¿Que es un volante mixto?

En el futbol actual, donde el mediocampo es apenas “de tránsito” y la dinámica le gana a la pausa, se puede seguir hablando de volantes mixtos? Lo dilucidaremos a continuación.


En la década de los 2000, la falta de enganches hizo surgir en el fútbol mundial una raza de jugadores difíciles de catalogar para el simple espectador de a pie: el doble cinco. En la pareja de mediocampistas, se estilaba siempre un 5 típico, histórico, de perfil recuperador y raspador en el medio, y otro que cumpliera “una doble función”, la de recuperar cuando hiciera falta, y la de sumarse al ataque como si fuera un enganche. Entonces, como se supone que hace las dos cosas, se los empezó a denominar volantes mixtos. Parece sencillo, ¿no? Pero esto supone un poquito mas de análisis.

Pensemos primero que todo en el concepto. Un volante que va por los costados, o un carrilero en el 3-5-2, tiene como principal tarea la de “hacer toda la banda”, es decir, llegar de una punta a la otra de la cancha a lo largo de todo su costado según lo precise. ¿Esto entonces no lo convierte en un volante mixto?

Vamos con otro ejemplo: ha habido y seguirá habiendo, mediocampistas de recuperación que por características hacen muchos goles, pero no necesariamente pisan el área rival -ni siquiera están cerca de hacerlo-. Entonces según este desconcepto, bien podrían ser volantes mixtos. ¿Que distingue realmente a un volante mixto de un mediocampista o un volante a secas?

Miremos con mayor detenimiento las características de este tipo de jugadores: se supone que combina la capacidad de recuperación -es decir, el quite, la anticipación del ataque rival, la advertencia de espacios defensivos no ocupados para relevarlos, la cohesión con el 5 propio- con una serie de otros elementos propios de una vocación ofensiva -pase de salida, mostrarse siempre como opción para recibir y descargar, pisar el área rival, sumarse eventualmente a la línea de los delanteros, rotar para arrastrar marcas si es necesario, finalizar las jugadas-.

Lo que se observa allí es que hay funciones variopintas y es difícil que un jugador pueda cumplirlas a todas, regularmente, en todos los partidos. Podemos encontrar algunos casos de jugadores que cumplen varias de ellas, como Gundogan, Paulinho, Pablo Perez o . Pero no las hacen todas, generalmente porque su equipo no lo necesita. Cuando el equipo reúne los jugadores necesarios para no depender exclusivamente de la actuación preponderante de un jugador -como lo hacía el enganche en algunos equipos, y el 5 tradicional en otros- deja de participar en todos los aspectos del juego y solo participa en aquellos en los que su posición en el campo le determina. ¿Pero qué posición en el campo ocupan?

Lugares desde donde pateó Paulinho en lo que va de la eliminatoria

Podemos ver que en verdad lo que se le pide a los volantes mixtos es que tengan recorrido, un ida y vuelta similar al que puede tener un carrilero, solo que por el medio del campo, ya sea por delante del 5 tradicional o al costado del mismo, siempre acompañando la jugada. Como cualquier volante hijo de vecino. Es decir, estamos hablando en realidad de volantes box-to-box, que pisan constantemente las dos áreas. En este lugar pueden pasar a confundirse los tantos. Un volante box-to-box tiene como característica principal su despliegue, mas que su recuperación/creación. Todo lo demás, lo definirá como jugador, pero no como su función principal.

Muy bien, ya delimitamos a este tipo de volantes por su función principal (pisar las dos áreas), su posición en el campo (casi de Schrödinger) y sus aportes al equipo. Entonces, ¿se los puede seguir llamando volantes mixtos?

En ataque / En defensa

En el fútbol de hoy en día, y tal como vimos en la imagen anterior, es muy común que los equipos -sobre todo en el fútbol europeo y a nivel internacional- pasen la línea de la pelota enteros para defender, es decir que el portador de balón deba pasar imaginariamente a toda la formación rival para poder llegar al arco contrario. Y si miramos a un equipo que necesita ir a hacer un gol, veremos que hasta los propios defensores participan del ataque, iniciando las jugadas y hasta trasladando hasta la mitad de la cancha para dar recién allí su primer pase. Es decir, que todo el equipo se involucra tanto en ataque como en defensa (cuestión que, repetimos, antes de los equipos de Guardiola/Martino/Klopp/Tuchel/Nagelsmann, solo le estaba atañada a esta clase de volantes exclusivamente). Por lo tanto, esa cuestión de la mixtura(?) de los volantes se diluye, porque por un lado los delanteros son los primeros en defender -haciendo la famosa primera linea de presión que tantos problemas le trajo a muchos equipos en este torneo que intentaron salir jugando desde el fondo- y por el otro siempre hay recuperadores que terminan teniendo funciones de ataque -podemos hablar hasta el hartazgo de defensores con gol, que en su caso ¿pasarían a ser defensores mixtos? Un absurdo.

En el equipo del Tata, los defensores suben a mitad de cancha y los laterales aún mas, es decir que todo el equipo forma parte del ataque

Conclusión

En el fútbol de esta década, donde todo el equipo participa en ambos aspectos del juego, es una falacia seguir hablando de volantes mixtos. En todo caso, podremos hablar de volantes box-to-box, ese puesto tan controvertido sobretodo a la hora de hablar de la selección argentina, cuyos últimos exponentes en la materia fueron Banega y Gago, con resultados dispares -Ever termino haciendo las veces de enganche tanto en la selecta como en el Inter, pero eso es otro tema-, de organizadores de juego, pero entre la velocidad de ejecución cada vez mas alta y los espacios cada vez mas comprimidos por ese mandato de hacer los equipos cortos, los volantes mixtos, los doble cinco de juego, etc etc etc fueron perdiendo sus características y en 5 años pasarán a ser marginados y olvidados.

Anuncios