La Boba, ed. 4

Terminó el fútbol y empezó la época que nos gusta a la mayoría de los periodistas deportivos: el mercado de pases. Nada como sentir la adrenalina de sentir correr la pelota una noticia entre jugadores, representantes, DTs y dirigentes hasta que demos con una primicia y podamos decir con orgullo: NOS CONSTA.

Así es amigos, terminó el campeonato y el que viene arranca LA SÚPERLIGA. Con mayúscula, como la expectativa que representa el nuevo certamen que ya mismo está trascendiendo las fronteras de nuestro país y que se ofrece como una plaza más para competir de lleno con aquellos destinos como la MSL o el fútbol oriental. ¿En que nos basamos para sostener esta afirmación? En los jugadores que desembarcarían en el fútbol argentino…

Hay un veterano mediocampista de la Roma que siempre soñó con vestir la azul y oro. Esto no tenía otro status que un mero deseo, hasta que el club de la capital romana posó sus ojos en Darío Benedetto y ese sueño podría convertirse en realidad. De concretarse la operación Boca cambiaría goles por Euros… y un volante de jerarquía.  ¿La yapa? El reciente capitán retirado del club, con el  que compartió equipo hasta hace unos días, dejó bien en claro que seguirá jugando en otro equipo ¿armará las valijas y vendrá con su ex compañero? por lo pronto ya le preguntaron a Paredes por el club…

Edgar Davids no pudo ser, Guardiola estuvo a punto pero tampoco concretó su sueño, pero ahora el club de Núñez busca romper el maleficio de los pases que no fueron (y el chanchito) para hacerse con los servicios de un jugador de sobrada y comprobada jerarquía. ¿Una pista? Viene de ser campeón continental con su equipo, aunque no disputó la final… lo bueno es que no tiene que adaptarse al fútbol argentino porque ya jugó por estas tierras y también se consagró campeón. ¿Qué lo motiva su regreso al país? Sabe que River se armó muy bien y es el máximo candidato a ganar la copa Libertadores y en diciembre podría tener su merecida revancha ante su calvo ex DT.

Avellaneda volvió a estar dividida, esta vez por hacerse de los servicios de un lateral de comprobada experiencia internacional. Con el ingreso de Racing a la Copa Libertadores el camino parece allanado para que entablar las correspondientes negociaciones y desde el cilindro ya preparan el fax con una jugosa oferta económica, pero más atrayente desde lo emocional: el “4” brasilero ya ganó la Champions, viene de jugar una final y ahora podría retornar a su continente para jugar la tan preciada Libertadores y conquistar la gloria sudamericana. ¿Cuáles son las principales trabas? Desde el club italiano no pondrían ninguna, pero el jugador quiere que le garanticen la titularidad y Cocca lo quiere hacer competir por el puesto con Pillud ¿Por qué creen que Maradona declaró hace poco que Iván es el mejor 4 de la Argentina? ¿A caso se piensan que el 10 no sabía de las intenciones de Racing de contratar a ese “boludo”?.

Hasta aquí repasamos las bombas más fuertes del mercado de pases ¿Les parece poco? Ahora es tiempo de pasar a cuestiones quizás más importantes que el propio fútbol: el amor. Lionel Messi prepara su boda en la que habrá 260 invitados, austera fiesta si se compara con la de Diego Maradona en la década del 80 en donde asistieron más de  1.200 personas, pero asombrosa si se la compara con la que cualquier otro simple mortal podría organizar. Con esa cantidad reducida de asistentes uno se pregunta ¿habrá invitado a la mayoría de sus compañeros de la selección o estaremos en presencia de un cónclave del núcleo duro del Grupo Amistad? Si pensó en la segunda opción, acertó. Solo cuatro invitados que vistieron recientemente la albiceleste serán del convite: el que le paga el estacionamiento, el que se deja ganar en la play, el que cuenta chistes y el que asistirá a la boda si no se lesiona en el camino. Saquen sus propias conclusiones…

Ahora queremos inaugurar una mini sección dentro de este espacio dedicado a las bobadas que podemos ver en las redes sociales. Le sugerimos a las cabezas de Twitter, Facebook e Intragram sumar un NOS CONSTA al lado del “Me gusta” para el uso exclusivo del periodismo.

LAS BOBADAS EN RR.SS.

 

Anuncios