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (este es el cuarto del Reino, obviamente, no va a ser Bulgaria (?)), es la más septentrional de las cuatro naciones que conforman la isla. Su nombre, proviene del término latino Scotus, que significa irlandés… ¿y eso por qué? Porque se refiere a los colonizadores gaélicos de Irlanda, que antes los romanos lo denominaron Scotia, y esos irlandeses que habitaron Escocia, eran conocidos como Scotis que como sabemos, antes jugaban con los osos polares (?).

El término Scotland, aparece por primera vez en el siglo X, en la llamada Crónica Anglosajona, y el término para referirse al territorio, se empezó a dar en la baja Edad Media. La historia del país se remonta a la última era de hielo, luego de esta, la habrían habitado los primeros hombres además de Sid, Diego y Manny (?).

Las islas que conforman Escocia, encuentran en el período Neolítico numerosos restos prehistóricos, sobre todo en las llamadas Islas Orcadas, allá por los años 4000 a 2200 A.C, entre los que se encuentran el asentamiento llamado Skara Brae, que conforma diez casas que en su momento estaban habitadas y hoy es Patrimonio de la Humanidad. Otros monumentos también son conocidos en la zona como grandes descubrimientos arqueológicos, como por ejemplo el anillo Único de Brogdar y las rocas de Platense Stenness.

96612e073b00cdd383f7ee842ddcba1fb4d892f2
Skara Brae

Los romanos fueron los primeros en llegar a tierras escocesas, lugar al que llamaron Caledonia, por sus bosques de pinos caledonios. Los pueblos asentados en ese momentos eran los pictos (llamados así porque tenían los cuerpos pintados) y los escrotos, que mejor no preguntemos porque… (?). Los romanos empezaron a colonizar las tierras desde el 83 A.C y el período duró por más de 3 siglos. Luego, crearon diferentes muros, como el de Antonino o Adriano para separar las tierras romanas de las que habitaban las salvajes tribus pictas, que se ve que no se comían ninguna.

muro-antonino
De alguien aprendió Trump (?)

Por el año 400 estas tierras o estados satélites formaron el llamado Yr Hen Ogledd, que eran los reinos británicos surgidos tras la retirada romana y cinco siglos después, el Reino de los Pictus y el Reino de Dalriada (que era el de los escotos), conformaron el Reino de Escocia, que se unían para evitar una invasión nórdica. El primer Rey fue Kenneth MacAlpin, quien era rey de los Pictos. Allá por el siglo XI, en la batalla de Carham, Escocia se pudo hacer con los territorios de Lothian y Edimburgo. En esa época también empezaba una brecha cultural entre los Highlanders (habitantes de tierras altas, hablaban gaélico) y Lowlanders (habitantes de tierras bajas, hablaban el idioma de los escotos), entre ellos, aparecía el romántico Rob Roy, el Robin Hood escocés.

escocia-en-640
Escocia hacia el año 640

Tras la muerte del Alejandro III, quien hizo crecer económicamente al Reino (le compró a Noruega la Isla de Man y las Hébridas, por ejemplo), empezaron los quilombos por la sucesión. Para hacerla corta, a pedido de Eduardo I de Inglaterra, el que se quedó con el trono fue John Balliol, que fue tratado como un vasallo y era vilipendiado sistemáticamente por el garca de Eduardito. Bueno, Juancito se pudrió y se alió con los franchutes en 1295. Ahí sí que Eduardo se enojó feo y para 1296 mandó a 30.000 tipos para que destruyeran todo lo escocés que encontraran a su paso. A la masacre de habitantes, se sumó la toma de los castillos de Berwick, Edimburgo, Roxburgh y Stirling. A Balliol lo encerraron en la Torre de Londres, y para demostrar lo larga que la tenía, Eduardo se llevó la Piedra del Destino (Scone, con la que se coronaba a los reyes de Escocia) y la instaló en Londres de puro guapo nomás. Ahí apareció el héroe escocés Diego Maradona William Wallace, quien durante las Guerras de la Independencia, su ejército derrota al par inglés en la batalla de Stirling Bride y todo lo que vimos con Mel Gibson en Corazón valiente (?). Luego de la ejecución del héroe, Robert Bruce se declaró Rey de Escocia y obtuvo una gran victoria en Bannockburn, las guerras con Inglaterra siguieron y más luego de la muerte de Bruce en 1329. Luego de varios parientes (?) de Bruce, aparecieron los Estuardo, que gobernaron Escocia desde el siglo XIV hasta la Reforma Protestante del siglo XVI, encabezada por John Knox, discípulo de Calvino. Luego de la muerte de Isabel I, Inglaterra se quedó sin descendencia directa, por lo que tomó a préstamo (?) al hijo de María Estuardo, Jacobo VI, quien así pasó a ser Rey de Escocia y rey de Inglaterra, quien entró a Buckingham al grito de: Quién es el más poronga en este palacio de mierda (?).

wallpaper-braveheart-32189752-1920-1080
Freedom…  un grito al pedo (?)

Siguieron las Guerras Civiles, hasta que en 1707 se firma el Acta de Unión, en el que se funda el Reino Unido de Gran Bretaña, donde Escocia pierde su autonomía y se disuelve su parlamento. Luego aparecen los Jacobitas, quienes apoyados en parte por Francia, querían a Jacobo Estuardo al frente del reinado escoces. La derrota escocesa, hace que los nobles de ese país, pierdan sus propiedades, que son compradas por los nobles ingleses, pirateando desde tiempos inmemoriales. Escocia quedó en ruinas, y muchos se fueron a buscar una vida mejor a diferentes lugares como Australia, Nueva Zelanda o América del Norte. El principio del cambio fue gracias a los que se llamó el período de ilustración escocesa, donde aparecieron los filósofos de la talla de David Hume, Francis Hutcherson, Thomas Reid o el economista Adam Smith, que le dieron otra mirada cultural. Eso, sumado a la Revolución Industrial, logró que Glasgow y Edimburgo sean unas de las principales ciudades europeas. La buenaventura llegó hasta las guerras mundiales, donde el país perdió mucha gente, además de entrar en un complicado momento económico. Así empezó a despertarse nuevamente el llamado nacionalismo escocés, con el referéndum de 1979, para recuperar el Parlamento, pero la votación dio 38 a 38 menos del 40 por ciento que pedían los ingleses así que volvió todo a foja cero, en una decisión que claramente favorecía a esa gran hija de puta que fue Margaret Thatcher. 20 años tuvieron que pasar para intentar nuevamente cambiar la situación. El 11 de septiembre de 1997 se logró lo que se conoció como “devolución” del Parlamento. Así el Gobierno inglés le concedía la soberanía a Escocia, quien volvía a tener gobierno propio, y como frutilla del postre, le devolvía la famosa Piedra de Scone a Edimburgo.

piedra-del-destino-1
Tanto quilombo por un pedazo de cemento (?)

La última gran noticia fue el famoso referéndum por el que el pueblo debía votar si seguían siendo los mulos de los ingleses o no. El 18 de septiembre de 2014, el NO ganó con el 55,3 %,… malditos escoceses, arruinaron Escocia por lo tanto, amigos con pollera, a llorar a la iglesia de Saint Giles (?).

scotsman
Hasta Willie se quedó caliente…

Y si Inglaterra es donde se inventó el fútbol, en Escocia no iba a tardar en propagarse. Como en muchos lados, juegos parecidos al fútbol había hace muchos siglos. En estas tierras, se encuentra constancia de partidos de fútbol en las islas escocesas de Orkney, Lewis, pero sobretodo en el sur de Escocia, en los Borders. Se incluía llevar la pelota o pasarla con la mano, en una mezcla de rugby-fútbol. Pero oficialmente se sabe de este deporte desde el Siglo XV, cuando el Parlamento comandado por el ortiva (?) de Jacobo I, el 26 de mayo de 1424, transformó en Ley el Acta de Fútbol de 1424, en el que se sancionaba la prohibición de la práctica de fútbol y su multa era de 4 peniques. La Ley, ya en desuso, fue derogada en 1906. En varios poemas de la literatura escocesa se habla de la violencia en ese extraño deporte, que incluía golpes y tackles. Aparecen también evidencias de estudiantes jugando en Aberdeen en siglo XVII. Se dice que el primer club de futbol nació en 1824, aunque no hay mucha precisión sobre eso. El primer club oficial fue el Queen´s Park F.C, nacido el 9 de julio de 1867. Su estadio, el Hampden Park, es el mismo en el que hoy juega la selección local y el equipo milita en la cuarta división del país.

james_i_vi_by_john_de_critz_c-1606
Y… con esa pinta a Jacobo era lógico que no le guste el fútbol…Hola INADI (?)

El primer partido oficial de fútbol lo jugaron Inglaterra y Escocia el 30 de noviembre de 1872 en Partick, Escocia, y fue un empate 0 a 0. Antes hubo 4 partidos pero no se consideran oficiales. El primer equipo en participar de un torneo fue justamente el Queen´s Park jugando la FA Cup inglesa en la temporada 1871-72. Fue ese equipo el que logró la primera Copa de Escocia, segunda Copa más antigua luego de la FA Cup, en la temporada 1873-74, donde el decano escocés venció 2 a 0 al Clydesdale. La primera Liga se jugó en la temporada 1890-91 y el título lo compartieron el Dumbarton de esa ciudad, y el Rangers de Glasgow. Ambos igualaron en puntos, y en un play-off empataron 2 a 2 por lo que la Federación decidió que el título sea para ambos.

Así, el fútbol se iba propagando en todo el país, pero principalmente en las dos principales ciudades. Por un lado, la ciudad más poblada, donde conviven todos los grupos sociales y una de las más importantes del Reino Unido: Glasgow. Por otro, la pequeña ciudad encantada, famosa por sus calles adoquinadas, sus castillos enormes y su impronta burguesa: Edimburgo, la capital escocesa. Y en el medio del hermoso Castillo de Edimburgo nos dejó el tren de la alegría (?) para empezar a recorrer un nuevo clásico, que no tendrá la fama del famoso Old Firm de Glasgow que enfrenta al Rangers y al Celtic (y del que ya hablaremos en algún momento), pero que tiene bastantes detalles para merecer ser parte de esta sección… Hablamos del clásico que disputan el Hearts of Midlothian y el Hibernian, el famoso Derbi de Edimburgo.

heart_of_midlothian_fc_logo-svg

La historia del nombre del Hearts, es una de las más llamativas y se remonta al año 1640. Allí, estaba la Royal Mile, una de las principales calles de Edimburgo, que unía al Castillo de la ciudad con el Palacio Real y donde también se encontraban la prisión y la tesorería. A pasitos (?) de la Catedral de St. Giles, se encontraba (y se encuentra, porque sigue estando) un corazón dibujado con adoquines. Esto representaba el lugar donde los condenados a muerte eran ejecutados. El corazón era denominado Hearts of Midlothian (como el nombre de la cárcel), por el condado en donde se encontraba la ciudad. Ese nombre, luego lo popularizó el escritor Sir Walter Scott al publicar una novela con ese nombre, esta fue tan famosa en su época, que hasta un local de baile había tomado su nombre. El local quedaba al fondo de la Royal Mile, y varios muchachos se juntaban a escabiar, hablar de mujeres y vagabundear por la zona, hasta que un policía los reprimió les recomendó que vayan a jugar al fútbol para no estar holgazaneando (?) en el barrio.

giphy
Así empiezan las piñas en Escocia (?)

Los pibes al parecer le dieron pelota y se fueron a la zona de los Meadows, también manijeados porque habían visto el partido disputado en 1873 entre Queens Park y Clydesdale. El club fue fundado en 1874, no hay una fecha exacta, su primer capitán fue Tom Purdie y tomó los colores morado, similar a la mermelada, por eso el apodo Jam Tarts, y eligieron el símbolo de la ciudad como escudo propio, con la Cruz de San Andrés con la bandera escocesa, un balón en el medio, la fecha de fundación y los adoquines que homenajean al mosaico que les dio el nombre, en uno de los escudos más lindos del mundo. El primer partido del Hearts fue un empate sin goles ante el Third Edinburgh Rifle Volunteers por la FA Cup.

La mayoría de los hinchas del Hearts se ubican en la parte occidental de la ciudad, y es considerado el equipo de los protestantes. Cosa contraria a los muchachos del Hibernian, católicos de descendientes irlandeses, y ¿quieren saber algo más de ellos? Bueno, allá vamos.

hibernian_fc_logo-svg

El Hibs, como le dicen al equipo, fue fundado un año después que su clásico rival, un 6 de agosto de 1875, en la zona de Cowgate de Edimburgo. Su nombre deriva de Hibernia, que significa Irlanda en romano. El escudo y los colores representan al verde y blanco irlandés. De hecho, era tan significativa la religión en los comienzos, que para poder ser parte del club había que ser miembro de la Asociación de Jóvenes Católicos, pero la medida fue retirada para poder así participar del campeonato escocés, de hecho, en un principio no querían que los irlandeses participaran del torneo. Desde el comienzo tuvo uno de los hinchas más famosos: el republicano irlandés James Connolly.

Era 1875 y Papá Noel desembarcaba con los renos en Edimburgo y no entendía un corno que estaba pasando, mientras los vándalos escoceses le rastreaban los regalos (?), se divisaba a lo lejos el primer derbi oficial, como notan, un 25 de diciembre. El Hearts, era el que se iba a llevar el primer partido con el triunfo por 1 a 0, y el dato importante, además, es que ese fue el primer partido oficial del Hibernian… hijo se nace (?).

Ya desde el principio ambos clubes iban a hacerse notar. El primero que iba a festejar fue el Hibernian, cuando se llevó la Copa escocesa en la temporada 1886-87 gracias a la victoria por 2 a 1 al Dumbarton. La liga escocesa, arrancó en la temporada 1890-91 y el Hearts se ubicó sexto, mientras que el Hibernian estaba en la segunda división. Mientras Dumbarton y Rangers compartían el título, el Hearts se llevaba su primera copa al vencer al Dumbarton por 1 a 0. En 1893 lograría la mayor goleada por 10 a 2.

La temporada 1894-95 iba a ser importante para los equipos de Edimburgo. El Hearts por primera vez iba a lograr la liga escocesa, mientras su clásico rival lograba el título en la segunda división y ascendía a la máxima categoría. La siguiente iba a tener a los dos equipos de Edimburgo peleando arriba pero quedándose sin nafta, teniendo al Hibernian tercero y al Hearts cuarto, por detrás del Celtic y Rangers. Pero ambos iban a llegar a la final de la Copa Escocesa, que se iba a jugar por única vez fuera de Glasgow, el match se disputó en Edimburgo, más precisamente en la cancha del St. Bernard. Ante 16.034 espectadores, Davie Baird, Alex King y Willie Michael fueron los encargados de darle la copa al Hearts, en el 3 a 1 sobre su clásico rival, para pasearse en japi por toda la Royal Mile.

1896-Scottish-Cup-Final-2.jpg
La final, menos mal que no veían en blanco y negro (?)

En esos primeros años fueron protagonistas ambos equipos, aunque no tanto al nivel de los gigantes de Glasgow. Por Liga, los Jam Tarts se llevaron la temporada 1896-97, mientras que Hibernian se llevó la liga de 1902-03. Por Copa, el Hearts ganó las de las temporadas 1900-01 y 1905-06, mientras que los Hibs la lograron en 1901-02. Luego empezaron las épocas complicadas para los equipos de la capital, pero una parte de importante de la historia del Hearts, se la llevó la Primera Guerra Mundial.

Hasta noviembre de 1914, venía puntero cómodo con ocho victorias consecutivas, entre ellas una ante el Celtic campeón. Con el comienzo de la guerra, el presidente del Airdrieonians, Thomas Forsyth, declaró “jugar al fútbol, mientras nuestros hombres están luchando, es repugnante”, para intentar que el campeonato se suspenda, pero no obtuvo la venia de los gordos de traje escoceses. Por su parte, el filántropo Frederick Charrington buscaba avergonzar a los futbolistas para que dejen de jugar a través de denuncias públicas y privadas. Los jugadores del Hearts se hincharon los huevos, y junto con 500 aficionados, más seguidores del Hibernian y otros futbolistas de Raith Rovers, Falkirk y Dunfermline formaron el batallón de los futbolistas, que su denominación oficial fue 16° Regimiento Real Escocés. La mezcla de marchas militares nocturnas de diez horas previas a los partidos, dinamitaron el cansancio de los jugadores, que hasta llegaron a estar 20 partidos invictos, pero sobre el final, perdieron partidos claves por el cansancio acumulado y el Celtic terminó saliendo campeón con cuatro puntos de ventaja. Los jugadores partieron en enero de 1916 para la batalla del Somme, donde siete no pudieron sobrevivir a la guerra: Duncan Currie, John Allan, James Boyd, Ernest Ellis, James Speedie, Harry Wattie y Tom Gracie, quien fue el goleador del campeonato. Dos monumentos se erigieron para los héroes: El Memorial de la Gran Guerra del Batallón de McCrae en la localidad francesa de Contalmaison y el Monumento a los Caídos del Heart of Midlothian en Haymarket.

hearts
El poema del soldado John McCrane finaliza con la frase: Si faltas a la fe de nosotros los muertos, jamás descansaremos, aunque florezcan en los campos de Flandes las amapolas.

A partir de ahí, entraron en un declive importante, con el Hibernian descendiendo en la temporada de 1931 para volver dos años después. El 21 de septiembre de 1935 los granates se hicieron un festín al arrollar a sus rivales por un 8 a 3 que quedó en la memoria de los hinchas de la época, pero los clásicos eran lo poco que podían disfrutar los equipos, el partido se jugó en Tynecastle y la concurrencia fue de 27.014 personas. No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que empezaron a levantar de a poco. Y fue en parte gracias a los jóvenes del club, cuando apareció la mejor delantera escocesa de todos los tiempos, denominada “The Famous Five”. La línea de ataque conformada por Gordon Smith, Bobby Johnstone, Lawrie Reilly, Eddie Turnbull y Willie Ormon, todos salidos del club con excepción de Ormond, le dio tres títulos en pocos años al ganar las Ligas de 1947-48; 1950-51 y 1951-52. Su importancia fue tan decisiva, que todos convirtieron más de cien goles en el club entre 1949 y 1955, cuando Johnstone fue vendido al Manchester SIDA City.

fam5
The Famous Five

Por su parte, Gordon Smith, salió campeón con el Hearts en 1960 y con otro club que no es de Glasgow, el Dundee en 1962, por lo que si algún hincha de Gimnasia o Colón leen esto, van a mandar a buscar los huesos para ponerlo en el banco de suplentes (?). Siguiendo con el Hibernian, en 1955 terminó quinto pero a pesar de eso, fueron invitados a jugar la Copa de Europa, donde se invitaba a los equipos que podrían generar más interés en el público y tengan estadios en buen estado e iluminación para jugar por la noche. Así, el equipo escocés se convirtió en el primer británico en participar de un Copa europea, ya que el Chelsea, campeón inglés, fue persuadido para que no lo haga. Su debut fue ante el Rot-Weiss Essen alemán, ganando 4 a 0 de visitante y empatando 1 a 1 en Easter Road. En cuartos el rival fue el Djugardens sueco, a quien doblegó con triunfos 3 a 1 en Suecia y 1 a 0 en Escocia. El sueño se terminó en semifinales, cuando enfrentó al Stade Reims del gran delantero Raymond Kopa, que venció a los Hibs en ambos partidos, 2 a 0 y 1 a 0 respectivamente. Luego, los franceses caerían ante el Real Madrid en París por 4 a 3 en la primera final europea.

Mientras el Hibernian daba vueltas por Europa, el Hearts aprovechaba a llevarse lo que podía, que era bastante a decir verdad, y coincidían nuevamente sus años más gloriosos. En la temporada 1954-55 iba a lograr su primera Copa de Liga escocesa, venciendo 4 a 2 al Motherwell. En la siguiente temporada iba a lograr la Copa escocesa, venciendo al Celtic por 3 a 1. En la temporada 1957-58 logró un nuevo título de Liga con un récord de 62 puntos, con 132 goles a favor (récord que se mantiene) y 29 en contra en 34 partidos, aunque no pudo demostrar su andar en Europa, donde cayó 5 a 1 con el Standard Lieja belga y sólo pudo ganar 2 a 1 de local. Las temporadas siguientes iba a lograr dos nuevas Copas de Liga, primero venciendo al Patrick Thistle por 5 a 1 y luego al Celtic por 2 a 1, año que metió doblete al ganar nuevamente la liga (en la Copa de Campeones le tocó el Benfica, que lo despachó fácil por un global de 5 a 1). De la mano de Tommy Walker en el banco (estuvo 15 años y logró 7 títulos), y jugadores como Alfie Conn, Willie Bauld, Jimmy Wardhaugh (llamados el Trío Terrible), conformaron la época de oro del equipo de Midlothian.

terribletrio
El Trío Terrible… los dibujitos al lado de los paint de AB no existen…

El cierre del exitoso período culminó con el título de la Copa de Liga de la temporada 1962-63 con victoria 1 a 0 ante el Kilmarnock, que se vengó al ganarle la Liga en la temporada 1964-65. Ese fue el principio del fin de la época gloriosa del equipo de Midlothian, que llegó a la final de Copa escocesa en 1968 pero cayó ante el Dunfermline. El Hibernian tampoco brillaba, aunque a principios de los 70 iba a llegar a algunas finales de Copa, bajo la dirección técnica de Eddie Turnbull (ex jugador de los Famous Five), en un equipo que tenía el mote de Turnbull´s Tornadoes, allí el Celtic lo iba a atender de todas las formas, veamos (?): final de la Copa de Liga en la temporada 68-69 por 6 a 2, final de la Copa Escocesa del 72 por 6 a 1 y la final de la Copa de Liga del 75 por 6 a 3, gracias a esos resultados, entendemos porque Andy Murray se dedicó al tenis (?). En medio de tantas palizas, los Hibs sí pudieron lograr la Copa en la temporada 72-73 ante el Celtic, pero no pudieron arrebatarle los dos títulos de Liga que le pelearon a ambos. El año nuevo de ese 1973 será inolvidable para cualquier hincha de los Repollos, ya que en Tynescastle, la casa de sus rivales, le dio una paliza que aún hoy se festeja en las gradas verdiblancas. Ya en el primer tiempo la visita ganaba por 5 a 0, el arquero local impidió en el segundo tiempo que la ventaja llegue a las dos cifras, aunque el 7 a 0 final fue un golpazo para el equipo local.

 A partir de ahí iba a empezar un período de decadencia para ambos clubes. En 1977 llegaría el primer descenso para el equipo del Heart. Volvió al año siguiente, pero se transformó en esa época en los que los ingleses llaman yo-yo (lo que sería un equipo ascensor), ya que alternó entre la Primera División y la Segunda, con tres descensos y tres ascensos en siete temporadas… Para el Hibernian la vida no era mucho mejor, ya que mientras sus rivales estaban en el fango de la B, ellos también descendían, hablamos del año 1980. El Hearts volvió con todo, y en la temporada 1985-86, a pesar de perder 5 de los primeros 8 partidos, arrancó una racha de 27 partidos invicto y llegó a la última fecha con dos puntos de ventajas sobre el Celtic, pero en la semana anterior a la definición, varios jugadores sufrieron un virus por culpa del cagazo, de hecho su mejor defensor y figura Craig Levein no pudo ser de la partida. Albert Kidd, hombre del Dundee, a siete del final ponía el gol que se clavaría para siempre en el corazón de los ídems (?). El Hearts cayó 2 a 0 (el segundo también de Kidd) en su visita a Dundee, mientras el Celtic goleaba 5 a 0 al St. Mirren y por diferencia de gol lograba el título. Nunca más estuvo tan cerca de volver a lograrlo… pero peor estaba su clásico rival.

En 1990 el equipo de origen irlandés empezó quizás el período más crítico. Estuvo 22 partidos sin poder ganar el Derbi (desde 1989 hasta 1994), y encima económicamente las cosas andaban muy mal. Tanto que Wallace Mercer, presidente del Hearts, propuso una fusión de ambos clubes y llamarlo Edimburgh United, a los que los hinchas lo sacaron cagando (?), con toda lógica. Los aficionados formaron la agrupación Hands off Hibs (Las manos fuera de los Hibs), para tratar de salvar el club, cosa que se logró a último momento gracias a un empresario local Tom Farmer, el granjero (?), dueño de Kwik-Fit, a quienes los hinchas lo convencieron diciéndole que un familiar suyo, los había salvado ya en 1890, para que ayude económicamente al club, el muchacho invirtió unos 3 millones de libras, tranqui (?), para cumplir con los hinchas. Hoy sigue siendo el mayor propietario del club, aunque del fútbol se encargan otros.

hands-off-hibs-2
Los que lucharon por sus colores

Durante ese período crítico, se dio el primer encuentro post “affaire Mercer”, donde el Hearts fue a la casa del Hibernian y lo goleó por 3 a 0. Mercer, obviamente, no asistió al juego, ya le “recomendaron” quedarse en su casa, en pantuflas y bebiendo cerveza (?). Los tres goles se dieron en el primer tiempo, y en ese momento empezaron a tirar cosas a la cancha, y el partido estuvo demorado por 8 minutos. Ya en los vestuarios avisaron que se iba a pudrir la cosa un poco más, como finalmente pasó. El quilombo, iba a dejar al menos 50 detenidos y 17 heridos, en el partido más complicado que se recuerde.

Pese a todos los problemas, el Hibernian dos años después, lograba la segunda Copa de Liga venciendo al Durnfermline por 2 a 0. Durante fines del siglo XX y comienzos del XXI fueron pocas las alegrías que vinieron desde Edimburgo. Los “Corazones” recuerdan con agrado el clásico disputado en septiembre de 2000, cuando lograron otra de sus máximas goleadas, por 6 a 2, con un triplete del finlandés Mixu Paatelainen. Otra gran victoria fue el 4 a 0 de visitante por las semifinales de la Copa Escocesa.

Entre esos partidos, el Hearts logró tres copas escocesas, las del 97-98; 2005-06 y 2011-12, donde goleó justamente al Hibernian por 5 a 1, en uno de los últimos partidos recordados por la hinchada. El Hibernian ganó la Copa en la temporada 2015-16 y una Copa de Liga (2006-07). En el medio, ambos sufrieron el escarnio del descenso, los del trébol en 1998 pero regresaron al toque. El Hearts también tuvo problemas económicos y fue comprado en 2004 por el banquero y empresario lituano de origen ruso Vladimir Romanov, quien puso a su hijo al frente del club y lo utilizaba como cantera para futbolistas lituanos, hasta que en 2013 lo echaron a patadas de la cantidad del plata que debía, alrededor de 25 millones de libras esterlinas.

article-2021896-055930770000044d-453_468x324
El vendehumo lituano

Esta deuda lleva a que la Federación Escocesa le imponga una sanción de 15 puntos antes de empezar la temporada, con ese arrastre, el Hearts terminó último y descendió (sin los quince que le sacaron se hubiese salvado), mientras que el Hibernian terminó anteúltimo y tuvo que jugar los playoffs para ver si seguía en primera o no, estos lo juegan del segundo al cuarto de la Segunda División y el undécimo de la Primera. Para no ser menos que su clásico rival, Hibernian no pudo ante el Hamilton Academical y también bajó de categoría. Sin el Rangers, penando en las divisiones más bajas, los equipos de Edimburgo mostraban lo mal que estaba el fútbol escocés. El Hearts ascendió al año siguiente  y salió tercero en el año de su vuelta. Hoy, el Hibernian sigue recorriendo los caminos del ascenso profundo escocés, aunque todo indica que este será el año de su vuelta.

A diferencia de otros clásicos que hemos visto, este no está teñido de violencia extrema como los anteriores. Los dos equipos son símbolos de la capital escocesa, y a pesar del odio entre ellos, tratan de relativizar esa bronca para distinguirse de los equipos de Glasgow. Los enfrentamientos han sido más de épocas pasadas, cuando había hasta 60 mil personas en las gradas. Hoy la cantidad de hinchas que va a ver el clásico oscila entre las 15 mil y 20 mil personas. El flojo momento de ambos equipos, más el aburrimiento de ver campeones siempre a los mismos equipos, hace un efecto dominó entre los habitantes donde habita uno de los más hermosos castillos del mundo.

El corazón, como dijimos anteriormente, es uno de los lugares emblemáticos de la ciudad, la tradición dice que si escupís sobre él, volverás a la ciudad de Edimburgo, y que si pisas el corazón, no encontrarás al amor verdadero… Los hinchas del Hibernian entonces aprovechan a escupir por los dos motivos, por su odio al Hearts, y para traerles algo de suerte, que de vez en cuando, no les vendría mal…

1974143_55d26eb8
El Corazón De La Ciudad. Un ícono de Edimburgo

ESTADÍSTICAS Y DATOS NIEMBRO

Es complicado encontrar estadísticas de todo lo que han jugado ambos equipos. Teniendo en cuenta que ambos datas de los años de la concha del pato (?), también jugaban pequeñas copas como la Rosebery Charity Cup, la Wilson Cup, la East Scotian Shield o la Dunedin Cup. Por lo tanto vamos a tratar de acercarnos lo más posible a lo óptimo.

En total se han enfrentado 636 veces, con 280 victorias para el Hearts, 203 para el Hibernian y 153 empates. Por torneos oficiales la ventaja de los Jams es de 144 a 93 con 95 empates en 332 encuentros. En total por liga han jugado 286 veces (entre primera y segunda división), con la ventaja del equipo de Midlothian de 123 a 77 con 86 empates. Por la Copa escocesa también tienen ventaja 14 a 11 con 8 empates y por la Copa de Liga, la diferencia es de 5 a 1 en 6 partidos. Como vemos, de recontra nieto.

El máximo goleador del Derbi en partidos oficiales es John Robertson, a quien llamaban “el martillo del Hibernian”, por los 27 goles que anotó para el Hearts, donde jugó desde 1981 a 1998, salvo una temporada sin pena ni gloria en el Newcastle inglés.

El máximo goleador por competiciones oficiales del Hibernian es Gordon Smith con 15 tantos. Sumando las copas no oficiales, el máximo goleador es Bobby Walker del Hearts con 32, quien además es quien más partidos de este tipo disputó 92 (!), de los cuales 33 fueron oficiales, donde ahí el que más apariciones tiene es el anteriormente mencionado John Robertson con 55. Gordon Smith es con 38 quien más participaciones tiene para los Hibs (además tuvo otras 4 para su clásico rival).

En cuanto a títulos, la cosa está bastante pareja, con el equipo morado con una leve ventaja. Ambos tienen cuatro Ligas escocesas, la última del Hearts data de período 1959-60 y del Hibernian del 1951-52. En Copas escocesas, la ventaja es de 8 a 3 para el equipo de los corazones, que también sacan ventaja en Copas de Liga por 4 a 3.  Como dijimos anteriormente, fueron dos las finales disputadas entre ellos, ambas por la Copa de Escocia y con el mismo vencedor: el Hearts, en la temporada  1895-96 por 3 a 1 y en 2011-12 por 5 a 1.

067_324__robbo_1430301247_standard
El Martillo de Hibernian

JUGADORES HISTÓRICOS DEL HEART OF MIDLOTHIAN: Alfie Conn Sr., Willie Bauld, Jimmy Wardhaugh, John Robertson, Tommy Walker, Jack White, Barney Battes Jr., Bobby Walker, Donald Ford, Andy Black, Willie Wallace, Johnny Hamilton, Willie Gibson, Archie Kelly, Alex Young, Willie Murray,  Drew Busby, John Colquhoun, Jimmy Murray, Ian Crawford, Gary Mackay, Henry Smith, John Cruickshank, Alan Anderson, Walter Kidd, John Cumming, Craig Levein, Andy Anderson, Jim Brown, Duncan McClure, Donald Ford, Dave McPherson, Lawrence Abrahams, Isaac Begbie, Eamonn Bannon, Jim Jeffries, Drew Busby, Craig Gordon, Andrew Driver, Graham Weir.

ALGUNOS EXTRANJEROS DEL HEARTS: El único argentino que figura es Fernando Screpis, después entre los que más presencias tienen aparecen: Ismael Bouzid (Argelia), Ryan Mc Gowan, Dylan Mc Gowan (Australia), Thomas Flogel (Austria), Kevin McKenna (Canadá), Rudi Scacel, Michal Popisil (Rep. Checa), Mauricio “a un centímetro de la gloria” Pinilla (Chile), que tiene sólo 5 partidos pero es al único que conocemos (?), Antti Niemi (Finlandia), Gilles Rousset, Stephane Adam (Francia), Takis Fyssas (Grecia), Andy Kirk (Iralnda del Norte), Eggert Jonsson (Islandia), Saulios Mikoliunas, Deividas Ceunaskis, Marius Zaliukas (Lituania, obviamente…), Mark De Vries (Holanda), Roald Jensen (Noruega), Alain Maybury (Irlanda), Marian Kello (Eslovaquia), Rubén Palazuelos (España), David Obua (Uganda). Si están interesados (?) en más data, hagan click acá.

gordon-smith_22
El máximo goleador de los Hibs

JUGADORES HISTÓRICOS DEL HIBERNIAN: Gordon Smith, Bobby Johnstone, Lawrie Reilly, Eddie Turnbull, Willie Ormond, Arthur Duncan, James Lundie, James McGhee, Joe Baker, Peter Kerr, Johnny Haligan, Matt Paterson, Pat Stanton, William Dornan, Gordon Rae, Gordon Hunter, Pat Mc Ginlay, Alan Sneddon, Patrick Callaghan, William Smith, Eric Schaedler, William McGinnigie, Jimmy McColl, Harry Ritchie, Jock Paterson, Jock Blackely, Lewis Stevenson,  James Dunn, Derek Riordan, Jimmy O´Rourke, Ally MacLeod.

ALGUNOS EXTRANJEROS DEL HIBERNIAN: Mathias Jack (Alemania), Stuart Lovell  (Australia), Alen Orman  (Bosnia), Paul Fenwick (Canadá), Dominique Malonga (Congo), Sol Bamba (Costa de Marfil), el gran Ulises De la Cruz (Ecuador), Mixu Paatelainen (Finlandia), Gareth Evans, Willie Jamieson, David Murphy, Chris Hogg, Jock Patterson (Inglaterra), Nick Colgan, Paddy Farrell (Irlanda); Dean Shields, Ivan Sproule, Michael O’Neill (Irlanda del Norte), Ólafur Gottskálksson (Islandia), Abdessalam Benjelloun, Merouane Zemmama (Marruecos), Chris Killen (Nueva Zelanda), Russell Latapy (Trinidad y Tobago).

Como siempre, les dejamos algo relacionado a los hinchas de ambos equipos, estos que hacen que este tipo de partidos sean únicos, para lamento (?) de ustedes, no tenemos tanta violencia bien entendida (?) como en los post de Turquía, Bosnia, Egipto, Rumania o Grecia. Pero igualmente, esperemos que lo hayan disfrutado.

Hay un par que cobran lindo (?)

El centro invadido por las piñas

Los CSS (Capital City Service), la banda del Hibs yendo a visitar Tynescastle

No importa donde jueguen

El fútbol que le gusta a la gente (?)

No todo es violencia en el derby

La hinchada del Hearts

Con esto nos despedimos, agregamos que este domingo último, ambos equipos igualaron 0 a 0 en un nuevo clásico, esta vez perteneciente a la Copa Escocesa, el empate hace que el 22 de febrero, se defina quien pasa a los cuartos de final de la Copa. Ahora, enderazamos la nave y partimos, esperando llegar a nuestro próximo destino.

Ediciones anteriores:

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Anuncios