Far far away chronicles: La J-League, el hogar de paso y retiro de varias estrellas (LA LIGA)

Desde Colombia el compañero Wilson Moncada nos manda un interesante post sobre la liga japonesa y los futbolistas que se retiraron en la misma. Hoy la primera parte con toda la info del campeonato nipón y mañana un repaso por los jugadores.

Por Wilson Moncada

Pasar de los 30 años y/o estar a punto de llegar a el génesis de la vejez pueden significar el fin de una carrera exitosa, de la cual, muchos desean retirarse en el equipo que les dio todo o en el equipo de sus amores. Pero existen casos atípicos de profesionales que decidieron terminar sus días futboleros, o que volvieron de las cenizas como si de un ave Fénix se tratara, para vivir una última aventura en una de las ligas que por entonces recién nacía y que hasta nuestros días sigue siendo el hogar de paso y retiro de varias superestrellas que supieron deleitarnos en Champions, Libertadores, mundial o el torneo de importancia del momento.

Vamos a situarnos más exactamente en 1993, dos años antes de que naciera este fulano que les escribe y que tiene el culo plano de estar sentado investigando al más puro estilo de Discovery Channel y redactándoles esta mística, pero nada despreciable (?) separata del futbol Japanese y su capacidad de atraer estrellas. Todo con el fin de incrementar la sabiduría en este amplio mundo del balompié.

PD: Si esperan tiros con chanfle y jugadas tipo Súper campeones en estas líneas usted está en el lugar equivocado. ¡Váyase! … No mentiras, venga, quédese que le va a interesar caballero y caballera.

Pero antes de meternos al tema haremos un resumen para saber que es la J. League y que la enredada que se van a pegar (?) no sea tan contundente.

Cómo se dijo más arribita nos vamos a centrar en el año 1993 en el nacimiento de la J-League. Porque no todo puede ser fútbol europeo, donde hay lucas por montones, no señor.

Algunos de los equipos participantes de aquella liga amateur.

El fútbol en Japón era un simple pasatiempo, podría decirse, ya que la liga con la que contaban era una liga amateur, la Japan Soccer League (JSL), compuesta por equipos pertenecientes a empresas de suma importancia en la nación y de los cuales, los jugadores eran los mismos empleados de la empresa y en uno que otro caso uno o varios jugadores profesionales. O sea, se da a entender que, si no era suficiente con cagarla entre semana en el área de producción, también tenías la posibilidad de hacerlo en la cancha un fin de semana para terminar de hundir al lugar que ofrecía trabajo de turno. Para ellos lo más importante era el béisbol (que es el deporte dominante) y crear videojuegos que tardaban más en ser sacados a la venta que en tener una copia barata vendiéndose en las calles.

  • Ya se planeaba la creación.
El dúo dinámico que conquistó aquella primera temporada de la J. League.

Los oji rasgados cayeron en cuenta de que se estaban durmiendo en los laureles con este tema de empujar la bolita con las patas, y en aras de impulsar el interés de la gente en este deporte decidieron profesionalizar la vaina porque necesitaban plata ya era hora de parar de naufragar entre tanta caca, y además, la selección estaba haciéndose una campaña en las eliminatorias a Estados Unidos 94 digna de probar las mieles del triunfo hacia el final, pero que terminó con la ya mundialmente conocida “Tragedia de Doha” una de las muestras más claras de que el síndrome del “Pecho frío” estaba más latente que nunca, y en asocio junto a las pecheadas de Francia, Inglaterra y Argentina (?) en esas mismas eliminatorias. Pero lo más importante: tenían un plan a futuro para convertirse en una de las mejores ligas del mundo, una cuestión con más visión y misión que la denuncia que hizo el abogado chileno ante la FIFA por el partido entre Colombia y Perú (?)

La cosa fue sencilla: Los equipos pertenecientes a empresas debían independizarse, debían contar con un estadio con capacidad para 15.000 personas como mínimo y tener patrocinio de biyuyo, lucas, money, barras o como se les dé la puta gana de decirlo le digan normalmente por parte de las administraciones locales. Además de contar con jugadores profesionales y apoyar las inferiores de aquella generación X. La fundación e inicio de temporada estuvo integrada por diez equipos a los que vamos a organizar en una lista tipo “antes y después” para que sepan a qué empresa pertenecían “antes”. ¿Por qué se pone el antes entre comillas? Sencillo, porque los equipos se independizaron, pero esas empresas que los acogieron por mucho tiempo seguían ligados con ellos ya que eran los patrocinadores de mayor peso. (Ojo que no es lo mismo, pongan cuidao’)

  • JEF United (JR East, una empresa de ferrocarriles, y Furukawa Electric, una empresa de electricidad. Gracias Faryd (?))
  • Gamba Osaka (Panasonic)
  • Nagoya Grampus Eight (Toyota)
  • Sanfrecce Hiroshima (Mazda)
  • Urawa Red Diamonds (Mitsubishi)
  • Yokohama Marinos (Nissan)
  • Yokohama Flügels (ANA, aerolínea japonesa y Sato Kogyo, constructora)
  • Verdy Kawasaki (Yomiuri, periódico japonés)
  • Shimizu S-Pulse (JAL Airlines, aerolínea japonesa, y que contaba con una estrafalaria, pero curiosa camiseta como pa’ un guayabo)

¿Adivinen cual falta? Jijiji. (Al campeón de la Libertadores 2016 no le gusta esto)

  • Kashima Antlers (Sumitomo Metal, metalúrgica japonesa)
¿Se imaginan a la cebolla, o lo que sea eso, que tiene el Deportivo Cali como mascota en una tarjeta de estas?

El inicio y las campañas publicitarias estuvieron por todo lo alto (La JFA realizó acuerdos con diversas compañías de ropa, agencias de viajes, videojuegos, series animadas (Goal FH o “Goleadores” como se le conoció acá por ejemplo, que se basaba en un brasileño que llegaba al Shimizu S-Pulse a jugar y se volvía histórico) incluso, tarjetas telefónicas con las ilustraciones de las mascotas de los equipos, toda una campaña de marketing pidiendo pista porque se venía la revolución), la gente estaba a la expectativa por el rendimiento de los equipos, habría transmisión de por lo menos un partido de la fecha por televisión y para que todo fuera más llamativo, el torneo tuvo un formato particular, los clasificados no se medían por puntaje sino por victorias obtenidas, si no había ganador en los 90 se recurría al extinto “Gol de oro” por si ninguno de los dos tenía las gónadas para marcar un gol anotaba, se repatriaron a varios japoneses jugando en ligas de afuera, siendo el más sonado Kazuyoshi Miura llegado desde Brasil para formar combo con Ruy Ramos y Tsuyoshi Kitazawa, además de que los equipos se arriesgaron a contratar jugadores de talla internacional, pero… que ya estaban en inminente retirada, pero como sucede con los vinos añejos, le dan un toque especial a la velada. El primer torneo tubo buena aceptación por parte de la gente (a pesar de que debido a la caída económica de Japón en mitades de los 90’s la liga también estuvo afectada) y con el pasar de los años se iban incorporando nuevos equipos hasta llegar a 18 en 1998 y crearse una segunda división en 1999 debido al verguero de equipos que había en el país y que querían mostrarse.

Kitazawa, aparte de futbolista hacía las veces de malicioso en películas de Van Damme.

Acá la lista de equipos que se fueron sumando.

  • Júbilo Iwata (Yamaha) 1994
  • Shonan Bellmare (Fujita industries, conglomerado de empresas) 1994
  • Kashiwa Reysol (Hitachi) 1995
  • Cerezo Osaka (Yanmar, empresa automotriz) 1995
  • Avispa Fukuoka (Chuo Bohan, empresa de seguridad) 1996
  • Kyoto Purple Sanga (Orígenes universitarios) 1996
  • Vissel Kobe (Daiei, cadena de supermercados, se volvió profesional ese año) 1997
  • Consadole Sapporo (Toshiba, otro que pasó a ser profesional) 1998
El primer gol de la historia, anotado por Henny Meijer. Y no, no es Rudi Völler, es su gemelo perdido holandés Eric Van Rossum.

La liga actualmente mantiene la misma cantidad de equipos en primera (18) y cuenta con segunda (22) tercera (17) esta se creó para el 2013 y la Japan Football League que es la cuarta división (16).

Esto es todo hasta hoy, mañana los nombres de los jugadores de renombre retirados en la J-League. Pero si gustan pueden empezar a tirar sus nombres (sin repetir y sin googlear) y veremos si están entre los reseñados en la segunda parte.

 

 

 

 

 

Anuncios