Los geniotácticos de 2017: Parte 2

Ya repasamos el éxito de algunos entrenadores por Argentina, Chile, Colombia y México, por lo que ahora pasamos a otras ligas, que aparecen un poco más ocultas en el radar del futbolero promedio.

Algunos de los que vamos a repasar en este post parece que encontraron su lugarcito en el mundo. Ya se hicieron de un nombre en ese país, algunos con el valor agregado de lograr conquistas históricas para las instituciones de las que formaron parte. Otros, en tanto, se fueron miles de kilómetros movidos por el vil metal y disfrutan de los logros obtenidos.

Ramón Díaz – Campeón de Liga y Copa del Rey con el Al-Hilal de Arabia Saudita

En 2016 Ramón dejó la selección paraguaya para recalar en la liga de Arabia Saudita, más precisamente en el Al-Hilal, el club con más títulos de ese país. A modo de pantallazo, vale decir que la Pro League saudí tiene 14 equipos que juegan dos rondas todos contra todos. Durante la primera mitad del certamen, el equipo fue rotando entre las primeras tres posiciones de la tabla, hasta que regresó a la punta en la fecha 14 y fue derecho al título. De hecho, la consagración llegó dos fechas antes del final del certamen, cuando vencieron 2-1 a Al Shabab (con goles del sirio Omar Khirbin y del brasileño Carlos Eduardo) y fueron inalcanzables para Al Nassr, que se pinchó y terminó en el tercer lugar.

Pero sus festejos no terminaron ahí. Porque a la par de la Pro League estaban disputando la Copa del Rey de Campeones (o Copa del Rey, a secas), que la juegan 32 equipos en llaves de eliminación directa: los 14 de la liga profesional, 15 de la 1st Division y 3 de la 2nd Division. Comenzaron su camino en 32vos de final, con un triunfo 2-1 ante Al-Qaisumah, el único equipo del ascenso al que enfrentaron. En la ronda siguiente se midieron contra Al-Wehda y lo superaron por 3-2. En octavos les tocó el Al-Nassr, a quienes vencieron 2-0. En semifinales, el rival fue Al-Taawoun, a quienes superaron en un emocionante partido: arrancaron perdiendo a los 4 minutos, los de Ramón lo dieron vuelta hasta llegar al 4-1 pero recibieron dos goles en el último cuarto de hora, por lo que terminaron sufriendo más de lo debido. Ya en la final les tocó medirse contra el Al-Ahli, donde comenzaron ganando con gol de Kharbin (goleador del torneo con cinco tantos) y luego lo empató Motaz Hawsawi sobre el final de la primera etapa. En el complemento, los dirigidos por el riojano se pusieron en ventaja con los tantos de Carlos Eduardo y de Mohammed Jahfali, descontando sobre el final Omar Al-Somah. De esta manera, el técnico logró su segundo título en un mes (la octava copa en la historia de club), que incluso lo puso en carrera para dirigir a la selección de ese país, tras la salida de Bauza.

Y en el plano internacional estuvo bastante cerca. Jugaron la Champions League asiática y llegaron a la final, donde empataron 1-1 en el partido de ida y en la revancha, jugada en Japón, el Urawa Red Diamonds llegó al 1-0 a dos minutos del final y se quedaron con la copa y con el pasaje al Mundial de Clubes.

Ernesto Carucha Corti – Campeón del Torneo Clausura y de la Copa de El Salvador con Santa Tecla

Uno que repite su aparición esta sección, debido a que conquistó el Torneo Apertura salvadoreño el año pasado. Corti, que como futbolista defendió los colores de Instituto, River, Toluca y Villa Dálmine, tiene una extensa trayectoria tanto como entrenador principal o como ayudante. Fue técnico de la Gloria, y de las inferiores del Millonario y del club mexicano, además de ser ayudante de Leonardo Astrada en clubes como Rosario Central, Colón, Estudiantes (subcampeón en la Sudamericana) y Cerro Porteño, siendo campeones en el 2004 con River. Da la casualidad que desde que Corti le soltó la mano, Astrada no ganó nada. Acá queda demostrado que el que sabe es Carucha (?).

El Torneo Clausura de El Salvador está dividido en dos etapas, con una fase regular donde los doce equipos de Primera División juegan todos contra todos a dos rondas, donde clasifican a los play-off los ocho mejores. Santa Tecla se repuso de un mal inicio (3 puntos de 12), con una buena segunda ronda donde solamente perdió dos partidos. Alianza FC ocupó el primer lugar, mientras que el equipo tecleño terminó tercero, tres puntos por debajo de Aguila, superando por diferencia de gol a Isidro Metapán.

Su rival en cuartos de final fue el Club Deportivo FAS, a quien superó en el global por 1-0 con un gol de William Canales en el minuto 93 del partido de vuelta. En semifinales le tocó medirse contra el Águila, a quienes vencieron 2-0 como local y 3-2 como visitantes. La final (que se juega a partido único) los emparejó contra Alianza, en lo que fue un partido histórico, porque el equipo de Corti ganó 4-0, siendo la mayor goleada en este tipo de definiciones. Los goles fueron obra de Marlon Cornejo, Gerson Mayén, William Canales y del uruguayo Carlos Bueno, en el último minuto de juego.

Pero las alegrías no terminaron ahí. Porque a mediados de octubre del 2016 había empezado su participación en la Copa El Salvador. Este torneo reúne a los equipos de las tres divisiones del fútbol salvadoreño: los 12 de Primera División, 12 de Segunda y 12 de Tercera. Los clubes se dividen en grupos de 3, jugando ida y vuelta, donde clasifican los doce primeros y los mejores cuatro segundos a octavos de final, aclarando que las rondas posteriores son a partido único. Santa Tecla compartió el Grupo E con El Roble y Guazapa (ambos del ascenso) donde terminó en el primer lugar, con dos victorias, un empate y una derrota (5-3 contra Guazapa, el equipo de Tercera). En octavos de final superó al Sensuntepeque por 3-0, en cuartos hizo lo propio ante el Topilzín por penales (1-1 en los 90’ y 4-3 desde los doce pasos), mientras que más adelante le tocaron los equipos más duros. Primero, en semifinales superó 1-0 a Alianza con el gol de Juan Barahona y en la final les tocó el Club Deportivo FAS. En este partido, jugado en el Estadio Cuscatlán de San Salvador, el equipo verde se impuso 1-0 con otro gol de Barahona, ganando por primera vez la copa nacional.

Sobre el final del 2017 casi pega otro festejo, pero terminó siendo subcampeón luego de caer por un categórico 4-1 ante Alianza en la final del Torneo Apertura. Esto le alcanzó a Corti para dar por cerrado su ciclo en el fútbol salvadoreño, donde llegó en junio del 2016 y ganó dos Torneos y la Copa. Su destino está ahora en tierras mexicanas, donde va a ser asistente del ex arquero Hernán Cristante en el Toluca. En Santa Tecla, Carucha dirigió 89 partidos. Fueron 66 partidos de etapa regular (30 PG, 21 PE y 15 PP), donde sus equipos anotaron 108 goles y recibieron 77. En segunda ronda, disputó todos los 15 partidos donde consiguió 8 victorias, cuatro empates y tres derrotas. Anotaron 23 goles y recibieron 15. Mientras en la Copa El Salvador disputó 8 juegos (5 PG, 2 PE y 1 PP), con 19 goles anotados por 7 en contra.

Diego Vázquez – Campeón del Torneo Clausura y de la Supercopa de Honduras con Motagua

Tenemos otro entrenador que festejó por partida doble y que ya ha salido en ediciones anteriores. Nos referimos a la Barbie Vázquez, arquero de un paso más que discreto por nuestro país que desde 1997 está en Honduras, donde jugó casi diez años y dirige desde su retiro. Y no solo eso, porque en los últimos tiempos hizo de extraterrestre en una película, participó de la versión hondureña de Bailando por un sueño y, ya nacionalizado, postea con orgullo a su hija escolta de la bandera en el colegio.

Con ese nombre, la escuela debería quedar en Panamá

Pero volviendo al deporte, que es lo que nos importa, como entrenador tiene un destacado paso por el Motagua, donde salió campeón cinco veces con los guantes puestos y cuatro veces como entrenador, dos este año. El Clausura 2017 se inició el 7 de enero y finalizó a mediados de mayo. Este torneo se juega con un sistema de todos contra todos a dos rondas, donde los dos primeros pasan a las semifinales de los play-off y los cuatro equipos siguientes se enfrentan en una ronda previa. Realizaron una gran primera etapa, e incluso finalizaron invictos en la segunda parte del todos contra todos, pero las dos derrotas en el inicio del torneo le impidieron alcanzar a su clásico rival, Olimpia, que fue primero con 37 puntos. De todas formas, las Águilas Azules clasificaron derecho a semifinales, donde su rival fue Real España, a quien vencieron 2-1 como visitante y empataron 2-2 en Tegucigalpa. La gran final del torneo los emparejó contra el oxímoron de Honduras Progreso. Los de Vázquez fueron ampliamente superiores en ambos partidos, ganando 4-1 la ida y 3-1 la vuelta, para conquistar el 15º título de la historia del club.

En tanto que el 2 de agosto se llevó a cabo la primera edición de la Supercopa de Honduras, que se jugó en el estadio Francisco Morazán de San Pedro Sula, que es conocido popularmente como La Bombonerita. Se enfrentaron el campeón de la temporada (Motagua había ganado también el Apertura 2016), con el campeón de la Copa Presidente, Marathón, que todavía estaba bajo la dirección técnica del argentino y ex geniotáctico (?) Héctor Vargas. El título se definió en la última media hora de partido, cuando Erick Andino y Félix Crisanto marcaron para las Águilas y descontó Junior Lacayo sobre el final del partido.

Vázquez casi consigue un histórico tricampeonato sobre el final del año. En la final del Torneo Apertura, se midieron contra Real España, perdiendo 2-0 en la ida. En la vuelta, jugada el 30 de diciembre, empataron el global con los tantos de Román Castillo, pero cayeron en el inicio del segundo tiempo extra, por el gol de Ángel Tejeda.

Mauricio Tapia – Campeón del Torneo Apertura con Antigua de Guatemala

Uno que tiene asistencia perfecta en esta sección. Antigua tiene tres títulos en su historia, ganados en 2015, 2016 y 2017, con el tandilense al frente del equipo. Cuenta con pasos por varios equipos durante su etapa como defensor, vistiendo en Guatemala las camisetas de EscuintlaAzucareros, Deportivo Zacapa, Universidad de San Carlos, Chimaltenango, Cobán, Deportivo Achuapa, Municipal, Antigua GFC, Sacachispas, Teculután y Mictlán. Como técnico ha estado al frente de Mictlán, Zacapa, Retalhuleu y Antigua.

El formato del torneo guatemalteco es igual al del hondureño: 12 equipos a dos rondas todos contra todos, donde los dos primeros clasifican a semifinales mientras que del 3º al 6º puesto se enfrentan en una ronda previa. Antigua hizo todo bien en la primera parte del certamen, donde ganaron once partidos, empataron cinco y perdieron seis, siendo el equipo más goleador (35 goles) y el menos goleado (16), terminando en el primer puesto.

En semifinales se midieron ante Cobán Imperial, donde cada uno ganó un partido por 1-0, por lo que los Panzas Verdes llegaron a la final por haber terminado mejor posicionados en la fase regular. En la final les tocó enfrentarse contra Municipal, que venía de ganar el torneo anterior. En la ida empataron 1-1, mientras que en la vuelta los de Tapia ganaron 2-1 para asegurarse el tercer título en su historia.

José Giacone – Campeón del Torneo Clausura con el Pérez Zeledón de Costa Rica

Vamos cerrando este repaso con el desvirgue de dos clubes y de uno de sus entrenadores. Primero, el Municipal Pérez Zeledón se fundó el  28 de septiembre de 1991 por la fusión de la Asociación Deportiva Pérez Zeledón con la AD Municipal Generaleña y hace de local en un estadio con capacidad para 3000 personas. Se los conoce como Los Guerreros del Sur, PZ o, gracias a sus iniciales, como El Cuadro Pezetero. No tuvo grandes torneos hasta 2004, cuando ganó el Torneo Apertura pero no se lo contaron como un título oficial porque clasificaba al ganador a la final nacional, que perdió contra Alajuelense.

En 2016 llegó al club José Giacone. Hijo de un argentino y de una costarricense, fue un volante que pasó Tristán Suárez, Italiano, Defensores de Belgrano y Flandria, entre 1993 y 2001. A comienzos de 2002, fue junto a su hermano Diego a probar suerte en el fútbol de la patria materna. Como no consiguió nada, dejó la actividad y realizó el curso de técnico, consiguiendo un lugar en las inferiores del Saprissa, donde estuvo a cargo del Sub 15, del Sub 17, el Alto Rendimiento, el Equipo B y fue asistente de Roy Myer en Primera División. ​Dejó el club y se hizo cargo de Universidad de Costa Rica, logrando el ascenso en 2013. Tras una mala experiencia como ayudante en Saprissa, fue al Club Deportivo Belén, llegando a la semifinal del torneo, realizando en la primera parte del 2016 un breve paso por Alajuelense, donde perdió tres partidos seguidos y renunció.

La Primera División de Costa Rica se divide en Apertura y Clausura, donde los doce equipos que conforman esta divisional juegan una fase de clasificación (dos rondas todos contra todos), donde los cuatro primeros clasifican a un cuadrangular final. Si termina primero el equipo que lideró la primera etapa del torneo ya se consagra campeón nacional. En caso contrario, el líder de la etapa clasificatoria jugará una final contra el ganador del cuadrangular. Los Pezeteros ganaron su primer partido recién en la cuarta fecha, perdiendo solamente dos de los siguientes diez encuentros, por lo que quedaron en una posición expectante en la tabla, donde finalizaron en el cuarto lugar. Donde arrasaron fue la etapa siguiente, donde jugaron contra Saprissa, Herediano y Santos de Guápiles. Allí ganaron cuatro partidos, empataron uno y cayeron en el restante, logrando clasificar a la final nacional.

Se midieron contra Herediano por la final nacional, a quienes vencieron 1-0 en la ida como locales con el gol de Jeikel Venegas y aguantaron el 0-0 de visitante para festejar el título por primera vez en su historia.

Miguel Zahzú – Campeón con Atlántico FC de la Liga Dominicana de Fútbol

El otro que sacó campeón por primera vez a un club fue Miguel Angel Zahzú. Su trayectoria como arquero lo llevó por Lamadrid, Midland (titular del campeón invicto de la D 88/89 que estuvo 50 partidos sin perder), Chicago, Laferrere, Lugano y San Telmo en la década del 90. Como entrenador también pasó por Midland, donde un jugador lo acusó de haberlo golpeado por sospechar que le estaba haciendo una cama. Después pasó por una quincena de clubes repartidos por Paraguay (donde ascendió con Nacional en 2003 y fue campeón en primera con Sportivo Luqueño en 2007), Ecuador, Bolivia y Perú, además de un paso por el Federal A con Guaraní Antonio Franco. A fines del año pasado llegó a Atlántico Fútbol Club, equipo fundado en 2015, lo que es decir que se fundó junto a la primera liga profesional de República Dominicana.

En Punta Plata, ciudad turística y algo (?) destacable, como se la puede ver, Atlántico hace de local en este torneo de diez equipos que, como ocurre en Estados Unidos, no tiene ascensos ni descensos a la segunda división. La actividad comenzó en marzo y finalizó en agosto. El torneo tiene una etapa regular, donde juegan dos rondas todos contra todos, clasificando los cuatro primeros a las semifinales por el título nacional. La primera parte del torneo fue bastante irregular, donde el equipo empataba y perdía más de lo que ganaba. Recién en la 14º jornada pudieron lograr una racha de cuatro partidos invictos, que les permitió ocupar el cuarto lugar de la tabla, entrando por la ventana a los play-off, superando por diferencia de gol al Moca FC.

Recibiendo el reconocimiento como el mejor DT de la liga dominicana

En semifinales le tocó medirse contra el mejor de la fase regular, el Cibao Fútbol Club, en una serie que terminó sin goles en los 180 minutos. Finalmente, los dirigidos por el argentino ganaron 4-2 por penales. En la final, Atlántico y Atlético Pantoja igualaron 1-1 en el Olímpico Félix Sánchez ante 10 mil espectadores. El ex Guaraní Antonio Franco Mauro Gómez anotó para el equipo de Punta Plata. Tras el alargue, el que definió la serie de penales fue otro argentino (nacionalizado boliviano) Iván Zerdá, que puso el 4-3 final.  Luego de este título, el DT volvió a tierras bolivianas, donde firmó contrato para comenzar su segundo ciclo con Aurora.

Bonus track: Los que van a Rusia

Si bien técnicamente no salieron campeones en 2017, algunos casos son casi para festejar. Primero, la sufrida clasificación de Argentina, de la mano de Messi y las órdenes de Sampaoli, que evitó el repechaje con el que tanto coquetearon en la recta final de las eliminatorias. Además del entrenador albiceleste, vuelve a decir presente en la Copa del Mundo José Pekerman a cargo de la selección colombiana, un equipo que era número puesto en Rusia. En tanto que debutan en el máximo certamen de selecciones Juan Antonio Pizzi (que entró al mundial por la ventana, al hacerse cargo de Arabia Saudita) y dos entrenadores que trabajan en dos de los países que probablemente hayan festejado más la clasificación: Ricardo Gareca al frente de Perú y Héctor Cúper a cargo de Egipto. ¿Aparecerá uno de estos en la próxima edición de esta sección?

Anuncios