A la Pelotita Vol. 9 +Teamgeist

Y no, no me equivoqué en el título, ese “+” no se me escapó por zarpado en optimismo, hablamos de la primer pelota con problemas de copyright de los mundiales. Se venía el 2006 y Alemania y Adidas haciendo de locales del Mundial se tiraron a revolucionar (una vez más y van…) los balones de la cita máxima del fútbol y lanzaron la +Teamgeist, otra pelota polémica. Pasen, lean y peleen con el León Marulo como ellos.

Como vimos en la edición anterior, Adidas se había alejado del diseño tradicional que imperara por casi 30 años y había enterrado a los viejos y peludos gajos hexa y pentagonales; ellos dicen en función de lograr la pelota perfecta, nosotros decimos que porque tenían algo personal contra las formas geométricas angulares. Traumas de chico tuvo cualquiera.

Adidas tenía el nombre del balón: Teamgeist, que en alemán significa “espíritu de equipo“. El tema es que la ley alemana no permitía registrar dicho nombre como una marca, dado que es una palabra de uso común y no puede registrarse como marca. Entonces algún boga que pasaba por ahí les habrá tirado “Ponele un + al final” y como ellos si la ponen, la ponen de entrada, fueron y le agregaron el símbolo antes del nombre. Así, nació la +Teamgeist.

Diseño alemán, con supremacía aria en blanco

Para lo que es el diseño exterior de la pelota, Adidas siguió tirando formas nuevas y revolucionarias para el armado de la pelota perfecta. Si, se suponía que la Fevernova era perfecta, pero andá a discutirle eso a un alemán… El tema es que, paradójicamente, para hacer la pelota alemana recurrieron a… japoneses. Si, detrás del diseño de la Teamgeist está la Molten Corporation, una empresa líder en el diseño de pelotas de volley, handball, baseball y el armado de autopartes, esto último sin (?). No descartamos que estén armando robots gigantes para pelear contra los ángeles del apocalipsis. Los ponjas se dieron cuenta que lo primero que tenían que hacer para lograr la redondez perfecta era empezar por eliminar las imperfecciones, como los alemanes quisieron hacerlo en su momento.

Acá le dijeron a los niños tailandeses que pararan de coser, que la vida era eso que estaba ahí afuera de las fábricas y que se la fueran a ganar de otra manera. Afuera la costura, adentro la unión térmica y no nos referimos a una sociedad entre Sessa y el Chanchi Estevez, sino al termosellado como medio para pegar los gajos. Esto la hacía la pelota totalmente impermeable, dado que al carecer de uniones entre los gajos por medio de costuras o pegamento, impedía que el agua acceda al interior. Y ya que estamos hablando de gajos, cambiaron las formas y la cantidad: ahora eran 14, repartidos básicamente en 8 spinners y 6 toallitas higiénicas que, al parecer, dan una circunferencia perfecta. ?Mirá lo que es la geometría, viejo!

La bocha a punto de ser sometida al Experimento Ludovico

En lo que refiere a la estética del balón, predominan tres colores: el blanco (que recubre casi la totalidad del balón), el negro (presente en los 6 paneles similares a un reloj de arena) y el dorado (rodeando estas últimas formas. Los dos primeros colores, además de ser los clásicos de los balones oficiales, representan también a la clásica indumentaria germana, mientras que el borde dorado está inspirado en la Copa del Mundo propiamente dicha. Y hablando de dorado y Copa, el balón de la final venía con los paneles completamente dorados. Otra particularidad que tenían todos los balones de cada encuentro del Mundial era que tenían impreso el nombre de las selecciones participantes, ciudad del encuentro, estadio, día y hora (!). ¿Obsesivos? Naaaaah

No sé si fue la de este tiro, pero supongamos que sí

Y ya que nos ponemos obsesivos, Adidas largó toda la data respecto a la bocha, haciendo una comparativa entre los estándares de la FIFA para la forma, peso y demás de las pelotas y la +Teamgeist. Por supuesto que aprobaba sobradamente, siendo una pieza de tecnología de punta o, como decían en esta nota, una pelota más avanzada que tu computadora. Y estuvo a esto de ser una cuasi Robocop, porque la idea de Blatter era equiparla con un chip que le avisara al árbitro (mediante un dispositivo tipo reloj colocado en su muñeca) si la pelota había entrado o no. Ese sistema se llegó a probar incluso en el Mundial Sub-17 del 2005 en Perú, con la Adidas Pelias (que fuera el balón oficial de Atenas 2004), pero pese a que la prueba había sido satisfactoria, se desestimó la idea.

¿Y cómo fue la recepción? Desde Alemania, figuras como Frank Bekenbauer salieron a bancarla, éste incluso asistiendo a la presentación oficial del balón en Berlín. Por supuesto otro que expre$ó su conformidad con la pelota fue David Beckham, que como siempre dio su opinión desinteresada. Pero no fueron pocos los jugadores que salieron a criticarla porque, básicamente, volaba: Los que más la criticaron fueron los arqueros como Jens Lehmann o Roberto Abbondanzieri, que hacían referencia a la velocidad que tomaba. También se quejó Barthez, pero ese muchacho tendría que estar agradecido de la vida. Pero para que vean que no solamente los arqueros lloramos, Roberto Carlos dijo que la pelota parecía de plástico y Schweinsteiger coincidía en que hacía movimientos muy extraños en el aire.

Sanchez denunciando que vio un OVNI y alargando la estadía de Maxi Rodriguez en el seleccionado argentino

Y ahora, la verdat de la milanga: ¿con la bocha plus ultra perfecta hubo más goles? Y la respuesta es NO: bajamos de 161 en Corea – Japón a 147, un promedio de 2,3 goles por partido. La baja en los goles se puede explicar en el amarretismo del campeón, Italia, que metió más catenaccio que nunca para alzarse con la Copa (y con la cordura de Zidane en el camino) pero también en las críticas que había recibido la pelota: era perfectamente redonda, si, pero eso también la hacía un toque inmanejable.

Pero así y todo, fue una de las pelotas que más versiones tuvo: además de las dos que se hicieron para el Mundial, la pelota siguió su derrotero debutando en la MSL, de igual diseño pero con vivos en azul y verde para los partidos regulares y presentando una versión en plateado con vivos azules y negros, la +Teamgeist Winner, la cual se usó en la final del 2006. Como particularidad, esta última la usaba el Houston Dynamo cada vez que jugaba de local por ser el último campeón (ese año, incluso, repetirían la corona para después dejársela a él). En España se usó para la Final de la Copa del Rey la +Teamgeist RFEF, la cual contaba con los vivos del color de la bandera, en rojo y amarillo; En Francia en el 2007 se usó la +Teamgeist FFF, completamente plateada y con tonos en rojo y azul, como corresponde. En nuestras pampas tuvimos la +Teamgeist AFA, en celeste y blanca en el 2007. En el mismo año pero en China se largó la +Teamgeist China 2007, blanca con vivos azules y rojos.

Hubo otras dos versiones conocidas, la +Teamgeist League (con los gajos más grandes en rojo con vivos negros) y la +Teamgeist Tournament, totalmente blanca y con los contornos de los gajos más grandes en vino tinto. Y como a Adidas le cabe el color, por supuesto tuvo su versión naranja bajo el original título de Powerorange. Si, la innovación quedó adentro de la pelota, para el nombre no les alcanzó. Pero, sin dudas, la versión más polémica y cuasi bizarra es la Wawa Aba, la pelota oficial de la Copa Africana de Naciones del 2008. De un tono predominantemente amarillo y con vivos rojos, verdes y negros, con dibujos que homenajean a las etnias africanas, esta colorida pelota tuvo también sus críticas porque no era comestible era bastante inmanejable. Si pensamos que era lo peor que le podían hacer para homenajear al pueblo africano, es que no sabíamos lo que se venía 4 años después…

Moustapha Bayal demostrando que la bocha picaba un toquecito y a su vez homenajeando a Tremendo

Hasta acá el homenaje a la +Teamgeist, otra bocha germano-japonesa que terminó demostrando que demasiada perfección y fútbol muchas veces no se llevan de la mano. Y agárrense que se viene otra altamente odiada. Ahí se ven.

BONUS TRACK: El primer Mundial de los eternos rivales

Alemania 2006 marcó un hito deportivo al que no se le puede esquivar si se lo cita: Fue el debut mundialista de (por más polémica que le queramos poner) las dos más importantes figuras (deportiva y marketineramente hablando) de nuestro querido deporte: Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, los dos que se andan prestando el Balón de Oro desde ese tiempo a esta parte.

Los dos antes de la metrosexualización

La Pulga había hecho su debut el 17 de Agosto de 2005, en el amistoso que la Selección Argentina de Pekerman jugara con Hungría, cumpliendo con la ya recordada labor que estuvo a punto de entrar en los Guinnes: Debut y roja a los 47 segundos por termearla contra Vilmos Vanczák, defensor húngaro. Alta muestra de credenciales mandó…Casi un mes después tendría revancha y por los porotos cuando Argentina enfrentó a Paraguay el 5 de Septiembre del mismo año, cuando entró a las 35 minutos del segundo tiempo, pero no pudo quebrar el 1-0 en contra. Por lo menos terminó el partido. Después tuvo acción y bastante importancia en el partido contra Perú e ingresó a los 79 del segundo tiempo en la derrota contra Uruguay.

El momento en el que el Licha López graba su nombre en la historia de la Selección Argentina

Del otro lado del charco, Cristiano había tenido su debut dos años antes, el 20 de Agosto de 2003 cuando su Selección enfrentó en un amistoso a Kazajstán, ingresando en el segundo tiempo en reemplazo de la figura a la que terminó destronando del altar portugués, Luis Figo. Por los puntos debutó en la Euro del 2004, en donde estuvo así de cerca de coronarse campeón perdiendo la final contra la siempre generosa para el futbol y el buen juego de Grecia. En las Eliminatorias para el Mundial 2006 llegó como máximo goleador de su Selección, cargando 7 tantos en su haber.

Esos raros peinados viejos

¿Y cómo estuvieron en Alemania? Messi tuvo su debut a los 75 minutos del partido contra Serbia y Montenegro y marcando su primer gol 13 minutos después, el que sería el 6-0 definitivo. Luego, con Argentina ya clasificada, jugó el partido contra Holanda de arranque, pero no pudo convertir. Contra México entró a los 84 minutos del segundo tiempo para atestiguar el Maxirodrigazo y contra Alemania lo vio completito desde el banco de suplentes, regalándonos la imagen que dio que hablar en aquel momento e incluso hoy sigue retumbando por ahí.  Cristiano tuvo más protagonismo en su Selección para ese Mundial, estando presente en 6 de los 7 encuentros que jugaran los lusos, aunque haya marcado solamente un gol y de penal en el 2-0 contra Irán. Igualmente, resultó fundamental para mantener las chances de Portugal en el Mundial, llevándose un Cuarto Puesto a casa en su primer cita mundialista.

Zizou le hubiera entrado igual si hubiera sabido que le iba a hacer ganar varios títulos como DT? Conociendo su termitud, opino que sí, Kent

Ambos ya cargan 3 Mundiales sobre sus espaldas y ahora sus Selecciones están  peleando por ingresar en el que sería su ¿Ultima? chance de alzarse con la Copa…¿Será esta vez de alguno de los dos?

Anuncios