La gimnasización del Milan

Tiempos ajetreados se viven en milano. El otrora multicampeón intergaláctico está viviendo hace años una meseta emocional muy fulera de la cual no puede salir. El recambio luego de la etapa de las grandes estrellas de Berlusconi nunca se hizo de la manera adecuada ni adentro de la cancha ni afuera y 10 años después de haber ganado la Intercontinental hoy el rossonero necesita imperiosamente volver a jugar la champions league, no solo para revalorizarse, recuperar prestigio y estar a la altura de su gloriosa historia; lo necesita sobretodo para tener un ingreso de dinero que justifique el gasto en jugadores que se hizo a principios de la temporada.

El nuevo dueño de la entidad lombarda, Yonghong Li, llegó al club con un importantísimo grupo económico detras, que desembolsó 842 millones de dolares para hacerse cargo de la institución y tenía otro tanto para invertir en el club. Pero hablamos en tiempo pasado, porque la mayoría de ese dinero se esfumó tras la orden del gobierno chino de retraer el dinero de las mesas importantes de Shanghai entre las cuales figuran las inversiones en clubes europeos. Es por eso que Li se vió obligado a recurrir al fondo de inversión estadounidense Elliott (conocido por ser uno de los buitres que llevó a juicio a la Argentina en Nueva York) que le prestó dinero a tasas usurarias (11,5%, cinco puntos mas que los pagados por ejemplo por Inter y Roma a Goldman Sachs), un riesgo altísimo que va de la mano con el gasto que lleva hecho el empresario asiático, por lejos el mas alto en comparación con sus compatriotas en un club europeo.

Mientras se busca la manera de refinanciar esa deuda, el objetivo es claro: mejorar el sexto puesto de la temporada pasada que les permitió entrar por la ventana a la Europa League y volver a torneos UEFA luego de tres años de sequía, sobretodo teniendo en cuenta que la cantidad de cupos a la UCL aumentó de 3 a 4 para la Serie A. Para ello se gastaron 150 millones de euros en refuerzos, incluyendo a Bonucci, Kessié, Andre Silva, Mateo Musacchio, Lucas Biglia, Ricardo Rodriguez, Calhanoglou y Kalinic.

Esto depositó al plantel en otro nivel y eso parecía cristalizarse luego del rimbombante comienzo del campeonato. Pero la falta de consistencia defensiva y sobretodo la falta de identidad, llevaron al equipo a perder el derby por 3 a 2 y a Montella a ser despedido por el manager Massimo Mirabelli.

Quien lo reemplazó fue nuestro archiconocido Gennaro Gattuso, la persona mas seria dentro de un campo de juego y mas barrilete con el buzo de entrenador puesto. Rino llevaba solo 12 partidos como entrenador del equipo primavera cuando le llegó la oportunidad soñada de estar al frente de su querido Milan. Y empezó fiel a su costumbre, arengando a la gente y vendiendo un poquito de humo: “se acabaron las fiestas en Milan, el jugador que quiera ser titular deberá demostrarmelo día a día”. También tuvo palabras cándidas para con Lucas Biglia:

https://twitter.com/i/web/status/936955012269445120

Pues bien, yendo a lo estrictamente futbolístico, se vió que el 3-5-2 que intentaba montella pasó a ser un 3-4-3 mentiroso, con Suso y Buonaventura por detras de Kalinic, parando a Kessié en el doble pivot junto a Montolivo y ubicando a Borini como carrilero por derecha.

Pero la inconsistencia del equipo volvió a quedar de manifiesto y tras la expulsión de Alessio Romagnoli no pudo sostener el dominio que mostró en el primer tiempo, y en el minuto final dejó escapar el triunfo ante un Benevento que no había conseguido puntos en las 14 fechas anteriores, con un gol clamoroso de cabeza anotado por el arquero Brignoli, cuestión que valió la burla de todos (mas en el día en el que Inter llegó a la punta del campeonato tras ganar 5-0) y el grito desconsolado de nuestro héroe termo Tiziano Crudelli.

https://www.youtube.com/watch?v=_sfFaAvgHIs&feature=youtu.be

Mas allá de que el Benevento sabe de milagros (llegó a la serie A tras dos ascensos consecutivos), lamentamos decir que si bien el equipo pareció dar un paso al frente en su armado táctico, auguramos un magro 2018 para el conjunto milanista mientras siga haciendo experimentos con los técnicos en lugar de buscar algún técnico consagrado.

Anuncios