441 Días Superligando

Ya pasó más de un año sin que Boca se bajara del primer puesto de la SuperLiga, pero viendo el andar del equipo (sobre todo, los primeros partidos del año) surgen dudas en cuanto a por qué sigue donde sigue y con pocos equipos que le puedan seguir el ritmo, no tanto por lo arrollador de su juego sino por lo que los rodea. Pasen y lean.

Se rompe Gago y Boca sigue. Se rompe Benedetto y Boca sigue. Lo traen a Calito y Boca también sigue. Pareciera ser que la suerte por fin le sonríe a los Mellizos, que a pesar de verse obligados a cambiar nombres, esquemas, referis (?) tanto por razones internas como externas, los resultados sigan acompañando al equipo de la Ribera y siga liderando en soledad la Superliga. Lo cierto es que de un visionado normal de un partido, salvo la excepción contra San Martín de San Juan y hasta por ahí no más, Boca juega feo, vamos a ser sinceros. Entonces, ´¿por qué se mantiene?

Por plantel

Nadie puede discutir que Boca tiene uno de los planteles más completos del fútbol argentino. Se puede decir que en muchos puestos hay superpoblación (como en el mediocampo) y en otros hay una pobreza franciscana (defensores centrales) pero lo cierto es que Boca sufrió lesiones de jugadores clave (Gago, Pérez, Benedetto) y supo adaptarse con lo que tenía, que no fue poco. Además, en el mercado de verano fue el que mayor cantidad de guita invirtió en pases, dándose incluso el lujo de relegar a jugadores fuera del banco, como pasó en el partido contra Banfield donde Más y Wanchope Abila (dos de las incorporaciones en este mercado de pases)  ni siquiera fueron al banco. Veremos cuánto recambio podrá ir metiendo ahora que empieza la Copa Libertadores y el calendario suma partidos

por juego

Boca supo desplegar durante el primer tramo del torneo un juego efectivo, con un fondo concentrado y una delantera prendida fuego. El equipo de Guillermo tuvo una identidad propia que se plasmaba en el campo de juego. Hay que destacar que desde la llegada de Tévez esta forma de jugar se vio afectada por el Enigma Calito (?) y sus posiciones flotantes, amén de las ausencias importantes para el engranaje xeneize. En los últimos partidos el equipo no se mostró sólido en todas las líneas como siempre, pero le bastó que se encendieran sus figuras (en este caso, Pavón o Nandez) para que se llevara los 3 puntos y mantenga la distancia sobre sus perseguidores.

Por ausencias propias y presencias ajenas

No hay que dejar de lado que justamente el último ítem citado  resultó vital para este andar de Boca: El año pasado no jugó Copas (Salvo la Argentina), lo que le permitió poner lo mejor que tenía en la SuperLiga, mientras el resto de los equipos que sí estaban participando sufrían bajas o debían presentar equipos alternativos en el torneo doméstico. Muchos de los equipos que podrían estar peleando palmo a palmo el torneo, en el último tramo del año pasado se encontraban peleando por algo más, cosa que a Boca no le pasaba. Vamos a ver cómo les va ahora, aunque también tienen el calendario cargado. Igualmente, esto nos lleva al ítem que sigue

La crisis ajena

Boca supo aprovechar para despegarse de sus competidores más fuertes cuando el nivel del resto de los equipos fue bajando. Si bien San Lorenzo (el rival que quizá estuviera más cerca de pelearle palmo a palmo) tuvo un arranque dubitativo, de la mano del bombero de emergencia Biaggio supo sacar resultados que lo fueron acercando al xeneize, pero Racing que se había armado para pelear el torneo recién ahora está levantando cabeza, Independiente se jugó todo a las Copas y River, bueno, lo de River es un caso aparte. Después del partido con Lanús por la Libertadores, el equipo de Gallardo se fue desarmando en lo anímico. Las contrataciones millonarias pedían que el equipo de Nuñez empezara el 2018 pisando fuerte en la Superliga pero, más allá de algunos fallos arbitrales contrarios, lo cierto es que el equipo del Muñeco no sabe bien a lo que juega y se nota. De esas desatenciones ajenas supo aprovecharse Boca para seguir arriba.

Tiene al goleador del campeonato…que no juega hace 8 fechas

Benedetto sigue liderando la tabla de goleadores con 9 tantos, a pesar de no jugar desde la fecha 9, habiendo sido alcanzado la fecha anterior recién por Sebastián Rivas, de Patronato. Si bien el goleador del torneo nunca fue medida del andar de un club (Veamos donde anda Patronato en la tabla, 16º), tampoco hubo en el resto de los clubes que están compitiendo por el primer puesto un jugador tan desequilibrante como lo fue el Pipa para Boca. Quizá Lautaro Martinez en Racing (que está a dos goles) pueda llegar a marcar una diferencia similar en cuanto a importancia dentro del campo de juego y lo que se espera de Pratto en River, por el que se puso bastante guita y por ahora tiene un solo gol.

Por arbitrajes

No vamos a esconder la mano, se sabe que durante muchos partidos a Boca lo supieron favoreces “errores” arbitrales, pero no solamente de eso vive Boca. Es más, muchos de los errores ocurridos en otras canchas estaban lejos de beneficiarlo, como el partido que Godoy Cruz le empata a River con un gol en offside y un penal no cobrado para el equipo de Gallardo. A Boca le convenía que River gane así aleja más a Godoy Cruz que viene en el lote de los de arriba No vamos a decir que los que lloran están a 24 puntos, no va con nuestra línea editorial (?).Pero no hay que dejar de reconocer que en muchos partidos el equipo de Guillermo tuvo una mano extra, mano que se vio en otros equipos también, no nos hagamos los sotas.

Por poderes externos

Resulta casi simpático, pero como nos caben las conspiranoias, podemos decir que Boca viene liderando el campeonato hace más de un año porque a los que detentan el poder les conviene tener al equipo más popular del país bien arriba, que cada vez que hay un presidente siempre su equipo salió campeón (Salvo con Cristina que o era muy honesta o la virginidad del Lobo es a prueba de misiles nucleares) y que con pan y circo se tapan las cagadas de los gobernante. Yo no creo, pero que los hay, los hay, pregunten en Independiente…

Por lo que sea, Boca viene liderando de punta a punta el Torneo, por supuesto hasta que salga este post y lo haga colapsar sobre si mismo (?). Se podrá discutir sobre la forma de jugar, sobre los nombres, sobre las ayudas y las ausencias, pero lo cierto es que sigue ahí, en el Nº1 desde hace bastante tiempo y no hay miras de que aparezca algún equipo con ganas de bajarlo. Habrá que ver cómo sigue la historia.

Anuncios