Clásicos del Mundo XI: Borussia Dortmund – Schalke 04

Esta vez nos vamos a la mayor potencia europea para conocer uno de sus tantos clásicos, que une a dos de los equipos con las hinchadas más fieles y numerosas del país. Quizás sin tanta rivalidad como los que hemos visto en las ediciones anteriores, pero al ser vecinos cultivaron una bronca que fue creciendo con los años. Hablamos del Derbi del Ruhr.

Alemania se ubica en la parte central de Europa. Fueron varios los pueblos que pasaron por esas tierras; en la Edad de Piedra se encontraron algunos antepasados del hombre, como el llamado Hombre de Heidelberg, así como también los más cercanos en el tiempo hombres de Neanderthal y Cromañón, que eran cazadores y recolectores. La Edad del Bronce comenzó en el centro de Alemania en el año 2500 AC con el conocimiento de la aleación del cobre y del estaño, hacia allí empezaron a venir los eslavos, los celtas y los pueblos de la zona báltica, quienes desarrollaron una serie de progresos técnicos, sobre todo los celtas con sus trabajos en hierro y en metal. Los romanos intentaron entrar a la parte teutona, pero fueron derrotados, y gracias a eso nunca más intentaron invadir más allá del río Rin, cosa que benefició la cultura germana. Para muchos historiadores, la historia alemana empieza con el “Período de migración”, que consistió en la conquista de diferentes regiones del Imperio Romano por varias tribus germánicas, entre las que destacan los Francos, los Visigodos y los Ostrogodos, entre el 300 y 550 DC.

Carlomagno, máximo representante del Imperio Carolingio consiguió unificar las tierras de Alemania, Francia e Italia, hasta que este fue dividido mediante el Tratado de Verdún, los territorios, pasaron a llamarse Francia Occidental (donde se asentó Carlos el Calvo), Francia Media (perteneciente a Lotario I) y Francia Oriental (territorio de Luis, el Germánico). Este último se convirtió en el primer Estado en la formación de la monarquía en Alemania, que existió entre 840 y 962, año en que se creó el Primer Imperio, llamado Sacro Imperio Romano Germánico. Algunas de los hechos que se sucedieron durante el período del imperio fueron la Bula de Oro de 1356 (reglas que detallaban la elección del Rey), la Reforma Imperial, la Reforma Protestante iniciada por Martín Lutero, que terminó derivando años después en la Guerra de los Treinta Años, que culminó con la Paz de Westfalia. El Imperio quedó dividido en varios principados independientes, y desde 1740 la monarquía de los Habsburgo y el Reino de Prusia dominaban el Imperio, que cayó con las guerras napoleónicas en 1806. Luego de esto, fue fundada la Confederación del Rin bajo el mando de Napoleón. La derrota de Napoleón en la Batalla de Leipzig de 1813 puso fin a la Confederación y dio paso a la Confederación Germánica, creada en 1815.

The_german_state_since_1867
Mapa robado (?)

En 1848 estalla la Revolución y convierte a Alemania en un Estado Nacional e Institucional. Con la creación del Parlamento del Frankfurt, se establece que Austria no puede ser parte del Estado, por lo que deciden convertirse en un imperio (conocido como Pequeña Alemania), bajo dominio del Reino de Prusia. La Confederación se disuelve en 1867 y da paso a la Confederación Alemana del Norte, que dura hasta 1871, cuando se produce la unificación alemana tras la victoria de Prusia en la Guerra Franco-Prusiana y da paso al Imperio Alemán con Guillermo I como emperador y con Otto Von Bismarck, uno de los estadistas más importantes del Siglo XIX, como canciller. El imperio (segundo Reich) empezó un período de esplendor gracias a la industria y se transformó en una gran potencia junto al Reino Unido, en esa época, empieza a crecer de forma exponencial el nacionalismo. El Kaiser Guillermo II se enfrenta a Von Bismarck y se produce la caída de este último en 1890. En 1914 empezó la Primera Guerra Mundial, y Alemania, siendo parte de las Potencias Centrales, fue una de las grandes perdedoras del conflicto. En 1918 estalló la Revolución de Noviembre, lo que obligó a dimitir a Guillermo II, y luego fue obligada a firmar el Tratado de Versalles.

En 1919 se crea la llamada República de Weimar, nombre dado debido a que en esa ciudad se firmó la nueva constitución, aunque el país conservó el nombre de Imperio Alemán. En 1933, con la victoria del Nacional Socialismo en las elecciones, surge el llamado Tercer Reich, con la asunción de Adolf Hitler como jefe de estado en 1934 tras la muerte de Paul von Hindenburg. Lo que vino después lo sabemos todos.. en 1949 se divide Alemania desde Berlín, en la República Federal de Alemania (monitoreada por Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos) y la República Democrática de Alemania (monitoreada por Unión Soviética). Ambos países son el perfecto ejemplo de la Guerra Fría entre el bloque occidental capitalista y el bloque oriental comunista. Con la caída del Muro de Berlín en 1989, Alemania volvió a re unificarse para dar paso a un período de prosperidad y convertirse en uno de los países más desarrollados del mundo.

koch1487900356973-7565048849.png
El padre del fútbol alemán

El fútbol llegó a Alemania a fines del siglo XIX. El 29 de septiembre de 1874, según algunas crónicas, se dio el primer partido de fútbol en el país. Konrad Koch, un profesor que había vivido en Inglaterra, fue el encargado de traer este nuevo deporte al instituto Martino-Katharineum de la localidad de Brunswick. Los primeros partidos eran similares al rugby, y en un principio se podía tocar el balón con la mano, hasta que Koch trajo las reglas de la asociación de fútbol inglesa. Un año después, presentó el primer reglamento de fútbol en alemán, que rezaba: “El juego consiste en hacer pasar el balón bajo la barra transversal del marco rival”. Para Koch, el nuevo deporte era “sano, piadoso, alegre y libre”, un lema que había sido acuñado por el pedagogo alemán Friedrich Jahn, quien era considerado el padre de la gimnasia. Pero las Federaciones y los profesores de dicho deporte no estaban muy de acuerdo con Koch, ya que tildaban al fútbol como “Lümmelei” o básicamente, la “enfermedad inglesa”, lo que llevó a Koch a cambiar el léxico de algunas palabras para traducirlas al alemán con términos militares como ataque, defensa o atacantes, que tuvieron más repercusión y después no querían que salga un Hitler de ahí (?). Aunque hay otra versión que dice que el primer partido lo jugaron en abril de 1874 en Dresde. Según el informe del Leipziger Zetung en abril de 1874, los ingleses habían fundado el primer club de Alemania  el 18 de marzo de ese año: Dresden English Football Club, donde se reunían cerca del llamado Gran Jardín, practicando este deporte ante la atónita mirada de la gente del lugar. El Dresden es, probablemente, el primer club creado fuera de Gran Bretaña.

El informe del Leipziger decía se trataba de un juego donde “la pelota es impulsada hacia adelante con el pie“, y describió: “una veintena de hombres jóvenes disfrazados, a saber, de diferentes colores para distinguirlos: una especie de camisa de lana o de seda, con o sin mangas, calzas cortas que muestran la rodilla desnuda, medias largas y zapatos muy cómodos o las botas con cordones”. Con el correr de los años, varios clubes se fueron creando en Berlín, Hamburgo y Karlsruhe, uno de ellos, el BFC Germania 1888, fundado en el año que su nombre lo indica, y que hoy es el más viejo del fútbol alemán en actividad. En 1890 se crea ya una Asociación de Futbolistas Alemanes en la parte norte y la Unión del Fútbol del Sur, pero no se unieron debido a que los del Sur no querían que la sede sea Berlín. El primer intento de un “campeonato” se dio en 1894, cuando el BFC Viktoria 1889 invitó al FC Hanau 93 para jugar un partido de exhibición. Como el equipo rival no pudo presentarse el título quedó para el Viktoria. Pero en 2007, con ambos equipos en el amateurismo alemán, lograron jugar la “final” 113 años después, y el triunfo del Viktoria lo convirtió entonces en el primer campeón alemán. La ida fue 3 a 0 para el Viktoria, y la vuelta en Hanau fue 1 a 1. Lo más llamativo fue que se utilizaron pelotas de juego pesadas similares a las de esa época. El 28 de enero de 1900 en Leipzig se crea la DFB (Federación Alemana de Fútbol), y el primer torneo, realizado bajo sistema de eliminatorias, arrancó en la temporada 1903-04. El primer campeón fue el VfB Leipzig que venció en la final al Deutscher FC Prag por 7 a 2. Ese campeonato estaba dividido en diferentes campeonatos nacionales donde los ganadores pasaban a la fase nacional.

BC6089
Los campeones de 1903

Con la llegada del nazismo, el campeonato se dividió en las llamadas Gauligas, donde los ganadores de cada una de ellas (llegaron a ser 16), también pasaba a un fase nacional. Una vez finalizada la guerra, se produjo la llamada Desnazificación, y la mayoría de los clubes fueron disueltos, y reconstituidos poco después. Entre 1946 y 1949, los campeonatos se dividieron según la ocupación de los países triunfadores en la Segunda Guerra Mundial, es decir, la zona de ocupación estadounidense, la francesa, la soviética y la británica. En 1949 volvió el Campeonato Alemán, llamado Oberliga con la antigua forma, hasta que en 1963 comenzó el torneo nacional unificado, la que ahora conocemos como Bundesliga. Alemania, como sabemos, es junto a Brasil, la gran potencia futbolística y quien nos va a eliminar en Rusia. En sus comienzos jugó entre 1899 y 1901 contra equipos británicos cinco partidos, perdiéndolos todos, pero el debut de la selección como tal se dio el 5 de abril de 1908 en Lausanna, Suiza, ante la selección local, donde cayeron 5 a 3. Fritz Becker anotó el primer gol en la historia de Die Mannschaft. Luego anotó otro y el restante fue obra de Fritz Förderer. Su primer triunfo llegó en el sexto partido, fue 1 a 0 y ante el mismo rival, pero de local. Unas semanas después se dio su peor derrota, 9 a 0 ante Inglaterra. Los años se sucedieron, Alemania empezó a ganar, y logró 4 cuatro Copas del Mundo y 3 Eurocopas, lo que siempre nos recuerda a una frase del inglés Gary Lineker post derrota en semifinales del Mundial ´90: “El fútbol es un juego simple: 22 hombres corren detrás de un balón durante 90 minutos, donde siempre gana Alemania”.

escudo-f.c. schalke 04

Uno de los estados federados con más tradición futbolera del país, es Renania del Norte-Westfalia, donde se ubican grandes ciudades como Colonia, Dortmund, Düsseldorf, Essen, Gelsenkirchen y Bonn, entre otras. Pero es en la parte de lo que se llama la Cuenca del Ruhr, que corre a lo largo del río del mismo nombre, donde aparecen los dos equipos que serán reseñados en este post.  Desde Dortmund, llega el Ballspielverein Borussia 09 e.V. Dortmund, o Borussia Dortmund, haciéndolo más reconocible, mientras que desde Gelsenkirchen, viene el FC Gelsenkirchen-Schalke 04 e.V., conocido mundialmente como Schalke 04.

El primero en llegar fue el Schalke, allá por 1904 como su apellido (?) lo indica. En una zona donde florecía la industria de minas de carbón, un grupo de jóvenes se reunía en los campos cercanos al Schalker Markt para jugar al fútbol. Josef Ferse, Wilhelm “WillyGies, Johann Kessel, Viktor Kroguhl, Heinrich Kullmann, Adolf Oetzelmann, Josef Seimetz y Willy van den Berg fueron quienes fundaron el club, entre panchos y cervezas. El día era un 4 de mayo y el nombre elegido fue Westfalia Schalke. La mayoría de ellos eran hijos de inmigrantes que venían a trabajar a la minería, y el primer campo fue en la casa Goor, un emplazamiento de la nobleza que quedaba en el centro de la ciudad. Los colores adoptados fueron el rojo y el amarillo. Con los años la cantidad de jugadores fue incrementando, mientras jugaban partidos ante otros combinados “no federados” de la zona. Se les complicaba el ingreso a la Federación de Alemania Occidental (WSV), ya que los burgueses que manejan la asociación no veían con buenos ojos la llegada de un equipo obrero. En 1909, por fin logran inscribirse como equipo, con Heinrich Hilgert como presidente, ya que su mentor, Willy Gies, aún no era mayor de edad. Pero recién en 1912 se pudieron unir a la WSV, luego de una unión con el club de gimnasia Schalke Turnverein 1877. Durante la primera guerra mundial, el club pasó por varios lugares y volvió a su antiguo nombre en 1915, pero dos años después, volvió a fusionarse al club anterior pero renombrado como Turn- und Sportverein Schalke 1877. Un 25 de mayo de 1919, jugaba uno de sus grandes próceres por primera vez: Ernst Kuzorra, ante el Erle 08 y un año después sube a la llamada Clase A. En 1922 se enfrentaron por primera vez a un combinado extranjero, un equipo de la Asociación de Viena. El primer título para Die Knappen (Los mineros), llegó en 1923 cuando ganaron la Schalke Kreisliga. En 1924, se produce la nueva separación y cambia el nombre al cual lo conocemos actualmente, también cambian los colores, que pasan a ser azul y blanco, que les dará el apodo para el resto de sus días: Die Königsblauen (Los Azules Reales). Con la llegada de un técnico profesional en 1925, utilizaría un innovador sistema de juego que se haría famoso con el nombre de Schalker Kreisel (trompo), basado en un estilo de juego que utilizaba pases cortos, agudos y de hombre a hombre para mover el balón, gracias a sus dos figuras predominantes: Fritz Szepan y el mencionado Ernst Kuzorra. Así llegarían los primeros títulos, pero eso, lo veremos luego, ya que primero vamos a presentar a sus grandes rivales.

304ff113643a26ad98713d66c382c3dd

La historia del Borussia Dortmund se remonta al lejano 1901, donde se funda una organización juvenil católica en la ciudad. Los miembros de la congregación eran trabajadores del acero, en gran parte jóvenes que participaron no sólo en la vida de la iglesia, sino también en deportes como la gimnasia y el atletismo. En 1906 en los campos de Borsigplatz empezaban los muchachos a jugar al fútbol. Con la llegada de un nuevo mandamás a la organización, de nombre Kaplan Dewald, las cosas se complicaron, ya que el siome este (?) no quería que se practicara el deporte en dicha congregación. Entonces, llegó el 19 de diciembre de 1909, cuando unos 50 miembros del Sodalität se reunieron en una sala contigua de los Wildschütz para aconsejar sobre el establecimiento de una asociación independiente de la iglesia. Algunos buchones (?), le avisaron a Dewald de lo que se estaba armando, y cuando quiso entrar para disolver la reunión, no lo dejaron ingresar. Los 18 que determinaron la fundación del club fueron: Franz y Paul Braun, Heinrich Cleve, Hans Debest, Paul Dziendzielle, Franz, Julius y Wilhelm Jacobi, Hans Kahn, Gustav Müller, Franz Risse, Fritz Schulte, Hans Siebold, August Tönnesmann, Heinrich y Robert Unger, Fritz Weber y Franz Wendt. El nombre elegido fue Borussia (en latín Prusia), que provenía de una cerveza producida en Dortmund por una fábrica local. Obviamente fueron excluidos de la congregación. El primer presidente fue Heinrich Unger. Otra de las actividades que se practicaba en el Dortmund era el atletismo, por lo que gracias a eso pudieron unirse a la West Spielverband (WSV), en 1910. Su primer partido oficial, fue el 15 de enero de 1911 contra el Vfb Dortmund, logrando una amplia victoria por 9 a 3. Su primera camiseta fue a rayas azul y blanca, con una faja roja, con pantalón negro. El equipo empezó en la clase C y salió primero en su debut, en la temporada 1914-15 ya estaba en la Clase A, que tuvo que ser cancelada por la Primera Guerra Mundial, donde hasta 9 de sus fundadores, perdieron la vida. El equipo participó activamente en diferentes ligas, como la de los distritos Ruhr-Emscher-Kreis, la del círculo Hellweg, la del distrito Dortmund-Bochum, el distrito Dortmund-Henne, hasta llegar a la temporada 1926-27 cuando se crea la del Primer distrito del Ruhr, Dortmund-Gelsenkirchen.

Entre esas temporadas, entonces llegó lo que fue el primer clásico entre los dos colosos del Ruhr. El 3 de mayo de 1925, los Azules Reales golearon a los Aurinegros por 4 a 2. Willi Fischer, Ernst Kuzorra por dos y Gustav Kirstein marcaron los goles de la primera victoria minera. Otto Wendt, por su parte, quedó en la historia como el primer jugador del Dortmund en anotar en un clásico. Y acá empieza una serie de eventos que harán las delicias de grandes y chicos (?). Luego de unos amistosos y unos partidos por el distrito del Ruhr, siempre con victorias del Schalke (que ganaría algunos títulos en sus distritos, ganando el de Alemania Occidental en 1929), empezaron a jugar por la Gauliga Westfalen. Pero antes sucedió algo que cambiaría un poquito (?) la historia del mundo… La llegada de Adolf Hitler al poder. Con el nacionalsocialismo como gobierno, el Schalke vivió su época de oro. Con la llegadas de las Gauligas, el equipo logró todas las de su distrito que se jugaron desde 1934, ganando además, los títulos nacionales en los años 1934; 35; 37; 39; 40 y 42. El Dortmund, por su parte, ascendería en 1936 a Primera, pero no podía con el dominio azul. El primer derbi por la Gauliga se daría el 20 de diciembre de 1936 y la victoria minera fue por 4 a 0. El 30 de enero, en el octavo partido entre ambos, el Dortmund pudo sacar su primer empate, un emocionante 3 a 3. Pero entre torneos y amistosos, los partidos pasaban y Die Borussien seguía sin verle la cara a Dios. Los Azules les ganaban de todas formas posibles: 6 a 3; 6 a 0; 7 a 0 (tres veces); 9 a 0 y hasta 10 a 0, goleada sucedida el 20 de octubre de 1940. El día D llegó el 14 de noviembre de 1943, cuando con tanto de August Lenz lograron la victoria por 1 a 0 en el clásico número 22 (incluyendo amistosos)… hasta ese partido, el Schalke había ganado 20, con 111 goles a favor y 19 en contra. Como dijimos anteriormente, en ese equipo brilló Ernst Kuzorra y su cuñado Fritz Szepan. Ambos admiradores del Partido Nacional Socialista, Szepan se unió al Partido junto a Kuzorra y Hans Bornemann en 1937. Dos años después fue nombrado miembro del Consejo de Liderazgo de la Oficina de Fútbol del Reich, algo llamativo (?), ya que un año antes, se había hecho cargo de los almacenes Julius Rode & Co, en el proceso de “arianización” de todo lo que provenía de los judíos. Este lugar, pertenecía a Sally Meyer y Julie Lichtmann, quienes terminaron sus vidas en Auschwitz en 1942. Luego de la guerra, la Jewish Trust Corporation le inició un juicio, pero terminaron aceptando un acuerdo. Para los aliados, fue un seguidor del NSDAP. Futbolísticamente, se hace mención a él como el “Beckembauer pre-guerra”.

CwHikP9WIAAUOyr
¿El equipo del Führer?

La llegada de Hitler al poder, y las victorias del equipo azul de forma casi ininterrumpida, hicieron que a lo largo de la historia, se diga que el Führer, era hincha del Schalke. ¿Cuánto de esto es verdad? Muy poco. Siempre se supo que el líder alemán no veía con buenos ojos el fútbol, ya que no le parecía un deporte demasiado viril, como sí lo era el remo a sus ojos, por ejemplo. Hace unos años, el vocero del equipo Gerd Voss afirmó que no se encontró evidencia alguna del supuesto romance entre Hitler y el Schalke y que no existía ningún documento que demostrase que una tribuna del estadio del Schalke era denominada “Fuhrer Stand”, como lo afirmaba “Times” (periódico que en 2007 lo puso como el número 1 en el ranking de los peores hinchas de la historia), ni que el líder Nazi hubiera asistido alguna vez a presenciar un partido del Schalke. Tampoco existían pruebas de que Hitler hubiera tenido alguna injerencia en los títulos conseguidos por el club de Gelsenkirchen entre 1933 y 1945. El tema, viene a cuento de que pese a eso, Hitler no era ningún boludo (?) y sabía que el fútbol generaba popularidad. Las renuncias de los presidentes de Bayern Munich (Kurt Landauer) y del Schalke (Egon Pentrup), uno por jurío (?) y el otro por ser de izquierda, fueron un pequeño espejo de lo que se vivía, donde el Schalke, era el equipo denominado ario por excelencia, y donde los jugadores hacían el saludo nazi, además de tener hinchas con pancartas pro Hitler. Pentrup, fue reeemplazado por el nazi August Busse, y ya en 1939, el 80 por ciento de su plantilla era milicianos del Führer. Lo cierto, que esa época fue dorada para los Mineros, que lograron todas las Gauligas (11), seis campeonatos nacionales y una Copa Alemana, en la temporada 1937-38, venciendo al Fortuna Düsseldorf de Campino (?) por 2 a 1. Además, llegó a 4 finales en ese período. El Dortmund, por su parte obtuvo un par de segundos puestos y un tercero en esos años.

A partir del fin del nazismo y la separación alemana, comenzaron las Oberligas, donde ambos clubes quedaron emplazados en la del Oeste, en la parte de la ocupación británica. Durante ese período, el Dortmund empezó a vengarse de a poco del Schalke, siendo campeón durante cuatro años seguidos de su región, venciendo a su eterno rival el 18 de mayo de 1947 por 3 a 2. Ese día, empezó a gestarse el cambio radical, y el Borussia dejó de estar a la sombra del Schalke para afianzar su poderío en la zona. Durante la época de la Oberliga, el Dortmund ganó tres más (1953-55-56) y el Schalke logró las de 1951 y 1958. El Borussia, llega a la primera final del campeonato alemán en 1949 y cae ante el VfR Mannheim por 3 a 2 (hoy en sexta división). Pero la revancha llegaría en la década siguiente, logrando sus dos primeros títulos en forma consecutiva, en 1956 venciendo 4 a 2 al Karlsruher y al año siguiente logrando un 4 a 1 ante el Hamburgo, uno de los mejores de la época, los jóvenes Dieter Kurrat, Charly Schütz, Timo Konietzka y Lothar Emmerich eran las figuras del equipo. Al siguiente año, iba a ser el Schalke, quien venza 3 a 0 al Hamburgo para dar la vuelta, nadie pensó que esa iba a ser el último campeonato alemán del equipo… A principios de los ´60, el Borussia, claramente dominador de la zona, llegó a dos finales nacionales más, cayendo 3 a 0 con el Nuremberg en 1961 y venciendo 3 a 1 al FC Köln (aka Colonia) en 1963, la que fue la última temporada antes de la creación de la Bundesliga, ese año también llegó por primera vez a la final de la Copa, cayendo ante el Stuttgart en la final. Ya durante ese período, los clásicos empezaban a pintarse cada vez más de amarillo y negro, teniendo rachas de cinco victorias consecutivas a fines de los ´40 y 8 juegos sin perder en los ´50.

En 1963 se crea la actual Bundesliga y el jugador del Dortmund, Friedhelm “Timo” Konietzka, convirtió el primer gol en la historia de la Bundesliga al marcarle al Werder Bremen en el primer partido de la competición. El primer clásico es para los Azules Reales, que el 7 de septiembre de  1963 vencen por 3 a 1 a sus rivales con tantos de Berz, Gerhardt y Geisler. La venganza fue terrible, porque luego de ese partido, el Dortmund logró 8 victorias seguidas, con dos 6 a 2 y un 7 a 0, el 26 de febrero de 1966, la máxima goleada del equipo aurinegro. El Dortmund, entonces, hace una buena Copa de Europa, donde llega a vencer 5 a 0 al Benfica de Eusebio, pero queda eliminado en semis ante el Inter Italiano, a la postre ganador del trofeo.  Los ´60 seguían siendo buenos para el BVB, logrando su primera copa alemana en la temporada 1964-65 (venciendo al Alemania Aachen), pero harían historia en 1966, ya que se convertirían en el primer club alemán en ganar un torneo internacional. Luego de dejar en el camino al Floriana de Malta, al CSKA Sofía de Bulgaria, al Atlético Madrid de España y al West Ham inglés, sorprendió al vencer a un grande como el Liverpool por 2 a 1 en Glasgow para quedarse con la Recopa. Siegfried Held abrió la cuenta e igualó seis minutos después Roger Hunt para el equipo entrenado por esa gloria llamada Bill Shankly. Así se iba a ir los noventa minutos, pero en la prórroga iba a aparecer Reinhard Libuda para darle el título al equipo dirigido por Willi Multhaup. Libuda, insólitamente, es uno de los pocos casos que de jugadores salidos del Schalke, con paso a su gran rival y vuelta al equipo que lo vio nacer, donde es un ícono. A partir de ese momento, llegaron las épocas de sequía y dolor (?).

dortmund 1965 fñl
Los campeones del ´66

Los ´70 fueron complicados para los canarios, ya que luego de una crisis económica y deportiva, el 3 de junio de 1972 caen ante el Stuttgart de visitante y descienden por primera vez. Para colmo de eso, casi un mes después, el 1 de julio, su rival logra la Copa alemana venciendo al Kaiserlautern por 5 a 0, aunque un año antes había sido acusado de arreglos de partidos, con jugadores multados y suspendidos por la Federación, en el llamado Escándalo de la Bundesliga. Con el Mundial en su país a la vuela de la esquina, el Schalke construye el Parkstadion (duró hasta 2001) y el Dortmund el Westfalenstadion (hoy Signal Iduna Park). Cuatro años pasó el Dormund en la B, y en la primer temporada en su vuelta a la máxima categoría, vivió momentos de rosas, como tener un promedio de 42000 espectadores, superior a la mayoría de sus rivales, y de espinas, como la derrota por 12 a 0 (!) frente al otro Borussia, que era el equipo a vencer en los ´70, y que ya en 1967 le había metido once pepas al Schalke.

El Minero, por su parte, logró un subcampeonato en 1977 y sufrió el mismo escarnio del descenso en 1981, luego de una gran crisis. Ambos equipos empezaron a mitadtablear sabroso en esos años, en los derbis, durante los ´80, Dortmund logró un invicto de 11 juegos, período en que el Schalke descendió dos veces más, y llegó a estar cinco temporadas en la B, hasta su vuelta en 1991. El Dortmund jugó la promoción para no descender en 1986, para no hacer quedar mal a su rival… En 1989 el Borussia logra dos campeonatos luego de mucho tiempo, la Copa Alemana (venciendo 4 a 1 al Werder Bremen), y la Supercopa (4 a 3 al Bayern Munich). En los ´90 llegaría la gloria para el equipo amarillo, primero alcanzaría la final de la Copa UEFA, cayendo 6 a 1 en el global ante la Juventus, pero más tarde terminaría logrando el bicampeonato tanto alemán (94-95; 95-96), como en la Supercopa (95 y 96) y sus títulos más importantes…

1369159123_extras_noticia_foton_7_0
El enorme Matthias Sammer con la Copa

Pasó junto al Atlético Madrid la zona de grupo de la Champions, que lo emparejó con Widzew Lodz polaco y el Steaua de Bucarest rumano. En cuartos se cargaron al Auxerre francés, en semis eliminaron al Manchester United, para en la final, enfrentarse al campeón defensor, Juventus. No dejó dudas en la final jugada en Munich, dos tantos de Karl-Heinz Riedle y uno de Lars Ricken al minuto de ingresar, le dieron el título europeo a los alemanes. Alessandro Del Piero marcó el único tanto tano. Dirigidos por Ottmar Hitzfeld y con jugadores de la talla del gran capitán Mathias Sammer, Stefan Klos, Jürgen Kohler, Andreas Möller, Michael Zorc, Paulo Sousa, Paul Lambert y Stephane Chapuisat, el equipo hacía historia, frente a una Juve que tenía algunos nenes como Del Piero, Zidane, Vieri, Boksic, Jugovic, Deschamps, Buffon, Paolo Montero… Ya con Nevio Scala en el banco, en la Intercontinental de 1997 venció al Cruzeiro de Dida, Bebeto, Donizette y el Chorri Palacios por 2 a 0 con tantos de Michael Zorc y Heiko Herlich. El Schalke, para no ser menos, lograría también un título internacional esa temporada, al ganar la Copa UEFA. Roda JC de Holanda, Trabzonspor turco, Brujas de Bélgica, Valencia y Tenerife de España fueron los equipos que quedaron en el camino, para llegar a la final y vencer al Inter por penales. Dirigidos por Huub Stevens, algunas de sus figuras eran Jens “Machetito” Lehman, Olaf Thon, Thomas Linke, Jiri Nemec, Ingo Anderbrügge, Andreas Müller, Radoslav Latal y Marc Wilmost, autor del gol de la victoria en la ida. El equipo fue conocido como Eurofighter, por su dura defensa.

S04-jubelt
Los Eurofighter gozando del máximo título del club

El nuevo siglo tuvo a los Azules peleando el campeonato, que lo perdieron por un minuto a manos del Bayern Munich, pero igualmente lograron las Copas de 2001 y 2002 (a Unión Berlín y Bayer Leverkusen), a este último, el Dortmund le gana la Liga de forma increíble (y recordemos que ese Bayer también pierde la Champions…) pero pierde la UEFA ante el Feyenoord holandés. Después de un período complicado, el Dortmund resurgió hasta ser hoy uno de los equipos más importantes del Continente, pese a no poder ganar títulos internacionales. La llegada de Jürgen Klopp lo mete de nuevo en la pelea, ganando dos ligas y llegando a la final de la Champions del 2013 cayendo en la final ante su nuevo gran rival: el Bayern Munich, con quien hoy disputa el Gran Clásico Alemán (Der Klassieker). También en esta década han ganado dos Copas y dos Supercopas alemanas. Los mineros, por su parte, tuvieron sus últimos títulos con una Copa de Liga en 2005, dos Intertoto y un 2011 con la Copa y la Supercopa alemana, pero la Copa de ese año tiene un sabor especial, porque es la única final disputada entre ambos equipos, el 0 a 0 y la victoria por penales de los Azules, recordaron la paternidad pasada, cosa que dio también en cuanto a los derbis, ya que el Dortmund estuvo cinco años sin poder ganarlo, entre 1999 y 2004, donde disputaron 16 partidos, con siete triunfos azules y nueve empates. Los últimos cuatro derbis fueron empates, pero el jugado en noviembre, fue uno de los más emocionantes. El BVB ganaba 4 a 0 en 25 minutos, pero el Schalke lo igualó con un tanto en el minuto 94 gracias a Naldo, para desatar una locura casi infinita.

Además del último empate en cuatro, algunos de los Kohlenpott (su denominación alemana) más recordados fueron los siguientes:

En 1969, en el viejo estadio del Borussia, el Rote Erde, Hans Pirkner adelantó a la visita. La alegría fue tan grande que los aficionados se metieron a celebrar en el campo de juego. La policía, entonces, intentó que vuelvan a sus lugares, acompañados por los ovejeros alemanes que oficiaban de guardias, pero el central visitante, Friedel Rausch, estaba muy cerca, y uno de los perros le mordió el trasero. El jugador tuvo que ser atendido, la gente volvió a sus lugares y el derbi siguió, para que finalmente el Dortmund pueda llevarse un punto. El del 19 de diciembre de 1997 es histórico, día en que el Dortmund ganaba por 2 a 1 y en la última bola del partido, el arquero Jens Lehmann logró el empate con un cabezazo, para delirio de los aficionados, que hasta le perdonaron que luego juegue en el rival de toda la vida. La venganza llegó diez años después, cuando el Schalke peleaba el título y una victoria en el clásico los dejaba casi campeones. Sin embargo, el BVB se impuso 2 a 0 y evitó el título que su rival, añora desde 1958, el derbi  quedó en la historia como “la Madre de todos los derbis”. Un año después, el Dormund le empataba 3 a 3 un juego que parecía perdido por los tres goles de diferencia. La venganza azul, llegó diez años después, como les contamos anteriormente.

En cuanto a las hinchadas, son dos de las más populares del país teutón. Ambos se ubican en el podio de los equipos con mayores socios del país, y top 5 del mundo. La banda del Schalke, llamada Gelsenszene desde 1979, se hizo fuertemente conocida en los años ´80 por sus chaquetas de jeans con diferentes parches, algunas de ellas, con escudos neonazis y símbolos misóginos, pero a partir de mediados de los ´90 se empezaron a prohibir ese tipo de parches. El Dortmund como todo alemán que se precie de tal (?) también tuvo sus ultras de ídem derecha, el llamado Borussefront, creado en 1982, con Sigfried Borchardt, quien hasta ha llegado a ganar una banca en el consejo de la ciudad en 2014. Durante este siglo, pese a que han aparecido algunos neonazis, el club intenta llevar a cabo una política anti racial y de derechos humanos. Pese a la rivalidad, en el año en que ambos ganaron los trofeos internacionales, un grito invadió ambas canchas, se trataba del “Ruhr, Ruhr”, que enaltecía el sentimiento de la región, que dominaba el fútbol europeo. Sin dudas, las dos hinchadas son de las más importantes en Alemania, pero no tienen tantos hechos violentos como pasa en otros derbis. Ha habido incidentes, sobre todo con el Borussia, pero en partidos ante otros equipos, pero hoy por hoy, el clásico nos puede dejar imágenes como esta. Ver un derbi en cancha, igualmente, debe ser una experiencia inolvidable…

ESTADISTICAS Y DATOS NIEMBRO

El historial, pese a que empezó bastante desparejo, se fue emparejando a lo largo de los años. Por la Bundesliga han jugado 91 partidos, con 32 victorias del Dortmund y 30 del Schalke, además de 29 empates. En la época de la Oberliga, hubo 32 partidos, con una diferencia de 15 a 7 para Die Borussien. En las Gauliga, fue cuando el Schalke hizo la diferencia, 16 partidos con 14 victorias, un empate y una derrota. Por la Copa la ventaja es de los Azules Reales por 3 a 2, mientras que por la Copa de la liga, el único partido fue para el Dortmund. La única Supercopa, fue empate pero victoria del Schalke en los penales. Sumando amistosos y otros partidos por ligas menores de los primeros años, en total han jugado 174 veces, con 67 victorias azules y 60 aurinegras, además de 47 empates.

En cuanto a títulos, la cosa está pareja, pero los Azules Reales se quedaron en el tiempo. El Dortmund tiene 8 ligas alemanas (5 desde la creación de la Bundesliga), una más que el Schalke, que no gana la liga desde 1958, cuando la Bundesliga no estaba ni en los planes. Un Racing pre Mostazo digamos… La ventaja en la Copa teutona es de 5 a 4 para el Schalke, mientras que el Dortmund gana 5 a 1 en las Supercopas alemanas, aunque la única de los de Gelsenkirchen fue ante su gran rival. Además el Schalke ganó una Copa de Liga en 2005. En cuanto a los títulos internacionales, el Dortmund logró una Recopa, una Champions League y una Intercontinental, mientras que el Schalke tiene una Copa UEFA, y dos copas menores, como lo son la desaparecida Intertoto.

Ahora la cosa se pone más pareja, cuando empezamos a nombrar jugadores que han pasado por sus clubes. A diferencia de la gran mayoría de post clásicos, en este caso si son muchos los consagrados que disputaron el derbi, ya que uno hoy es una potencia mundial (más que nada por lo económico) y el otro es el gran proveedor de talentos para la selección alemana.

GRANDES JUGADORES DEL BORUSSIA DORTMUND: Ausgust Lenz, Helmut Bracht, Alfred Preißler, Max Michallek, Erich Schanko, Herbert Sandman, Alfred Nieplieko, Wilhelm Burgsmüller, Heinrich Kwiatkowski, Alfred Kelbassa, Alfred Schmidt, Jürgen Schulz, Timo Konietzka, Wolfgang Paul, Lothar Emmerich, Sigfried Held, Mandfred Burgsmüller, Eike Immel, Michael Zorc, Marcel Radacanu, Frank Mill, Andreas Möller, Stefan Klos, Stéphane Chapuisat, Stefan Reuter, Matthias Sammer, Karl-Heinz Riedle, Lars Ricken, Jürgen Kohler, Dedé, Christian Wörns, Sebastian Kehl, Robert Lewandowski, Pierre-Emmerick Aubameyang, Roman Weidenfeller, Mirko Votava, Mats Hummels, Marcel Schmelzer, Nuri Sahin, Jakub Blaszczykowski, Neven Subotic, Lukasz Piszczek, Sven Bender, Tomas Rosicky, Jens Lehman, Shinji Kagawa, Marco Reus, Nelson Haedo Valdez, Ilkay Gundogan, Felipe Santana, Mario GötzeJulio César, Alexander Frei.

Los argentinos que han pasado por el equipo amarillo y negro fueron Lucas Barrios (83 partidos, 39 goles), Diego Klimowicz (38 partidos, 6 goles), Juan Ramón Fernández (14 partidos), Leo Rodríguez (6 partidos en 1994), y el casi desconocido Patricio Margetic (2 partidos en 1989).

GRANDES JUGADORES DEL SCHALKE 04: En 1999, más de 10.000 fanáticos, eligieron su equipo ideal, que formaba con: Norbert Nigbur; Klaus Fitchel, Roll Rüssman, Olaf Thon; Marc Wilmost, Fritz Szepan, Ernst Kuzorra, Ingo Anderbrügge; Reinhard Libuda, Klaus Fischer y Rüdiger Abramczik. Además, los siguientes jugadores, pertenecen al Salón de la Fama del club: Willy Gies, Ernst Kalwitzki, Ebbe Sand, Herbert Lütkebohmert, Jiri Nemec, Otto Tibulski, Marcelo Bordon, Rudi Assauer, Gerald Assamoah, Raúl, Adolf Urban, Norbert Elgert, Willi Koslowski, Mike Büskens. Algunos jugadores que han salidos de las inferiores del club: los ya nombrados Abramczik, Libuda y Olaf Thon, y además: Julian Draxler, Leon Goretzka, Mike Hanke, Benedict Höwedes, Sead Kolasinac, Thomas Kruse, Jens Lehman, Joel Matip, Phillip Max, Manuel Neuer, Mesut Özil, Leroy Sané y Carlos Zambrano. Otros jugadores con presencia importante en el equipo fueron: Andreas Müller, Yves Eigenrauch, Helmut Kremer, Radoslav Latal, Klaas-Jan Huntelaar, Thomas Linke, Jefersson Farfán, Lewan Kobiashvili, Kevin Kuranyi, Rafinha, Nico Van Kerckhoven, Mladen Krstajic, Halil Altintop, Christian Poulsen, Ivan Rakitic.

Solo dos argentinos vistieron la camiseta azul, un defensor famoso por anular a Figo, y un trotamundos que hoy, sigue en el equipo: hablamos de Aníbal Matellan (64 partidos, un gol), y Franco Di Santo (56 partidos, 8 goles).

A continuación, como siempre, los dejamos con videos de los equipos, y sobre todo, de sus hinchas.

10 momentos del derby. Desde el perro mordedor hasta el gol de Lehmann

Así se vivía el último derbi en Dortmund

10 grandes goles del clásico

La fiesta amarilla y negra. La hinchada más fiel de Alemania

Los Azules no se quedan atrás

Vamos con los hinchas del Dortmund y el Schalke al Veltins Arena…

Los Neonazis del Dortmund

La banda del Schalke pudriéndola…

Y hasta acá llegamos con un nuevo clásico, veremos que nos trae la próxima estación…

EDICIONES ANTERIORES:

Galatasaray Vs Fenerbahce

F.K. Željezničar Vs FK Sarajevo

Al Ahly Vs Zamalek

Steaua Bucarest Vs Dinamo Bucarest

Panathinaikos Vs Olympiakos

Hearts of Midlothian Vs Hibernian

Estrella Roja Vs Partizan

Millwall Vs West Ham United

Spartak Moscú Vs CSKA Moscú

Wydad Vs Raja

Fuentes: 1; 2; 3; 4; 5; 6, 7

Anuncios