Orgullosos de ser

wp-1487461325111

No serán las mejores galletitas, ni el mejor equipo de Inglaterra, pero hoy por hoy están haciendo historia en la competición mas añeja del futbol mundial.

En una ronda con varios partidos definidos sobre la hora, el Millwall -del cual ya hemos hablado- eliminó al Leicester, mientras que el Middlesborough se sacó de encima un partido que se le había complicado ante el Oxford United. Pero la mayor sorpresa de todas en esta quinta ronda fue la del Lincoln City, un equipo proveniente de la National League (quinta categoría del futbol inglés) logró eliminar al Burnley y acceder a los cuartos de final. Es la primera vez que un equipo que no pertenece a la football league (desde la quinta categoría pertenecen a la Conference) accede a esta instancia de la FA Cup en mas de cien años (!!!).

La sensación de los 3210 hinchas que viajaron a Burnley fue extatica  cuando Sean Ragget los durmió a todos y cabeceó al gol dentro de un área colapsada. Ya habían hecho historia en la ronda anterior tras eliminar al Brighton, segundo en el Championship por detras de Newcastle. Pero el cielo es el límite para este modesto equipo de la National League. Pero ojo, los jugadores del Lincoln no son ningunos novatos ni tampoco el equipo del hijo del panadero o el mecánico de la esquina. Son profesionales que saben como jugar un partido de futbol y se preparan toda su vida para un evento como este, el mejor que les va a pasar en su vida deportiva sin duda.

Desde la creación de la National League (o Conference Premier, como ustedes prefieran) en 1979, los equipos de la primera categoría por debajo de la Football League han mejorado tanto su nivel futbolístico como su status económico/financiero (lo mas importante para la FA). Por lo que no fue sorpresa que se estableciera un sistema de ascensos y descensos entre esta y la League Two en 1986. La deshonra que significó ser el primer descendido a la National fue para el Lincoln. Esto no desanimó a los imps, que lograron el ascenso el año siguiente. Pero en la 2010/11, el equipo que es profesional desde 1892 y que hasta 2006 participaba siempre en los reducidos para ascender de la mano de su entrenador Keith Alexander -quien lograba siempre pelear por ascensos con planteles que bien valdrían pelear por la permanencia- volvió a descender tras perder 3-0 con Aldershot Town en la última fecha. El broche de cobre (?) para no una sino varias temporadas marcadas por las protestas de los hinchas contra las directivas, renuncias varias, managers salvadores de cartón pintado, etc.

La non-league es difícil, por el hecho que cuando uno piensa haber tocado fondo, siempre llega un momento de verguenza superior que deja al anterior como un río cordobes que llega al océano. Eso le sucedió al equipo de Lincolnshire, tras ser eliminado de la FA Cup por el Alfreton o el Calsharton Athletic, ambos situados en el séptimo escalon del futbol inglés. El caos permanente de pretender luchar por un ascenso y terminar salvándote de caer en la última fecha era rutinario hasta la llegada de Chris Moyses. El nuevo mandamás decidió poner fin a las deudas y presupuestar un equipo “para mitad de tabla y nada mas”. Increíblemente, de la mano de la austeridad, llegó la unión en el vestuario, el sacrificio, la humildad, todos esos valores a los cuales el Lincoln desestimaba poco tiempo atras.

Hoy las cosas son totalmente diferentes. Primeros en la National, pero sobretodo haciendo historia en el torneo mas añejo del mundo, tras vencer por 3-2 a Oldham Athletic, 1-0 a Ipswich Town (2-2), 3-1 a Brighton y conseguir lo que para su técnico Danny Cowley fue un milagro futbolístico tras el triunfo ante Burnley. “No me afeité ni para mi casamiento, pero si lo hice cuando supe que iba a salir en Match Of The Day“. 81 son los puestos que tiene Burnley por encima de Lincoln en la pirámide futbolística.

A lo largo del partido, se notó a un Burnley desconectado, muy alejado de su actuación contra Chelsea. Si bien tuvieron pelota y terreno a disposición, jamas inquietaron al arquero Farman. Con el correr de los minutos, el equipo nunca sintió el desgaste físico y siguió desplegándose como siempre, lo que puso incómodo a los clarets. Como siempre, el querido(?) por toda Inglaterra Joey Barton tuvo un altercado con Matt Rhead, tirándose al piso, fingiendo un codazo para intentar que lo expulsen. Cuestion rutinaria para Barton, muy alejada del señorío que demuestra el capitan de los imps Alan Power (mejor nombre para un capitán del universo). El final del partido fue de ida y vuelta, pero todo parecía indicar que se iban al Replay hasta que llegó ese mágico tiro de esquina. Sean Raggett, el autor del gol, agradeció a la tecnología del censor en la linea del arco por el gol. “Seguramente no lo hubieran convalidado en la National League”.

El resquemor de la hinchada galletitera(?) llegó al enterarse que no todos tendrán acceso a su entrada: la misma estará reservada para aquellos que concurran asiduamente a los partidos de liga (NdeLRF!: la FA Cup y la copa de la Liga sirven justamente para eso desde la privatización del futbol, para los hinchas que no pueden pagar un abono pero quieren ir 5 veces al año por lo menos a ver a su equipo, por lo tanto las entradas suelen estar mucho mas baratas). Una decisión injusta para una hinchada que se bancó todas e hizo largas colas para obtener su ticket contra Ipswich o Brighton.

El dinero extra conseguido gracias a esta proeza (mas de un millon de libras) irá integramente al desarrollo de la infraestructura del club y prepararse para la proxima temporada ya que el club al día de hoy no tiene deudas por afrontar. Eso sin contar que es la primera vez que el equipo va a estar en televisión abierta nacional y como la magia volvió a Lincoln después de tantos años de estar hundidos en el barro. Esta historia choca de lleno con el vacío que los equipos grandes le están haciendo hoy por hoy a la copa FA por una cuestión de calendario (siempre va a estar en un tercer orden por detras de la Premier y la Champions). “Quien sea que haya dicho que esta copa está muerta que se de un paseo por Lincoln” dijo Chris Ashton, un hincha que saca colectivos para ir a ver el equipo de visitante.

Anuncios
Etiquetado con: