Tres no siempre son multitud

En el partido del sábado pasado en el cual San Lorenzo venció a Argentinos Juniors se dio, tras muchos años, una situación muy pocas veces vista en el profesionalismo: tres hermanos jugando para el mismo equipo en un mismo partido. Excelente excusa para repasar tríos (de esos no: de hermanos) que han compartido cancha.

Corrían quince minutos del segundo tiempo. Argentinos perdía 1 a 0 frente a San Lorenzo y el equipo de La Paternal prepara su primer cambio. Quien espera para ingresar es Kevin Mac Allister, uno de los hijos del ex lateral de AAAJ y Boca, Carlos Javier. Los otros dos ya están en cancha: Alexis y Francis. El cuarto árbitro levanta el cartel y el que sale es el uruguayo Sandoval. Obviamente, la pregunta que surge en el momento es inevitable: ¿cuando hubo tres hermanos en un mismo equipo jugando un mismo partido? Pues bien, claramente no es algo habitual… pero en nuestro fútbol -al menos en el profesionalismo- ya se habían suscitado dos casos. Indagando, nos dimos cuenta que alrededor del mundo también los hubo, algunos con apellidos más que ilustres. Les compartimos algunos de ellos.

Raul, Roberto y Delfor Sbarra (Estudiantes LP)

Los hermanos sean unidos

Los hermanos Sbarra fueron parte importante en los comienzos del profesionalismo para el Pincha cuando aquel equipo destacaba y mucho con la presencia de Los Profesores, tal y como se le decía a aquella delantera que salía de memoria: Lauri, Zozaya, Scopelli, Ferreira y Guaita, que se formó en la época amateur y que quedó grabada a fuego como una de las primeras grandes líneas de ataque de nuestro futbol. Los Sbarrita, tal como los llamaban, pudieron jugar juntos apenas cuatro encuentros con la camiseta de Estudiantes en 1935: derrota como visitante 2 a 1 con Platense en la 7° fecha, victoria frente a Tigre por 2 a 1 en la 9° fecha, empate 0 a 0 frente a Argentinos en la 15° fecha y por último, la goleada en La Plata por 5 a 1 frente a Tigre en la 26° fecha. Los tres hermanos han tenido suerte dispar en el fútbol y han sabido recorrer diferentes caminos. El más destacado de ellos fue, sin duda Roberto, campeón del Sudamericano de 1941 compartiendo cancha con monstruos como Pedernera, Sastre o El Charro Moreno. Raúl también tuvo un paso importante por el club y fue parte fundamental e inamovible del equipo, formando junto a Viola y Uslenghi una recordada línea media. En 1936 Estudiantes fue a hacer una gira por Europa y Raúl no volvió mas: los franceses quedaron maravillados por su juego y paseó su calidad por Valenciennes, Sochaux y Estrasburgo. Delfor fue el que tuvo una trayectoria mas acotada por el club, pasando luego a jugar en Quilmes.

Angel, Ismael y Vicente Vega (Sp. Desamparados)

www.sanjuanalmundo.org

Debido a la lógica impuesta de vivir ninguneando a nuestro interior futbolero, se conoce muy poco de estos tres hermanos sanjuaninos. Fueron parte importante del Víbora durante la década del ’70, donde el equipo cuyano participó de los viejos y queridos Nacionales. Sin embargo -y como dato curioso- cabe destacar que en Desamparados no fue la primera vez que tres hermanos integraban un mismo equipo y que, al parecer, era una sana costumbre. Así lo demuestran el de los hermanos Nehín (José, Pablo y Nahún) entre los años ’30 y ’40, como también el de los Roldán (Orlando, Julio y Pablo). La primera impresión que nos generan estos apellidos es completo desconocimiento, pero cabe destacar que José Nehín representó a nuestro país en el Mundial de Italia de 1934, donde jugó en la derrota por 3 a 2 frente a Suecia. Sigue siendo el único sanjuanino que disputó un Mundial.

David, Viktor y Rasmus Elm (Kalmar FF)

theelms

Curioso caso el de los hermanitos Elm, quien a dia de hoy siguen en actividad y jugando para el mismo equipo que los vio debutar. Como si fuera cosa del destino, el equipo parecía destinado hacia ellos, ya que los tres son colorados y al Kalmar se lo conoce en suecia como… La Hermandad Roja. Con ellos en cada una de las líneas (Viktor es marcador central, Rasmus es volante y David delantero), el club ha vivido su mejor etapa entre 2007 y 2009, donde consiguieron una Liga de Suecia, un subcampeonato, una Copa y una Supercopa de ese país. Tras los exitos, cada uno de ellos tomó diferentes rumbos y el apellido Elm se esparció por las ligas de Holanda, Rusia e Inglaterra, pero primero David y luego los otros dos se sumaron nuevamente al Kalmar para volver a sentirse como en casa. Capitaneados por Rasmus (sin dudas el mejor de los tres, participante de la Euro 2012), el equipo aún continua luchando por safar del descenso a falta de dos fechas.

Milorad, Milos y Bora Milutinovic (OFK Belgrado)

250px-Milutinovic_Brothers_2

La fama del querido Bora Milutinovic ha trascendido fronteras. Desde su paso por San Lorenzo en los ’80 hasta sus pasos por los Mundiales, dirigendo a México, Costa Rica, Estados Unidos, Nigeria y China, todo un record que dificilmente sea superado. Es por todo esto que, quizás, su historia ha opacado la de su hermano mayor Milos, considerado uno de los mejores wines de la historia, al punto de ser apodado La Saeta Rubia, al igual que el enorme Alfredo Di Stéfano. Milos participó de los Mundiales de 1954 y de 1958, disputando seis encuentros en total y marcando un gol (a Francia en el Mundial de Suiza).

La fama de ambos -cada uno en su época y su especialidad- opacó definitivamente al tercero de los hermanos, Milorad. Al igual que los hermanos Elm, los Milutinovic jugaba cada uno en una línea: Milorad era defensor, Bora volante central y lo dicho, Milos un picantísimo delantero. Lo extraño del caso es que al bueno de Bora la fama le llegó tarde, porque fue el único de los tres hermanos que no participó de un Mundial. Milo fue convocado junto con su hermano para la cita mundialista de 1958, pero no disputó ningún encuentro. Aunque parezca raro, ese fue su único contacto con la selección de su país, ya que no volvió a ser parte de ninguna convocatoria. Las malas lenguas dicen que un defensor se lesionó a última hora y que Milorad estaba acompañando a su hermano Milos junto a la delegación, con lo cual evitaron el engorroso trámite de convocar un nuevo jugador y que éste viaje desde Belgrado a Suecia.

Volviendo a la acción de ellos en cancha, los Milutinovic compartieron cancha apenas dos años en el OFK Belgrado, sin mucho éxito. Sin embargo, sus actuaciones individuales los depositaron en diferentes equipos. Mientras que Milos se fue al Bayern Munich, Bora y Milorad se fueron al Partizan, donde marcaron una época y fueron partícipes de una de las épocas mas importantes de la historia del club, donde a principios de los ’60 se convirtieron en el primer equipo en obtener un tricampeonato en Yugoslavia.

BONUS TRACK: los hermanos Palacios (Olimpia de Honduras)

Los-cuatro-copia

No es algo muy común cuatro hermanos jugadores de fútbol. Ha pasado con los Zárate en Argentina (Rolando, Mauro, Ariel y Sergio) o en España con los García León (Gerardo, Edu, Moisés y Manuel). Pero pocas veces se ha visto en el profesionalismo -por no decir nunca- un equipo donde jueguen cuatro hermanos. Esto ocurrió en Honduras, con una dinastía mas que famosa en centroamérica como son los Palacios. Milton (37), Jerry (36), Wilson (33) y Johnny (30). Los cuatro compartieron el plantel de Olimpia durante 2006 y 2007. Allí tuvieron la suerte de consagrarse campeones de Liga. Además, cabe destacar que Jerry, Wilson y Johnny fueron parte del plantel que disputó el Mundial de Sudáfrica 2010, aunque Johnny fue el único que no tuvo la suerte de jugar minuto alguno.

Anuncios