Futbol, pasión desenfrenada de multitudes (?)

Mucho, muchísimo se ha hablado de que el futbol despierta en los fanáticos sentimientos de todo tipo y una clara muestra nos dieron los hermanos (?) islandeces que parece que a eso de ponerles pasión al deporte se zarparon de románticos y no se limitaron a festejar haciendo el corazoncito sino otras cosas más divertidas (?)

Tänä iltana antaa sinulle enemmän kuin hype Tula (?)

Corría el año 2016 y en Francia se estaba jugando la Eurocopa y había una selección que la venía haciendo historia y es la que viene a provocar este post: Islandia. Esa cosa congelada (?) de 300.000 habitantes venía embaladísima en la Copa, bueh, tampoco es que era la Cubetera Mecánica, pero había metido un par de resultados que asombraban porque nunca había clasificado a la competencia. Y la arrancaron sacándole un empate a la Portugal de Cristiano, después hicieron lo propio con Hungría y en la última fecha se cargaron a Austria y pasaron a Octavos de Final, todo un logro para un país que ni siquiera sabía lo que era jugar la Euro.

El tema es que en Octavos de Final le tocó Inglaterra, un equipo con mucha más historia que el islandés pero con idéntica temperatura corporal al nivel del pecho(?) por lo que el partido se les planteaba, cuanto menos, complicado en los papeles. Igual, como dijimos antes, pasar de no jugar nunca la Copa a llegar a Octavos ya era algo digno de festejo y celebración. Y ni te cuento cuando el 26 de Junio rompieron los pronósticos y le terminaron ganando 2-1. Bueh, el tema es que parece que rompieron más que eso (?). Este fin de semana, 9 meses después de la hazaña, se registró un record de nacimientos en Islandia, lo que da a entender que los muchachos festejaron como se merece un logro deportivo: Con sepso desenfrenado (?).

“Hoy en Dea2 vamos a hablar de cómo que el 2 de Flandria la clave de cabeza puede hacer que vos hagas lo mismo” (?)

Y si, porque parece que el tema del futbol y el sexo van de la mano, debe ser que el cerebro relaciona el gol con meterla al recibir un estímulo tan positivo por intermedio del deporte le manda testosterona al resto del cuerpo  y olvidate, todo el año es Carnaval (?). Algo similar había pasado en Alemania después del Mundial 2006 (donde incluso ayudó a romper un índice de natalidad que venía bajísimo) o en Barcelona después del triunfo en Champions en el 2009, cuando 9 meses después de la final aumentó el índice de natalidad un 16,1%. Usted dirá (?) “bueh, es obvio que uno feliz la quiere poner”, pero lo que le suma al tema es que en Europa resulta preocupante la baja en la tasa de natalidad y estos pequeños “Baby Boom” como les llaman resultan un bálsamo renovador para un continente principalmente con olor a viejo (?).

Por nuestras tierras también pasa, sinó pregúntenle a Neymar (?), aunque hay algunos jugadores que incluso perdiendo se motivan y tientan a la suerte y a su propia integridad física (?). Pero, siendo técnicos no llamamos más al grupo de amiguis (?) en Argentina no se registró un incremento  desde el Mundial del 86 al otro año (por tomar el máximo hito de nuestra historia futbolística), es más, incluso bajó  pasando del 22,38% al 22,24%, igual alguito habrá tenido que ver la hiperinflación (?). Y ni te cuento en los años posteriores, del 2005 al 2014, donde pasamos del 18,83% al 17, 54% y no habiendo ganado una chota. Las fechas fueron elegidas al azar (?).

“Así de grande te la comés hoy” (?)

A qué vamos con esto? Que el futbol te da alegrías y parece que hay que aprovecharlas, pero guarda que si tu equipo salió campeón en 9 meses vas a tener que empezar a ahorrar en pañales. Dicen que hay un departamento completo del CONICET investigando cómo es posible que se sigan reproduciendo los hinchas de GELP (?).

Anuncios