Planchazo al mito: “En Europa el público es diferente”

En esta nueva sección vamos a intentar tirar abajo esos conceptos que parecen arraigados en nuestro inconsciente desde que Enrique Moltoni nos levantaba los fines de semana para ver el resumen del Calcio (?). Hoy arrancamos con uno que se suele utilizar bastante seguido, y hago mea culpa porque también  caí en esa: “En Europa viven el fútbol de otra manera y no son tan violentos”. Veamos si es verdad o si es un mito implantado en nuestras mentes sudacas para que repitamos como loros.

Desde varios medios se nos vende el fútbol europeo como ese lugar donde la gente puede ir tranca a la cancha, clavarse una birra en el medio del estadio y tener al lado a uno de la contra y nunca pasa nada, porque ellos supieron erradicar la vinolencia y sarasa. Es más, incluso desde algunos medios nos señalan a nosotros como Una Argentina Enferma, lo cierto es que si vamos al caso, en España la cosa no es tan distinta, porque ellos también cargan con muchachos animosos amigos de armar goma.

Es cierto que han tomado medidas más rigurosas para los ingresos al campo de juego o para la venta de entradas, pero lo cierto es que los violentos siguen rondando el fútbol en el Viejo Continente. Hace poco lo vimos en el Olympique-Besikstas, donde dos grupos se pelearon, primero en las gradas y la siguieron abajo porque pintó el bondi (?). Ah, y eso sin investigar un toque lo de la explosión en el micro del Borussia Dormunt que parece que no fueron violentos, sino un loquito solitario, vaya uno a saber.

Copar la cancha, descripción gráfica

También en Holanda se dio hace poco un hecho que involucra a violentos, en este caso ultras del Legia de Varsovia que se les dio por la fiebre de la remodelación y se metieron en un club donde iban los hinchas del Ajax, equipo que iban a enfrentar, y le hicieron algunas reformas forzosas (?). O lo que pasó este fin de semana en Portugal, donde Marco Ficini, un aficionado de la Fiorentina murió atropellado por un auto luego de intentar escapar de una batalla campal entre ultras del Sporting (club amigo de la Fiore, por eso Marco lo fue a ver) y del Benfica. Si bien no tuvieron directamente que ver en la muerte de Ficini, sería de siome decir que de no haberse dado el enfrentamiento seguiría vivo.

Saliendo de la grasa del churrasco europeo (?) y adentrándonos en Serbia, tenemos el clásico entre el Partizan y el Estrella Roja: Como siempre, este clásico dejó notas de educación europea bien entendida: Policías heridos por enfrentamiento con hinchas, quema de butacas, bombas de humo y 44 detenidos. Y fue un clásico tranqui dentro de todo lo que pueden dar estos muchachos. Y si hablamos de clásicos, basta con hojear nuestra Sección para comprobar que Bebote y sus amigos son los Teletubbies al lado de sus contrapartidas del Viejo Continente.

El revoleador uruguayo es el padre del año al lado de esta señora

En resumen, si bien en las ligas europeas se ve gente sentada tomando una birriten y haciendo oír su descontento cuando el árbitro no les cobra lo que le gusta de una manera pintoresca (?), lo cierto es que violencia hay, por lo que no somos tan distintos.

Por eso desde La Refunda decimos que ese mito es FALSO, cabezas de tachos hay acá y del otro lado del océano, así que no jodan más con eso de “En Europa es diferente”, por más que el Pipa con sus post nos quiera probar lo contrario (?).

Nos vemos en otra ocasión acá, donde pateamos eurohipsters (?).

Anuncios