El fútbol obrero

Todos los 1º de Mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajador. Como no podíamos quedarnos afuera de estos festejos (?) lo celebraremos recordando los orígenes humildes y laburadores de algunos de los primeros clubes de fútbol alrededor del mundo.

Por Neon_Knight y Arquero Bipolar

Sabemos que los orígenes del fútbol en muchos países estuvieron vinculados al movimiento obrero. En muchos casos es posible rastrear el origen de un club por estar este ligado a su nombre. Ahí están los varios Talleres, Ferrocarriles y Central Córdobas (?) del fútbol argentino y otros que no lo parecen a primera vista pero indagando un toque en su historia tiene una raigambre obrera y, más precisamente, ferroviaria. Primeramente el fútbol, no como lo conocemos ahora, sino más macho y menos cagón (?), llegó a estas tierras, como miles de veces habremos escuchado, de la mano de empleados ingleses, principalmente de las empresas ferroviarias que se fueron instalando en el país a finales del Siglo XIX y principios del XX. Pero para ver de dónde vino, hay que ver dónde nació, así que viajemos de la manera correcta.

En Inglaterra, la cuna de nuestro deporte (mal que nos pese), los primeros clubes en practicar fútbol o algo parecido dependieron de algún colegio (Cambridge, por ejemplo) o de otras instituciones, como el Notts County que era un club para chetos (?), pero el primero en ser fundado por y para obreros fue el Newton Heath LYR Football Club, integrado por empleados de la Lancashire and Yorkshire Railway Company,  la empresa ferroviaria radicada en Manchester, Inglaterra, viendo la luz del banderillero (?) en 1878. En un principio, los trabajadores jugaban contra otros de otros ramales de la empresa hasta 1892, año en el cual fue incorporado a la First Division, cambiando su nombre en 1902 por el que todos conocemos actualmente, el Manchester United y haciendo debutar como DT a Alex Ferguson (?).

Newton Heath modelo 91, sin bigote no hay paraíso (?)

En otras partes de Europa durante fines del XIX y comienzos del XX fueron varios los clubes de fútbol que fueron naciendo merced al movimiento obrero, ya sea fundados por voluntad propia o por las propias empresas para fomentar el deporte entre sus empleados y para que no le pidan plan dental (?). Entre ellas está el PSV Eindhoven, nacido en 1910 como Phillips Sport Vereniging (Club de deportes de Phillips en holandés) de los empleados de la empresa de electrodomésticos; el Bayer Leverkusen (1904), de los empleados de la empresa de las aspirinas; y el VfL Wolfsburg (1938) creado casi conjuntamente con la ciudad en donde se asentara la base de Wolkswagen.

de este lado del charco

El primer club de fútbol propiamente dicho, no sólo de Argentina sino de América del Sur, fue fundado por dos pioneros en el tema de los trenes, los hermano Hogg, Thomas y James, dueños de Ferrocarriles Hogg, quienes el 9 de Mayo de 1867, en conjunto con otros británicos de Buenos Aires, fundaban el Buenos Aires Football Club, y un mes después jugaban el que fuera el primer partido de fútbol oficial en nuestro suelo. Como era un solo club y eran todos jefes, se diferenciaron entre ellos por algo que siempre les gusta: La gorra (?). Así, los de gorra roja (entre los que estaban los dos hermanos Hogg) y los de la gorra blanca jugaron el match en una cancha de cricket de Palermo (justo donde ahora está el Planetario), donde por supuesto ganaron los fundadores por 4 a 0, porque si me armo un club quiero ganar el primer partido aunque sea.

Pero obrero, lo que se dice club obrero, es el que se fundara lejos de las luces de gas (?) de Buenos Aires, más precisamente en Rosario, Santa Fe. Cuenta la leyenda que en 1880 o por ahí, los trabajadores del Ferrocarril Central Argentino, se juntaban a despuntar el vicio de la pelotita en unos terrenos baldíos lindantes a las vías. Hasta que una Noche Buena en 1889 mientras algunos empleados del FCA tenían pedos de los más variopintos (?), otros se juntaron y fundaron el Central Argentine Railway Athletic Club. El fundador fue Colin Farrel Bail Calder y el club contaba con la particularidad de ser pura y exclusivamente creado por y para los empleados del ferrocarril.

Ese club, que en un principio contó con vivos rojos y blancos en su casaca, en 1903 fue refundado, como todas las cosas importantes (?), bajo el nombre de Club Atlético Rosario Central. Hace poco, los muchachos de la barra de Central decidieron recordar sus orígenes en un trapo hermoso que dicta “Nacimos entre los obreros”, que es un extracto de la canción que suele sonar fuerte en Arroyito, reivindicando la lucha de los fundadores del club, que en una época donde los beneficios laborales no abundaban, pudieron lograr darle un lugar y un nombre a la pasión que sentían por patear la pelota.

Laburar en las vías afectaba a la vista parece (?)

Casi 3 años después se fundó en Junín, en los talleres ferroviarios de la empresa Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico o simplemente B.A.P., el 23 de Diciembre de 1892 (parece que en las cercanía de la Navidad se les daba por fundar clubes), el Club Atlético Buenos Aires al Pacífico, integrado por empleados del ferrocarril ingleses, tanto así que el estatuto estaba íntegramente escrito en inglés y no pasó al castellano hasta 1923, cuando se emite su primer carnet. El club sigue en actividad, teniendo a su primer equipo participando de la Liga Deportiva del Oeste en Junín, aunque ahora sin tantos ingleses ni laburantes tranviarios (?).

Los muchachos del B.A.P. modelo 1927, sin aire ni puerta automática (?)

8 años pasaron hasta que en Caballito se creó el Club Atlético del Ferro Carril Oeste de Buenos Aires, fundado precisamente por 96 empleados de dichos Ferrocarriles, manteniendo la misma cantidad de hinchas (?); En 1906  en Rosario y con las vías de testigo (?) se fundaría el The Cordoba and Rosario Rallway A.C. (dado que el trayecto que hacía dicho tren era entre ambas ciudades), más tarde conocido como Central Córdoba de Rosario; en el mismo año le tocó nacer, de la fusión de Gokú y Vegeta (?) de los clubes Talleres y General Paz a Talleres United Football Club, actualmente  Talleres de Remedios de Escalada en dicha localidad del Sur bonaerense, también conformada por empleados de los ferrocarriles, esta vez del Gran Ferrocarril Sur; y en 1913 loes empleados de la Ferrocarriles Central Córdoba pero cordobeces (?) deciden fundar el Club Talleres de Córdoba. Como verán, ganas de armar clubes había, lo que no había era originalidad con los nombres (?)

Ferro 1907. Rolo Puente no sale porque está al fondo (?)

El fenómeno de los que se cansaban de poner rieles y querían andar pateando pelotas se fue extendiendo por todo el continente. Así, en Uruguay tenemos a Peñarol, nacido de las cenizas de carbón (?) del Central Uruguay Railway Cricket Club, aunque hay cierta controversia en torno a su origen, que lo defina Casi(?). En Chile hubo varios clubes ferroviarios, pero la historia más particular la tiene el Club Deportivo Arturo Fernandez Vial: Resulta que en 1987 se funda en Concepción el Club Deportivo Ferroviario Internacional o Internacional F.C., por empleados de maestranza de Ferrocarriles del Estado. En 1903 se dio una huelga general por parte de los trabajadores ferroviarios y los empleados portuarios en Valparaíso, lo que llegó incluso a que el presidente de ese entonces, Germán Riesco, declarara el estado de sitio. Y no contento con eso, mandó al Almirante Arturo Fernandez Vial a que se cargara a los revolucionarios y éste, en un gesto que hizo llorar a Ron (?), se negó a cumplir dicha orden y logró llegar a un acuerdo sin tirar un tiro, por eso, los miembros del Internacional decidieron rebautizar al club con el nombre del que evitó una masacre obrera.

El plantel del Fernandez Vial con el ídem (?)

Como vimos, y como alguno se habrá dado cuenta si estudió un poquito y si leyó lo que vinimos escribiendo (?), no resultan casuales las fechas de fundaciones de los clubes: A finales del siglo XIX empezaba a ganar fuerza el movimiento obrero, primero en Europa y después en el resto de los continentes y el nacimiento de estos clubes de laburantes reflejan no solamente las ganas que tenían de jugar a la pelota, sino casi un derecho adquirido. Sin ir más lejos, la fundación del Manchester se dio 8 años antes de la masacre de los Mártires de Chicago, que dieran origen al día por el que hoy acá no entra nadie y están todos rascándose en su casa (?). Es más, dicho acontecimiento incluso promovió la creación de otros clubes y de un movimiento mucho mayor, pero será tratado en otro post, porque así lo merece.

Podemos afirmar entonces que de no haber sido por la lucha obrera hoy no tendríamos el futbol como lo conocemos? Por lo menos, muchos clubes no hubieran sido fundados, ni hablar que muchos obreros ni siquiera hubieran tenido tiempo libre para patear la pelotita y los únicos que podían jugarlo eran los niños ricos. Respeto entonces, hoy más que nunca, por los que se la jugaron, incluso literalmente, porque todos hoy tengamos algo de qué hablar en este antro e incluso el tiempo para hacerlo.

Este fue un pequeño repaso sobre los primeros laburantes que no sólo se limitaron a juntar 5 pal papi (?) sino que decidieron asociarse y fueron los pilares de lo que hoy conocemos como Fútbol Profesional. Si sabían cómo iba a terminar la cosa por ahí no fundaban un carajo y seguían jugando entre ellos, vaya uno a saber (?).

¡FELIZ DIA PROCASTINADORES TRABAJADORES!

Anuncios