Todo tiene un final

La parca del descenso ha bajado la guadaña a Sarmiento de Junín, Atlético Rafaela y Quilmes. En estas dos fechas buscará a su cuarta víctima entre el Olimpo, los restos grondoneanos de Arsenal, la fuerza para aguantar de Temperley, los aleteos para respirar como pescado fuera del agua de Aldosivi, la ciclotimia de Huracán y el Barrio Patrón de la juventud católica de Forestello.

Fin de un mundo enfermo para los tres equipos que han conocido su destino de B Nacional este fin de semana. El pasado de sus campañas los condena, en donde se ven culpa de dirigencias pasadas y actuales, bajos presupuestos para armar equipos, jugadores grandes que dejan que los pibes del club lleven el peso de la espada cayendo sobre sus cabezas, multiplicidad de técnicos sin soluciones futbolísticas para darlo vuelta y rachas positivas que no han alcanzado para torcer el destino final.

MUY VERDE PARA PRIMERA

 

Y… si contratas a Schurrer

 

Sarmiento de Junín está a la deriva desde que el Ferguson sojero Sergio Lippi ha dejado las riendas del equipo verde. La restructuración que hizo Grondona con el monstruo de 30 equipos le permitió al equipo juninense acceder a uno de los diez ascensos en 2014. Nunca hizo pie y debió siempre estar con la soga al cuello. Su comisión directiva aún así apostó por las divisiones inferiores y mejorar la infraestructura del club confiando en mantener al entrenador fetiche de la institución. En la temporada inicial cosechó 30 puntos y sostuvo la permanencia cuatro fechas antes del final. Ya en la segunda, Lippi se bajó por los bajos resultados y apareció la primera alerta sobre el destino de descenso de Sarmiento: la llegada del bombero Ricardo Caruso Lombardi. Bajo su dirección técnica consiguió la salvación sobre la hora con un agónico gol de Renzo Spinaci, criado futbolísticamente en el club. Una vez logrado su objetivo volvió a la sobra de los sets televisivos hasta su próxima misión para mantener la categoría, donde hoy Tigre contrató sus servicios.

Volviendo a Sarmiento, este torneo tuvo la debacle de técnicos: floja campaña de Gabriel Schurrer, un experto en hundir equipos en el descenso como ya lo experimentó Crucero del Norte y otra clara alerta roja. Solo ganó un partido de 9 con cinco derrotas hasta dejar el cargo en noviembre de 2016. Llegó Jorge Burruchaga que dirigió tan solo cinco partidos y sumó un buen porcentaje de puntos, ya que ganó tres, empató uno y perdió el restante. Como el club no pudo pagarle sus honorarios se fue para Navidad y dejó el carbón negro de Fernando Tete Quiroz como regalito de entrenador, tras haberse ido de Aldosivi. Sólo le ganó a Temperley y Defensa y Justicia. Rescató un empate ante River pero sufrió goleadas dolorosas como el 4-0 ante Colón y el 2-4 ante San Martín de San Juan que prácticamente lo condenó. La goleada ante Vélez por 5-1 con el equipo ya descendido fue el último clavo del cajón. Tras su breve estadía en 1981 y 1982 en Primera, Sarmiento vuelve al mundo del ascenso con una buena base de juveniles y mucho trabajo por hacer.

LA CREMA ESTABA VENCIDA DESDE HACE RATO

Dupla ganadora (?)

Hablando de condenados muriendo en su interior, Atlético Rafaela paga muy caro sus desastrosas campañas del pasado. El 2014 significaba el final del desastroso camino iniciado por Leonardo Astrada y Hernán Diaz en la cuenca lechera santafesina. Ya venían de un muy mala campaña con Roberto Sensini y Gabriel Carlucci, responsable del fútbol rafaelino, confió en Jorge Burruchaga para sacarlos del mal camino. La debacle se pronunció y la pesada mochila de dos campañas impresentables que llevaron a Atlético a ser penúltimo en el torneo de 30 equipos en el que descendió Crucero del Norte (el único que terminó debajo de “La Crema”) y último en el Torneo de dos zonas que terminó hace un año. Los rafaelinos gastaron un montón de dinero en más de treinta refuerzos transformando a Atlético en cualquier cosa menos en un equipo de fútbol. Así llegó en marzo del año pasado Juan Manuel Llop que hizo lo que pudo para evitar la segura caída. Los 37 puntos en este año no alcanzaron para un Atlético Rafaela que se agriaba en el último lugar de la tabla de descensos. Tuvo momentos de buen fútbol, Gudino ha sido su mejor carta para dar pelea, pero sin suerte en los resultados. El partido en empate con Quilmes ha sido la condena para las dos instituciones que lloraron sobre la leche y cerveza derramada. Llop tendrá el desafío en Newell’s, donde es ídolo indiscutido, mientras Atlético se sacará trabajadores futbolísticos como Sancor y recontratará con flexibilización a nuevos jugadores.

SUBEN Y BAJAN COMO LA ESPUMA

Postal repetida en Quilmes.

Quilmes hace rato es el botones sentado en un taburete que apreta los botones del ascensor en el edificio del futbol argentino. Ayer consumó su décimo descenso de Primera en su historia. Sus raíces con el descenso se dan desde 1937, cuando la AFA dispuso por primera vez la baja de categoría. Luego el cervecero retrocedió a una segunda división en las temporadas de 1951, 1962, 1970, 1980, 1982, 1992, 2007 y 2011. Quilmes jugó 31 temporadas en Primera División y solamente jugó un año en la Primera B sin haber descendido, en la temporada 1986/87, cuando se reestructuró el fútbol y se creó la Primera B Nacional.  Si bien le tomó cinco años llegar a La Décima, no estuvo exento de los problemas de los Meizner, que después de muchos años al frente ya no preside los destinos del club. El Cervecero llegó a esta última temporada con bastante margen en los promedios y varios equipos por debajo, pero un sinfín de derrotas lo llevó a bajar a la B Nacional dos fechas antes del cierre del campeonato. Meizner-Anibal Fernández dejaron un tendal de duedas, con 102 jugadores reclamando sus haberes. Marcelo Calello, presidente desde 2016, no pudo hacer mucho para solucionar los problemas extrafutbolisticos y eso se sintió en el campo de juego, eliminación de Copa Argentina mediante. El plantel realizó numerosas protestas y dejó de concentrarse en varios partidos. Los pésimos números de Grelak, las piñas de Nelson David Vivas y el entierro final en las manos del gigoló del fútbol como Cristián Diaz, entrenador que nunca duró más de un año al frente de un plantel. Tal vez por eso las 16 derrotas (siete de ellas consecutivas) condenaron al equipo del sur del GBA a visitar el Nacional B. El  1-1 ante Rafaela así lo ha sentenciado. Deberá esperar al menos hasta el año que viene para que poder presionar el botón hacia arriba del ascensor.

LO QUE QUEDA

Ahora, con dos fechas por delante, queda sólo una plaza entre cinco equipos a la que nadie quiere acceder, pero que inevitablemente tendrá un dueño. Huracán y Arsenal, que siguen en la Copa Sudamericana, podrían seguir en el torneo sudamericano desde la B Nacional. Mientras el equipo de Parque Patricios vive la ciclotimia de todos los años, la queja por fallos arbitrales y no ser muy Huracán, buscará la salvación en medio de una campaña presidencial (no participa Angelici). Humbertito Grondona, tras el paso de Caruso Lombardi, tiene la chance de hundir el proyecto de su padre y terminar con 15 años del juguete de Don Julio en Primera División. Otro experto en jugar en el ascensor, Olimpo de Bahía Blanca, es el más complicado porque debe enfrentar a Boca el miércoles y posteriormente a Aldosivi, otro que venía en caída libre hasta la llegada de Perazzo que metió los once en el travesaño y tiene a River en el camino de los cinco grandes de un saque. Temperley llega con el tanque de GNC casi vacío pero jugó sus últimos partidos para que zafe del descenso. El que quierea en Primera al Celeste, que le cueste. El otro, más aliviado, es Patronato de Forestello quien depende de sí mismo.  Si empata o gana ante el descendido Sarmiento de Junín, habrá asegurado el objetivo sin depender de nadie. Caso contrario, deberá aguardar el choque de la última fecha en el Grella ante Atlético Tucumán.

OLIMPO (1,096 – 102 PTS en 93 PJ)
Vs. Boca (L)
Vs. Aldosivi (V)

ARSENAL (1,107 – 103 PTS en 93 PJ)
Vs. Quilmes (V)
Vs. Tigre (L)

TEMPERLEY (1,108 – 82 PTS en 74 PJ)
Vs. Defensa y Justicia (L)
Vs. Vélez (V)

ALDOSIVI (1,108 – 82 PTS en 74 PJ)
Vs. River (V)
Vs. Olimpo (L)

HURACÁN (1,121 – 83 PTS en 74 PJ)
Vs. Lanús (V)
Vs. Belgrano (L)

PATRONATO (1,136 – 50 PTS en 44 PJ)
Vs. Sarmiento (
Vs. Atlético Tucumán (L)

 

Anuncios