Nuevos tiempos, viejos debates

El debate sobre la inclusión de la tecnología sólo se va a terminar cuando se incorpore. Esta vez fue el propio señalado por un error en advertir esta situación. Cada vez queda menos margen…

El domingo pasado los de San Lorenzo pusieron el grito en el cielo tras el 4 a 3 sufrido ante Tigre. El empate de equipo de Victoria llegó por una mano en el área cobrada por parte de Delfino, en esta no hay tecnología que valga para justificar la decisión del referí: ellos tienen la orden de cobrar cuando una mano despegada del cuerpo del futbolista impacta en el balón. Nada que discutir en esta acción (a menos que se necesite rellenar espacio en algún programa deportivo…) pero la queja llegó con el siguiente gol, hecho por un jugador en posición fuera de juego.

La respuesta del damnificado fue difundir la idea de la sospecha, pero en Argentina pasa todo tan rápido que nadie se acordó que dos fechas antes un claro penal por mano en el área de Talleres no fue sancionada por el referí le impidió a Boca ejecutar un penal, situación que luego fue aprovechada por el mismísimo San Lorenzo para descontarle puntos al líder del torneo. El fin de semana, por un “error” arbitral lo alejó de la punta. Ante la duda, el propio árbitro de Tigre – San Lorenzo declaró “Ojalá en breve llegue la tecnología a nuestro fútbol porque en errores milimétricos se descree y se pone en tela de juicio nuestros valores”.

¿Cuántas veces hablamos del tema? Lo cierto es que la tecnología ya empezó a utilizarse, pero no en todas las jugadas, solamente se utiliza para definir si la pelota traspasó la línea de gol, pero de medir offside, nada. También es cierto que la tecnología no es infalible, ya se compró un error en el partido entre la Sampdoria y el Geona en la Serie A, cuando un cabezazo de Matías Silvestre picó en la línea y salió, pero al referí le vibró la pulsera que convalidaba un gol que no había sido.

A grandes rasgos, los argumentos en pugna giran en torno a tres grandes temas:

  • La velocidad. ¿El uso de la tecnología le quitaría dinamismo al desarrollo de un partido? Si y no…se podría ajustar el reglamento para que esto no ocurra. Suena a hipócrita esta excusa cuando los propios protagonistas dejan correr el tiempo cuando el resultado le es favorable.
  • El error. Pierluigi Collina decía “el fútbol no es un juego perfecto. No se por qué se quiere que el árbitro lo sea”. En esto tiene razón, pero Delfino plantea en el problema en otra dimensión al decir que si se duda de su buena fe se podría utilizar la tecnología para dejar de lado las sospechas. Y también está en lo cierto
  • La justicia. ¿Acaso el mundo es un lugar justo, por qué el fútbol debería de serlo? (?).

Lo que no se puede permitir son zonas grises con respecto a la utilización de la tecnología. Se aplica o no se aplica. Se utiliza en tales casos y en otros no. Se utilizará tal tipo de tecnología para tal situación. Se tendrá determinado tanta cantidad de tiempo para definir una situación. Estos serán los dispositivos que se utilizará para evaluar estos casos.

Anuncios