Divina comedia

0010667861

Estaba todo listo, se había llegado a un acuerdo interno entre los clubes de Primera y los del Ascenso, se fijaron fechas para las elecciones y para la firma del nuevo Estatuto, apareció la guita, todo eran arcoíris y unicornios en Viamonte y Uruguay hasta que empezaron a sonar las alarmas: Desde FIFA se pusieron la gorra y no estarían aceptando el proyecto de Estatuto y Bart lloró, Lisa lloró y fue todo confusión (?) ahora no solamente pende de un hile el arranque del futbol sino que peligra la participación en el Mundial. Respira Bauza (?)

En este bonito espacio vespertino iba un post muy bonito sobre un pequeño club convertido en cenicienta, que seguramente saldrá en el día de mañana. Pero como la actualidad y las pujas políticas nos están dejando sin futbol local, nos vemos obligados a poner blanco sobre negro en unas cuantas cuestiones que hoy atañan a una AFA que no sabe si reiniciar la competencia de futbol 11 (el futsal empieza hoy la primera edición de la Supercopa) o no. Y para hacerlo bien, empezaremos la cadena desde arriba hacia abajo.

Mal parido. Ese es el término que mejor le cabe al estado del fútbol profesional en nuestro país, tanto por la suerte que viene teniendo como por lo complejo que se torna explicar cómo es que se llegó hasta el estado en el que hoy están las cosas. Fueron semanas, meses (si tomamos desde el pase a los infiernos la inmortalidad de Don Julio,  incluso años) en donde lo que reinó fue el caos: Interinatos, amagues de intervenciones, elecciones truncas…Todo fue yendo en piloto automático, con Armando Perez poniendo la cara de vez en cuando para intentar con ese rostro de abuelo bueno transmitir algo de tranquilidad, pero lo único que hizo fue transmitirle su estado de salud a la AFA.

GOBIERNO VS AFA

Todo empezó en la famosa votación 38 – 38. Cuando la Asociación del Futbol Argentino quedó acéfala de hecho, entre un Segura renunciante y un Tinelli que no pudo acceder al poder gracias al fallido conteo de votos de una elección anticuada y obsoleta mucho mas parecida a un comicio de un sindicato que a una votación entre señores que manejan contratos de ocho cifras (con aprietes en el baño incluidos), la solución para el gobierno fue establecer un comité regularizador hasta que se hicieran las nuevas elecciones. Ese fue el primer error: la AFA ya estaba a punto de explotar en ese momento, con una caja vaciada por Meizsner y un torneo local que a duras penas se sostenía debido a problemas varios que se arrastraban de años. La AFA necesitaba un plan integral, una refundación (sic), no seguir como estaba un año mas.

Pero ya cometido ese error, los subsiguientes fueron peores. Lógicamente el comité regularizador no estaba capacitado para resolver todos los problemas por sí solo (desfinanciamiento, reestructuración de los torneos, de las selecciones nacionales, hinchas visitantes, televisación, reforma de estatuto, llamado a nuevas elecciones, internas dentro de la propia asociación, deudas impositivas, gremio de futbolistas). Son muchas cosas para hacer con tan poco respaldo y legitimidad. Es por eso que se vieron sobrepasados y allí dejaron seguir rosqueando a todos, teniendo problemas en cada caso. El último de ellos, y el mas importante, fue el del dinero. Como el gobierno no pudo implementar las sociedades anónimas deportivas por las buenas, eligió asfixiar a los clubes económicamente dejando de pagarles lo que les correspondía durante los últimos meses.

Ese dinero que no está generó una bola de nieve que con el correr del tiempo se convirtió en una avalancha. Porque los jugadores y los empleados de los clubes dependen de ese dinero, y los dirigentes en vez de ponerse del lado de sus empleados, dejan pasar el tiempo con la tibieza que los caracteriza, para no ponerse en una batalla política extra a las que ya tienen, ya sea puertas adentro de sus clubes o en la misma AFA, de cara a las elecciones del 29 de Marzo. Otro error.

AFA VS CLUBES

La AFA decidió cerrar la rescición del contrato del Futbol Para Todos en 350 millones de pesos para estos últimos 6 meses, desconociendo así la deuda que el estado tiene para con ellos del semestre anterior, a solo efecto de poder cerrar el contrato con un nuevo licitador para las transmisiones televisivas a partir de Agosto. Es decir que triunfó la idea del gobierno de darles mucho menos dinero, mientras el cuentito que sale a través de los medios es ver quien pone mas plata hacia adelante. Ningún canal se atreve a decir la verdad, que el gobierno nacional incumplió con el contrato que tenía para con la AFA, y todos pretenden taparlo con la puja entre ESPN, FOX y MEDIAPRO. El desfinanciamiento viene con la promesa de recibir en el futuro un dinero de un privado para tapar las deudas que dejó el estado el año anterior. Y la AFA aceptó sin chistar, solo para poner en funcionamiento la licitación y que el futbol se siga jugando como se pueda. Como siempre, los clubes mas comprometidos son los chicos de primera y ni hablar de los del ascenso. Pero lo que sucede también es que la intención de empezar a jugar mañana mismo es prácticamente irrealizable: no están pautadas las transmisiones para la fecha a jugarse, no hay ningún canal preparado todavía para transmitir, porque lógicamente no se sabe si se va a jugar o no.

La FIFA mandó un memo (?) por intermedio de la CONMEBOL, apretando para que el futbol empiece este mismo fin de semana, o de lo contrario suspender a la AFA por un mes, perdiendo los puntos de las eliminatorias a disputarse ante Chile y Bolivia. Ese mismo apriete “bajó” a los clubes en forma de amenaza de quita de puntos.

AFA VS AGREMIADOS

En medio de todo esto, y en un momento realmente inoportuno, Sergio Marchi llamó a un paro de futbolistas justo una semana antes del inicio pautado del torneo. Quizas la promesa de la llegada del dinero o quizás la certeza que a ciertos jugadores -no a la gran mayoría de ellos, solo a algunos- no les afecta estar un par de meses sin cobrar, y que en realidad están (mal)acostumbrados a que los clubes les deban su sueldo o las primas, ya que suelen ser grandes los montos a erogar. Marchi, que poco hizo en realidad por los jugadores (no existe red de contención para un jugador que por lesión o distintas razones debe abandonar el futbol, mucho menos ayuda psicológica para los que se retiran, dos breves ejemplos) durante su larga estadía al frente del gremio, quizas esté utilizando el momento como palanca politica para deslegitimar aún mas el trabajo del comité regularizador. Como bien sabemos, es una de las próximas cabezas a rodar en caso de una derrota de la liga grondonista en las proximas elecciones. Pero si bien su historial no lo respalda, en este caso su reclamo es justo: que se le pague a los jugadores lo que se les debe antes de seguir trabajando, o esa deuda quedará seguramente impaga ad eternum.

DIRIGENTES VS DIRIGENTES

Una solución propuesta fue utilizar a los 350 millones para pagar lo que se pueda de las deudas y empezar a jugar como sea. Grave error. Por un lado, porque ese dinero de por sí no alcanza para saldar la deuda de todos los clubes. Por otro lado, porque el dinero que en realidad van a percibir es mucho menor -140 millones deben ser utilizados para producir las transmisiones hasta Julio-. Y finalmente, porque se decidió pagar equitativamente y no a cada uno lo que le correspondía (es decir, darle mas plata a aquellos que tienen mas deudas en vez de repartir iguales cantidades de dinero por equipo). Entonces los que pusieron el grito en el cielo son los que mas furia tienen por toda esta situación, o sea los clubes que sí estan bien administrados y no firman contratos que luego no podrán pagar.

DIRIGENTES VS JUGADORES

Los dirigentes de los clubes se ven en una encrucijada en la que ellos mismos se meteron. Necesitan que el futbol comience lo antes posible para que entre algo de dinero y así poder pagarles a sus empleados, saldar sus deudas impositivas y mantener a los clubes funcionando. Pero si los jugadores se niegan a hacerlo en justo reclamo, no hay nada que puedan hacer mas que poner juveniles. Y hay dirigentes que piensan poner no a la reserva, sino a la novena, en desacuerdo con obligarlos a tener que jugar.

JUGADORES VS HINCHAS

Esta decisión de parar puede resultar bastante antipática para nosotros los hinchas, que ya estamos hartos de tanto tiempo sin futbol, pero también hay que hacer autocrítica que todos entramos en el juego de pedir x jugadores en el mercado de pases que luego nuestro propio club no podrá pagar. Entonces hay jugadores que quieren ir al paro hasta que no les paguen lo que les deben y otros que no están tan seguros para no ponerse a su gente en contra o para no perder los puntos.

La gran mayoría de los equipos de primera división hoy son deficitarios, los estadios no se llenan, el mundo del futbol no es tan inclusivo como podría serlo. El dinero se gasta mal y a destiempo, pagando siempre los errores de gestiones anteriores, salvo honrosas excepciones. Y los dirigentes, presos de ver su imagen política deteriorada, siguen firmando contratos impagables a estos mismos jugadores que hoy paran. Es decir que no está claro quien finalmente tiene la culpa de todo esto. La deuda del gobierno con la AFA termina mezclándose con la deuda que los propios clubes tenían para con sus jugadores, empleados y hasta con la propia AFA, en un nudo que no está claro como se empezó a enredar.

Lo que está cierto es que es necesaria una reestructuración de salarios, de funcionamiento, de negocios, de programa, y todo de acuerdo a los nuevos contratos a firmarse. Pero primero hay que saldar todas las deudas del pasado, de lo contrario volveremos a estar en la misma situación al mes siguiente, al semestre siguiente. Mientras los que pagan los platos rotos son los que menos tienen, en este caso los jugadores del ascenso que tuvieron que recurrir a usureros o directamente a buscar otros trabajos para zafar esta situación difícil.

Muchas de las dudas se despejarán esta tarde a las 19 hs en la reunión entre los capitanes de los equipos. Quizas se juegue, o quizas no. Pero que vuelva a rodar la pelota no podrá tapar que son muchos los problemas que arrastra un futbol argentino tan pero tan convocante, que empresas extranjeras son capaces de poner 4200 millones de dólares para televisarlo.

 

Anuncios