Los geniotácticos de 2017 – Parte 1

Varios entrenadores argentinos salieron campeones el año pasado, por eso vamos en dos partes. Primero, con aquellas caras conocidas por buena parte de nosotros que dieron la vuelta en ligas más competitivas, mientras que la próxima venimos con aquellos destacados del inframundo futbolístico.

Jorge Almirón – Campeón de la Supercopa Argentina con Lanús

Si bien tenemos presente la buena edición de la Copa Libertadores que hicieron, llegando a la final ante Gremio (cuyos goles nos privaron de ver a Román Martínez lagunear al lado de Toni Kroos), el Granate salió campeón en los primeros días de febrero.

Fue en el Estadio Único de La Plata, en aquella copa patrocinada por Burger King que le daba una parrilla a la figura del encuentro. Fue un contundente 3-0 con goles de Acosta, Pasquini y Sand, los tres en el segundo tiempo, para festejar como lo habían hecho en aquella final del Transición 2016 con baile a San Lorenzo incluido.

Guillermo Barros Schelotto – Campeón de Primera División 2016/17 con Boca

A mediados de año, uno de los que más festejó durante la era Bianchi se daba el gusto de hacerlo como DT. Cuando se habla del famoso “Mundo Boca”, se resalta lo complicado que es estar en su lugar, donde los planteos de las divas del plantel, las roscas periodísticas y similares hacen de las suyas. El Mellizo, tras la eliminación en 2016 contra Independiente del Valle, sin Copa Argentina ni torneos internacionales, encaró su único frente y dio varias muestras de carácter para quedárselo.

Ya se habló bastante en su momento,  pero en el último coso de 30 equipos que tuvimos, le sacó siete puntos de diferencia a River y apretó el acelerador cuando la cosa se le venía complicada. El equipo fue un rompecabezas en varios momentos: que Tévez si, que Tévez no, que ataja Sara, que se lesiona, que entra Werner, que no ataja, que entra Rossi, Centurión va de cagada en cagada fuera de la cancha, que Benedetto, que Bou, Bentancur al Mundial Sub 20 (negocio redondo por el ingreso de Barrios) y así sucesivamente. Quedan en el recuerdo el 4-2 a River en el Monumental y la buena racha que mantuvieron ante los grandes. Y ya que hablamos de él, su gran acierto fue facilitar la explosión del Pipa que, con 21 goles en 24 partidos demostró su capacidad para ser el 9 de Boca.

En definitiva, fue el que más goles hizo, el que menos recibió, perdió solamente tres partidos (el resto fueron 9 empates y 18 triunfos), llegó a la cima de la tabla en la fecha 13 y fue un justo campeón. ¿Estará en la edición 2018 de esta sección? Veremos.

Marcelo Gallardo – Campeón de la Copa Argentina con River

Adiviná que escudo está tapando

Como un paliativo a lo que fue la eliminación de la Libertadores ante Lanús en una serie que tenía dominada y considerando que previamente eliminaron al super exigente Jorge Wilstermann con un 8-0 incluido, River se quedó con la última edición de la Copa Argentina. Aquellos que llevan la contra dirán que tuvieron un fixture bastante sencillo camino a la gloria: 3-0 a Atlas, 4-1 a Instituto, 3-0 a Defensa y Justicia, 4-1 a Atlanta, 3-0 a Morón y 2-1 a Atlético Tucumán. Pero en todo caso, eso habla peor de equipos como Estudiantes, Racing, Lanús o San Lorenzo, que fueron mancando en las rondas previas.

Si bien no era su objetivo principal, no está de más cerrar el año con un título, en un semestre donde fueron más las pálidas que las positivas.

Ariel Holan – Campeón de la Copa Sudamericana con Independiente

Cerrando el repaso del fútbol argentino, uno que festejó en grande. Independiente volvió a ganar la Copa Sudamericana de la mano de un DT que fue objeto de burlas por uso de drones y otras cosas, pero que terminó dando la vuelta en pleno Maracaná. Lo pusieron al frente del equipo hace un año y en la pretemporada (con un 0-3 contra Racing en el medio) limpió a varios para acomodar el equipo a su gusto y fue totalmente respaldado por la estadística en este año, donde jugó 41 partidos, ganando 22 y perdiendo solamente 7. En su equipo empezaron a aparecer nombres como Ezequiel Barco y Alan Franco, acompañados por Maxi Meza, Sánchez Miño y  Gigliotti, buscando la manera de alivianar la ausencia de Rigoni.

En la Sudamericana, arrancaron con un 0-0 de local ante Alianza Lima, ganando 1-0 en Perú (gol de Rigoni), con apretada al plantel en la víspera. En la segunda fase llegó el 6-3 global contra Deportes Iquique, en octavos dieron vuelta la historia ante Atlético Tucumán, en cuartos superaron con holgura a Nacional de Paraguay y en semifinales se la vieron jodida ante Libertad, con un 0-1 en la ida pero ganando 3-1 en la vuelta. La final es historia reciente: Recibieron a Flamengo y fueron a definir a Brasil sabiendo que contaban con la ventaja del 2-1 del primer choque. En el Maracaná, Barco metió el penal para que Independiente celebre otro título internacional. Y en el medio se dio algunas satisfacciones, como ganarle el clásico a Racing con un equipo alternativo y con Albil en el arco.

Luego llegó la despedida que no fue tal y todo parece indicar que Holan perseguirá el objetivo de seguir en esta sección el año que viene, cuando enfrente a Gremio por la Recopa.

Matías Almeyda – Campeón de la Copa MX y del Torneo Clausura con Chivas

Casi que se podría decir que la vida le sonríe al león triste de Almeyda. Su travesía comenzó el 17 de enero, en la Copa México Clausura, donde terminaron punteros e invictos en el grupo que compartían con Atlante y los Venados de Yucatán. En octavos vencieron por penales a los Correcaminos de la UAT, en cuartos le ganaron con lo justo por 3-2 al Fútbol Club Juárez, en semifinales se impusieron 2-1 a Monterrey, en un duelo que empezaron perdiendo. En la final, el Rebaño Sagrado se midió contra el Morelia, donde ganaron 3-1 por penales tras el 0-0 en el tiempo reglamentario.

Por el Clausura, terminaron terceros en la etapa de todos contra todos, al sumar 27 puntos, al igual que Monterrey y cuatro por debajo del Tijuana. En la liguilla, su rival en cuartos fue Atlas, terminando 1-1 en el global pero clasificando por haber terminado mejor ubicados en la etapa anterior. La misma suerte corrieron en semifinales contra Toluca (global 2-2), en tanto que en la final su rival fue Tigres. Los de Almeyda sacaron un empate en dos goles como visitantes, definiendo el certamen en Guadalajara, donde vencieron 2-1 con goles de Alan Pulido y del Gallito Vázquez, descontando Ismael Sosa sobre el final. Este es su cuarto título desde que llegó al club en 2015. Previamente, había festejado en Argentina pero en la B Nacional, con River y Banfield.

Si bien fue un año más que positivo, tampoco las tuvieron todas a favor. Por ganar el Clausura, disputaron la Copa Campeón de Campeones contra Tigres, ganador del Apertura, perdiendo 1-0 en Los Angeles. Y por jugar este partido, no pudieron disputar la Supercopa de México ante Querétaro (ganador de la Copa MX Apertura) porque se jugaba el mismo día y en el mismo lugar, por lo que tuvieron que dejar su lugar al América. Además, después de tantos festejos en el primer semestre, en el segundo los agarró la flojera y terminaron 13º, lejos de la pelea por el título.

Antonio Mohamed – Campeón de la Copa MX con Monterrey

La otra edición de esta copa también quedó en manos de un DT argentino. El Monterrey comenzó su carrera en el Grupo 2, donde quedó primero superando a los Pumas de la UNAM y al Celaya. En la fase final, superaron por penales a los Leones Negros, luego de haber empatado 2-2. Su rival en cuartos fue el Santos Laguna, a quien vencieron sin complicaciones, por 4-1. En las semifinales les tocó el duro América, a quienes superaron por penales luego de empatar sin goles en el tiempo reglamentario.

En la final su rival fue el Pachuca del uruguayo Diego Alonso, que venía de disputar el Mundial de Clubes. El partido terminó 1-0 con gol del colombiano Hurtado, que permitió que el Turco (junto a Juan Pablo Carrizo, Basanta, Vangioni y Rogelio Funes Mori) pudiera festejar un nuevo título en México. Como dato de color, en la definición del certamen, puso a un solo mexicano en el once titular, completando la formación con cuatro argentinos, un estadounidense, tres colombianos, un uruguayo y un paraguayo.

Mohamed sumó un nuevo logro, luego de la Sudamericana con Independiente (hasta ahora su único título internacional), el Apertura 2012 con Tijuana y el 2014 con América.

Gustavo Costas – Campeón de la Superliga de Colombia con Independiente Santa Fe

Otro que ganó allá lejos y hace tiempo, cuando se terminaba el mes de enero. La Superliga de Colombia la disputan los campeones del Torneo Apertura y Torneo Finalización de la Primera División de Colombia. Allí se midieron el DIM de Luis Zubeldía contra Independiente Santa Fe, de la mano de Costas, que lograron un 0-0 en el cotejo de ida. La vuelta se jugó el 30 de enero en El Campín de Bogotá, donde los locales se impusieron 1-0 con el gol en contra de Mosquera, cuando faltaban 10 minutos para el final.

El equipo cardenal se convirtió en el primer equipo en lograr el tricampeonato en este certamen. En el mes de junio, Costas cerró su exitoso ciclo en el cuadro bogotano, donde tuvo dos períodos (2014-2015 y 2016-2017), donde logró el Torneo Finalización 2014 y 2016, las Superligas 2015 y 2017 y la Suruga Bank 2016.

Miguel Angel Russo – Campeón del Torneo Finalización de Colombia con Millonarios

Otro que pudo darse el gusto de festejar sobre el cierre del año fue el que siempre suena para dirigir a la selección. Llegó a Bogotá hace poco más de un año, tras la cuestionada salida de Diego Cocca, que se volvió para dirigir a Racing. En el primer semestre realizó un buen Torneo Apertura, donde terminaron cuartos en la tabla y llegaron a semifinales, eliminados por el campeón Atlético Nacional. En la Copa Colombia no llegaron muy lejos que digamos, porque se quedaron afuera contra Junior en cuartos de final.

Su último objetivo del año era el Torneo Finalización, ya con un semestre sobre el lomo. Más de la primera mitad de la etapa todos contra todos la pasaron alternando entre el séptimo y el décimo lugar, lo que hacía indicar que entrarían por la ventana al play-off. Pero en el sprint final metieron un invicto de ocho fechas (seis victorias y dos empates), que los impulsó al cuarto escalón de la tabla. En cuartos de final su rival fue La Equidad, a quienes superaron con un global de 3-2. En semifinales se enfrentaron ante América de Cali, donde vencieron 2-1 como visitantes y aguantaron el empate sin goles como local. Su rival en la final fue nada menos que Independiente Santa Fe, a quienes superaron 1-0 en la ida con gol del uruguayo De Los Santos, en tanto que liquidaron el clásico en la vuelta con el empate 2-2. Millonarios sumó su 15º título y fue todo alegría para Russo y su gente, que destacó a un plantel que había sido criticado por su falta de experiencia que potenciaba el frescor que caracteriza al fútbol colombiano.

Angel Guillermo Hoyos – Campeón de Torneo Clausura con Universidad de Chile

Otro que anduvo celebrando por Sudamérica fue Hoyos, el tortamundos que capaz pare un poco por ahora. Su carrera como futbolista la pasó por Argentina, Colombia, Venezuela, Bolivia y España y como entrenador no fue menos, porque en sus 14 años de trayectoria pasó por 13 clubes y una selección, a saber: Barcelona B en España (donde se pone en la cola de los descubridores de Messi), Aris Salónica, Atromitos (se fue a la B), PAS Giánina (subió a Primera), Panserraikos e Iraklis Thessaloniki, todos estos de Grecia, Anorthosis Famagusta de Chipre, Once Caldas de Colombia, Talleres, Jacksonville Armada de Estados Unidos, Bolivar (donde ganó su primer título), Oriente Petrolero y la Selección de Bolivia, recalando este año en la U de Chile.

La U peleó palmo a palmo con Colo Colo, el otro equipo campeón del año. Igual vale destacar que tuvieron un flojo arranque, sumando 4 puntos de 12 posibles, por lo que finalizaron el primer tercio del campeonato en los últimos escalones de la tabla. Luego metieron una racha invicta de cuatro triunfos y dos empates, hasta que tambalearon un poco tras el 1-3 ante Universidad Católica.  La definición fue agónica: En la fecha 13 (el torneo tiene 15), estaban un punto abajo del Cacique, a quien superaron la semana siguiente, cuando los de Hoyos le ganaron 3-0 a O’Higgins y su competidor empató 1-1 ante Antofagasta. Con ese punto de diferencia les alcanzó para festejar en la última jornada, cuando vencieron 1-0 a San Luis y el albo hizo lo propio ante Cobresal pero no les alcanzó.

De esta manera, el entrenador sumó su segundo título en su carrera, siendo este el N°18 de la institución, con el aporte de jugadores como Gonzalo Jara, Beasejour, Gustavo Lorenzetti, Fabián Monzón y Felipe Mora, el goleador del torneo.

Pablo Guede – Campeón del Torneo Transición y de la Supercopa de Chile con Colo Colo

Cerramos la primera parte de los entrenadores campeones del año con uno que dio dos vueltas olímpicas a falta de una. De todos modos, vale decir que fue un año bastante movido para Guede. En la Libertadores lo eliminó Botafogo en la ronda previa y, como vimos un poco más arriba, perdió la punta del Torneo Apertura en la anteúltima fecha. En la segunda parte del año, se comieron un 1-4 contra La Serena (de la Primera B) por la Copa Chile. Incluso Guede presentó su renuncia a los dirigentes en esos momentos, pero no le fue aceptada. Días después, le dieron vuelta la serie a La Serena (aunque se quedaron afuera más adelante contra otro equipo de la B y el periodismo clavaba notas como ésta).

El ex técnico de Nueva Chicago y San Lorenzo había estado en esta sección en 2016, cuando había ganado la Copa Chile. Ese logro le permitió jugar la edición de la Supercopa en julio, donde se midió ante Universidad Católica. Arrancaron perdiendo por el gol de Benjamín Kuscevic, pero lo dieron vuelta con los tantos de Esteban Paredes, Andrés Vilches, Gabriel Suazo y Claudio Baeza, para el 4-1 definitivo.

El Transición lo arrancó con más empates que victorias, hasta que se asentó promediando el torneo y clavó ocho triunfos en nueve partidos, que le permitieron llegar al primer lugar de la tabla en la novena fecha. De igual manera todo se definió en la última fecha, cuando le ganaron 3-0 de visitantes a Huachipato, mientras que el subcampeón Unión Española, de la mano de Martín Palermo, supero 2-0 a Everton. El Cacique ganó 10 partidos, empató 3 y perdió 2. Marcó 33 goles y le anotaron 13.

Hasta acá llega la primera parte de este repaso de los entrenadores argentinos campeones en el 2017, en la próxima entrega vamos a meternos en aquel misterioso fútbol que se juega en diferentes lugares de Centroamérica, más alguna otra cosa más.

Anuncios