Clásicos del Mundo VIII: Millwall vs West Ham United United

Escapando un poco de la locura balcánica nos vamos al país que, según sus habitantes se jactan, inventó el deporte más hermoso del mundo: Inglaterra. Al este de Londres encontraremos dos equipos chicos cuyas barras no tienen nada que envidiarle a las grandes del mundo: Millwall y West Ham United.

Colonizadores de tiempos inmemoriales, los argentinos tenemos una gran rivalidad histórica con los ingleses, con episodios que van desde las ollas con agua hirviendo para que no nos invadan a comienzos del Siglo XIX, la Guerra de Malvinas y la pequeña “revancha” maradoneana con los dos goles más famosos de la historia. Hablaremos aquí de uno de los clásicos más ásperos de su fútbol, pero antes de entrar en lo que nos ocupa, repasemos un poco y no muy extensamente la historia británica.

Inglaterra: piratas desde la cuna

Al noroeste del continente europeo se encuentran las islas conocidas antiguamente como las Bretañas, de las cuales Gran Bretaña es la más grande e importante. Hasta el año 6500 AC estas no estaban separadas del continente europeo, pero al terminar la era glacial el nivel del mar se eleva y por consiguiente quedaron formadas las islas que conocemos hoy. Por el 4500 A.C empiezan a aparecer los primeros asentamientos humanos, la mayoría de cazadores y recolectores, de los que no se sabe mucho de su historia. Sin embargo, dejaron numerosos monumentos históricos con el Stonehenge a la cabeza, que data del año 2500 A.C. Ya por el año 900 A.C empiezan a aparecer los celtas a poblar las tierras.

Fueron los habitantes de la Galia quienes se dieron paso por las islas alrededor del año del nacimiento de Jesucristo, hasta que en el 55 A.C a Julio César le pintó ir a conocer las Islas, pero no fue hasta el año 43 D.C con el Emperador Claudio a la cabeza cuando los romanos redujeron Britannia para hacerla provincia suya. En algunos lugares no encontraron resistencia, en otros, en cambio, los nativos pusieron más tenacidad, de ahí surgieron la Muralla de Adriano y la Muralla de Antonino, que fue la frontera norte del imperio por 200 años. Luego de la ida de los romanos cayeron los sajones y los jutos, que ganaron control en áreas del sureste, en un período al que se le llamó Edad Oscura, hasta que en el año 927 se constituye el Reino de Inglaterra (que desde 1284 suma a Gales). Ya por el siglo XI los que aparecen son los normandos – vikingos que venían desde la costa francesa de Normandía -, con Guillermo el Conquistador a la cabeza, el cual es coronado rey luego de conquistar Inglaterra en 1066. Luego de la extinción de la dinastía normanda, quienes impusieron el feudalismo, se abre una época anárquica con una guerra civil hasta la coronación de Ricardo I Corazón de León. Después de él, tras los varios reyes que los sucedieron y eventos como la creación de la Carta Magna y del Parlamento, y la pérdida de Escocia, se produce la Guerra de los Cien años contra los franceses entre 1337 y 1453, trifulca que se da esencialmente por disputas dinásticas. Francia terminó alzándose con la victoria y se quedó con las tierras del continente salvo la ciudad costera de Calais, lo cual logró recién en 1558.

British_Empire_evolution3
Abajo hay un puntito rojo que podrían ir devolviendo…

Luego Inglaterra se embarco én otra guerra, esta vez civil, llamada Guerra de las dos Rosas entre los miembros de la Casa de Lancaster y la Casa de York, pretendientes del trono inglés. La guerra fortaleció la monarquía de los Tudor y señala el fin de la era feudal y el comienzo del Renacimiento inglés. En 1534 Enrique VIII funda la Iglesia nacional anglicana quedando él mismo como máxima autoridad. Entre 1642 y 1689 se produce la Guerra Civil Inglesa, que desencadena la Revolución Gloriosa y la destitución de Jacobo II. En 1707 se firma el Acta de Unión, donde Escocia se une a Inglaterra y pasa a formar parte del Reino de Gran Bretaña, con la Reina Ana como la primera soberana de Gran Bretaña. A partir del Siglo XVIII se suceden la Guerra de los Siete Años, las guerras Napoleónicas y las colonizaciones en todo lo que encontraban a su paso, donde el ya llamado Imperio Británico era una de las grandes potencias. Entre 1820 y 1840, además, se dio una de las más importantes revoluciones de la historia: la Revolución Industrial. El país participó activamente en las dos guerras mundiales, ambas para los Aliados, frente a las Potencias Centrales primero, y las Potencias del Eje después. Entre una y otra se firma el tratado anglo-irlandés en 1921, donde Irlanda se separa oficialmente del Reino Unido. Luego de ese período llegó el tiempo de descolonización aunque siguen siendo dueños de muchos territorios de ultramar, como las Islas Malvinas, para ellos, Falklands, que gracias a la idea de un borracho loco terminó en una guerra que pudo evitarse en 1982. Inglaterra a lo largo de la historia ha sido cuna de grandes cambios comerciales, religiosos, políticos y culturales. Y además, según cuenta la leyenda, fue el país fundador de algo que le cambió la vida a mucha gente: el fútbol.

PP
Fútbol macho…

El fútbol y sus primeras reglas

Como ya hemos visto en diferentes posts, el fútbol tuvo varios hermanos menores que fueron dispersándose con el tiempo, entre ellos el llamado fútbol de carnaval. Entre el siglo XVIII y XIX en varios colegios como Shrewsbury, WinchesterCharterhouse, Eton y Harrow existían diversas formas de fútbol, donde ya se podía patear o driblear con la pelota. Hasta que en 1848 varios colegios se reunieron en Cambridge para crear las Reglas de Cambridge, que sirvieron de base para la creación del fútbol y de la Football Association en 1863. Las únicas diferencias radicaron en que las reglas de la Asociación no permitían el juego brusco y la utilización de las manos para trasladar el balón de tiento. En 1856 algunas de esas reglas eran inicio y reanudación del juego tras cada gol, los saques de meta y de banda, la utilización de las manos para tocar el balón, la definición de los encuentros e incluso una regla de fuera de juego. Una vez establecidas estas reglas, las mismas fueron colocadas en los árboles del Parker’s Piece, donde se jugó el primer partido con las mismas. Allí una placa reza: Aquí en Parker’s Piece, en los 1800´s, los estudiantes establecieron un conjunto de simples reglas de fútbol enfatizando habilidad sobre fuerza, que prohibieron atrapar la pelota y zancadillear. Estas reglas de Cambridge fueron la influencia definitoria de las reglas de 1863 de la Football Association.

Luego fue el tiempo de las Reglas de Sheffield, creadas el 24 de octubre de 1857, en donde aparece la utilización de un travesaño de metal sólido entre los palos, los saques de esquina, saques de banda, y hasta sistemas de desempates con prórroga y gol de oro. Ese día, además, se da la fundación del club más antiguo del mundo: el Sheffield Football Club, hoy participando de la octava división inglesa. Tres años después se crea el Hallam Football Club, y ambos equipos se transforman en los participantes del primer derbi de la historia. Con esas reglas se juega la Copa Tommy Youdan, de la que participaron doce equipos, siendo el Hallam el campeón.  En 1863 se crea la Football Association y el 1878 la creación de la International Board terminó de definir las reglas. La FA Cup fue el primer torneo importante, jugado en 1871-72 con el Wanderers como el primer campeón al ganarle la final al Royal Engineers por 1 a 0. El 30 de noviembre de 1872, Inglaterra y Escocia disputaron el primer partido de selecciones, que terminó 1 a 1. La historia de la selección inglesa la conocemos todos, siempre con buenos jugadores, solo fueron capaces de consagrarse en el Mundial organizado por ellos en 1966, ultrajando a Alemania en la final con un gol fantasma.

hurst_gol_2
¿De la única forma que podían ganar?

Dos nuevos enemigos

Mientras Londres se iba transformando en una de las ciudades más importantes y lindas del mundo, varios clubes empezarían a aparecer. Entre ellos, dos pequeños que le dan sentido a este post: Millwall Football Club y West Ham United Football Club.

ESC_MILLWALL F.C. (1)

Nacido en 1885 como Millwall Rovers, fue fundado por los trabajadores de la Morton’s Jam Factory, una fábrica de enlatados y conservas fundada en Aberdeen, Escocia para abastecer de alimentos a los barcos.  La misma abrió en 1872 una planta en la costa este de Londres, en la llamada Isla de los Perros, donde se encuentra Millwall y de donde venía gente de muchas ciudades, especialmente desde Dundee, Escocia. Con sólo 17 años, Jesper Sexton, fue el primer secretario del club, y era hijo del dueño del pub The Islander donde se produjeron las primeras reuniones. El primer presidente fue el médico irlandés William Murray-Leslie. El 3 de octubre de 1885, llegó el gran día. El Millwall debutaba en el verde césped frente al Fillerbrook, el partido, disputado en Glengall Road, Leytonstone, finalizó con derrota 5 a 0 para nuestros hombres. Luego de esa dura caída, los muchachos mejoraron y hasta estuvieron doce partidos sin morder el polvo de la derrota. En noviembre de 1886 se forma la East End Football Association y con ella, la Senior Cup Competition. El Millwall llega a la final, disputada ante el London Caledonians. El empate en cero hace que los dos conjuntos compartan el título, cosa que el Millwall repetiría en los dos años siguientes. En abril de 1889 cambian su nombre a Millwall Athletic y forman parte de la fundación de la Southern Football League, donde salen campeones de las dos primeras temporadas (1894-95 y 95-96) demostrando ser uno de los equipos más importantes en la zona.

escudo-west ham united

Ya por esas épocas, el 5 de julio de 1895 nacía el Thames Ironworks F.C., creado por la Thames Ironworks and Shipbuilding Company, que, como su nombre lo indica, proveían a la construcción naval en la zona conocida como The Royal Docks. El club fue fundado por su propietario Arnold Hills (antiguo delantero del University FC y primer presidente de la Asociación Vegetariana de Londres, entre otras cosas) junto a su capataz, Dave Taylor. El primer partido se dio el 7 de noviembre de 1895 y fue empate en cero ante el Royal Ordnance. El primer partido oficial fue el 12 de octubre de ese año por la FA Cup, cayendo 5 a 0 ante el Chatham Town, ante 3000 espectadores. El 14 de diciembre sería un día histórico, ya que en un amistoso caería ante el Millwall por 6 a 0, en lo que sería el inicio de grandes rivalidades. En la temporada 1895-96, logran su primer trofeo amateur: la West Ham Charity Cup. Esa temporada salen subcampeones de la London League, y logran ganarla al año siguiente. Ya para 1897 tenían nuevo estadio y seguros por si alguna lesión le causaba pérdidas de salario. En 1898 participan en la Southern Football League se convierten en profesionales, y contratan al arquero del Millwall, Tommy Moore, lo que ponía más distancia entre ambos clubes. A fin de año logran el ascenso a la One Division de la Liga del Sur en el primer intento, para eso Hills sigue poniendo plata para traer jugadores. La siguiente temporada, el equipo terminó en el penúltimo lugar y tuvo que revalidar su permanencia en la máxima en los play-off a finales de abril de 1900. Allí se impuso al Fulham por 5 a 1 y zafó de descender. A raíz de las constantes disputas por el funcionamiento y la financiación del club, en junio de 1900, el Thames Ironworks FC fue disuelto, y poco después, el 5 de julio, fue relanzado como el West Ham United FC con Syd King como su entrenador.

Los comienzos, 60 en 16…

La enemistad de dos empresas competidoras en el mercado, daba paso al fútbol, y como dijimos anteriormente, el primer juego fue el 14 de diciembre de 1895 y terminó con un 6 a 0 para el Millwall, que igualmente jugó con el equipo de reserva. Casi dos años después, el 23 de septiembre de 1897, un amistoso terminaría 2 a 0 a favor de los “estibadores” nuevamente, esta vez con 1200 espectadores. El Memorial Ground sería el escenario del primer partido oficial, y el que daría nacimiento a una de las máximas rivalidades inglesas. Por la quinta ronda de la FA Cup, el Millwall venció 2 a 1 al entonces Thames Ironworks con tantos de Hugh Goldie y Bert Banks. Ese año, el equipo llegaría hasta semifinales, donde caería con el Southampton, pero la prensa le concedería un apodo que duraría hasta hoy: “The Lions of the South”. El segundo y tercer partido trajo la rareza de que se terminen el mismo día y sea conocido como el partido de los dos siglos… ¿Cómo es eso? Por la Southern League, el 23 de diciembre de 1899 ganaba el Millwall 2 a 0 hasta que se suspendió el partido por cuestiones de smog (!) a los 69 minutos. La vuelta era el 28 de abril de 1900 y terminó con victoria del Ironworks por 1 a 0, pero minutos después de la finalización de este cotejo, se completaron los 21 minutos restantes del partido anterior, que siguió con el mismo resultado. Cosas de la época, pero no tan raro a lo que vemos en el fútbol argentino de hoy.

En esos primeros años, los enfrentamientos entre ambos clubes eran cada vez más cotidianos, ya que se enfrentaban por la Southern League, la London League y la Western Football League. En 1901 hubo cuatro partidos, con tres victorias a una del West Ham, entre ellas, dos goleadas por 4 a 0 y 5 a 1. Al año siguiente, la cantidad de encuentros llegó a siete, con cuatro victorias y una derrota para el Milwall, y dos empates. En el último partido de ese año, se registró la más baja concurrencia en la historia del derbi: 200 hinchas. En 1903 bajó a seis, y el Milwall mantenía una racha sin derrotas que llegó a doce, incluyendo seis victorias seguidas, con solo tres empates entre 1902 y 1904, entre ellas un 7 a 1 en cancha de su máximo enemigo, lo que constituye la máxima goleada de la historia. La racha se rompió en el primer partido jugado en el nuevo estadio de los Hammers, Upton Park, en septiembre de 1904. Dos años les costó a los Lions ganar en casa del West Ham. Ese mismo año, el 17 de septiembre de 1906 durante un partido de la Western League, el delantero y figura del Millwall, Alf Dean, fue lanzado contra los carteles de publicidad por su rival, Len Jarvis. Esto aumentó la tensión entre ambos equipos, en un partido que empezó a violentarse rápidamente. El medio East Ham Echo dijo en su crónica: “Desde el puntapié inicial se vio que era probable que haya problemas, pero la tormenta estalló cuando Dean y Jarvis entraron en colisión (Millwall tuvo dos jugadores expulsados ​​durante el partido). La muchedumbre en la orilla había tomado temperatura, las peleas eran abundantes”. Dean no pudo seguir jugando y Jarvis fue suspendido por catorce días. En 1910, además de sacar el Athletic de su nombre, el Millwall se muda al sur, para atraer más público, y empieza a jugar sus partidos en el nuevo estadio llamado The Den. La primera visita del West Ham fue el 9 de marzo de 1912 (5 a 1 para el local) y el primer triunfo visitante en esa cancha llegó el 5 de abril del año siguiente. Hasta 1914, año de inicio de la Primera Guerra Mundial, se disputaron 60 partidos en solo 16 años, con 29 triunfos para el Millwall y 18 para el West Ham.

La llegada a las masas

Mientras ambos disputaban el clásico, también tenían sus temporadas la Southern League, donde el Millwall, después de esos títulos a mediados de los ´90, tendría como mejor resultado un tercer puesto en la temporada 1907-08. El West Ham también tuvo como mejor resultado el último escalón del podio, pero en la temporada 1912-13. Algunos de los campeones en esos años fueron: Southampton, Fulham, Tottenham Hotspur, Watford, Brighton Hove & Albion, Portsmouth, Queens Park Rangers, entre otros. En cuanto a la Western Football League, los Hammers lograron el título en 1907 y los Lions en los dos años siguientes. También teníamos en esos años la London League, el equipo azul la logró en las temporadas 1899-00 y 1900-01 con el equipo reserva, y más tarde en 1903-04. Por su parte, el equipo granate y celeste festejó en 1901-02 y 1908-09. En los períodos de guerra, hubo amistosos y partidos en diferentes copas sin mucho valor. 33 fueron los partidos disputados entre ambos. Durante la Primera Guerra Mundial, fueron 14 por la Combination League, con 9 victorias a 3 por parte del West Ham, lleno de jugadores de reserva, juveniles y jugadores amateurs. Con el fin de la guerra, vuelve el fútbol y sigue el campeonato nacional, conocido como Football League. En la temporada 1919-20 el West Ham se une a la Segunda División, mientras que el Millwall se une en la temporada siguiente, cuando el cupo de equipo aumenta de 44 a 66 y queda enrolado en la Tercera División. En la temporada 22-23 el West Ham logra el título en Segunda y asciende a Primera por primera vez en la historia. Esa misma temporada, llega por primera vez a la final de la Copa Inglesa frente al Bolton Wanderers en un partido que pasó a ser uno de los más reconocidos de la historia, la famosa Final de Caballo Blanco. La gran multitud de gente, alrededor de 300.000 personas, hizo que el encuentro demore 45 minutos en empezar, ya que la gente estaba abarrotada adentro del campo de juego. Un policía de montada, a bordo de un caballo blanco llamado Billie, fue el ícono de esa final. El West Ham, finalmente caería ante el Bolton por 2 a 0.

White Horse Final
El caballo ante la multitud

La diferencia entre los clásicos rivales era cada vez mayor deportivamente hablando, y dos años después, todo se iba a terminar de agrandar. Era 1926 Inglaterra estaba en crisis y se desata una huelga general. Los trabajadores de Royal Docks, eran uno de los principales organizadores de la misma para protestar por las condiciones laborales en las que estaban. Como la historia indicaba, la mayoría de esos trabajadores eran aficionados del West Ham. Los del Millwall, se unieron a la huelga en un principio, pero unos días después, decidieron no apoyar más las protestas de los miembros de la Royal y fueron vistos como unos traidores, lo que terminó de acrecentar el odio entre las dos hinchadas. Por esos años, las disputas eran por la Copa o por la London Challenge Cup, un torneo organizado por la Federación local. Millwall ganó tres de esos torneos en ese período (uno por década), mientras que los “Irons” lo hicieron la misma cantidad de veces en la década del ´20. Más adelante, vendrían cuatro títulos más, tres para el West y uno para su rival. El West Ham se mantuvo en Primera hasta la temporada 32-33 cuando termina último y desciende, su mejor posición fue un sexto puesto en 1926-27. Luego de esa temporada, Syd King, el entrenador, fue despedido luego de 36 años en el equipo. Los primeros cuatro como jugador, y los restantes 32 (!) como entrenador. Tras 9 derrotas consecutivas, y algunas discusiones en las que estaba un poco pasado de copas y luego de insultar a la dirigencia, fue despedido para así terminar con la carrera del Rey de West Ham. También hubo comentarios donde decían que se quedó con dinero que era para el club, por tal motivo le impidieron volver al estadio. Estos hechos, hicieron que, según contó su hijo, el buen hombre entre en un período de depresión, en el que empezó a gastar dinero, y el alcohol le pasó factura. Un año después, se suicidaría tomando alcohol mezclado con algún líquido corrosivo.

El comienzo de una nueva era

El 17 de septiembre de 1932, jugaban por primera vez bajo la Football League, por el torneo de Segunda División. Allí West Ham batió a Millwall por 3-0 en Upton Park con dos goles de George Watson y uno de Jackie Morton. Se verían poco ya que una temporada después, el Millwall descendería a Tercera. Volvería cuatro años después, y se ve que se extrañaban demasiado, ya que el partido del 27 de diciembre de 1938, cuando se volvieron a ver las caras en Upton Park, fue el de mayor concurrencia de la historia: 42.000 hinchas vieron como los 90 minutos terminaban igualados sin goles. La Segunda Guerra Mundial ya estaba a la vuelta de la esquina. En esa época jugaron 19 veces, con 12 victorias del West Ham contra tres del Millwall (partidos pertenecientes a torneos no oficiales como League South (A) Division, South Regional League, London League, Football League South y Football League War Cup). The Den, el estadio de los Lions, no salió indemne del conflicto, ya que un bombardeo nazi lo dañó severamente en 1943, por lo que el equipo tuvo que jugar en el estadio del Charlton. Luego de la Guerra, el Millwall descendió a la Tercera División, por lo que pasaron muchos años sin enfrentarse oficialmente. Primero fueron 19 años, hasta que se enfrentaron en 1959 por la primera ronda de la Southern Floodlight Cup con victoria Hammer por 3 a 1. En esos años se vio la mayor diferencia, ya que mientras el West Ham volvía a Primera División, su clásico rival disputaba la Cuarta División inglesa. La década del ´60 sería la más importante de la historia del equipo de Stratford. Con la llegada de Ron Greenwood a la dirección técnica, el equipo lograría su primer gran título, al lograr la FA Cup luego de vencer en la final al Preston North End por 3 a 2 en 1964 gracias a tres figuras que luego serían claves en la Inglaterra campeona del mundo: Bobby Moore, Geoff Hurst y Martin Peters.

02902E310000044D-3290070-The_16ft_high_statue_is_located_a_short_walk_away_from_West_Ham_-a-104_1445869923700
Los héroes Hammers

Eso le permitiría disputar la Recopa de Europa, que empezó con el pie derecho al vencer al Gent belga, luego se sacaría de encima al Sparta Praga checoslovaco, para en cuartos vencer al Lausanne suizo. Ya en semifinales, esperaba el Zaragoza de España, al que vencería 2 a 1 de local e igualaría en uno de visitante. En la final, esperaba el 1860 Munich, que venía de dejar en el camino al US luxemburgués, al Porto portugués, al Legia polaco, y al Torino italiano. El 19 de mayo de 1965, con dos goles en igual cantidad de minutos de Alan Sealey, el West Ham United lograba el mayor logro de su historia, para festejo de sus hinchas. En esos años sesenta, el clásico parecía olvidado, ya que no se habían vuelto a ver las caras, ya que el Millwall divagaba entre la Segunda y Cuarta categoría. Uno de los equipos más famosos de los azules fue el llamado The Class of ’71, que perdió por un punto el ascenso a Primera, pero que tenía grandes ídolos de la hinchada como Harry Cripps, Dennis Burnett, Derek Possee, Barry Kitchener , Eamon Dunphy  Keith Weller, Doug Allder, Alan Dorney y Bryan King. El 20 de enero de 1974 el Millwall saldría en los diarios por ser, junto a Fulham, el primer equipo en jugar un domingo, según esta crónica.

En esos ´70 la cosa se iba a poner más violenta, recordando la clásica frase de cabecera de los hinchas del  Millwall: No gustamos a nadie, pero no nos importa. En 1972, durante un partido homenaje al defensor del Millwall, Harry Cripps (quien salió del West Ham), los hooligans se agarraron tanto dentro como fuera del estadio.

Parte de los incidentes de 1972, y algunos que vinieron después…

Cuatro años más tarde, un hincha del Millwall llamado Ian Pratt, falleció en una estación de tren luego de una pelea con fans del West Ham. Nunca se supo si se cayó o si lo tiraron, pero los ultras Hammers festejaban cantando que iban a lanzar a los rivales a los trenes, contribuyó a que el odio siga creciendo. Dos años después, cuando en West Ham descendió a Segunda, se iban a volver a ver las caras tras 19 años, para eso llevaban folletos que decían: Un fan de West Ham debe morir para vengarlo, con la cara de Pratt de fondo. Una inmensa cantidad de policías custodiaron el Upton Park, donde el local ganó 3 a 0. En el medio, en 1975, los Hammers festejarían su segunda FA, cuando vencieron 2 a 0 al Fulham con tantos de Alan Taylor, bajo la dirección técnica de John Lyall, ex ayudante de Greenwood. La victoria el 14 de mayo de 1979 por 2 a 1 del Millwall cortó una racha de diez sin ganar y una sequía de 49 años. West Ham volvió a primera tres temporadas después, mientras que su rival volvía a divagar entre los escalones dos y tres del fútbol inglés. En 1980 los Hammers lograrían su tercera FA, esta vez venciendo al Arsenal por 1 a 0 con tanto de Trevor Brooking. Por su parte, el Millwall, de la mano del escocés John Docherty, lograba algo inaudito en su historia, el ascenso a la Primera División.

Millwall87
Los héroes Lions

El 3 de diciembre de 1988, 20.105 espectadores fueron testigos en The Den, del primer clásico en Primera. El West Ham logró la victoria por 1 a 0 con gol del futuro internacional Paul Ince y cuatro meses después, iba a confirmar esa superioridad en Upton Park, venciendo por 3 a 0 con tantos de Julian Dicks, George Parris y Alan Dickens. A pesar de las dos victorias, el West Ham terminó 19° y no pudo evitar el descenso (y puso fin a 15 años de Lyall como entrenador), cosa que sí logró su gran rival, que finalizó en una cómoda décima posición. Un año después, el Millwall si descendió, y con la creación de la Premier, los dos equipos quedaron en Segunda, pero el West Ham ascendió en su primer intento, mientras que su rival de toda la vida no paró de vagar entre Segunda y Tercera División. El West Ham se convirtió en un clásico de la Premier pese a un par de descensos y hasta en el medio se dieron el lujo de festejar la Copa Intertoto al vencer al Metz francés por 3 a 1.

Otro de los partidos más recordados, fue cuando por la segunda división volvieron a verse las caras. Un 21 de marzo de 2004, Millwall, de local, venció 4 a 1 a su rival con dos tantos del australiano Tim Cahill, sumados a los de Nick Chadwick y Christian Dailly. Este fue el primer partido en el nuevo estadio, llamado The New Den. Como era de esperar, hubo incidentes entre ambas hinchadas y se lo conoció con el nombre de The Mothers’ Day Massacre, aunque el nombre hace mención más a lo deportivo que a lo extradeportivo. Hay que recordar que cuando se jugó el último partido en el viejo estadio, los hinchas entraron para llevarse todo, desde pasto, hasta placas y butacas, dejándolo prácticamente desmantelado…

Dos meses después, el 22 de mayo, el Millwall definía en Cardiff la final de la FA Cup ante el poderoso Manchester United. 40.000 fanas de los Lions se trasladaron a Cardiff para ver como su equipo volvía a una final después de años de penar. Walsall, Telford United, Burnley, Tranmere Rovers y Sunderland fueron los equipos que el pequeño equipo de Londres había dejado en el camino. Durante el partido, el Millwall aguantó como pudo, hasta que a los 44 minutos, Cristiano Ronaldo abría el marcador. En la segunda etapa, dos tantos del goleador holandés Ruud Van Nistelrooy le darían el 3 a 0 al equipo de Sir Alex Ferguson y acabarían con el sueño de los londinenses. Esa final, les dio la chance de disputar por primera vez un torneo europeo, la Copa UEFA, donde se enfrentaron en la Primera Ronda ante el Ferencváros húngaro. El empate en uno de local, y la derrota 3 a 1 de visitante, acabó rápidamente con el sueño de los Leones, aunque demostraron un poco de fanatismo agarrándose con quien aparezca…

article-2280293-00EE327B1000044C-442_634x442
Lo más cerca de la gloria

La violencia como antídoto a todo

El 25 de agosto de 2009 fue otro día marcado a fuego en la historia del Derbi. Se enfrentaban por la Carling Cup, y la violencia se hizo presente desde temprano. Las autoridades policiales decidieron darle 1500 entradas en lugar de las 3000 que habían arreglado, y ahí arrancó el conflicto. Las dos hinchadas se agarraron antes, durante y después del partido. Un fanático de los Leones, llamado Alan Baker, fue apuñalado en el pecho, en una situación que recordó a las décadas del ´70. Durante el partido, varias veces los hooligans se metieron en la cancha, por lo que el partido tuvo que pararse varias veces. Luego de la victoria del West Ham por 3 a 1 en tiempo extra (cortando una racha de seis sin ganar), los fans Hammers invadieron el campo.

La policía y la montada tuvieron que desplegarse por las calles linderas a Upton Park y se especuló que las peleas fueron planeadas con antelación. Hubo alrededor de veinte heridos y trece detenidos y una multa al West Ham por 115.000 libras. Un testigo contó “hubo muchas peleas y enfrentamientos antes del inicio del partido. He visto bastantes personas con la cara ensangrentada. Hubo muchos gritos y se lanzaron muchas botellas”. Según otras declaraciones, también volaron ladrillos y bengalas. Por su parte, el entrenador del equipo local, el italiano Gianfranco Zola dijo en su momento: “He jugado al fútbol durante siete años y nunca vi nada parecido. Realmente, esto no es bueno para el fútbol”.

Los fans del Millwall han tenido varias historias de violencia a lo largo de su historia, como vamos a ver en este breve repaso. En los ´60, la policía empezó a confiscar cualquier cosa que pudiera hacer daño en las tribunas, entre los que había latas de cerveza, botellas, peines de acero, entre otras cosas. Como se podían llevar periódicos, los Bushwackers y The Treatment (nombres de las barras del equipo) crearon el famoso Millwall brick, que consistía en un ladrillo envuelto en papeles de diario, con las que entraban al estadio dispuestos a utilizarlo ante el primer problema que surja. En 1978 por la sexta ronda de la FA, se enfrentaron con los hinchas del Ipswich, yendo armados con bates, cuchillos y botellas. La sanción para el equipo fue de dos años. También por la misma ronda del mismo torneo, pero en 1985, llegó el llamado Motín de Kenilworth Road, frente a Luton Town.

Se esperaban 5000 hinchas visitante, llegaron 10000. Un empleado de la British Railway Service dijo: “Era una bomba a punto de estallar sentada en los vagones”. Cuando llegaron a la estación, destrozaron todo lo que había a su paso: bares, negocios, coches, casas… Una vez en el estadio, comenzaron a tirarles botellas y monedas a los aficionados locales que querían ingresar al estadio. El partido se detuvo a los 14 minutos, y ahí terminó de estallar todo: los hinchas visitantes entraron al estadio para seguir con su idea de romper todo: policías, hinchas, futbolistas. David Pleat, entrenador local, aseguró: “Se llevaban a gente en camilla, había peleas y los jugadores temían por sus familias porque lanzaban bolas de billar hacia el palco. El fútbol quedó en un segundo plano”. Los incidentes terminaron cuando el entrenador del Millwall, George Graham, les pidió a sus hooligans que “cooperaran, disfrutaran y les dejaran entretenerles”. El resultado, anecdótico, fue 1 a 0 para el Luton. Hubo un total de 81 heridos, 31 de ellos policías. Incluyendo a uno que fue pateado mientras le hacía respiración boca a boca a un compañero herido. Medidas: El Millwall FC fue multado con 7.500 libras por la FA y el Luton prohibió la entrada de visitantes por seis años. Además, dos tercios de las butacas de las tribunas fueron destruidas.

En los ´90 estuvieron más tranquilos, por decirlo de alguna manera, sólo un partido ante el Derby County que terminó con varias peleas entre ambas hinchadas, en un partido por el ascenso a la Premier League de 1994. Donde lógicamente rompieron locales y autos en la ciudad. El siglo XXI lo arrancaron con todo, primero en 2001 con enfrentamientos con hinchas del Tottenham, con 30 policías heridos. En una semana donde se agarraron con la policía nuevamente cuatro días después y para finalizar una semana a todo trapo con los hinchas del Burnley. Hubo enfrentamientos en esa temporada ante los Wolves, Nottingham, Birmingham, Portsmouth, Blackburn y Sheffield, como podemos ver en este seguimiento. Hace poco, el Millwall fue famoso durante los ataques en Londres, cuando un hincha a los gritos dijo: jódanse todos, soy hincha del Millwall, mientras se agarraba a trompadas con los terroristas y después de sufrir ocho puñaladas… Hoy, los hinchas del equipo, tienen algo más importante de que preocuparse: mantener las tierras donde se halla el estadio, que como bien nos explicó Kipzy en este post, cosa que de suceder los dejaría en la calle. Hasta una artista de 72 años salió a apoyar que dejen al Millwall en su casa. Eso sin embargo no oculta la alegría por el ascenso a Segunda, luego de vencer en la final de los play-offs al Bradford por 1 a 0 el pasado 20 de mayo.

Por su parte, el West Ham transita su 22da temporada en la Premier, sexta consecutiva, viniendo de salir undécimo en el último campeonato. Sus ultras, los Inter City Firm, nombre que nació de los trenes InterCity que estos seguidores empleaban en sus desplazamientos a otras ciudades, tienen algunas que otras peleas con el Tottenham o con el Arsenal, y son muy respetados, debido a que casi siempre salían victoriosos en ellas. El film Green Street Hooligans, con Elijah Wood, les daría más fama internacional a sus hinchas. Otra de las películas que muestra a los ultras es, The Firm, con el gran Gary Oldman como el líder de la Inter-City Firm. Hace unos años, salió también la historia de Carlton Leach, uno de los grandes ultras Hammers, en un film llamado Rise of the Footsoldier.

Estadisticas y datos Niembro

Hasta el día de la fecha, han jugado 99 partidos, con 38 victorias para el Millwall y 34 para el West Ham, con 27 empates, hablando de carácter oficial. La cantidad de goles es más pareja todavía: 141 a 140 para los Dockers. La máxima goleada se dio en 1903 y fue 7 a 1 para los Leones. Alf Twigg, con diez tantos, es el máximo goleador del clásico, jugando para el Millwall. Estos también tienen la mayor cantidad de victorias seguidas, con 6 entre 1903 y 1904, contra 4 de los Hammers entre 1928 y 1932. Así mismo, el máximo invicto también es del equipo de los astilleros con 12 contra diez de sus rivales.

Yendo a los nombres propios, Billy Bonds es el único entrenador que dirigió a las dos escuadras. Entre 1990 y 1994 al West y entre 1997 y 1998 al Millwall. No son tantos los jugadores que traicionaron a su gente, aunque podemos hacer un breve listado, empezando por el enorme Teddy Sheringham. El delantero debutó en el Millwall con 16 años y anotó 93 goles en 220 partidos, siendo clave en el único ascenso a Primera. Más de 20 años después, con 38 años, firmó para el West Ham, donde estuvo cuatro temporadas, marcando 28 goles en 76 partidos. Luego, fue técnico del West Ham. Otros importantes en ambos clubes han sido: Paul Allen, Benny Fenton, Paul Goddard, el escocés Don Hutchison, Glenn Johnson, Jack Landells, Lawrie Leslie, Dave Mangnall, Frank Neary y el australiano Lucas Neill.

Lo que en cuanto a partidos entre si le da una ventaja al Millwall, en cuanto a títulos, claramente los mayores logros los tiene el West Ham. Los Hammers han logrado 3 FA Cup, 1 Community Shield, 1 Recopa europea y 1 Copa Intertoto. Además, en las viejas épocas, lograron una Western League, una FA Charity Shield y 9 London Challengue Cup. Además, como Ironworks lograron una London League y una West Ham Charity Cup. Los logros del Millwall, como habrán leído, son de sus primeros años: tres East London Senior Cup, dos United League, dos Southern Football League, una London League y dos Western Football League, siendo este su último título de renombre allá por 1909, sin contar campeonatos de ascenso. En 1937 ganaron la Third Division South Cup (Copa para equipos de tercera) y en 1983 ganaron la Football League Group Trophy, un torneo menor que duró sólo dos años.

Tony-Carr
Desde abajo: Lampard, Cole y Terry (el último no llegó a debutar)

Uno de los motivos de orgullo Hammer es uno de sus apodos: “The Academy of Football”, debido a la gran cantidad de talentos que han salido desde las inferiores desde los 60’ hasta ahora.

En 2003, el libro The Official West Ham United Dream Team dio a conocer el 11 ideal armado entre 500 hinchas. En el arco quedó Phil Parkes, la línea de cuatro fue conformada por el escocés Ray Stewart, Alvin Martin, Bobby Moore y Julian Dicks, en el mediocampo eligieron a Martin Peters, Billy Bonds, Trevor Brooking y Alan Devonshire, y en la delantera Geoff Hurst y el polémico italiano Paolo Di Canio.

GRANDES JUGADORES DEL WEST HAM: Frank Lampard Sr, Jimmy Ruffell, Steve Potts, Vic Watson, Jim Barrett, John Dick, Tony Cottee, Danny Shea, Syd Puddefoot, Johnny Byrne, Bryan Robson, Harry Redknapp, Alan Cubirshley, Paul Ince, Rio Ferdinand, Fran Lampard Jr, Joe Cole, Michael Carrick, Jermain Defoe, Mark Noble, Paul Konchesky, Bobby Zamora, Demba Ba, Valon Behrami, Craig Bellamy, Andy Carroll, Diafra Sakho, Marc Vivien Foé, Paulo Futre, Jimmy Greaves, Frédéric Kanouté, Cheikhou Kouyaté, Freddie Ljungberg, Florin Răducioiu, Serhiy Rebrov, Nigel Reo-Coker, Tomáš Řepka, Alan Sealey, Peter Shilton, Trevor Sinclair, Nolberto Solano, Davor Šuker, Ian Wright, Paulo Wanchope, André Ayew.

Como vemos, un gran número de jugadores internacionales, algunos con pocas presencias, como el caso del croata Šuker o del mismo Shilton, pero que igualmente les da importancia que ciertas estrellas hayan pasado por sus filas.

Carlos TEVEZ et Javier MASCHERANO - West Ham 2007
Cuando eran jóvenes sin tanto humo…

En cuanto a los argentinos, sin dudas, los casos más conocidos son los de Javier Mascherano y Carlos Tévez, quienes empezaron a hacer sus primeros palotes en Europa ahí. Tévez se transformó inmediatamente en ídolo, para salvar un equipo que parecía condenado al descenso. Otros argentinos que pasaron por el club fueron Mauricio Taricco, Lionel Scaloni, Guillermo Franco, Mauro Zárate, Jonathan Calleri y hoy siguen esa herencia Manuel Lanzini, muy querido por los hinchas, y uno de sus nuevos fichajes: Pablo Zabaleta.

Como del Millwall no conocemos muchos de sus nombres, lo más simple es buscar cuáles son sus jugadores que son parte del Hall de la Fama del club, hasta 2012 estos eran: Doug Allder, Alf Amos, Herbert Banks, Gordon Bolland, Ray Brady, Les Briley, Terry Brisley, Joe Bradfoot, Dennis Burnett, Peter Burridge, Tim Cahill, John Calvey, el enorme Tony Cascarino, Jack Cock, Jimmy Constantine, Harry Cripps, Wally Davies, Alan Dorney, Eamon Dunphy, Malcolm Finlayson, George Fisher, Jack Fort, Alf Geddes, John Gilchrist, Len Graham, Dave Harper, Neil Harris, Gordon Hill, Brian Horne, Charlie Hurley, Terry Hurlock, Alex Jardine, Jim Jeffrey, Johnny Johnson, John ‘Tiny’ Joyce, Bryan King, Barry Kitchener, Lawrie Leslie, Steve Lovell, Dave Mangnall, Alf Moule, Billy Neal, Dick Parker, Derek Possee, Alex Rae, Paul Robinson, John Seasman, Johnny Shepherd, Teddy Sheringham, James “JRSmith, Alex Stepney, Keith Stevens, General Stevenson, Tony Towner, Phil Walker, Keith Weller.

CasandTed88
Los enormes Cascarino y Sheringham

OTROS JUGADORES DEL MILLWALL: Alan McLeary, Alan Dunne, Jimmy Forsyth, Nadjim Abdou, Richard Hill, Len Graham, Steve Morrison, Jack Cock, Jimmy Constantine, David Jones, Jack Landells, Kevin Muscat, Paul Ifill, John Fashanu, Dennis Wise, Kenny Cunningham, Dave Savage, Bobby Bowry, John McGinlay, Tony Warner, Kasey Keller.

El único argentino que jugó en los Leones es Federico Bessone, un cordobés que vive en España desde su adolescencia e hizo toda su carrera en Europa, empezando en el Barcelona junto a un tal Lionel Messi.  En 2014 pasó por el Millwall pero llegó a jugar solo dos partidos. Hoy volvió a su país de adopción, donde defiende los colores del Prat de la Segunda División B de España.

Como vimos, un clásico con más historia antigua que contemporánea, y esperemos más pronto que tarde, veamos este hermoso derbi en la Premier. Abajo, como siempre, algún que otro video para disfrutar.

El himno de los Lions

La preparación antes de un partido del Millwall… a veces no funciona

Los años ´80…

Así se vivía el último clásico…

The Inter-City Firm

Por último, un documental sobre los hooligans ingleses…

Hasta acá llegamos con este gran clásico londinense, que esperemos se de más seguido. Veremos cuando será el próximo, pero seguramente la efervescencia guardada durante tanto tiempo, harán que sea una bomba a punto de explotar cuando se vean las caras nuevamente… Hasta la próxima parada.

Ediciones anteriores

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Hearts of Midlothian Vs Hibernian

Estrella Roja Vs Partizan

Anuncios