La Boba, ed. 2

Bienvenidos a una nueva sección de La Boba, hoy traemos lo más resonante del mundo el fútbol y todo lo que lo rodea. Las fuentes son sagradas, pero toda la información publicada NOS CONSTA.

Esta no es una sección de cabotaje, por eso nos vamos al Barcelona, sede operativa y administrativa del “Grupo Amistad”. El club, que de tan modelo está pasando por una etapa anoréxica (de títulos) la cual hay que tratar. Este diagnóstico parece que molesta demasiado a “el planillero”, quien ya ve que su futuro no está en Cataluña a pesar de no saber quién será el nuevo DT del club en la próxima temporada. ¿No tiene preocupación el club de que este movimiento afecte al mejor jugador de su plantilla? En absoluto, este tema se arregló en el cónclave que tuvieron “el callejero” y la cúpula del “Grupo Amistad” hace semanas en donde ambos podrán seguir jugando para el mismo equipo. Eso sí, el DT planea utilizarlo en otra posición, en esa misma en la que quedó pagando en los cuartos de final de la Champions League y lo obligó a ver el partido de vuelta desde el banco de suplentes.

Ya nada es igual para aquellos futbolistas (y ex futbolistas devenidos en periodistas deportivos) cuyas mujeres integran el limbo “mediático”, ya que esa exposición lo expone a un fuego cruzado del que puede salir quemado. Al “refinado” se lo ha acusado de cornudo sin prueba alguna por la “nuera del viento”, pero pudo salir indemne de las difamaciones. Ahora, y con la intención de herir a su mujer, un ¿conocido? Personaje de la movida tropical disparó un rumor muy fuerte. Parece que el ex futbolista, a pesar de haberse retirado de la práctica profesional, sigue practicado su puntería tratando de embocarle al travesaño ¿se tapará la nariz cuando termina la práctica o celebrará como cuando marcaba un gol? ¿Estas nuevas acusaciones le significarán una traba a su ascendente carrera de periodista deportivo o podrá gambetar estos rumores como en su época de futbolista? Nos inclinamos por la segunda opción, si algo ha demostrado el acusado es su capacidad de esquivar los dardos arrojados hacia su mujer.

Las nuevas estrellas de un importante canal deportivo ya gozan de los beneficios que le da a cualquier ser humano pararse (o sentarse en un sillón) frente a una cámara. Nadie podrá negar la carrera ascendente que estos muchachos están teniendo, claro que la fama los ayuda en varios aspectos aunque no con todos. Aún. Pero el reconocimiento vino acompañado por el recelo de sus ahora colegas quienes no le perdonan los desaires del pasado y dejaron trascender que, si bien es sabido de su amor por una camiseta en particular, “el pibe tic” mezcla las pasiones. Por lo visto, esta estrella en ascenso prefiere dejar su pecho cubierto a la hora del amor. Claro que a él poco le importarán esos rumores ya que se lo ve contento compartiendo comidas en las cercanías de la calle San Juan con una bella señorita a la cual le pide el 50% de lo consumido para pagar la cuenta. Se ve que todavía les falta para almorzar por el canje, pero no tenemos dudas que en breve lo lograran. Pero ahora ¿Quién deja la propina?

Anuncios