Clásicos del mundo XIX: Spartak Moscú Vs CSKA Moscú

Ya estamos en el Mundial, después de mucho sufrimiento, el grupo de amigos se aseguró el pasaje a Rusia. Para ir poniéndonos a tonos con la tierra que nos tendrá en vilo a mediados del año entrante, nos vamos con uno de los clásicos más importante del gigante país transcontinental: Spartak y CSKA

La aparición de Rusia

Para empezar, vamos a hacer, como siempre, un resumen del país. Teniendo en cuenta la historia que abarcan los rusos, trataremos de acortarla lo máximo posible. Esta comienza por el siglo II, cuando empiezan a llegar los primeros eslavos a esas tierras. Ya por el año 860 se forma el primer estado llamado La Rus de Kiev (también conocido como Principado). Así empieza a surgir una fusión entre las culturas eslavas y bizantinas. En el año 988 la religión ortodoxa se erige como la más importante. La Rus se empieza a dividir en varios reinos hasta sufrir la invasión tártara perpetrada por el Imperio Mongol a la cabeza de Genghis Khan, que arrasaron con todos los principados de Rus a su paso, salvándose Nóvgorod , que terminó prosperando. El Principado de Moscú, en franco ascenso, logra una resonante victoria ante la Horda de Oro (estado mongol luego de la fragmentación de estos), en la Batalla de Kulikovo en 1380, con lo que logran mucho más poder. Con la llegada de Iván III al poder, empieza a duplicar sus tierras por todo el territorio. En el Siglo XVI aparece Iván “el terrible”, quien termina con la invasión y empieza a unificar los territorios cercanos y se convierte en el primer Zar, e iniciando el Zarato ruso y la primer era feudal. Ya en el Siglo XVII, con Pedro I, alias “el Grande”, como Zar, comienza una nueva etapa con el llamado Imperio Ruso en 1721. La capital pasó a ser la actual San Petersburgo, además de llevar la cultura occidental a tierras eslavas y una serie de reformas que situarían a Rusia como uno de los países más importantes de Europa, algo que continuaría Catalina “la Grande”. En 1812 llega la llamada Guerra Patriótica, cuando Napoleón y su ejército intentan invadir Rusia, pero las tropas francesas terminarían retirándose, en lo que fue una gran victoria rusa. Luego empiezan revueltas a lo largo del territorio, que terminan con la abolición de la servidumbre en 1861, con lo cual se eliminó el derecho que tenían los terratenientes sobre ellos. Esto no mejoró sustancialmente la situación de los campesinos, que empobrecidos y sin dinero permanecieron mayormente en las fincas de sus terratenientes a falta de una mejor alternativa de subsistencia.  Ya en el siglo XX Rusia participa en la Primera Guerra Mundial, pero el hambre y el desempleo jugaban un papel fundamental para que finalizada esta estalle la famosa Revolución Rusa de 1917 (de la cual se cumplieron 100 años el martes…), que terminaría con el último zar, Nicolai II, para la asunción de los bolcheviques, con Lenin a la cabeza.

Lenin
Y ahora, la vamos a pudrir…

El nacimiento de la Unión Soviética

Así, en 1922, se formaba la famosa Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, o simplemente URSS, en un estado regido por el Partido Comunista. En 1924 la muerte de Lenin deja a la URSS sin líder, y a pesar que su deseo era ser reemplazado por León Trotsky, el que asume el poder es Iósif Stalin, quien marcaría una época con sus industrializaciones masivas, pero también con sus políticas que padecieron grandes tragedias, como la hambruna soviética de la década del ´30, o la Gran Purga, hasta su muerte en 1953. En la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos fueron claves para vencer a Alemania, y a partir de esa guerra se transformaron, junto a Estados Unidos, en los dos países más importantes del mundo, uno por el lado comunista y otro por el lado capitalista, lo que dio comienzo a la llamada Guerra Fría, un enfrentamiento político, social, económico, y hasta espacial (Yuri Gagarin, de la URSS fue el primer hombre en el espacio, pero los yanquis lograron primero la llegada a la Luna, pese a las dudas de los soviéticos) y deportiva (basta con recordar los boicots a Moscú 1980 y Los Ángeles 1984). Luego de un gran período de esplendor, iba a empezar un período desesperanzador, que terminó con la Perestroika impulsada por Mihail Gorbachov, para intentar salvar el desarrollo comunista y el Glásnost, para liberalizar el sistema político y libertades para que los medios de comunicación puedan ser críticos con el gobierno. La caída de los gobiernos comunistas en Polonia, Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia, sumado al fusilamiento de Nicolae Ceaușescu  en Rumania y la caída del Muro de Berlín, empiezan a dejar a la Unión Soviética cada vez más sola. Eso surge también de los intentos de independencia de Lituania (la Revolución Cantada), Letonia y Estonia. En 1991 se hace un referéndum en la Unión Soviética y el 78 % de los votantes opta por el «sí» a la continuidad del país como conjunto (referéndum boicoteado por los tres países bálticos más Georgia, Armenia y Moldavia). El 9 de abril, Georgia se declara independiente, y unos meses después, hay un fallido golpe de estado contra Gorbachov por miembros del gobierno y la KGB. En esos meses, todas las Repúblicas empiezan a declararse independientes. Ucrania es aceptada por la ONU el 24 de agosto de 1991, y luego de sumarían Bielorrusia, Estonia, Letonia, Lituania, Armenia, Azerbaiyán, Kazajistán, Kirguistán, Moldavia, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán y Georgia. Rusia, o como es su nombre formal, la Federación Rusa, nació el 25 de diciembre de 1991, cuando Gorbachov firmó la disolución formal de la URSS, y con ella, el fin de una era. Hoy, el país más grande del mundo, está conformado por 85 sujetos federales, formadas por 22 repúblicas, 46 óblasts (regiones), 9 krais (territorios), 1 óblast autónomo, 4 distritos autónomos y 3 ciudades federales. Al ser un territorio tan grande, algunos quieren independizarse, como por ejemplo Abjasia, Osetia del Sur, Nagorno Karabaj, Transnistria, Chechenia, o Crimea, que son foco de amenaza constante, pero por ahora, todo sigue tal como hace poco más de 25 años, confirmando a uno de los países más importantes del mundo.

gif urss
Los mapitas que le gustan a la gente…

La llegada del Deporte Rey

Luego contar la historia del gran país euro-asiático, vamos a ver cómo llegó el fútbol a esas tierras. Ya en la antigua Rus, se jugaba un pariente lejano del deporte más hermoso del mundo (modo relator off), el шалыгой (o shalygoy), donde los jugadores, conducían una pelota con los pies, para llevarla al territorio del equipo contrario. Este deporte se jugaba en plazas y también sobre el hielo. El fútbol como tal, llega a Rusia en la década del ´70, particularmente a Odessa, y como casi en toda Europa, gracias a los británicos. En 1879, los expatriados británicos formaron el primer equipo de fútbol de Rusia, el St. Petersburg Football Club, y comenzaron a jugar partidos contra las tripulaciones de los barcos visitantes. En medios del año 1893, ya aparecían referencias a este juego, pero no es hasta 1897 que se juega el primer partido oficial, como no podía ser de otra manera en la historia rusa, en el mes de octubre, más precisamente el día 24. El lugar del partido fue en San Petersburgo, donde se enfrentaron el Спорт (Sports) y el Василеостровский общество футболистов (Sociedad de Fútbol de Vasileostrovsky), quienes se llevaron la victoria por 6 a 0. A partir de ahí, el deporte empieza a popularizarse en diferentes partes del país, como Moscú, Tver, Nikoláyev, Odessa, Járkov y Kiev. Recordemos que para esa época, en algo que tiene mucho que ver en diferentes partes del mundo, el fútbol era algo ajeno a la aristocracia, y se veía más como un deporte de los pobres, pero los obreros, que trabajaban doce horas, tampoco tenían tanto tiempo para jugarlo. En el año 1901 se crea la Liga de San Petersburgo. Como parte del campeonato, se jugó la Aspden Cup, llamada así por el empresario inglés Thomas Apsden, que estableció el premio. Ese primer campeonato en la ciudad, los jugaron tres equipos pero ninguno era totalmente ruso, ellos eran el Nevskii (Невский), predominantemente inglés, el Nevka (Невка), escocés, y el Viktoria (Виктория), con ingleses y alemanes en sus filas. El equipo con mayoría de escoceses, se transformaría en el primer campeón de la Liga. Al año siguiente juega el primer equipo completamente ruso, el Sports (Спорт) del que habíamos hablado antes, que pierde todos sus partidos. En Moscú, mientras tanto, recién en 1909 llegaría la primer Copa, llamada Copa Fulda, en homenaje a Robert Ferdinandovich Fulda, considerado uno de los pioneros del deporte en el país, sobre todo del tenis y el fútbol y fundador del primer club de la ciudad: el Sokolnicheski Sports Club en 1905. Además, fue el encargado de traducir al ruso las reglas del fútbol y el principal hacedor de la Liga de Moscú, además de ser presidente de la Federación más adelante. En 1910 se juega el primer campeonato en la ciudad, donde el título se lo llevaría el КСО (hoy FC Znamya Truda Orekhovo-Zuyevo). Según el profesor de historia rusa californiano Robert Edelman, el fútbol unió los lazos de solidaridad entre los trabajadores donde llegó a haber ocho mil jugadores registrados antes de la guerra, y eso se pudo percibir en la camaradería que mostraron entre ellos en los sucesivos estallidos revolucionarios que hubo antes de 1917.

 

Rusia 1912 07 01a
Los rusos que pasaron vergüenza en Estocolmo, menos mal que no estaba Stalin…

Por su parte, el debut de la selección del Imperio Ruso, se dio ese año, jugando un partido no oficial ante su par de Bohemia (parte del imperio Austro-Húngaro en ese momento). En 1911, juegan otro partido no oficial ante un conjunto amateur de ingleses, cayendo 11 a 0 y el 30 de junio de 1912 hacen, por fin, su debut oficial durante los JJOO de Estocolmo, cayendo ante Finlandia por 2 a 1, con Vasiliy Butusov, marcando el primer gol en la historia oficial del país. El siguiente partido, por la ronda consuelo, los rusos se enfrentan a los alemanes, que le propinan una goleada un tanto exagerada… 16 a 0 (!), para mandarlos a jugar con los osos polares. En ese año, se funda la Unión del Fútbol de Rusia.

Un nuevo clásico

Pero entre el campeonato disputado en Suecia y la primera liga moscovita, nació uno de los equipos que homenajeamos en este post: el ЦСКА (футбольный клуб), o para nosotros, el CSKA.

escudo-cska moscu

El 27 de agosto de 1911, en Moscú, nacía la Sociedad Amigos del Deporte del Esquí, o también llamado Obshestvo Lyubiteley Lyzhnogo Sporta, cuya sigla OLLS, sería el primer nombre oficial del equipo, algo que cambiaría varias veces a lo largo de los años. Sus fundadores, fueron de la clase alta rusa, quienes crearon un club polideportivo, donde tenían su lugar el básquet, el atletismo, el boxeo, el patinaje y el esquí, además del fútbol, que rápidamente se convirtió en el eje central del club. Ese día el equipo de fútbol disputaba su primer partido oficial. Según algunas crónicas, el rival fue el Вега (o Vega), y la victoria de nuestros héroes fue por 6 a 2, los que quedaron en la historia fueron: Buhovtsi, Thomsen, Shaforostov, Tabor, Kynnikov, Stroganov, S. Chetverikov, Gorsky, V. Chetverikov, Nikiforov, Karatau. El nuevo equipo iba a participar de la liga moscovita de Kazansky, que son los equipos que participan en la región de Kazan. En 1917 asciende a la llamada Clase A del campeonato de Moscú, donde participa hasta 1922. En 1921, el todavía llamado OLLS definía el campeonato de invierno ante el KFS, pero el rival fue demasiado y lo aplastó por 6 a 0. Al año siguiente si pudo lograr el título de primavera en  Moscú y logra dos copas, la Kolomyagi, y la Copa de las Capitales, frente al ZKS, el campeón de San Petersburgo, siendo esta la primera vez que un equipo moscovita se alzaba con el título.

escudo-fc spartak de moscu

En ese 1922, nacía quien sería el rival que originaría el Gran Derbi de Moscú: el Spartak. Pero antes de repasar como se formó, vayamos un poco a la prehistoria… En 1883 se forma la Sociedad Rusa de Gimnasia (RGO Sokol), que fue fundada bajo el llamado Movimiento Sokol, en donde además de gimnasia, había otros deportes como esgrima, lucha libre, patinaje artístico, patinaje, fútbol, ​​hockey, tenis sobre hierba, boxeo, esquí, atletismo y ciclismo. Luego de ganar algunos campeonatos, luego de la Revolución Rusa entró en decadencia. Para evitar la disolución, el club se unió al Círculo de Deportivo de Moscú (MKS, Moskovski kruzhok sporta, también conocido como ISS si hacemos la traducción del ruso) junto a la Sociedad de Educación Física de Presnenski (OFV). El 18 de abril de 1922 es fundada oficialmente, la Sociedad deportiva de Moscú, en el distrito Presnya. Uno de los fundadores y emblemas, fue Nikolái Stárostin, quien junto a sus hermanos fueron parte del club durante los primeros años. Iván Artiómev sería otro de los fundadores que quedaría en la historia. El club, en 1923 pasaría a llamarse Krasnaia Presni. Y al igual que CSKA, iban a cambiar de nombre varias veces a lo largo de la historia. Primero fue Pishcheviki, nombre del sindicato de trabajadores de la alimentación y más tarde Promkooperatsia. El primer partido del nuevo equipo fue el 18 de abril ante el Zamoskvoretsky Sport Club (ZKS), un equipo fundado en 1910 y que ya había ganado seis torneos. Los debutantes dieron la sorpresa al ganar por 3 a 2, y eso hizo que la gente empiece a entusiasmarse con el nuevo equipo de la ciudad. Los próximos partidos, con goleadas ante el SKL por 10 a 1 y al Union por 11 a 0, dieron por consumada la confianza de los nuevos jugadores.

El comienzo de todo…

Pero como en la Unión Soviética todo sucede muy rápido, a solo meses del nacimiento del MKS (tal era el nombre del Spartak en ese momento), el 1 de junio de 1922, llegó el primer enfrentamiento, cuando ninguno de los dos imaginaba que se iba a transformar en el Gran Derbi de Moscú. El partido definía el campeonato absoluto de Moscú (Copa Kolomyagi), entre los diversos campeones del año y se jugaba en el estadio del ZKS. El MKS venía invicto desde su debut, por eso era una buena idea enfrentarse a los campeones moscovitas. El OLLS (nombre que tenía el CSKA en ese momento), contaba sin dudas con jugadores de gran experiencia. Sin embargo, antes del partido, Martinov y Chesnokov, los delanteros estrella del equipo, sufrieron lesiones que los dejaron fuera del pleito. En su lugar, ingresaron Boris Dubinin y Konstantin Tyulpanov.  El partido se demoró por la lluvia y por los charcos que había, los capitanes discutieron hasta que decidieron empezar el partido, que arrancó con el equipo más antiguo arriba, gracias a los tantos de Savostyanov y Tyulpanov. Antes que termine la primera etapa Ivan Artemyev ponía el descuento.  En la segunda etapa, el OLLS anotó dos tantos más mientras que el MKS descontó para que partido finalice con un 4 a 2 a favor del OLLS. Así se cerraba el primer clásico en la historia del Derbi. Diez días después, el 11 de junio, el equipo gana la Copa Malyutinsky al vencer por 1 a 0 ZKS. En ese 1922 (como vemos en este link), el ISS/MKS jugó en la clase B del campeonato moscovita.  En 1923 con la llegada del poder soviético, los clubes debían transformarse en instituciones gubernamentales, por lo tanto el OLLS pasa a la Plataforma de Pilotos de Demostración Vsevobuch (Opytno-pokazatel’naya ploshchadka Vsevobucha, OPPV) de reciente creación, bajo el ala del Ejército Rojo. En 1928 llega el nombre Sportivnuy Klub Tsentral’nogo Doma Krasnoy Armii (CDKA o Club de Deportes de la Casa Central del Ejército Rojo).

img163
Nikolái Stárostin, símbolo también de la Selección

En esos años siguieron jugando bajo el Campeonato de Moscú, donde entre 1924 y 1935 disputaron 17 partidos. Con 11 victorias para el Spartak, 3 para el CSKA y 3 empates. El 24 de mayo de 1935 se dio la mayor goleada histórica, cuando el Spartak venció 8 a 0. En cuanto a títulos, el todavía llamado OLLS se llevó el torneo clase B de otoño 1917, y los Primavera de 1922; 1926 y 1935, el Spartak se llevó la temporada 1928 y la 1934 (primavera). Ese mismo año desde el 14 de noviembre, el Spartak estrenaba su nuevo nombre, por el que se lo conoce hasta hoy. Según cuentan consideraron varias opciones: “Ataque“, “Estrella“, “Halcón“, “Flecha“, “Fénix“, “Tormenta“. Y nos dejan esta anécdota: “Dicen que cuando se discutió el nombre, los líderes no pudieron llegar a una sola opinión durante mucho tiempo. Y entonces, la mirada de Starostin cayó accidentalmente en el libro de Rafaello Giovagnoli , Spartacus , que fue muy popular en los albores del poder soviético. La propuesta para nombrar el club en honor al líder fue por un lado, por el antiguo héroe, pero por el otro, fue bastante ideológico. Pronto, el propio Starostin esbozó un logotipo: un diamante rojo y blanco con una letra cruzada C. Es cierto que una franja blanca dentro del diamante rojo estaba entonces en una diagonal diferente a la actual. Una forma más familiar del emblema se encontró en 1949”. El club, entonces, se transformó en el equipo del pueblo, en contra del CDKA, que era el equipo del Ejército o el Dynamo Moscú, el equipo de la policía soviética. El Spartak, tomó el apodo de Myaso (carne) debido a sus vínculos con los sindicatos de la carne.

La gran liga soviética

En 1936 se funda la Vysshaya Liga (bah, ese nombre data de 1973), o en nuestro idioma, la Liga de la Unión Soviética, donde los equipos de Moscú se perfilaban como grandes candidatos junto a quien sería el club más ganador de la Liga: el Dinamo Kiev. En esos primeros años, también se armó un importante duelo entre el Spartak y el Dynamo Moscú por el dominio del futbol soviético, que lo transformó también en el clásico más antiguo del fútbol ruso. El 29 de mayo de 1936, el CDKA se impuso por 3 a 0 en el primer partido por la liga soviética. El primer campeonato se dividió en dos partes: Primavera y Otoño, el Dynamo Moscú lograría el primero, y el Spartak se llevaría el segundo. En ese campeonato de otoño, el CDKA terminaría octavo entre ocho equipos y por lo tanto, descendería de categoría. Empezó jugando en la categoría de plata, pero una reestructuración lo terminó dejando en Primera, demostrando que el escritorio existe en todos lados. Al torneo siguiente volvió a terminar último, pero otra vez agregaron más equipos y zafó de jugar en Segunda otra vez… Al ser el equipo del ejército, el gobierno empezó a meter mano para traer algunos talentos, entre los que estaban Grigory Fedotov, quien se transformaría en una leyenda. El 22 de junio de 1941, el CDKA visitaba Kiev para enfrentar al Dinamo local, pero durante la madrugada, se produce el bombardeo sobre Moscú. Varios jugadores fueron llamados para estar en el frente de batalla, aunque el Ejército evitó que las grandes figuras fueran a pelear.  La mayoría de los jugadores tuvieron entrenamiento militar, por lo que a 18 de ellos se les dio el rango de teniente. El equipo quedó bajo el apodo “el equipo de los tenientes”, quienes lograron luego el primer título del equipo. El Spartak tampoco quedó exento de la guerra. El mismo día debía enfrentar al Spartak de Leningrado, pero no pudieron hacerlo. Varios miembros fueron llamados para la guerra, Vladislav Zhmelkov se ofreció como voluntario para entrenar el equipo. Dos de sus jugadores perdieron la vida en la guerra, Anatoli Vialichkin y Stepán Kustylkin, este último en la guerra ruso-finlandesa.

93693_b_komanda-lejtenantov-1943-god_1314285809
El equipo de los tenientes

El oro y el barro…

Hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial, se dividieron los títulos entre Spartak y Dynamo, 3 para cada uno. Luego de la guerra empezó el período dorado del CSKA, ganando el tricampeonato entre 1946/47/48 (año que logró su primer doblete de liga copa) y el bicampeonato 50/51 (los primeros como CDKA y el último como CDSA, con su segundo doblete). Luego fue el turno del Spartak para lograr su primer bicampeonato. Durante la época soviética, los equipos iban a pasar por distintas etapas. El Spartak lograría dos títulos más en los ´50. En 1952 se da uno de los mayores fracasos soviéticos, pero vamos a ponernos en contexto. Ese año llegaban los JJ.OO de Helsinki. La selección soviética tenía como base a CDSA (o sea, al futuro CSKA), y llegaban como candidatos, o al menos era lo que pensaba el gobierno. En dieciseisavos vencieron 2 a 1 a Bulgaria en la prórroga, y en octavos enfrentaban a su par yugoslavo, mientras el pacto Stalin-Tito estaba en su peor momento. Yugoslavia ganaba 5 a 1 pero los soviéticos lograron un empate milagroso para forzar otra definición. En el desempate, los yugoslavos ganaron 3 a 1 y mandaron a los soviéticos a Siberia, aunque esto es casi literal. Fue un fracaso, y alguien debía ser responsable. Luego de la tercera fecha del campeonato, el Comité de Deportes convocaba al CDSA y a través de la orden 793 disolvía el equipo por dañar la imagen de la Unión Soviética. Los partidos anteriores fueron cancelados y los jugadores repartidos en otros equipos, salvo tres jugadores, entre los que se incluían el defensor Anatoli Bashashkin, quien fue suspendido de por vida. Por suerte para él, la condena no se hizo efectiva y pudo fichar para el Spartak en 1953, para volver mas adelante. Dos temporadas duró la sanción, con la muerte de Stalin en 1953, el equipo fue re admitido en Primera División.

Stalin-2
Stalin pidiendo que manden a Siberia a los jugadores del CSKA

En 1955, lograba la Copa Soviética en un discutido partido ante el Dynamo Moscú, que sufrió la expulsión del legendario Lev Yashin por golpear un jugador contrario. En 1960, el campeonato se extendió a 22 equipos divididos en dos zonas de 11, durante un partido entre los militares y el Dinamo Kiev, terminó en una invasión de al menos 200 hinchas moscovitas, que no conformes con eso, también atacaron al árbitro. Varios simpatizantes fueron detenidos y condenados hasta con seis años de prisión. Por su parte, el Spartak cosechaba títulos, como el doblete de liga y Copa en 1958 (ya la había ganado cuatro veces antes), dos ligas y dos copas en los ´60. EL CSKA estuvo 19 años sin lograr un título, para llevarse la liga de 1970. Spartak ganaba la Copa del ´71, pero se iban a venir épocas de crisis, en medio de una época donde el Dinamo de Kiev arrasaba. En esos años llegaron las competencias europeas. El Spartak lo hacía en la Recopa 1966-67 donde eliminaba al OFK Belgrado yugoslavo para caer en octavos ante el Rapid Viena austriaco. Mientras que el CSKA jugaba en 1971 la Copa de Campeones donde eliminaba al Galatasaray turco, para luego caer, también en octavos, ante el Standard Lieja belga.

Años de golpes y tragedias…

En la temporada 1976, el campeonato se volvería a dividir en primavera y otoño. El Spartak dio asco en ambos, sumando diez y trece puntos respectivamente, campaña que lo llevó al descenso por primera vez en su historia. Al año siguiente, el Spartak ascendía, mientras que el CSKA se salvaba de descender en la última fecha. Para finales de los ´70, debuta en el Spartak una de sus máximas leyendas, el arquero Rinat Dasáyev, que se convierte en un pilar de oro para el equipo, que tras 10 años lograría una nueva liga en 1979. En los ´80 el Spartak peleó el título casi siempre, pero la corona era esquiva. Luego de ese título obtuvo seis subcampeonatos y dos terceros puestos. En 1981, el Spartak goleó 3 a 0 al CSKA, por esta derrota, los jugadores del equipo perdedor, fueron enviados dos semanas a un campo de entrenamiento militar, para ser tratados como soldados. Evidentemente la locura funcionó, ya que el clásico siguiente salieron victoriosos por 2 a 0. Un año después, el Spartak sufrió una de las más grandes tragedias del fútbol soviético, que sería conocida como la Tragedia de Luzhniki. El 20 de octubre de 1982, durante un partido de la Copa UEFA ante el Haarlem holandés. El partido estaba 1 a 0 y parecía definido, por lo que algunos aficionados empezaron a retirarse del estadio. Sin embargo, 20 segundos antes del final, Sergei Shvetsov anotaría el segundo tanto local, por lo que muchos hinchas quisieron volver, y coincidían con los que estaban saliendo, mientras la policía impedía que vuelvan a entrar. Esto generó que varias personas caigan al suelo, se produjo una estampida humana, donde varios hinchas sufrieron contusiones o asfixia. La cifra de muertos oficial llegó a 66, aunque para los medios o la gente, llegaron a ser 300. Tanto los jugadores locales, como los visitantes, no fueron en el momento del hecho, conscientes de la gravedad de lo que había ocurrido. El autor del gol alguna vez declaró “Ojalá nunca hubiera marcado ese gol”.

Recuerdos de la tragedia…

En 1984, los krasno-sinie (así le dicen al CSKA), culminaron últimos, y ahora sí, descendían por primera vez en la historia. Dos años pasaron en la Segunda División, hasta que volvieron a Primera, pero duró solo una temporada en la máxima temporada y pasó otras dos temporadas en Segunda, hasta el ascenso en 1989. El Spartak, mientras su rival pasaba por el ascenso, se hacía con los títulos en 1987 y 1989, con alguien que sería un ícono como entrenador: Oleg Romántsev. El CSKA volvió con todo, con un subcampeonato y  logró, luego de 21 años, el título en 1991, la última liga soviética que se disputó. La disolución de la Unión Soviética creó la nueva Russian Top League (luego llamada Top Division, y más adelante, Premier League).

La súper profesionalización en la nueva Rusia…

Con la creación de la nueva liga, el Spartak arrasó, ganando 9 títulos en los primeros diez años, ocho de la mano de Romántsev, sólo perdiendo el del año 1995 ganado por el sorprendente Alania Vladikavkaz. Algunos de los cracks de ese equipo ruso fueron jugadores como Víktor Onopko, Valeri Karpin, Ígor Lediájov, Vladímir Beschástnyj o Andréi Tíjonov. También ganó las Copas de 1994 y 1998. La ida de Romántsev dejó al equipo sin un rumbo fijo, donde sólo ganó la Copa en 2003. El cambio de mando se produjo en el nuevo siglo. El CSKA fue adquirido entre el Ministerio de Defensa ruso, un consorcio anglo-holandés y el 51% de las acciones para la empresa ABO Capital, en cuya representación de Evgeni Giner. A partir de allí, ganó seis campeonatos y siete copas rusas desde el 2002 en adelante, siendo siempre uno de los protagonistas del fútbol ruso. Aunque su temporada más gloriosa llegó en 2004-05. Con figuras como Sergei Ignashevich, Miloš Krasić, Yuri Zhirkov, Daniel Carvalho, Vágner Love y Chidi Odiah, el equipo terminó tercero en su grupo de la Copa de Campeones, compartido con el Chelsea, el Porto y el Paris Saint Germain, por lo que pasaría a jugar la llamada Copa UEFA. En dieciseisavos eliminó al Benfica portugués por 3 a 1 en el global, mismo resultado con el que despachó al Partizan serbio en octavos. En cuartos venció como local 4 a 0 al Auxerre francés, por lo que el 2 a 0 abajo de la revancha le dio el pase a semis. Allí esperaba el Parma, al que le sacó un empate sin tantos en Italia y goleó 3 a 0 en Moscú para jugar la gran final en Lisboa, justamente, ante el Sporting. Rogério puso en ventaja a los locales, pero en 20 minutos, Alekséi Berezutski, Yuri Zhirkov y Wagner Love pondrían el 3 a 1 definitivo para lograr el primer título internacional de un equipo ruso (Dinamo Kiev y Dinamo Tbilisi lo lograron como equipos soviéticos, décadas antes) de la mano del entrenador Valery Gazzaev. Ese año, lograría la liga y la Copa, festejando un histórico triplete, algo único hasta ahora.

6980_big
La Gloria

Eso le dio el pase a disputar la Supercopa Europea frente al Liverpool. Daniel Carvalho puso en ventaja a los moscovitas, pero a ocho del final, Djibril Cissé puso el empate que mandaba todo a la prórroga. Allí, Cissé, nuevamente, y Luis García dieron el triunfo a los ingleses. El último campeonato, después de 16 años, vio al Spartak ganar el título, en una pelea mano a mano contra su clásico rival, mientras que el otro grande de Moscú, el Dynamo andaba por la segunda categoría. En cuanto a definiciones de copas entre ellos, la primera se dio en la última copa soviética, cuando el Spartak venció al CSKA por 2 a 1. Volvió a vencer el Spartak en 1994 luego de un 2 a 2 y ganar en los penales. La revancha de los militares llegó en 2005-06, cuando vencieron por 3 a 0 en la última definición entre ellos.

La pasión y la locura de los ultras

La bronca entre los dos equipos, fue creciendo a lo largo de los años. El Spartak y el Dinamo Kiev eran el gran clásico soviético, pero la rivalidad de los primeros con el CSKA fue en gran parte, por su representación. El Spartak se consideraba un equipo de la resistencia, y su apodo era el equipo del pueblo, frente a su rival que era el equipo del ejército. Todo creció en 1942, cuando Nikolai Starostin, fundador y héroe Espartaco, fue enviado al Gulag de Siberia durante las famosas Purgas de Stalin. Lo habían acusado de robar artículos deportivos, aunque para los hinchas, fue porque siguió mandando al frente a su equipo, que peleaba con militares (CSKA) y policías (Dynamo). Lavrenti Beria uno de los máximos responsables de la policía y presidente honorario del Dynamo, fue el principal sospechoso. Cualquier problema que podía surgir en una tribuna, era considerada arresto en una época complicada del fútbol soviético. Con la caída del comunismo, los hinchas sacaron a relucir toda la violencia que tenían guardada. Hoy, muchos ultras, organizan encuentros alejados al estadio para pelearse en grupos, para ver quien, como diríamos acá, tiene más aguante. Una vez finalizada la batalla, se reúnen y se van cada uno a ver a su equipo. Los Ultras del CSKA, aprovechan para mostrar su lado fascista, como hemos visto en algunos partidos donde llevan elementos nazis. Un aficionado del CSKA, declaró: “Los hinchas del CSKA y del Spartak hace tiempo que han perdido una lengua común. Cuando a principios del 2000 el CSKA comenzó un rápido ascenso a la cima de la clasificación, en nuestro club empezó a aparecer una nueva generación de aficionados. Creo que ahora el CSKA es el segundo en cuanto a cantidad de hinchas en Moscú. Gradualmente, el enfrentamiento CSKA – Spartak empezó a llenar estadios, lo que se tradujo en acciones entre ellos. Las banderas quemadas son también parte del enfrentamiento. Esta no es la primera ni la décima acción de ese tipo, y además viene de ambas partes. Hace unos diez años, los hinchas se peleaban. Ahora, en tales partidos hay una seria presencia policial. Los hinchas están vigilados. Se podría decir que las formas de  confrontación han pasado a ser más suaves”.

59cbedab38815
Los Fratia y un mensaje bastante directo

Algunas de la peleas recordaran se dieron en los últimos años. En 2007, en Luzhniki, hinchas del Spartak saltaron el asiento de la última fila, para ir a la tribuna donde estaban los hinchas rivales, una vez allí, robaron una insignia rival, para volver a su tribuna y prenderla fuego para convertirse en héroes. Dos años después, el Spartak preparó un enorme telón que recordaba a la pintura La Creación de Miguel Angel, pero con el escudo de su equipo en el medio. Los ultras del CSKA, se enteraron dónde estaba guardado el trapo, lo atacaron y lo prendieron fuego. A pesar de que faltaban 24 horas para el partido, los hinchas trabajaron toda la noche y volvieron a dejarlo presentable para el partido, donde le agregaron la leyenda: Las obras maestras no arden. En 2013, los ultras del CSKA prendieron fuego una bandera del Spartak, y colgaron un trapo enorme con la leyenda rival, Andréi Tijónov con la boca rasgada, mientras lo insultaban. Eso significó una gran ofensa para los rojiblancos. El año pasado, también se vivieron momentos tensos gracias a la pirotecnia lanzada desde las tribunas, que demoraron el inicio del complemento. El Spartak ganó 3 a 1 y hubo un total de 70 detenidos por los incidentes. El partido fue disputado en el Otkrytie Arena, uno de los estadios para Rusia 2018.

champions
Una de las hinchadas más racistas de Rusia

ESTADISTICAS Y DATOS NIEMBRO

Como anteriormente dijimos, el primer partido fue por la Copa Kolomyaga con victoria del CSKA por 4 a 2, y luego vinieron los 22 partidos del campeonato de Moscú (donde se agregan los partidos disputados durante la Segunda Guerra Mundial) con 13 victorias para el Spartak, 4 para el CSKA y 5 empates. Por el campeonato soviético, las cosas fueron así: 90 partidos, con 38 triunfos para el Spartak, 31 para el CSKA y 21 empates. Por la Copa Soviética fueron cinco partidos con 3 triunfos del Spartak y 2 de los Caballos. Ya en la liga rusa, las cosas fueron así: 54 partidos, con 21 victorias de los rojiblancos, 19 del CSKA y 14 empates. Los tres encuentros disputados por la Supercopa fueron para los “militares”, mientras que por la Copa Rusa, fueron una victoria por lado y dos empate, donde en los penales también se dividieron las victorias, sumando todo eso, mas otras copas oficiales, el Spartak lleva una ventaja de 79 a 68 con 36 empates. El 8 a 0 por el campeonato moscovita para el Spartak es la mayor goleada en la historia. Ahí también se dio la mayor victoria del CSKA por 6 a 1. El brasileño Wagner Love, con 9, es el máximo goleador del derby jugando para los militares, por el lado del Spartak, Sergei Salnikov, es su máximo anotador con 7.

En cuanto a títulos, la ventaja también es para el equipo rojiblanco. Lleva ventaja en el campeonato soviético (12 a 7), en el campeonato ruso (10 a 6), en la Copa Soviética (10 a 5), y en la Copa de la Federación (1 contra ninguna). Por su parte el azulgrana, lleva ventaja en la copa rusa (7 a 3) y en la Supercopa (6 a 1), aunque su mayor orgullo, es la Copa UEFA que nombramos anteriormente, lo que le da el único título internacional a un equipo de la capital del país. El total beneficia al “Equipo del pueblo” por 37 a 32.

1435279
Los hermanos Starostin

GRANDES JUGADORES DEL SPARTAK: Nikolai Starostin, Fedor Cherenkov, Yegor Titov, Rinat Dasayev, Gennady Logofet, Halimzyan Khusainov, Igor Netto, Sergey Rodionov, Yuri Gavrilov, Sergey Shavlov, Evgeny Lovchev, Nikita Simonyan, Andrey Tikhonov, Anatoly Ilyin, Roman Pavlyuchenko, Sergey Salnikov, Anatoly Krutikov, Alexey Paramonov, Vasly Sokolov, Vladimir Beschastnykh, Viktor Onopko, Ilya Tsymbalar, Dmityr Alenichev, Stanislav Cherchesov, Alexander Filimonov, Nikolia Tischenko, Vaguiz Jidiatulin, Oleg Romantsev, Aleksandr Mostovoi, Dmitri Rádchenko, Valery Karpin, Igor Lediájov, Yuri Nikiforov, Vladimir Maslachenko, Michail Bulgakov,  Valery Shmarov, Dmitry Khlestov, Vladimir Bystrov, Artem Dzyuba, Vagiz Khidiyatullin, Igor Shalimov.

Bolesław Habowskim nacido en Inglaterra, se transformó en el primer extranjero en jugar para el Spartak, en 1941. También apareció Adam Volanin, polaco naturalizado estadounidense. Durante la vida soviética, no ha habido jugadores no sovíeticos, y recién con la fragmentación de la URSS, empezaron a aparecer extranjeros pero de los ex países soviéticos. El primer extranjero llegó en 1997 y fue el brasileño Robson, a los que después se sumaron jugadores de otros países, entre los más conocidos o que mas rindieron tenemos a los brasileños Welliton, Rafael Carioca y Ari, el holandés Quincy Promes, el español José Jurado, el croata Stipe Pletikosa, el nigeriano Emmanuel Emenike, el serbio Nemanja Vidic, el georgiano Jano Ananidze, los checos Martin Jiranek y Radoslav Kovacs, los ucranianos Maxim Kalinichenko y Dmitry Parfionov y los paraguayos Lorenzo Melgarejo y Lucas Barrios. Los argentinos que han pasado por sus filas en estos últimos años han sido: Clemente Rodríguez, Fernando Cavenaghi, Nicolás Pareja, Juan Insaurralde, Cristian Maidana, Tino Costa y Marcos Rojo.

Rodriguez-3
Clemente y Cavenaghi en su presentación

GRANDES JUGADORES DEL CSKA: Vladimir Fedotov, Igor Akinfeev, Sergei Ignashevich, Vasili Berezutski, Vladimir Polikarpov, Aleksei Berezutski, Dmitri Bagrich, Dmitri Galiamin, Dmitri Kuznetsov, Sergei Semak, Albert Shesternyov, Yuri Chesnokov, Vladimir Kaplichny, Aleksandr Tarkhanov, Valeri Novikov, Sergei Fokin, Mikhail Kolesnikov, Valeri Minko, Grigory Fedotov, Vsevolod Bobrov, Vladimir Dyomin, Valentin Nikolayev, Aleksei Grinin, Valeri Masalitin, Boris Kopeikin, Alan Dzagoev, Yuri Belyayev, Vladimir Kulik, Igor Korneev, Vladimir Tatarchuk, Yuri Istomin, Valery Broshin, Yuri Zhirkov, Ilshat Fayzulin, Konstantin Lyaskovsky, Alexandrev Vinogradov, Ivan Kochetkov, Viacheslav Soloviov, Anatoly Bashashkin, Rolan Gúsev.

pervyj-bombardir-100-let-so-dnja-rozhdenija-grigorija-fedotova_1460401173565266097
Grygori Fedotov. Su hijo, Vladimir, también se transformó en leyenda

Algunos de los extranjeros que han sido importantes en el equipo de los militares fueron: el búlgaro Gueorgui Milanov, el bosnio Elver Rahimic,  los brasileños Wagner Love, Dudú, Mario Fernandes y Daniel Carvalho, los marfilenses Seydou Doumbia y Lacina Traoré, el letón Juris Laizan, el lituano Deividas Semberas, los nigerianos Chris Odiah y Ahmed Musa, los serbios Milos Krasic y Zoran Tosic, el croata Ivica Olic, el checo Tomas Necid, el sueco Pontus Wernbloom, el fines Roman Eremenko, el chileno Mark González y el japonés Keisuke Honda. El único argentino que participó en el CSKA es Osmar Ferreyra, quien entre 2004 y 2005 jugó 15 partidos, anotando dos goles, siendo parte del plantel campeón de la Copa UEFA y la Premier Rusa.

Como siempre, preferimos dejarlos con algunas muestras de como se vive el fútbol en esos países, antes de seguir viaje hasta quien sabe donde…

Así se vivió el clásico del año pasado…

Ultras del Spartak

Ultras del CSKA

Así se preparan antes del partido, en la nieve…

…o en el bosque

Así lo vive la hinchada del CSKA

El festejo del título del Spartak…

Ediciones anteriores

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Hearts of Midlothian Vs Hibernian

Estrella Roja Vs Partizan

Millwall Vs West Ham United

Fuentes: 1; 2; 3; 4; 5; 6; 7

 

Anuncios