Clásicos del mundo VII: Estrella Roja VS Partizan

Después de un extenso parate, el tren cargó combustible y encaró nuevamente para los Balcanes, donde tenemos uno de los clásicos más lindos y violentos del mundo: el Derbi de Belgrado.

Ya hemos hablado de cómo llegó Bosnia al mundo en este post, y también dijimos algo por arriba de Croacia en uno de los resúmenes europeos. Ahora les toca a los vecinos más revoltosos: Serbia. Las primeras civilizaciones en asentarse en esas tierras fueron las culturas de Vinča y Starčevo, en el período neolítico allá por el 3000 A.C. Los primeros, según investigaciones que se han hecho, fueron creadores de una de las primeras forma del alfabeto. Antes de la conquista romana pasaron por sus tierras los muchachos de siempre (?), o sea, los ilirios, tracios, dacios y celtas. Estos últimos, fueron los encargados de crear algunas fortificaciones, y se les atribuye la fundación de varias ciudades modernas, como Kalemegdan (Singidunum en Belgrado). Los griegos llegaron en el Siglo IV A.C a la parte más septentrional de Serbia. En el Siglo I D.C, los romanos conquistaron Belgrado. Durante esa época, varios empernadores romanos como Aureliano, Probo, Galerio y Constantino el Grande, nacen en la Serbia moderna. Una de sus ciudades, Sirmium, fue incluso capital de ese gran imperio. En el año 395 el Imperio romano de Oriente, dio paso al Imperio Bizantino, y con ello, la llegada de los eslavos desde los Cárpatos. La caída del Imperio Romano fue seguida por miles de fanáticos que festejaron destruyendo un Mc Donalds (?) la invasión de pueblos bárbaros, como los ávaros, godos, sármatas y los eslavos. Su lugar fronterizo, hizo que Belgrado sufriera frecuentes ataques y devastaciones, como cuando Singidunum fue saqueada por Atila el Huno en el año 441. La renovación llegó en 488 con el emperador bizantino Justiniano cuando en el año 535 la ciudad de Singidunum fue reconstruida, se restauró su fortaleza y creció su importancia militar. Luego, a finales del siglo VI fue destruida por ávaros y eslavos y estos últimos se sitúan en la actual Belgrado.

fortress
Singidunum

En el 845 estas distintas tribus forman Rascia, un estado medieval del Imperio Bizantino, mientras que el Cristianismo empieza a ser aceptado por las tribus. Ya durante el Siglo XII, el príncipe Esteban Nemanja de la dinastía Nemanjić la pudre (?) con los bizantinos y empieza a agrandar el territorio para empezar a formar el Reino Serbio medieval.  El 1346, el Zar Stefan Uroš IV Dušan, fue más allá y proclamó el Imperio Serbio. En el reinado lo sucedió su hijo, al que apodaron el débil, y al parecer era bastante Macri boludo (?), por lo tanto el Imperio se vino a pique luego de que se fragmentara en varios estados y la derrota ante los otomanos en 1371 ponga punto final luego de apenas 25 años de existencia. El noble Lazar Hrebeljanović asumió el liderazgo del reino y le quiso plantar batalla a los otomanos, pero estos ganaron la ídem (?) de Kosovo y los otomanos empezaban a tomar el Imperio, excepto el Despotado de Serbia, que aguantó como pudo hasta 1459, así Serbia pierde su independencia.

Belgrado sigue en pie gracias a los húngaros pero cae en 1521, cuando los otomanos toman el poder definitivo de las tierras. Los otomanos obligaron a los serbios a convertirse al Islam, por tal motivos, muchos se fueron a la puta (?). Como los serbios estaban un poquito de culo con los otomanos, se produjeron entre 1804 y 1815 las dos insurrecciones serbias, que luego le dio nacimiento al Principado de Serbia, reconocido por el Congreso de Berlín en 1878, pero sin Bosnia ni Montenegro. En 1882 nace el Reino de Serbia y acá empieza un período de pequeños quilombitos que trataremos de contar sin entrar en tanto detalle. Serbia se une a Bulgaria, Montenegro y Grecia para formar la Liga de los Balcanes y enfrentarse al Imperio Otomano en la Primera Guerra Balcánica y luego junto a los turcos, rumanos, griegos y montenegrinos, se cruzan con los búlgaros en la Segunda Guerra Balcánica, luego de eso, Kosovo y Macedonia pasaron a formar parte de Serbia. En 1914 surgió un pequeño problemita con un tal Gavrilo Princip, que como leímos en otros post, asesinó al Archiduque Francisco Fernando de Austria y arrancó la Primera Guerra Mundial. Luego de esta se formó el reino de Croatas, Serbios y Eslovenos, que duró hasta 1929 cuando se forma el Reino de Yugoslavia hasta 1941, año en el que además de empezar la historia del film Underground (?) del amigo Emir Kusturica, los mulos (?) de un tal Adolf Hitler los invadieron.

Breakup_of_Yugoslavia
Mapita ya utilizado anteriormente…

Los nazis y los Ustachas hicieron desastres en Serbia. Luego de eso, como todos sabemos, se formó la República Socialista de Yugoslavia bajo el mando del Mariscal Tito, aunque durante esos 50 años se preveía que de un momento a otro, iba a haber tiros, líos y cosha golda (?). ¿Cómo se empezó a pudrir todo? Gracias a un partido de fútbol.  El 13 de mayo de 1990 en el estadio Maksimir de Zagreb, se enfrentaban el Dinamo Zagreb croata y el Estrella Roja serbio. Una semana antes, en Croacia había ganado Franjo Tudjman, el representante de la Unión Democrática Croata que abogaba por el desmembramiento de Yugoslavia (y que en los ´50 había sido presidente del Partizan). Lo que se cantaba en el partido desde las tribunas donde se ubicaban los Delije, ultras serbios, era lisa y llanamente “muerte a Tudjman”, ya que para ellos era una traición a su país. Estos muchachos, eran liderados por un personaje llamado Zelijko Raznatovic, extremista serbio apodado Arkan, quien cometió crímenes de lesa humanidad durante la guerra yugoslava, y bastante amigote (?) de Slobodan Milosevic, presidente del país, quien luego le pidió que sea parte de un ejército paramilitar para combatir ante Croacia, y el tipo le consiguió diez mil pibes de la barra del equipo, para vos Bebote (?). Arkan, asesinado en el año 2000, tiene una historia de película, donde se queda hasta con la chica más linda de la cuadra, la cantante Svetlana Veličković, más conocida como Ceca, quien llegó a ser presidenta de un equipo del país, el Obilic

Zeljko-Raznatovic-Arkan-1-670x447
El temible Arkan

Volviendo a la historia del partido, el tema que en el estadio la cosa estaba caliente, los Delije cantaban que Zagreb era Serbia, mientras que los Bad Blue Boys del Dinamo pelaban trapos con insignias croatas. Los jugadores estaban en el campo de juego cuando los ultras visitantes, y nunca mejor dicho esa palabra, se le fueron al humo a los locales y asaltaron el lugar donde estaban ellos. Batalla campal que terminó adentro de la cancha. Los jugadores del Estrella Roja, enfilaron para el vestuario, mientras la policía fajaba hinchas croatas. Hasta que llegó el momento de una de las fotos más emblemáticas del deporte más popular. Un joven de 21 años, que había sido sensación en el Mundial Sub 20 de 1987 disputado en Chile, no podía entender lo que pasaba. Con una mano tenía la pelota, mientras con la otra se tomaba la cabeza. Hasta que hubo algo que lo hizo tomar partido. Un policía golpeaba a un hincha del Dinamo que estaba en el piso y el talentoso mediocampista fue a hacer justicia por pie (?) propio, cuando le estampó un patadón en el pecho al cobani, que no sabía dónde estaba parado. Los BBB salieron en defensa del crack, escoltándolo, y tomándolo como símbolo de la resistencia: ese hombre era Zvonimir Boban. Eso fue el principio de las revueltas que terminó con la guerra de los Balcanes, y le puso fin a la Yugoslavia unida. Alguna vez declaró: “Ahí estaba yo, una cara pública preparada para arriesgar mi vida, mi carrera, todo lo que la fama puede comprar, todo por un ideal, por una causa: la causa croata”. Y eso no hace más que recordarnos la amistad que se rompió entre los dos mejores basquetbolistas de la época:  el croata Dražen Petrović y el serbio Vlade Divac, contado en el documental Once Brothers.

Zvonimir-Boban-2
La patada que desintegró un país…

En 1992 se formó la República Federal de Yugoslavia, dejando el comunismo de lado, formada por Serbia y Montenegro. En 1999 la capital, Belgrado,  sufre un bombardeo de la OTAN durante tres meses. En 2003 el territorio pasó a llamarse Unión Estatal de Serbia y Montenegro hasta el 2006, donde luego de un plebiscito en el que el 55,4 % votó a favor, Montenegro obtiene su independencia de la hoy República de Serbia. Dentro del país, se encuentra otro punto de conflicto, como es la República de Kosovo, apoyada por Estados Unidos y parte de la Unión Europea, pero no por Serbia, de hecho, los kosovares juegan las eliminatorias europeas en forma aparte de Serbia. Y ya que hablamos de eliminatorias, vamos al fútbol, que es lo que nos compete en este BIK (?).

Como ya hemos hablado en otro post, el fútbol fue introducido en serbia por el estudiante judío-alemán Hugo Buli, quien lo practicaba en el BFC Germania 1888 de Berlín. Allí les presentó el juego a sus amigos de la sociedad de gimnasia SOKO. En 1896 empiezan a jugarse algunos partidos y el primero de mayo de 1899, se forma la primera Sociedad Serbia de Fútbol, gracias a la iniciativa de Huguito (?) y con el apoyo de Andra Nikolić, que era entonces ministro de Asuntos Exteriores en el Reino de Serbia. Feti Bey, el cónsul turco en Belgrado, fue elegido como presidente, y el abogado Mihailo Živadinović como el vicepresidente. En la primavera de 1899, fue construido el primer campo de fútbol en Belgrado en Topčider. La mayoría de los clubes que se fundaban en Serbia en esa época, eran sociedades deportivas. El primer club fue fundado el 3 de mayo de 1901 en Subotica: el Fudbalski klub Bačka 1901. Dos años después nace en Kragujevac el FK Šumadija 1903. En esa época, Subotica pertenecía al Imperio Austro-Húngaro y Kragujevac a Serbia, pese a esto, el Bačka sigue siendo considerado el primer club serbio. En 1903, el club de gimnasia que nombrábamos antes, el SOKO crea su primer equipo de fútbol de la ciudad de Belgrado bajo el nombre de FK BASK. El primer torneo que se jugó en el país fue en el año 1914, y fue organizado por el Comité Olímpico Yugoslavo. En ese torneo el SK Velika Srbija (luego llamado SK Jugoslavija) venció en la final al FK Šumadija por 3 a 1 y se consagró como el primer campeón serbio. Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, toda competencia deportiva fue anulada.

Luego de la finalización de esta, se crea el 18 de abril de 1919, la Federación Yugoslava de Fútbol, y se juega el primer campeonato, entre serbios, croatas y eslovenos, en el que se consagra campeón el OFK Beograd (o BSK), que hoy sigue existiendo y donde juega el argentino Tomás Villoldo. Ese torneo se jugó hasta 1923, año en que se jugó la Primera Liga de Yugoslavia, donde el primer campeón fue el Građanski Zagreb. El torneo se jugó hasta 1940, meses antes de la invasión nazi y dos clubes serbios fueron campeones: el BSK en cinco oportunidades y SK Jugoslavija en dos, ambos equipos formaban el antiguo clásico de Belgrado. Con el final de la guerra y el nacimiento de la Yugoslavia Socialista, muchos equipos fueron desapareciendo, pero también tantos otros nacerían. Primero se dio un mini torneo entre los combinados de los seis países yugoslavos más los de la región de Vojvodina y el Ejército Popular Yugoslavo (!), entre el 3 y 9 de septiembre de 1945, donde el que se terminó imponiendo fue el conjunto de Serbia. Entre los que se encuentran, y por fin dirán ustedes, los representantes de este post: Fudbalski klub Partizan y Fudbalski klub Crvena zvezda, o simplemente: Partizán y Estrella Roja.

Logo_FC_Red_Star_Belgrade.svg

El Estrella Roja fue quien nació primero, el 4 de marzo de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, la Liga Juvenil Antifascista de Serbia Unida decide formar una Sociedad de Jóvenes de la Cultura Física, a la que llamarían Estrella Roja. Varios clubes fueron disueltos por intermedio del Mariscal Tito por ser colaboradores de los aliados durante el conflicto, como los anteriormente nombrados SK Jugoslavija y el BSK Belgrado. El naciente equipo, tomó los restos del Jugoslavija, entre los que había jugadores, oficinas, colores y hasta el estadio. Igualmente los colores, fueron elegidos por los vicepresidentes Zoran Žujović y Slobodan Ćosić. El nombre dicen que se eligió así, después de numerosas propuestas (como por ejemplo Mladost, Udarnik, Torpedo, Dinamo, Lokomotiv, etc), Ćosić finalmente dijo: “Che muchachos (?) ¿Hay que llamar a nuestra sociedad la Estrella?”, y Žujović espontáneamente dijo: ” bien capo, bien, al fin se te iluminó (?), si se trata de la Estrella, que sea Estrella Roja”. Con esta propuesta, todos los asistentes estaban de acuerdo, aunque hubo sugerencias de que el club sea llamado Estrella Azul. De todos modos, la estrella roja pronto fue adoptada como símbolo de Serbia. Ese día, entonces se disputa el primer partido ante el Primer Batallón de la Segunda Brigada de KNOJ (Cuerpo de Defensa Popular de Yugoslavia) y logran la victoria por 3 a 0. Cinco días más tarde, se oficializó el equipo de fútbol, dirigido por Kosta Tomašević y Predrag Đajić, quienes además eran los mejores jugadores del equipo. En 1946, logran el campeonato de Serbia, y por lo tanto, ascienden a la Primera División Yugoslava.

Logo_FK_Partizan

Por su parte, el Partizan, nació apenas unos meses después, el 4 de octubre de 1945 y fue concebidos en la Casa Central del Ejército Yugoslavo, donde regía la Sociedad Deportiva Partizan, que reunía además del club de fútbol, otros 24 deportes, entre los que estaban el básquet, handball, hockey sobre hielo, vóley y waterpolo. El nombre proviene como homenaje a los partisanos, el principal movimiento de resistencia que tenían durante la guerra frente a las Potencias del Eje. El club fue formado y administrado inicialmente por un grupo de jóvenes oficiales de alto rango del Ejército Popular Yugoslavo. Entre ellos se encontraban Svetozar Vukmanović, Koča Popović y Ratko Vujović. El primer escudo era un círculo azul, con una estrella roja con cinco puntas amarillas que simbolizaban los cincos pueblos yugoslavos: serbios, croatas, eslovenos, macedonios y montenegrinos, en el medio figuraba el JA del Ejército Nacional de Yugoslavia. Esto duró por cinco años, cuando se separaron del Ejército. Dos días después de su creación, el Partizan dio el puntapié inicial en esto llamado fútbol, ​​con la celebración de un amistoso contra una selección de Zemun (un municipio serbio) que terminó 4 a 2. Florijan Matekalo entró la historia del club como el autor del primer gol en la historia del Partizán, y de eso algo sabía, porque también fue el jugador que marcó el primer gol de Croacia, en 1940. Por su parte, Franjo Glazer fue el primer entrenador. Tres semanas después, el equipo emprendió un viaje a Checoslovaquia para jugar unos amistosos, el primero de ellos, fue frente al Ejército eslovaco donde salieron victoriosos por 3 a 1. En 1946, con la creación de la Liga Yugoslava, enfrentan en su primer partido oficial al Pobeda Skoplje macedonio y lo vencen por 1 a 0.

El primer derbi se jugó bajo una temperatura un poquito baja (19 grados bajo cero), y fue el 5 de enero de 1947 en el estadio JNA (Ejército Popular Yugoslavo) del Estrella Roja, y el local ganó el partido por 4 a 3. No tuvo que esperar mucho el Partizan para lograr su primera victoria, ya que la lograría en el segundo partido entre ambos, el 27 de abril de ese año por 1 a 0. Jovan Jezerkić fue quien anotó el primer gol para los rojiblancos, mientras que para su máximo rival fue Stjepan Bobek. Ya en sus comienzos ambos iban a ser los protagonistas del fútbol yugoslavo. El Partizan iba a lograr el doblete (Liga y Copa) en el año 1947, pero en la final de la Copa del año siguiente, el Estrella Roja iba a vencer por 3 a 0. En la década del ´50 iba a ser el Estrella Roja el equipo que empiece a sacar ventajas en cuanto a campeonatos (5 títulos contra ninguno de los partisanos), y el que será más recordado será el primero, en 1951, ganándole a su clásico rival por 2 a 0 en la última jornada para festejarlo con todo. Pese a no salir campeón, en esa década el Partizán se dio el lujo de golear a su rival bastante seguido, en una especie de premio consuelo. El 17 de junio de 1951 ganó por 6 a 1. Un año después se enfrentaron en el final de la Copa y el resultado fue 6 a 0, pero las cosas mejorarían para los Grobari al año siguiente con la máxima goleada de la historia: 7 a 1 el 6 de diciembre de 1953. En 1954 el Partizan recorrió Sudamérica, y llegando a jugar tres amistosos en Argentina. Primero cayó con Racing 2 a 1, luego fue aplastado por Newell´s por 4 a 0 y más adelante, logró un gran empate en uno ante River. Ese día, fue el debut de un tal Omar Sívori en la primera millonaria, luego lo haría oficialmente ante Lanús el 4 de abril. En 1957, Umberto Agnelli, capo de la Juventus, sorprendido con el estilo de juego del equipo, le mandó dos juegos de camisetas, y ahí el color del Partizan pasó a ser blanco y negro.

El que primero daría el salto a Europa fue el Estrella Roja, jugando la Copa de Campeones, y luego logrando en 1958 la Copa Mitropa, el trofeo más importante a nivel clubes europeos por esos años, en su momento predecesor de la Champions, aunque jugaban solo equipos de Europa Central, que dominaban el fútbol en esa época (Italia, Yugoslavia, Checoslovaquia, Hungría, Suiza, Austria y Rumania). En la final vencieron al Rudá Hvězda Brno de Checoslovaquia por un global de 7 a 3, dejando fuera a equipos de la talla (?) del Dukla Pardubice checo, Lokomotiv Sofía búlgaro y Radnički también de Belgrado. Para no ser menos, finalizando esta década apareció la generación Partizanove bebe (Los bebés del Partizan), un equipo que consiguió varios títulos con mayoría de jugadores de las inferiores en un equipo denominado Parni valjak (“la apisonadora”).

PB@
Los bebés del Partizan… ETERNOS

En esos ´60 ambos se iban a repartir la liga (la década empezaría con un tricampeonato de los bebés del Partizan y se cerraría con otro del Estrella Roja), década en el que se dio la mayor goleada de los Delije, el 17 de noviembre de 1968 por 6 a 1. Pero el Partizan también iba a dar que hablar en Europa. En la Copa de Europa 1965-66, ya los bebés habían crecido y empezaron a ser la sensación europea. Dejaron afuera al Nantes francés, al Werder Bremen alemán, en cuartos cayeron en Praga con el Sparta por 4 a 1 pero la vuelta fue un 5 a 0 ante 50000 almas que deliraban en el estadio. En las semis se deshicieron de un Manchester United que de a poco volvía a ser el que fue (ocho años antes había sido el desastre de Munich, justo luego de un partido ante el Estrella Roja) para llegar a la final ante el Real Madrid que buscaba su sexta corona. Era la primer final de un equipo del este europeo, y a los 55´daba la sorpresa gracias al tanto del capitán Velibor Vasović , pero no pudo aguantar los embates del equipo español que con tantos de Amancio Amaro y Francisco Serena dejaba al equipo dirigido por Abdulah Gegić sin hazaña. Luego de eso llegó el período más oscuro para el equipo milico (?), con diez años sin títulos y dos grandes rachas sin ganar el derbi: 9 partidos entre 1962 y 1964 y 13 entre 1971 y 1974.

En 1968 el Estrella Roja logra su segunda Copa Mitropa, que ya con la Copa de Campeones no tenía tanta importancia, al vencer al Spartak Trnava checo en la final. En esa época, apareció el para muchos, mejor jugador de la historia de Serbia, Dragan Džajić, donde jugó 590 partidos y marcó 287 goles. Su partido internacional más famoso fue probablemente la semifinal de la Eurocopa 1968 contra Inglaterra, en la cual marcó un gol de vaselina al arquero Gordon Banks que permitió a Yugoslavia disputar la final del campeonato. La prensa británica lo apodó “el mago Dragan“, y Pelé llegó a decir: “Džajić es el milagro de los Balcanes, un verdadero mago. Lamento que no sea brasileño porque nunca he visto un futbolista parecido”, siempre vendiendo humo el negro (?). Y ahí no terminaría la historia de este muchacho, ya verán más adelante. En los ´70 el Estrella se llevó tres títulos y el Partizan dos, pero sobre el final de esa década habría un par de cosas para tener en cuenta.

El Partizan en 1978 logra su primera Copa Mitropa, venciendo en la final al Honved húngaro, pero un año después sale décimo quinto y se salva por un pelito de descender. Por su parte, el Estrella Roja llega a la final de la Copa UEFA en 1979, luego de dejar en el camino al Sporting Gijón de España, al Arsenal y al West Bromwich ingleses y al Hertha Berlín alemán, para encontrarse en la final con un gran equipo de esa época: el Borussia Mönchengladbach alemán. La ida jugada en el pequeño Maracaná (así le dicen al estadio) fue 1 a 1 y la vuelta fue para los alemanes por 1 a 0, dejando a los yugoslavos con las manos vacías. En los ´80, fueron cuatro títulos para el Estrella y tres para el Partizan, donde se dieron unas situaciones bastantes particulares. La primera fue la muerte de uno los jóvenes talentos del Partizan, Dragan Mance, quien falleció a los 22 años luego de un accidente, había jugado 117 partidos y anotado 47 goles. La segunda se dio en la temporada 1985-86, donde el Partizan logró el título, pero el presidente de la Federación Yugoslava Slavko Šajber decidió que toda la ronda final de partidos se repita, después de las acusaciones de que algunos resultados habían sido amañados. En contra de semejante acusación, el Partizan no se presentó a jugar su partido, se lo dieron por perdido y el título fue a parar a su clásico rival. Ya con la separación yugoslava a punto de estallar, los serbios encontraban en el fútbol algo de alegría, sobre todo, los ultras Delije.

Con el héroe Džajić como manager (y más adelante presidente) y Ljupko Petrović como entrenador, el equipo de Belgrado armó un equipo de estrellas, entre los que se encontraban el rumano Miodrag Belodedici, y los locales Vladimir Jugović, Siniša Mihajlović, Dejan Savićević, Robert Prosinečki y Darko Pančev. Ese equipo logró las ligas de 1988; 1990; 1991 y 1992, pero sin dudas el gran logro fue la Copa de Campeones de la temporada 1990-91, dejando en el camino al Grasshopper suizo, al Rangers escocés, al Dynamo Dresden alemán, al Bayern Munich alemán y en la final en San Nicola de Bari, se enfrentó al Olympique Marsella francés, con el que empataron 0 a 0 y lo venció por 5 a 3 por penales.

balkan44
Los campeones de Europa y del Mundo. ETERNOS

En el Marsella, jugaba quien había sido figura del equipo serbio años antes, Dragan Stojković quien ingresó en el tiempo extra sólo para patear el penal, pero se negó y culminó en una pelea con su entrenador y la siguiente frase: “Si como yugoslavo lo echo fuera, los del Marsella me matan en el campo. Y si lo marco, no puedo volver a mi país”. El ex 10 yugoslavo en 2005 fue elegido presidente de la institución, donde estuvo dos años… Un par de meses después de la consagración en Europa, el equipo rojiblanco aplastó al Colo Colo chileno que era dirigido por su compatriota Mirko Jozic por 3 a 0 con dos tantos de Jugović y uno de Pančev, para convertirse en campeón Intercontinental, el mayor logro de la historia del fútbol yugoslavo. Luego vino la separación, donde ambos equipos se reparten casi todos los títulos serbios, 16 para el Partizan y 8 para el Estrella Roja, solo siendo el FK Obilić Belgrado el único que pudo rascar un título en 1998, del cual Arkan era presidente… Luego, el equipo se cayó hasta la séptima categoría serbia. Por su parte, una de las mayores satisfacciones que tiene el Partizan, es ser considerado una de las grandes escuelas del mundo. Muchos de los grandes jugadores de la zona pasaron por sus inferiores. En noviembre del año pasado, un informe del CIES (Centro Internacional de Estudios Deportivos) determinó que en ese año, el Partizan fue el segundo club que más canteranos tiene en el fútbol europeo (sumaron 31 campeonatos del continente), con 61 jugadores (5 aún siguen), solamente superado por la gran escuela holandesa, el Ajax, con 72, y arriba del Dinamo Zagreb croata que tiene 55, el Sporting Lisboa portugués con 54 y los gigantes de España, Barcelona y Real Madrid con 53. Uno de ellos, Andrija Živković, le dio el primer título mundial a Serbia, para la coronación del Mundial Sub 20 de 2015 ante Brasil.

delije___samo_ti__by_piksi012-d56gpfg
Delije

Ahora nos vamos a ir por fuera de la pelota, ya que esto también es un eje fundamental en su historia: Las barras. Los ultras del Estrella Roja son denominados Delije, palabra proveniente del otomano que significa joven valiente, o fuerte. Tienen varios grupos que provienen de diferentes barrios de Belgrado. En los ochenta se dividieron en dos grupos: Ultras y Red Devils. Los Ultras apelaban a las canciones y a los fuegos artificiales, mientras que los Diablos Rojos se daban a la bebida y a las peleas como debe ser, como sus admirados hooligans ingleses. También aparecieron en esa época los Zulu Warriors, para ocupar otra tribuna. Empezaron a cantar canciones nacionalistas serbias y formaron parte de la Guardia Voluntaria Serbia, una unidad paramilitar dirigida Arkan. En un acto por demás termo, la camiseta n° 12 fue retirada, en homenaje a la hinchada (!), ni Boca se atrevió a tanto (?).

41M7Zs4
Grobari

En el otro rincón tenemos a los Grobari que significa sepultureros, y que según cuenta la leyenda, fue puesto por los hinchas de su clásico rival y luego lo adoptaron como propio. Aunque la otra versión indica que es por el cementerio que yace cerca del club. Se formaron en 1940 y se dividen en tres grupos Južni Front, Grobari 1970 y Zabranjeni. También nacionalistas y de ultra derecha, tienen un historial que no tiene nada que envidiarles a sus vecinos entre las que se encuentran el secuestro de aficionados croatas de Split en el Hotel Palas en 1981, los destrozos que causaron en la ciudad croata de Vinkovci en la temporada 1982/83, la llamada “noche del terror” acontecida en 1985 en Šid, los altercados acaecidos en el estadio de Maksimir de Zagreb en 1990 (donde esta escena es todo…) o los incidentes que protagonizaron contra la policía durante un partido contra el club hercegovino HŠK Zrinjski Mostar correspondiente a la Copa de la UEFA de la temporada 2007/08. No en vano su eslogan más coreado es “Mi smo Grobari, Najjaci smo, najjaci!” (Somos Grobari, los más duros).

Alguna vez las barras se unieron, como fue en un clásico donde apareció el famoso Arkan, y todos cantaban en contra de Croacia el 22 de marzo de 1992. O como en el 2001, cuando aparecieron en una marcha por el orgullo gay, al grito de “muerte a los maricones” y “la caza ha empezado”. Tranqui (?). Eli Mengem, presentador del programa “Derby Days” describe “La ciudad se paraliza y se siente un ambiente de guerra campal”. Un hincha del Partizan, le responde “Si quieres experimentar el ambiente real de la ciudad, ir a derbi eterno, es lo que necesitas”. A esas palabras se suma el ex entrenador rojiblanco Marko Nikolovki quien agrega “La sangre caliente que reside en los habitantes de Europa central es un detonante ideal para estallar las pasiones en un partido como éste, desafortunadamente la imagen que damos al mundo no es de un buen fútbol ni goles de calidad, sino de una violencia desmedida sin precedentes. Después de la guerra, la gente desquitaba su descontento en los partidos. Hoy en día, la gente de Belgrado se muestra hospitalaria y amable, no todo es malo, no todo es fútbol”.

CK_building_on_fire_1999
Bombardeo de la OTAN… Hijos de puta sobran…

A pesar de ser defensores del presidente Slobodan Milosevic, luego del bombardeo de la OTAN a Belgrado todo cambió. Muchos recuerdan el partido entre el Estrella Roja y el Torpedo Kutaisi de Georgia en el año 2000, donde la gente cantaba en contra del presidente una canción que decía: “Hazle el favor a Serbia, Slobodan, y mátate a ti mismo”, también en burla hacia su familia, ya que su padre se suicidó en 1962 y su madre en 1974. El ex presidente murió en una celda en 2006, y para muchos, cumplió con el mandato familiar… Ese fue el principio del fin para el presidente, otra vez el fútbol y la política iban tomados de la mano. Pero la acción, en esos momentos, se trasladaba a cualquier parte, como un partido de básquet. En Octubre se enfrentaron en el clásico y como era de esperar, se desmadró todo. La furia era contra el poder político y contra sus rivales. Los Delije querían demostrarle a los Grobari que los que representaban a Serbia eran ellos. Hasta los jugadores tuvieron que escapar del descontrol para no salir heridos. La mayoría de los jugadores, fueron hinchas antes de ser profesionales, lo que hace que los clásicos se jueguen con mayor intensidad. El ex entrenador del Partizan, Ljubiša Tumbaković, hasta llegó a declarar que una vez revoleó por los aires una taza de café en un restaurant, sólo porque venía con una cuchara roja, además de no visitar las instalaciones de un canal de televisión que está en las oficinas del clásico rival. Como dijo un hincha: “el derbi puede ser el partido de los sueños, pero también el del terror…”.

ESTADISTICAS Y DATOS NIEMBRO (?)

En el historial, el Estrella Roja lleva ventaja. Por la liga, se enfrentaron 154 veces, con 62 victorias rojiblancas, 46 del Partizan y 46 empates. Por Copa son 36 partidos, con ventaja de 20 a 12, con 4 empates, para el Estrella. Contando amistosos y otros torneos menores: el historial general queda así: 107 para Estrella Roja, 78 para Partizan y 59 empates. El Partizan, igual, lleva 5 sin perder, y viene de ganarle la final de la Copa por 1 a 0. Las finales de Copa disputadas entre sí fueron un total de 10, con 5 triunfos por lado.

En cuanto a títulos, está pareja la cosa, pero el Estrella está un paso más arriba por el temita de los torneos internacionales. Durante la liga yugoslava, el Estrella logró 19 contra 11 del Partizan. Y ambos fueron los dos únicos que jugaron las 46 temporadas que hubo durante la unión del país. Ya como estado independiente, el Partizan se llevó 16 títulos y su clásico rival ostenta la mitad. Por lo que en total, hay un empate en 27. En cuanto a Copas, con el país unido, la ventaja era para los rojiblancos por 12 a 7, y luego de la división por 12 a 8. En cuanto a los internacionales, como vimos, el Estrella Roja tiene 4 (dos Mitropa, una Champions y una Intercontinental), contra 1 copa Mitropa del Partizan. En total, la ventaja es de 54 a 40.

El máximo goleador de la historia del Derbi es Marko Valoc, con 18 tantos, del Partizan. Por parte de su rival, Bora Kostić con 13.

at-red-star-faniq-com
Dragan Džajić

Yendo a los grandes jugadores de cada equipo, vamos a empezar con el Estrella Roja, que tiene como tradición entregarles el título de estrella a los jugadores que lo han hecho famoso en el mundo. Los cinco primeros fueron: Rajko Mitić, Dragoslav Šekularac, Dragan Džajić, Vladimir Petrović y Dragan Stojković. La sexta estrella fue para la generación del ´91, el equipo que ganó todo. El entrenador era Ljupko Petrović y el equipo lo conformaban los arqueros Stevan Stojanović, Milić Jovanović, Željko Kaluđerović, los defensores Miodrag Belodedici, Goran Jurić, Slobodan Marović, Ivica Momčilović, Ilija Najdoski, Duško Radinović, Refik Šabanadžović, Goran Vasilijević, los mediocampistas Vladimir Jugović, Siniša Mihajlović, Robert Prosinečki, Dejan Savićević, Vlada Stošić, Rade Tošić y los delanteros Darko Pančev, Dragiša Binić, Vladan Lukić y Ljubiša Milojević.

Además, otros importantes jugadores que pasaron por la institución fueron: Bora Kostić, Dušan Savić, Zoran Filipović, Kosta Tomašević, Vojin Lazarević, Mihajlo Pjanović, Antun Rudinski, Jovan Aćimović, Boško Gjurovski, Vladica Popović, Miloš Šestić, Ratomir Dujković, Miroslav Pavlović, Zoran Antonijević, Vladislav Bogićević, Mitar Mrkela, Branko Stanković, Dušan Basta, Branko Bošković, Anto Drobnjak, Predrag Đorđević, Milan Dudić, Dejan Ilić, Ilija Ivić, Ognjen Koroman, Darko Kovačević, Perica Ognjenović, Marko Pantelić, Dejan Petković, Dejan Stanković, Nemanja Vidić, Nikola Žigić, Boško Janković, Darko Lazović.

Algunos argentinos que han jugado en el equipo son: Hernán Barcos, Pablo Mouche y Luis Ibañez. Otros extranjeros que pasaron por ahí fueron: los brasileños Ailton y Cadú, el colombiano Cristian Borja, los ecuatorianos Segundo Castillo y Franklin Salas, el macedonio Mitko Stojkovski, los montenegrinos Boban Bajković, Filip Kasalica y Marko Vešović, el portugués Hugo Vieira, el esloveno Milenko Ačimovič y el nacionalizado estadounidense Preki Radosavljević.

57726250_128284023156
Stjepan Bobek

Por el lado del Partizan, el mejor jugador de su historia, según honor concedido en 1995 fue el goleador Stjepan Bobek, donde jugó 468 partidos y anotó 403 goles. El resto de los otros diez jugadores fueron: el arquero Milutin Šoškić, los defensores Bruno Belin, Velibor Vasović, Branko Zebec, Fahrudin Jusufi, los mediocampistas Zlatko Čajkovski, Miloš Milutinović, Momčilo Vukotić,y los delanteros Predrag Mijatović y Milan Galić.

Según su historia, varios de los jugadores más representativos son los siguientes, que si conocemos al diez por ciento es mucho: Miroslav Brozović, Kiril Simonovski, Bela Palfi, Franjo Rupnik, Prvoslav Mihajlović, Aleksandar Atanacković, Miodrag Jovanović, Ratko Čolić, Franjo Šoštarić, Marko Valok, Tomislav Kaloperović, Jovan Miladinović, Ilija Mitić, Zvezdan Čebinac, Vladica Kovačević, Lazar Radović, Velimir Sombolac, Ljubomir Mihajlović, Mustafa Hasanagić, Ivan Ćurković, Josip Pirmajer, Branko Rašović, Radoslav Bečejac, Nenad Bjeković, Rešad Kunovac, Ilija Zavišić, Refik Kozić, Ivan Golac, Boško Đorđević, Nenad Stojković, Nikica Klinčarski, Aleksandar Trifunović, Xhevat Prekazi, Pavle Grubješić, Milko Đurovski, Fahrudin Omerović, Zvonko Varga, Admir Smajić, Goran Stevanović, Nebojša Vučićević, Miloš Đelmaš, Srečko Katanec, Slaviša Jokanović, Predrag Spasić, Dragoljub Brnović, Savo Milošević, Albert Nađ, Dragan Ćirić, Zoran Mirković, Saša Ćurčić, Dražen Bolić, Niša Saveljić, Ivan Tomić, Gjorgji Hristov, Ivica Kralj, Mateja Kežman, Radomir Antić, Antun Herceg, Milinko Pantić, Zvonimir Vukić.

Sabiendo que es un equipo que trata de darle muchas importancia a las inferiores, no suele comprar tanto, por lo que tenemos algunos pocos extranjeros: Almami Moreira de Guinea Bissau, el nigeriano Taribo West, el senegalés Lamine Diarrá, el sierraleonés Medo, el bosnio Branimir Bajić, los búlgaros Valeri Bojinov e Ivan Ivanov, el macedonio Viktor Trenevski, los montenegrinos Mladen Božović, Andrija Delibašić, Stevan Jovetić, Srđan Radonjić, Stefan Savić y el esloveno Zlatko Zahovič.

Después de este largo relato, los dejamos con algunos videos que nos hacen entender porque es uno de los mejores clásicos del mundo.

Caos, locura y algo de belleza

Contra todos, y más también

Derby jugado en marzo, el número 153

Así se vive el clásico, en una ciudad que muestra las marcas del pasado…

No es sólo fútbol I…

No es sólo fútbol II…

No es sólo fútbol III…

No queda mucho más que agregar, buceando en internet, tienen miles de videos más que harán las delicias de grandes y chicos (?). Veremos que clásico nos encontrará en la próxima parada…

Ediciones anteriores

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Hearts of Midlothian Vs Hibernian

Anuncios