CLÁSICOS DEL MUNDO X: WYDAD VS RAJA

Luego de recorrer el inmenso país ruso, dejamos el tren para tomarnos un avión. Esta vez, volvemos a África, para encontrar a los protagonistas del gran Derbi de Casablanca… no, no hablamos de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, sino de los equipos más importantes de la ciudad: el Wydad y el Raja.

Las tierras donde hoy se encuentra Marruecos fueron habitadas desde los primeros tiempos. Se han encontrado restos de homínidos en la ciudad de Salé, o en el yacimiento arqueológico llamado Djebel Irhoud, cuyos especímenes datan de más de 300.000 años. Ya durante el período mesolítico iban a aparecer cazadores-recolectores de la llamada cultura capsiense, hasta la llegada de los fenicios en el Siglo VIII AC. Allí se encontraban los cartagineses, y también los bereberes, quienes incluso aguantaron el saqueo de Cártago por medio de los romanos en el 146 AC. En esas épocas crecía el Reino de Mauritania, que nada tiene que ver con el nombre del país africano de hoy en día y que duró hasta el siglo VI DC, cuando el reino fue anexado al Imperio Romano, y con eso, la llegada del cristianismo. Con la llegada de los ejércitos árabes en el Siglo VII, apareció el Islam, conquistando todo el norte de África, en la llamada Conquista Musulmana de Magreb y empezaron las sucesiones con la revuelta bereber, que fragmentó en diversos estados independiente a ciudades como Barghawata, Sijilmasa y Nekor, además de Tremecén y Tiaret en lo que hoy es Argelia occidental. En el 789 aparece la Dinastía Idrisi que crea otra ciudad ya clásica del país: Fez.

Ya por el siglo XI surgen otras dinastías (o Imperios) bereberes como los almorávides, quienes ocuparon Marruecos y fundaron Marrakesh, hasta que fueron reemplazados por los almohades. Con ellos, algunas ciudades llegaron a un cenit cultural, pero luego de la derrota en España ante los cristianos, el gobierno de los musulmanes empieza a caer. Luego llegaron los benimerines, que lo controlaron por dos siglos, y más tarde los wattásidas, hasta la reconquista cristiana en 1492. En el Siglo XVI llegó la dinastía Saadi y más tarde, la dinastía Alauita, y ya dos siglos después empezaron a aparecer los comerciantes europeos en busca de nuevas colonizaciones. Francia, Alemania y España fueron algunos de los países que quisieron hacerse con sus territorios. Los franceses lo ocuparon en 1912 para lograr el Protectorado, mientras España mantuvo su protectorado sobre las costas y Tánger fue declarado territorio internacional. Pese a todo, los franceses respetaron la cultura árabe, gracias al mariscal Lyautey, convirtiéndose Rabat en su capital y Casablanca en uno de los principales puertos del mundo. En 1921 se produce el levantamiento de las tribus del Rif, con el erudito bereber Abd el-Krim  a la cabeza, contra españoles y franceses en la llamada Guerra del Rif (que empezó 10 años antes), para considerarse una república independiente, esta dura hasta 1926, siendo para muchos, un símbolo nacionalista contra los colonizadores. Muchos franceses se establecieron en el lugar, y fueron claves para evitar la llegada alemana al norte de África en la Segunda Guerra Mundial.

Mapa_de_África_Occicdental_hasta_1956
Marruecos pre independencia

Finalizada la guerra, el sultán Mohammed V creó un partido independentista negociando con éxito con el gobierno francés, y así aseguró la independencia marroquí en 1956 (incluida la ciudad de Tánger). Así se estableció una monarquía institucional. Su hijo, Hassan II asumió en 1961, soportó dos intentos de golpe de estado e ideó la Marcha Verde para recuperar las tierras del Sahara Occidental, antiguamente pertenecientes a España, y lograron reconquistar una parte en 1976, excepto Ceuta y Melilla, lo que le devolvió un buen apoyo nacionalista. Los habitantes saharianos, no aceptaron la invasión y reclamaron su independencia, lo que terminó en una guerra de ídem, a la que tuvo que poner un freno la ONU en 1991 para declarar un alto el fuego. Esto hizo que las relaciones entre Marruecos y Argelia sean escasas. Hassan II falleció en 1998 y lo sucedió su hijo, Muhammad VI, quien prometió un gran cambio en el país, modernizando ciudades y realizando una gran campaña por los Derechos Humanos, entre los que se encontraban la libertad a presos políticos y leyes por los derechos de las mujeres (llamada Mudawana), siguiendo como monarca hasta hoy en día.

Terminada la historia territorial y política del país, vamos a pasar a su historia futbolística. A diferencia de la mayoría de los países, no fueron los ingleses los que trajeron el deporte más hermoso del mundo hacia el país africano, sino, como han de suponer, los colonos franceses, quienes llegaban a la costa en busca de tierras vírgenes y mujerzuelas (?). Un año después de la creación del Protectorado en 1912, llegaría lo que para Houcine Hayani, uno de los pioneros en cuanto a la prensa deportiva del país, fue el primer partido de fútbol. También ese año se crearon los primeros equipos, entre ellos el Union Sportive Maroicane de Casablanca (USM). Como vemos, la ciudad iba a ser una de las principales impulsoras del deporte. En 1916, se crea la Primera Liga de Marruecos, donde juegan clubes con solo jugadores europeos. La Federación Francesa es la organizadora de la liga, que tiene 22 ligas regionales, incluidas las de Marruecos, Orán, Argel, Constanina (las tres de Argelia) y Túnez, que formaban la Unión de ligas del norte de África. El primer campeón es de Casablanca, pero no el USM sino el CA. Luego, tres títulos del USM pondrían a la ciudad como la más importante, hasta la llegada desde Rabat del Olympique Marocain, que lograría cuatro títulos seguidos. En esa época, iban a aparecer más clubes, en otras ciudades como Fez.

2-1950-sport-foot-larbi-ben-barek-france-belgique
La Perla Negra, para muchos, el mejor de la historia del país

Ya en esos tiempos surgían los primeros jugadores marroquíes, entre los que se destaca Mohamed  “Ben Lahcen” Affani, más conocido como Padre Jégo, jugando en el US Athletic Casablanca. Luego de jugar se dedicó a entrenar, y en 1935 se transformó en el primer periodista deportivo del país. En 1932 se crea el primer equipo musulmán, la Asociación Rabat-Salé. En la parte española de Tánger, se crean en la década del ´20, equipos como el Magreb Al-Aqsa y fundamentalmente, el Atlético de Tetuán, equipo que llegó a jugar en la Primera División Española en la década del ´50 y hoy juega en la liga marroquí. En esa década arranca a jugarse el campeonato de África del Norte, entre equipos de Argelia, Túnez y Marruecos. Después de diez años con títulos sólo para equipos argelinos, el USM Casablanca logra el título en 1932. Allí es figura uno de los mejores jugadores africanos de la historia, Larbi Ben Mbarek, apodado La Perla Negra, quien luego sería uno de los grandes jugadores del Olympique Marsella. Este crecimiento de los futbolistas nativos, empieza a acrecentar el nacionalismo en el país, y ahí es cuando aparece otra vez el nombre de Père Jégo, para la creación de uno de los grandes equipos de Casablanca: el Wydad.

escudo-wydad a.c.

La prehistoria del equipo empieza alrededor de 1935, cuando musulmanes y judíos empiezan a rodear las piscinas cercanas al puerto. El acceso, era solo reservado para los miembros del club, pero son cada vez más los nativos que quieren ingresar a practicar deportes como el waterpolo. Es así, que dos hombres, llamados Mohamed Benjelloun y Abdellatif Benjelloun Touimi, salieron con la idea de crear un lugar donde los marroquíes puedan tener acceso. El nombre de Wydad es desconocido hasta el día de hoy, de hecho muchos historiadores traen sus explicaciones, pero el historiador Ahmed Lahrizi, asegura, que cuando se hizo la primera reunión del comité de Wydad, Mohamed Benjelloun llegó tarde porque había ido a ver la última película de la gran cantante árabe Umm Kulthum titulada Wydad (Amor) y así el club se llamó Wydad Athletic Club. Después de un par de años, el general residente francés Charles Noguès, autoriza el nacimiento del equipo de waterpolo llamado Wydad. Dos años después se crea el Wydad Athletic Club, el equipo de fútbol de la institución. Allí, uno de los fundadores, además de Touimi, fue Père Jégo, quien se transformaría en el primer entrenador del equipo, el principal protagonista de la rivalidad de la que hablaremos luego.

El periodista deportivo Ahmed Belkalia dijo sobre el nacimiento: “Los nacionalistas lógicamente han elegido encabezar el club de Casablanca. Tanto por su competencia como por su popularidad, es muy útil para revivir el fervor patriótico”. Uno de los primeros grandes jugadores del equipo, Mohammed Belhassan, recordó alguna vez “A lo largo de su carrera, pasó su tiempo de barrio en barrio en busca de nuevos talentos. Y él tenía un instinto increíble. El a simple vista detectaba una rara perla, además, se tomaba el tiempo para charlar con los jugadores uno por uno. Tenía el don de darte confianza, de agrandarte como nadie más. Fue él quien se encargó de casi todo: equipamiento, viajes… e incluso alimentos para los necesitados. A menudo nos llevaba al cine Vox, donde se arrinconaba, con su turbante en la cara, para tomar una siesta. Y al final de la película, nos llevaba a la panadería local para rellenarnos con pasteles”. No sólo lo consideraban un técnico, sino un padre, un hermano, o un amigo. El primer partido fue una derrota ante el USM por 2 a 1 y el autor del gol fue Abdelkader Lakhmiri. Como en 1940 el torneo se suspendió debido a la Segunda Guerra Mundial, se jugó una Copa durante el período de guerra, donde el nuevo equipo sorprendió a propios y a extraños al llegar a la final, donde caería 1 a 0 ante el USM. Pese a llegar al final, el nuevo campeonato lo tenía al Wydad en segunda división, ya que se seguía prefiriendo a los equipos con jugadores europeos. El equipo fue primero en su grupo pero la Federación decidió hacerle jugar dos partidos más, pero el equipo atravesó ambos obstáculos (Ittihad y Athletic Union Meknes), donde Ben Messaoud marcó el tanto del ascenso clave. En su primer año en la máxima división llegó a la final, donde cayó con el USM por 2 a 0, que era el claro dominador de la liga. En 1948 sería el momento del primer título. En 1949 lograría el primer bicampeonato, pero en otra parte de Casablanca, empezaba a gestarse otra historia.

unnamed

El 22 de marzo de 1949, se funda el Raja Casablanca, en resistencia al protectorado francés, y con el apoyo de los sindicatos marroquíes.  Algunos de los miembros fundacionales, fueron Mahjoub Ben Seddik, primer líder de la Unión Marroquí del Trabajo (Union aine du travail), y el abogado y futuro primer ministro Mohamed Maâti Bouabid, así como otros reconocidos intelectuales y figuras nacionalistas. El primer presidente fue el argelino, de nacionalidad francesa, Ben Abadji Hejji, debido a que no se podían elegir autoridades marroquíes. El nombre Raja, proviene de la palabra “Esperanza”, y el club tomó el apodo de “El equipo del Pueblo” para diferenciarse con las clases medias o altas del Wydad.  En 1955 se suma como entrenador quien iba a estar más de diez años al frente del equipo, y había creado un estilo de juego en su futuro gran rival: Père Jégo, que se unió a un club que recién arrancaba su historia, todavía dolido ya que tres años antes había sido despedido de Wydad. Con la independencia del país, se crea en 1956 la Real Federación de Fútbol de Marruecos, y con ella, la primera liga marroquí.  Allá, en Raja, el Padre Jégo, como le decían, cambia el método, ya que los futbolistas marroquíes tenían más que ver con los sudamericanos que con los europeos, por eso, se dice que el Wydad creció a la inglesa, y el Raja, a la brasileña.

El primer derbi se jugó 1956 por la final de la Copa Independencia, y fue triunfo para el Wydad por 1 a 0. Por liga, se enfrentaron en  el estadio Marcel Cerdan, inaugurado un año antes y hoy llamado Mohammed V, con victoria del Raja por la mínima diferencia, esa era la gran venganza de Jégo, ganándole a quien venía de lograr cinco títulos, y así empezar una gran rivalidad. En la vuelta, llegaría la venganza de los rojiblancos por 3 a 0. En esos años ´50, se enfrentaron 9 veces más, dividido todo en tres, las victorias por lado y también los empates. El Wydad iba seguir con su reinado, siendo el primer campeón marroquí, mientras que el Raja iba a finalizar décimo. En los ´60, la rivalidad sigue creciendo de a poco. Entre liga y Copa, se juegan 22 partidos, con seis triunfos para el Wydad y cuatro para el Raja, con 12 empates. En cuanto al campeonato, el equipo rojiblanco sigue demostrando su grandeza, saliendo campeón en las temporadas 65-66, donde el Raja logra su primer subcampeonato, y 68-69, otra vez con su rival segundo.  En 1968, justamente, fue el último año de Jégo como entrenador, y pese a no lograr ningún título, sentó las bases de la historia del equipo. Poco antes de su muerte, que se dio el 30 de agosto de 1970, algunos ex jugadores lo visitaron en su casa de Casablanca. Descubrieron a un hombre solitario, sin un centavo, leyendo su periódico a la luz de una vela. “Este gran hombre ha dado tanto al fútbol y al pueblo marroquí, en detrimento de su propia familia. Y allí, ni siquiera tenía lo suficiente para pagar sus facturas de electricidad”, recordó uno de los veteranos, que continuó “Unos días antes de su muerte, tenía lágrimas en los ojos después de la Copa Mundial de 1970”. Una vez, el mismo declaró “mi corazón está con el Wydad, pero el Raja simboliza la solidez de mi carácter”. Allí, en México, algunos de sus “hijos” representaron a Marruecos bajo la mirada de todo el planet. En el distrito Oasis de Casablanca, hay un pequeño estadio, que lleva su nombre, como gran homenaje.

pere jego y mohammed V
Père Jégo y Mohammed V

En la década del ´70, ambos equipos tendrían cosas para festejar. Los Diablos Rojos lograrían la primera Copa del Trono (la Copa de Marruecos) en 1970 y también su primer tricampeonato profesional entre 1976 y 1978. El Raja, por su parte, seguía sin verle la cara a Dios en la liga, pero aprovechaba a ganar sus primeros títulos, obteniendo las Copas de las temporadas 73-74 y 76-77, ante el Maghreb de Fès y el Difaa El Jadida, respectivamente. Los dos trofeos siguientes, van a parar al equipo rojo, que cierra la década a todo trapo. En cuanto a los enfrentamientos, el Raja se queda con 7 encuentros contra 3 de su rival, quedando en la historia un encuentro donde las Águilas Verdes se negaron a jugar los últimos 20 minutos luego de un penal cobrado en contra por el árbitro. La nueva década arranca con un nuevo trofeo del Wydad en la Copa, mientras el Raja se llevaba la del año siguiente. En cuanto a la Liga, recién en la temporada 1985-86, los dos iban a volver a pelear el campeonato, y una vez más, el Wydad dejaba con las ganas a su rival, que terminaba segundo. La temporada 87-88 marcaría un hito para las Águilas Verdes, porque por fin, ganarían su primer título y evitarían ser llamados el Colón de Casablanca (?), parecía que la ida del “MaestroAbdelmajid Dolmy terminaba con las esperanzas de campeonar, pero luego de la ida de su figura, increíblemente, el equipo verde logró su primer título. Los ´80 terminaban con otro título de Liga para el Wydad, que un año antes había ganado otra copa.

Raja-Casablanca-1989
El Mandiyú (?) marroqui

Aunque ese 1989 sería recordado en Casablanca por otro festejo: por primera vez un club de la ciudad se alzaba con la Liga de Campeones de África, el torneo continental más importante. El FAR Rabat había sido el único campeón marroquí en el año 1985, ya que los anteriores títulos se habían repartido entre equipos de Congo, Egipto, Camerún, Ghana, Argelia, Guinea y otros sin tanta historia futbolística. Reciente campeón local, el Raja dio la gran sorpresa y fue superando obstáculos con nombres extraños hasta llegar a la final. Pasaron el ASC Jeanne d’Arc de Senegal, el JAC Port-Gentil de Gabón, el Inter Club Brazzaville de Congo, el Tonnere Yaoundé de Camerún, para vencer por penales en la final al MC Orán de Argelia. La ida fue 1 a 0 con gol de Salif Ndaye y la vuelta fue para los argelinos por el mismo resultado. Uno de los equipos más populares del país, empezaba a codearse con los mejores. Y los ´90, iban a confirmarlo. El Wydad lograría las ligas de 1990; 1991 y 1993. En el medio también festejaría una Copa Africana, en este caso eliminando al Real Bamako de Malí, al Julius Berger de Nigeria, al Nkana Red Devils de Zambia, al ASEC Mimosas de Costa de Marfil, y venciendo en la final al sorprendente Al Hilal de Sudán por un global de 2 a 0, donde los tantos los anotaron Rachid Daoudi de penal a tres del final y Youssef Fertout en tiempo de descuento, ambos en el partido de ida. El 0 a 0 de la vuelta les alcanzó para alzar la Copa. En 1994 iba a seguir festejando obteniendo una nueva Copa.

wydad92
El plantel campeón

El año 1995 sería clave en la vida del Raja. Debido a graves problemas económicos, el club estuvo a punto de desaparecer. Por su parte, el Olympique Casablanca, tres veces campeón de Copa y último campeón de la Liga (además de obtener tres Copas Árabes), también entró en crisis, por lo que obligan a fusionar a ambos equipos, pero siguiendo con el nombre del Raja debido al apoyo popular que este tenía, y dando por “muerto” al Olympique. Este club, era controlado por la firma láctea Centrale Laitière, que depositaba una buena suma de dinero en el club. Esa unión y el apoyo monetario, resultaron claves para que las Águilas Verdes se conviertan en un equipo casi invencible, logrando desde 1996 seis títulos de Liga consecutivos, además de dos Copas Africanas, en 1997, con cambio de formato incluido, compartió grupo con el Alger de Argelia, el 1° de Agosto de Angola y el Orlando Pirates de Sudáfrica. Ganó el grupo y se enfrentó al Goldfields de Ghana (que eliminó al Zamalek egipcio, al Club Africian de Túnez y al Ferroviario Maputo de Mozambique). En la ida cayó 1 a 0 y venció por el mismo resultado en la vuelta, con tanto de Nazir, para lograr otro título desde los doce pasos. En el 98, una leyenda argentina en África iba a hacerse cargo del equipo: Oscar Fullone, quien venía de lograr la Copa Africana con el ASEC Mimosas de Costa de Marfil. En 1999, eliminó en fase de grupos al Al-Ahly egipcio, al Hearts of Oaks de Ghana y al Shooting Stars de Nigeria, para jugar la final ante el Esperance de Túnez (que dejó atrás a ASEC Mimosas de Costa de Marfil, Dynamos de Zimbabwe y Saint-Louisenne de Reunion (!)). Ambos partidos finalizaron sin goles, y otra vez el Raja se impuso desde los 12 pasos, siendo un especialista en festejar con ese método. Fullone lograría dos ligas y cuatro copas con el Raja. También dirigiría al Wydad, ganando una Copa de Tronos, siendo una leyenda del fútbol africano, donde lo llamaban “El Brujo Blanco”.

mythique_
Las banderas para el Brujo Blanco

Desde el siglo XX, ambos equipos lograron títulos para aumentar sus vitrinas. El Wydad salió campeón tras trece años en 2006, y después sumó las Botolas (nombre de la Liga) en 2010 y 2015, con Copas ganadas en 1994; 1997; 1998 y 2001. Además logró la Recopa de África en 2002 venciendo al Asante Kotoko de Ghana. El Raja obtiene la Supercopa Africana al vencer al África Sports de Costa de Marfil en el 2000, año que juega el primer Mundial de Clubes, cayendo ante Corinthians de Brasil, Al Nassr de Arabia Saudita y Real Madrid de España, pero también logra las ligas en 2004; 2009; 2011 y 2013 y las Copas en 2002; 2005 y 2012. El año 2013 es otro año marcado a fuego en la historia del fútbol marroquí. El Raja disputaría el Mundial de Clubes por ser el campeón del país anfitrión. Empezaría en la ronda preliminar venciendo 2 a 1 al Auckland City de Nueva Zelanda, para dar la sorpresa en cuartos eliminando al Monterrey mexicano, también por 2 a 1 pero en tiempo suplementario. En semifinales parecía que se iba a acabar el sueño, cuando enfrente tenían al Atlético Mineiro. Sin embargo Mouhcine Iajour puso arriba a los locales, pero doce minutos después, un tal Ronaldinho pondría el empate parcial. El Mineiro se fue con todo en busca del triunfo, pero el Raja demostró que era un gran equipo, y con tantos de Mohsine Moutouali de penal y el centroafricano Vianney Mabidé liquidó el partido por 3 a 1, para darle el pase a la final ante el Bayern Munich. Los jugadores festejaron, en una imagen que dio la vuelta al mundo, robándole todo a Ronaldinho…

article-0-1A2FF25400000578-150_634x432
Yo quiero los botines, yo las medias… Uy, a mi me tocan los calzoncillos…

En la final, no hubo equivalencias. El equipo de Pep Guardiola arrancó ganando con tanto de Dante a los 9 minutos, y el partido lo cerró Thiago Alcántara a los 22 del primer tiempo. Lo que vino estuvo de más. Pero las Águilas Verdes ya habían hecho historia. Este año, el equipo que tuvo la posibilidad de disputar este certamen, fue justamente su máximo rival, ya que este año logró su segunda Copa Africana. Luego de pasar al FC Mounana de Gabón, quedó en el grupo D, donde avanzó junto al Al-Ahly egipcio dejando atrás al Zanaco de Zambia y al Coton Sport de Camerún. En cuartos eliminó al Mamelodi Sundowns de Sudáfrica, en semis al USM Alger argelino y se volvió a ver la caras en la final ante el Al-Ahly. La ida fue 1 a 1 en Egipto con tanto de Achraf Bencharki, mientras que en la vuelta, Walid El Karti, fue quien les dio el título a los Diablos Rojos. Por el Mundial de Clubes que se está disputando en estos días, el Wydad hizo un gran partido en la presentación ante el Pachuca mexicano, sobre todo, luego de quedar con uno menos por la expulsión de Brahim Nakach al minuto 69, y aguantar el empate durante los 90 minutos. En la prórroga, a falta de 9 para el final, iba a aparecer Víctor Guzmán para darle el pase a semifinales al conjunto mexicano. Wydad se enfrentó al Urawa Red Diamonds de Japón por el quinto puesto, y el resultado tampoco fue el esperado. El brasileño Mauricio Antonio puso en ventaja a los japoneses a los 18 de la primera etapa, pero los marroquíes igualaron con tanto de Mohammed Nahiri tres minutos después. Cinco minutos duraría la parda, hasta una nueva ventaja nipona, esta vez por intermedio de Yosuke Kashiwagi. En la segunda etapa, otra vez Antonio extendía el marcador, para sobre el final, un penal convertido por Reda El Hajhouj, decrete el resultado definitivo. Con el 3 a 2 el Urawa se aseguró la quinta plaza en el Mundial.

2918652_full-lnd
Los últimos campeones africanos

A continuación, nombraremos algunos de los derbis más importantes. En 1996, por los cuartos de final de la Copa del Trono, se da la mayor goleada de la historia, cuando el Raja venció por 5 a 1 a los rojiblancos. Los goles fueron anotados por Jamal Sellami, Mustapha Khalif en dos oportunidades y otros dos de Abdelkrim Nazir. Driss Loumary logró el tanto del honor para la visita. En la temporada 2000/2001, mientras los verdes ganaban todo, el Wydad sólo despedía entrenadores, llegando a tener que cambiar cinco veces en un año. A pesar de todo, el equipo logró una resonante victoria por 3 a 0, parecía que todo iba a quedar así, sin embargo, la participación del joven Abdelhaq Ait Laarif de 17 años, iba a dejar al equipo sin los puntos ganados en cancha, debido a sus dos contratos, uno con el Wydad, y otro con el Etoile de Casablanca. En septiembre del 2001, la tragedia iba a cubrir de luto el clásico, cuando el 29 de septiembre, Youssef Belkhouja, sufriera un paro cardíaco en pleno derbi, falleciendo con tan sólo 26 años. En 2003, con los dos equipos  peleando el campeonato, el Raja gana 3 a 0 con dos de Mustapha Bidoudane y otro de Hamid Nater. La victoria complicó las chances del Wydad, ya que el Hassania D´Agadir se terminaría llevando el título, con dos puntos de ventaja sobre ambos de Casablanca. El 24 de mayo de 2006, por un partido que debían de la fecha 25, se enfrentan a estadio repleto. Abdellatif Jrindou de penal, pone arriba al Equipo del Pueblo, pero a falta de un minuto para el final, Hicham Louissi marca un golazo para lograr el empate, y coronarse campeón luego de trece años, a falta de tres fechas para el final del campeonato, este partido se recuerda bajo el nombre del Tsunami de Louissi. Por diversas sanciones, durante dos años, los Derbis “bidaouis” se jugaron en Rabat, lo que hacía que no haya tanto público en las gradas. La vuelta, fue el 16 de noviembre de 2008, cuando más de 80.000 personas coparon el Estadio Mohammed V de Casablanca, donde juegan ambos equipos, para presenciar un aburrido 0 a 0, pero felices, porque la fiesta había vuelto a casa.

4
Los Frimija

En cuanto a la violencia, viene apareciendo bastante seguido. El 20 de octubre de 2007, durante un encuentro entre los clásicos rivales, Hamza Eddali, un fanático de Wydad que tenía 17 años, murió en el derby de Casablanca. Es hasta la fecha la última persona asesinada en el derbi. El 18 de abril de 2010, después de que Raja derrotara a Wydad por 1 a 0, estalló una pelea entre los fanáticos de Raja y Wydad, lo que resultó en lesiones y daños a diferentes propiedades. Más de cien personas fueron arrestadas. En 2015 hubo más de 15 policías heridos, y en las tribunas se dieron con todo. Más de 400 personas fueron detenidas. Los hinchas siguieron luego en las calles, dañando autos, negocios, y todo lo que encontraban a su paso. En 2016, los violentos del Raja, divididos en las facciones Green Boys y Eagles, se agarraron entre ellos en un partido ante el CRA Alhucemas, causando dos muertos y 54 heridos. La sanción fue de cinco partidos sin público…

8
The Green Boys

ESTADISTICAS Y DATOS NIEMBRO

Vamos ahora a los enfrentamientos entre sí. Por campeonatos locales, la ventaja es del Raja por 35 a 30 con 57 empates, donde los más ganadores marcaron 104 tantos contra 97 de sus rivales. Por la Copa del Trono fueron seis victorias por lado, pero nunca en una final. La única final disputada fue la que dijimos más arriba por la Copa de la Independencia, donde el Wydad se quedó con la victoria. El total entonces da 41 victorias para las Águilas Verdes con 120 goles, contra 37 de los Diablos Rojos, con 112 goles. Empataron en 57 ocasiones.

En cuanto a títulos, el Wydad lleva ventaja en cuanto a las Botolas, con 14 a 11 y 9 a 8 por la Copa. Por torneos continentales o internacionales, los números son los siguientes: el Raja tiene 3 Copas Africanas de Naciones, 1 Copa de Confederaciones Africana, 1 Supercopa Africana, 1 campeonato Afro-Asiático, 1 Copa Árabe y 1 Copa del Norte de África, mientras que el Wydad cuenta con 2 Copas Africanas de Naciones, 1 Copa de Confederaciones Africana, 1 Supercopa Árabe, 1 campeonato Afro-Asiático, 1 Copa Árabe, 3 Campeonatos del Norte de África y 1 Copa del Norte de África. En total, el Wydad lleva ventajas tanto en nacionales (23 a 19), como en internacionales (10 a 8). Además, el Wydad había logrado cuatro ligas cuando pertenecían a la Federación Francesa.

El mayor invicto lo mantiene el Raja, quien entre 1973 y 1978 estuvo once partidos sin caer, con 3 victorias y ocho empates. Lo máximo del Wydad fue de 8, entre 1968 y 1972, con dos victorias y seis empates. Entre 1965 y 1967 hubo cinco empates en cero y entre 1974 y 1977 siete empates consecutivos, lo que hace que sea uno de los clásicos con más porcentaje de pardas del mundo. En cuanto a victorias consecutivas   el Wydad tendría 4 entre 2001 y 2002, de no haber sido por el affaire Laarif, que los dejó en tres. El Raja obtuvo tres consecutivas entre 1980 y 1981. La mayor goleada es el 5 a 0 del Raja que mencionamos anteriormente. El Wydad logró un 3 a 0 en 1957 como máxima goleada. Quienes más derbis han jugado son Abdellatif Jrindou con 19 partidos para el Raja, mientras que Nadir Lamyaghri llegó a esa cantidad como arquero del Wydad. El máximo goleador es Said Gandhi del Raja con 7 tantos.

1416013637
El enorme Noureddine Naybet

GRANDES JUGADORES DEL WYDAD: Badou Zaki, Nadir Lamyaghri, Aziz Bouderbala, Benabicha Hassan, Mohammed Benchrifa, Noureddine Naybet, Lahcen Abrami, Youssef Belkhouja, Gilles Mardarescu, Mohamed Chtouki, Driss Joumad, Abdesselem Ben Mohammed, Moussa Ndao, Rachid Daoud, Abdelmajid Shaita, Abdelilah Saber, Youssef Fertout, Khalil Azmi, Hassan Nader, Badr El-Kaddouri, Fakhreddine Rajhi, Abderrahman Mahjoub, Abdelmajid Bouyboud, Larbi Aherdane, Vassili Postnov, Jean-Jacques Gosso, Mohamed El Mahmoudi, Mohamed Madihi, Rabii Laafoui, Bobley Anderson, Mustapha Bidodan, Abdelhak Ait Laarif, Chamseddine El Janabi, Fabrice Ondama, Malick Evouna, Bakare Kone, Tarik El Jarmouni.

ElHaddaoui_3
El Haddaoui, gloria africana de los ´80 y ´90…

GRANDES JUGADORES DEL RAJA: Hassan Taïr, Zakaria Zerouali, Issam Erraki, Yassine Salhi, Mouhcine Moutouali, Rachid Soulaimani, Kouko Guehi, Mustapha Bidoudane, Bouchaib El Moubarki, Talal El Karkouri, Réda Ryahi, Mustapha Chadili, Mustapha El Haddaoui, Khalil Azmi, Tahar Chérif El-Ouazzani, Nacerdine Drid, Mustapha Moustaoudia, Salaheddine Bassir, Abdelmajid Dolmy, Abdellatif Jrindou, Amin Erbati, Abdelilah Hafidi, Mouhcine Iajour, Adil Karrouchy, Vianney Mabidé, Mouhcine Moutouali, Omar Diallo, Mohamed Oulhaj, Mustapha Choukri, Abdelmajid Dolmy, Salif Ndaye, Said Gandhi.

Como siempre, abajo les dejamos el fanatismo de los hinchas, y como se vive el clásico de Casablanca

La fiesta verde

La fiesta roja

La Curva Norte, el Jugador N° 12

La Curva Sur, en portugués… samba, tango y mariachi

Fiesta pre partido

1…2…3… Fight

La violencia en un partido del Raja…

El gran clásico de Casablanca, los preparativos…

Ahora si nos vamos, pensando quienes pueden llegar a ser los próximos protagonistas de esta saga…

Ediciones anteriores

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Hearts of Midlothian Vs Hibernian

Estrella Roja Vs Partizan

Millwall Vs West Ham United

Spartak Moscú Vs CSKA Moscú

Fuentes: 1; 2; 3; 4

Anuncios