COPA LIBERTADORES – FECHA 4 – TANGANA MELO…DRAMÁTICA

Por fin llegaron los intercambios de puños, patadas, insultos anti-Inadi y objetos contundentes para resolver las diferencias como en las libertas sesentosas. Termos carboneros frente a un killer botinero como Felipe Melo. El resto de los partidos se resolvieron de la forma más aburrida: jugando al fútbol.

Peñarol primereó, posteriormente palmó y luego, a puños y patadas, peleó post partido a Palmeiras. En resumen, todo lo que hace a esta Copa el mejor torneo de la humanidad toda. Piñas fueron y piñas vinieron tras el 3-2 que obtuvo de visitante Palmeiras. Sin embargo, el conjunto carbonero decidió vender cara la derrota con una gresca que se inició entre los jugadores y culminó en las tribunas del montevideano estadio FIFA Campeón del Siglo.

Los manyas se habían quedado con la sangre en el ojo por la derrota tras el extenso alargue en el partido de ida y salieron directo a la yugular del Verdao. Asi, presionó al rival en la salida y no lo dejó pasar la mitad del terreno. A los 13′, Nahitan Nández (sí, ese es su nombre) abrió juego a la derecha, fue a buscar la descarga, recibió y mandó un centro preciso para que Mauricio Affonso, de primera y ganándole la posición a Mina, marcara el 1-0. El asedio aurinegro continuó hasta la llegada del segundo gol: Petryk y Alex Silva fabricaron una pared que terminó con el centro del último que cabeceó el primero, para que Junior Arias, de media chilena, mandara el balón a la red. 2-0 más que cómodo para manejar el partido.

– Así que preguntale a un colombiano – Eh?

Para el segundo tiempo, el entrenador de Palmeiras decidió poner a los titulares que había guardado en el banco. Y a partir de ahí el partido se transformó en otro, donde los paulistas tuvieron mejor manejo de pelota con llegada por las bandas. Así fue como Willian descontó con un gran disparo al ángulo. Peñarol empezó a sufrir del mal del 66 que supo tener su rival de ese entonces River. Llegó el empate visitante. Centro llovido al área chica, con arquero y defensa del CAP estática mientras Yerry Mina conectaba de cabeza hacia la red. Groggy y con mandíbula de cristal, Peñarol no supo mantenerse de pie ante el golpe final. Llegó al tercero: Willian recibió de Jean y definió elegante sport para dar vuelta el resultado. Los jugadores hicieron lo que cualquier hincha desesperado por perder un partido que habían dominado harían: recurrió a un montón de instintos violentos para recuperar su honor (?). Tenían cuentas pendientes con Felipe Melo, un provocador a lo Edmundo pero sin calidad futbolística. Hay que reconocerle a los brasileños que en este caso han aplicado más hits que runs. Mención especial para Melo, que lo embocó a Matías Mier y lo dejó como para agregar dos letras más al apellido. Las hinchadas hicieron lo suyo para continuar la trifulca mientras las autoridades arbitrales y de seguridad no hicieron nada para detenerlo. La frutilla del postre tanganero fue cuando Yerry Mina contratacó con un trípode, donde por fin los fotógrafos sirvieron para la causa (?). La conclusión es un partido de resultado cambiante que terminó a las trompadas ¿Qué más puede pedir un ser humano de sangre caliente?

Pulga en pose.

Gesta lluviosa ante 30 mil personas que llenaron el Monumental José Fierro para el primer triunfo en el grupo 5 de Atlético Tucumán. El Decano bajó del avión a Wilstermann por 2-1. Tras muchas llegadas del equipo tucumano, pudo abrir el marcador con una especialidad de la casa a la hora de la tangana: el cabezazo. Solo que esta vez no fue para abrir el pómulo del rival sino para llevar la pelota hacia la red. Ignacio Canuto se acordó de la mística de la selección local del Dié ante Jamaica para abrir el marcador al comienzo del segundo tiempo. Con el gol a favor, Tucumán se soltó más y encontró espacios por las bandas. A los 74’ minutos, David Barbona convirtió el segundo para los protegidos de Luis Juez pero no le hicieron caso a Santo Biasati y se olvidaron de José Luis Cabezas quien a los 78 aprovechó la desatención en la marca para descontar a favor del equipo de Cochabamba. Los de Pablo Lavallén la tienen difícil pero no imposible para seguir avanzando de fase. Eso sí, no siempre un embajador.

Barrios de Pie.

La Copa tuvo otras miniépicas. Un juvenil de metro y medio hizo su debut absoluto con un gol de cabeza, para el que tuvo que agacharse (!), y así salvar la ídem de su entrenador. Todo un milagro papal en el duelo religioso que San Lorenzo le ganó 2-1 a la Universidad Católica de Chile, cuya antesala fue el empate a 1 en el San Carlos de Apoquindo. Todo iba camino a la crucifixión en la zona de grupos: Diego Aguirre, ya considerado un Judas por los hinchas cuervos, sacó del arco al canonizado Sebastián Torrico, mientras la dirigencia se preparaba para ponciopilatesearla toda con la típica visita de apoyo al entrenamiento.

Nicolás Blandi adelantó a los nómades azulgranas con una gran media vuelta al ángulo, tras centro de Fernando Belluschi y peinada del chileno Paulo Díaz. Pero en el segundo tiempo el equipo cruzado, con mercenarios conocidos en su ejército como Santiago Silva, Diego Buonanotte, Ricardo Noir y Enzo Kalinski, logró la igualdad con un remate de Santiago Cordero que ejecutó a Navarro muy atado ante el lobo suelto trasandino.

Tras la roja a Gustavo Kuscevic, el entrenador uruguayo, ya con la soga al cuello, mandó a la cancha a un ‘pibe’ de 18 años. Nahuel Barrios, un enano que no parecía hacer nada pero cuando lo hizo fue espectacular: Néstor Ortigoza riquelmeó por abajo a Bautista Merlini que envió el centro a los 40 para que la cabecita de Barrios, esa palabra tan ajena a los hinchas de San Lorenzo, les diera una vida extra en esta Copa.

No la tendrá nada fácil porque Atlético Paranaense derrotó 2-1 en su casa a Flamengo y le arrebató el liderato del grupo. Thiago Heleno abrió el marcador para un ‘Furaçao’ que dominó la primera parte del juego y que, menos suelto en la segunda, respiró más tranquilo con el segundo gol del gediento (?) Felipe Gedoz (87’). Pero poco antes del fin del partido, Willian Arão (89’) puso los pelos de punta a los de Curitiba al anotar el gol del honor para el ‘mengao’, quién había derrotado 1-0 a su homónimo de colores en el Maracaná. Los dos brasileros quedaron bien perfilados para llegar a octavos.

Alario te da alas.

El River de Marcelo Gallardo continúa con su efectividad bianchista y puntaje parfecto que lo deja en una posición expectante y con posibilidades de regular en la zona de grupos. Derrotó 2-1 a un Emelec que había comenzado muy eléctrico con un gol tempranero de Ayrton Preciado. No obstante, los millonarios pasaron factura sin subsidios cuando los ecuatorianos no remataron la faena en el primer tiempo. El empate llegó con un remate seco del paraguayo Jorge Moreira, de floja actuación defensiva hasta ese momento. Gallardo supo cambiar los fusibles y cuando bajaba la tensión del partido hacia el empate… llegó una descarga de 220 voltios en forma de remate de Lucas Alario para sellar el 2-1 y la segunda victoria como visitante para un River que no ve peligrar su clasificación y ya puede poner corriente alterna en el resto de los compromisos de un grupo 3 que lo tiene como líder.

Lo sigue un Deportivo Independiente Medellín que se hizo poderoso ante la Montaña Melgar en Arequipa. El medallo, quien ya había ganado 2-0 la semana pasada en el Anastacio Girardot, pegó en los momentos justos y logró quedarse con la victoria en un terreno donde la Copa Perú ningunea la Libertadores. Melgar pegó primero en el segundo tiempo después de un mal despeje de la defensa colombiana, a través de Emanuel Herrera a los 69’. Sin embargo, en tres minutos la visita daría vuelta el tablero. Marlon Piedrahíta, nombre de sicario del Cartel ochentoso, marcaría el empate, a los 76’ minutos. Juan Quintero puso cifras definitivas con un remate lejano que se mete en una esquina de la portería local.

Lengua angelical

Traigan copas porque el vino mendocino llegó para quedarse. Godoy Cruz triunfó 3-1 sobre Sport Boys, en un cotejo disputado en la garca medialuna boliviana de Santa Cruz. El ‘Tomba’, victorioso en el Malvinas Argentinas por 2-0 en el partido anterior frente a los salieris de Messidoro, continúa ascendiendo y lidera con diez puntos en soledad el Grupo 6. Los bodegueros fueron superiores a los talleristas del Warnes Altiplano. Tuvo mayor dominio del balón, distribuyó mejor el juego, mientras que los locales jugaron sin orden, apelando al juego brusco Sandy style ante la impotencia futbolística. Ángel González , como ante Libertad en Asunción, abrió el marcador a los 41 minutos. Lúcido y sólido en su juego en la segunda mitad, el equipo argentino aumentaría su ventaja con el gol de Juan Fernando Garro a los 66’, en un mano a mano con el guardameta boliviano. El local se pondría en carrera con el descuento de Jherson Córdoba, a los 69’ minutos. Sin embargo, tras una espectacular jugada individual, Gastón Giménez se encargó del tercero a los 86’.

Atlético Mineiro sacó la chapa individual de Robinho para vencer 2-0 a Libertad, el Arsenal paraguayo, que lo había derrotado siete días atrás por la mínima. La ambición ambivalente del ‘Galo’ no le alcanzaba para romper el empate hasta que apareció el bluff madridista Robinho, para clavar el primer gol a los 71’ minutos. Un cuarto de hora después el ecuatoriano Juan Cazares, reemplazante de la figura minera, puso las cifras definitivas.

Pepe, el jorobado de
Corrientes y Notre Dame

Tras la goleada por 5-0 en el sur del GBA en la tercera fecha, Lanús sacó un empate ante Zulia en una convulsionada Venezuela, donde chavistas y antichavistas seguramente organizarán marchas y contramarchas por no poder sumar de a tres como local. Los negriazules, con Juan Arango como estandarte bolivariano, fue superior, pero dilapidó ocasiones como si le sobraran puntos y papel higiénico (?) hasta el empate granate que complicó las chances del equipo de Maracaibo. A los 34’ Daniel Rivillo marcó la Z de Zulia en el arco lanusero. El resto del partido se debatió en el dominio local y los contragolpes del equipo de Carlos Almirón. Hasta que a los 62’, en una jugada aislada, el goleador José Sand, decretó el empate final con disparo certero y así llegar a los 7 puntos.

Comparte el liderazgo con Nacional de Montevideo, quien había empatado la semana anterior 1-1 ante los accidentados campeones de la Sudamericana pasada. El bolso frenó el homenaje sudamericano culposo con Chapecoense y lo goleó 3-0 en el Parque Central. El Tricolor salió a la cancha a pelear cada pelota como si fuera la última y dominó ampliamente a su rival de principio a fin. Un tromba ofensiva que limitó a Chapecoense a ser convidado de piedra, donde solo tomó protagonismo en las dos rojas del partido. El zaguero Luiz Otávio le metió la plancha a Aguirre y el delantero Rossi por tocarle la cola a Polenta. Los goles del ‘Bolso’ fueron obra de Kevin Ramírez, Rodrigo Aguirre de cabeza, y una delicatesen del ex-River Tabaré Viudez, quién remató desde larga distancia y puso el balón en el ángulo del portero Artur Moraes a los 80’, certificando los tres puntos para el cuadro charrúa.

En el grupo 8, Gremio sigue desflorando a sus rivales en Porto Alegre. Esta vez le tocó a Guaraní. Un 4-1 contundente donde Lucas Barrios fue la figura excluyente con tres goles. El argentino nacionalizado paraguayo abrió el marcador para los nazileños en el minuto 7’ y también sería él quien pondría el segundo en el 27’. Leo Moura anotara un tanto en propia puerta y darían esperanzas al Indio aurinegro. Su arquero, Alfredo Aguilar, atajó de forma soberbia un penal a falta de Bartomeus en el 40’ y parecía reafirmar la remontada de la visita. Pero, en los minutos antes del descanso, perdieron a Camacho expulsado y encajaron el tercero tras un cabezazo de Geromel. Con un hombre más durante toda la segunda parte, el Gremio cerró la goleada y Barrios su tripleta con un lindo tanto en el 78’. Tercera victoria de los gauchos germanos tras el empate 1-1 en la fecha anterior.

Deportes Iquique volvió a clavarle cuatro a un Zamora con cada vez menos autodeterminación y libertad. Al 4-1 en Venezuela de la jornada pasada, ahora los dragones celestes se quedaron con la victoria 4-3 en el último minuto de juego. El partido brindó un final muy disputado, donde en los últimos 10’ se anotaron tres goles para que Iquique de vuelta el marcador adverso en dos oportunidades y se quede con un triunfo valioso en las alturas de Calama. Por ahora están bien los 33 mineros que buscan subir puestos en el grupo 8, mientras que los venezolanos no suman ninguna unidad pasadas ya cuatro jornadas.

Como pequeño resumen de la semana anterior, Estudiantes, con su presiplayer fetiche, revivió con una victoria minima en el Único de La Plata ante el último campeón de la Libertadores Atlético Medellín al que su patrón Postobón le está fallando porque hasta ahora su puntaje esta en cero. En ese mismo grupo 1, al Barcelona sudaca se lo empató Botafogo con un penal pelotud points. El grupo 2 tuvo resultados bidoneros perfectos: 0-0. Así salieron tanto Sporting Cristal contra The Strongest como Independiente Santa Fe ante Santos.

PRÓXIMA JORNADA

Anuncios