Donde las (Super) Águilas (Verdes) Se Atreven

Argentina y Nigeria se han cruzado en diversas oportunidades en los últimos treinta años cruzando de Norte a Sur donde vimos caer equipos que seguro eran campeones a conjuntos argentos que no los iban a detener. Acércate sólo un instante para repasar dudosas edades juveniles, los goles de Cani, la enfermera de Diego, el achique de Sensini, los bailes de Kanú, los raros peinados de West, el tanto que sí era por arriba de Di María, el experimento fallido del Checho, los 1-0 raspando en Mundiales y la magia de un juvenil Messi de 2005 y el tiro libre en el sur brazuca de 2014.

El partido preparatorio para 2018 entre Argentina y Nigeria en la fría estepa rusa es el último de una serie de partidos ante el equipo de ese príncipe al que varios le enviaron plata. Como spam molesto, las Águilas Verdes anidan de vez en cuando en el camino de la albiceleste ya sea en torneos juveniles, Juegos Olímpicos o Mundiales. Fueron protagonistas de los momentos más tristes de las piernas cortadas de Diego Maradona como invitado de lujo en los únicos dos títulos con Argentina de Lionel Messi.

Nigeria conoció el fútbol en 1914 por los colonialistas británicos, en especial el Barón Mulford que organizó partidos semanales entre los Europeos y los Nigerianos en los alrededores de Lagos. Esa mezcla de tribus locales, musulmanes, misiones católicas y protestantes, yarubas e ibos pudo obtener una identidad nacional en 1945. En el fútbol, la gira que les dió reconocimiento internacional fue la de 1949 por el Reino Unido de aquel puñado de jugadores con pies descalzos con el nombre de “Turistas Británicos”. Los Diablos Rojos, por su camiseta roja, se sacudieron la amargura de ser súbditos con la Independencia en 1959 y con su participación en competencias africanas en 1960 tras el partido ante Egipto, adoptaron la camiseta verde de su bandera y el apodo de Las Águilas. Su primer campeonato africano se dio en su casa en 1980. A partir de allí comenzó a demostrar su potencia en las divisiones juveniles donde Argentina se cruzaría en su camino por primera vez en 1989.

Nigeria ya había obtenido su primer campeonato Sub-17 en China 1985. Buscaba su segundo título en 1989 en Escocia. En el grupo C se cruzó con la Argentina de Pachamé, el segundo de Carlos Bilardo. El Pato Abbondancieri (dps con Z) era el arquero y tenía luminarias baldoseras como Claudio “El Rulo” París, Pablo Lavallén, Gardelito Medero, Diego Castaño entre otros. El partido terminó 0-0 con 6000 descendientes de William Wallace en las tribunas. En 1993, las Águilas Verdes obtienen el bicampeonato en Japón. En el camino golean 4-0 a la selección de Mostaza Merlo, con Burtovoy de arquero, Fede Domínguez de lateral izquierdo, Leo Biagini, Nico Diez y al gran poeta Kurt Lutman. Comenzaban a surgir grandes jugadores que el destino pondría a la albiceleste en las mayores como Nwanko Kanú y Babangida.

No creas que nos han controlado

Mundial de Estados Unidos 1994 – Primera Ronda
25.06.1994. Bostón, Massachussets.

ARGENTINA 2 – NIGERIA 1

En la selección mayor, las Águilas Verdes logran clasificarse por primera vez a un Mundial en Estados Unidos 1994 con una delantera temible: Rashidi Yekini, Emmanuel Amunike y Daniel Amokachi . En Boston esperaba la Argentina del Coco Basile con un Diego Maradona encendido y nutrido por los preparados del fisicoculturista Daniel Cerrini y un Claudio Caniggia muy veloz.
Aquel día, el equipo dirigido por Alfio Basile remontó el gol inicial de los africanos con una actuación estelar de Maradona y dos punzadas de Caniggia. Después vino la enfermera, el doping y la triste despedida del Diego con la albiceleste.

Cuando Daniel Pasarella tomó las riendas de la Selección Argentina enfrentó a Nigeria en dos ocasiones. La primera fue en 1995 en la Copa Rey Fahd, el germen de la actual Copa de las Confederaciones. La albiceleste obtuvo su pasaje tras la Copa América de 1993 en Ecuador, su último título en la mayor, mientras que Nigeria obtuvo la Copa África de Naciones en Tunez 1994. El partido no pasó del cero. En su primera final, el equipo del Kaiser perdería ante Dinamarca. La segunda derrota en un cotejo definitorio sucedería un año después.

Cuando ellos duermen nosotros trabajamos

Juegos Olímpicos Atlanta 1996 – Final de fútbol masculino
03.08.1996. Athens, Georgia.
ARGENTINA 2 – NIGERIA 3

Con la inclusión de tres jugadores mayores, la base de sub-23 que armó Pasarella tendría un gran equipo que buscaría la esquiva medalla de oro. Su escollo en la final sería la Nigeria de Nwankwo Kanú, Celestine Babayaro, Taribo West, Babangida, El gran Jay Jay Okocha, Victor Ikpeba, Daniel Amokachi y Emmanuel Amunike entre otros. Venía de dar la sorpresa al vencer en semifinales al favorito Brasil, con gol de oro en tiempo suplementario. Argentina sacó ventaja rápidamente con el gol de Claudio “El Piojo” López. Babayaro empataría a los 28. Para el segundo tiempo llegó el tempanero gol de penal de Hernán Crespo. Era cuestión de saber administrar la ventaja. Para los 30 Amokachi llegaba al empate. Un penal no cobrado de el chivo peinado de West sobre la humanidad de Ortega. Cuando todo daba indicio a una definición por gol de oro, llegó el achique de la muerte. Sensini queda enganchado ante el adelantamiento de las líneas de la defensa y Emmanuel Amunike estampa el 3-2 definitivo. A partir de ese momento, el equipo nigeriano pasó a tener un nuevo apodo: “Las Águilas Doradas” mientras la Selección volvía a cebollearla con DAP al frente.

 

Esto de mirar al césped no es de ahora.

 

No tengas miedo, los buitres nunca nos van a poder atrapar

Mundial de Corea-Japón 2002 – Primera Ronda
02.06.2002. Ibaraki, Japón
ARGENTINA 1 – NIGERIA 0

Un Mundial en el que Argentina era favorito antes de jugar. El equipo de Bielsa había llegado a su cenit el año pasado pero como el país ese año, entró en default su funcionamiento. Para empezar, Roberto Ayala se lesionó en le precalentamiento. Mala señal, no obstante, a pesar de la trabajosa victoria. La disposición eminentemente ofensiva de Argentina (sólo tres defensas) ha chocado en el centro del campo con el planteamiento conservador de las ‘águilas verdes’, que estuvieron lejos del nivel mostrado en la final de los Juegos Olímpicos de Atlanta. El centro de Juan Sebastián Verón hacia la cabeza de Batistuta, convirtiendo en su tercer mundial consecutivo, ante la debilidad defensiva nigeriana. Sería la única alegría entre tanta tristeza posterior.

Por los juveniles, Aguilas y albicelestes se enfrentaron en el Sub-17 con victoria argentina por la mínima con gol de Alejandro Faurlín. Ya estaban algunos de los protagonistas de la siguiente década en la mayor como Fernando Gago, Ezequiel Garay, Lucas Biglia y Oscar Ustari. A ellos se les incluiría un chico que la venía rompiendo en La Masía del Fútbol Club Barcelona dos años después.

 

Ay quitamela. Quítamela.

 

Volando bajo un cielo azul

Mundial Juvenil Sub-20 Holanda 2005 – Final
02.07.2005. Ultrech, Paises Bajos
ARGENTINA 2 – NIGERIA 1

Pensar que arrancó como suplente en la derrota ante Estados Unidos 1-0. Pero Lionel Messi entró por Germán Herrera y el equipo de Pancho Ferraro levantó de la mano de la pulga, un prodigio de 18 años por aquel entonces. la Selección ganó los seis partidos restantes y Lionel marcó ante Egipto, Colombia, España, Brasil. Agüero, Biglia, Garay, Zabaleta y Gago acompañaron el camino de Messi hacia la final ante la Nigeria de Isaac y Obi Mikel. Messi anotó los dos goles de penal, fue goleador y figura absoluta. El inicio de una carrera plagada de éxitos con su equipo. Con la selección tendría una alegría más tres años después y ante el mismo rival.

Hay que agitar, pronto hay que agitar

Juegos Olímpicos Beijing 2008. Final
23.08.2008. Beijing, China
ARGENTINA 1 – NIGERIA 0

En el Nido de los pájaros chino, Argentina empolló su segunda medalla de oro tras Atenas 2004 y de paso detuvo el ataque de rapiña de las Águilas Verdes que no pudieron teñir sus plumas de dorado. De paso vengó la derrota del 96. Como entrenador estaba el autor del gol nigeriano en el Mundial 1994, Samson Siasia. La Albiceleste, desde los pies de Riquelme, debió trabajar duro para doblegar a un valiente conjunto africano que apretó hasta los últimos minutos. Una asistencia preciosa de Messi, le permitió a Ángel Di María definir por arriba del arquero para el gol que significo la medalla. Sergio Batista tuvo su momento de gloria que sería destruido tres años después ante el mismo combinado verde en una jugarreta del destino. Para Di María empezaría la justificación de ser convocado hasta el día de hoy. Es hasta el día de hoy, el último título de Messi con la Selección pero le quedan dos enfrentamientos mundiales en el tintero. Además de una nueva derrota en Sub-17 en el Mundial de 2009.

Que no se corte….

Solo por placer

Mundial de Sudáfrica 2010. Primera Ronda
12.06.2010. Johanesburg, Sudáfrica
ARGENTINA 1 – NIGERIA 0

Ese viaje lisérgico de placer llamado Diego Armando Maradona entrenador de la Selección, tras el golpe de estado futbolístico a Alfio Basile, tras una traumática clasificación tuvo un correcto inicio ante Nigeria. Messi tardó sólo 6 minutos para marcar diferencias en la cancha que luego se reflejarían en el resultado. Primero se internó en el área y habilitó de manera inmejorable a Gonzalo Higuaín que disparó fuera. Luego probó suerte con un tiro desde la media luna que el arquero nigeriano Eyenagua despejó con una palomita. La revancha llegaría cuatro años después pero vamos de apoco. El gol vino de un corner ejecutado por Juan Sebastián Verón. Gabriel Heinze, solo en el punto de penal, cabeceó hacia el ángulo superior derecho. En Nigeria Kanú, rival desde los juveniles, ya estaba en el banco gastando sus últimos cartuchos. Las Super Águilas solo inquietaron con alguna incursión de Taiwo que Romero pudo controlar. El sueño maradoniano terminó con el chamuyo alemán en cuartos y así llegó el momento de Batista como entrenador. Nigeria lo cachetearía apenas arranque.

Sus perros no pueden llegar

Amistoso 2011 en Abuja, Nigeria
01.07.2011
ARGENTINA 1 – NIGERIA 4

El Checho armó un sub-25 para probar nuevos jugadores en lo que parecía un amistoso sin importancia. Esta era su undécimo partido al frente del Seleccionado y en las miras estaba la Copa América donde sería anfitrión. Nigeria puso todo su potencia y Samson Siasia logró suplir la derrota en 2008 con creces. Vapuleó a voluntad a la Argentina y le clavó cuatro goles al pobre Adrián Gabbarini. Los goles de Nigeria fueron convertidos por Ikechukwu Uche, en dos ocasiones; Nsofor Obinna, de tiro penal, en la primera parte; y Emmanuel Emenike, en el segundo tiempo. Como dato curioso. Boselli convirtió el descuento tras ocho minutos de adición que dio el árbitro, seguramente para ayudar a un par de amigos en las apuestas. Ah, Batista se estrelló contra Uruguay en la Copa América y se fue silbando bajito.

No te resignes a esperar

Mundial de Brasil 2014 – Primera Ronda
25.06.2014. Porto Alegre, Brasil.
ARGENTINA 3 – NIGERIA 2

El último duelo conocido esta más fresco. Con miles de argentinos preguntando sobre sensaciones a sus anfitriones brasileños, Argentina ya clasificada enfrentaba a la también clasificada Nigeria para completar el compromiso del grupo y de paso quedar como primero. Alejandro Sabella, el ayudante de campo de Pasarella en la final perdida de Atenas 1996, se calzó el buzo de entrenador y dejó sus condiciones bilardianas en la puerta de la concentración. Todavía se insitía con Federico Fernández en la defensa y así se pagaba con goles en contra. Por suerte, Messi estaba enchufado y clavó dos goles, el primero tras un rebote y el otro en un tiro libre fantástico. Con John Obi Mikel manejando los hilos nigerianos, Musa clavó dos porciones de gol para los empates transitorios. El rodillazo de Marcos Rojo selló el 3-2 con el que Argentina avanzaba con tres triunfos. Otra vez sería Alemania en la final la que detenga las ilusiones argentinas sin poder decir que se siente ser campeón una vez más.

Otro Mundial esta en camino y Jorge Sampaoli prepara su equipo para el próximo Mundial. El de Rusia. Nigeria aparece en el camino con un amistoso. ¿Otra vez será rival en el grupo? Solo las bolas frías y calientes del 1° de diciembre lo dirán.

Anuncios