Torneos sin Competencias

Como si no alcanzara con que de por si las coberturas televisivas del ascenso dejan mucho que desear, llegó TyC con todo su poderío para atacar a cualquier streaming partidario que, generalmente, hace las cosas mejor que ellos.

El último fin de semana de febrero llegó otro escándalo al ascenso. No, no fue ninguna pelea ni una fuerte patada merecedora de roja, que es lo poco que suelen mostrar los grandes canales que prometen en vano la cobertura de todos los deportes que se realicen en el territorio nacional. No, nada de eso. TyC Sports, otrora gran canal deportivo que ahora está caído en desgracia con una programación llena de personajes de dudosa calidad y cada vez con menos cobertura en vivo de partidos por tv –que ahora esconde en TyC Sports Play-, se la volvió a agarrar con los medios partidarios.

Luego de ejercer toda la presión que el poder le permite, se dieron de baja varias transmisiones partidarias, en medio de los partidos, una medida que de por sí vulnera el acceso a la información y corta la posibilidad de que los hinchas (cada vez más lejos de las canchas) puedan ver el partido. Torneos, con su vara que dice quién puede transmitir y quién no, metió la mano y cortó por lo sano las transmisiones de Instituto, Los Andes, Platense, Español, San Miguel y Almirante Brown, por citar unos casos. Las críticas a esta medida no pararon de llover, por lo que el hashtag #CensuraTyC fue apareciendo en las cuentas de hinchas y periodistas que están lejanos al circo de TyC.

Uno de los medios alcanzados fue Ascenso Mirasol, que sigue la campaña de Almirante Brown. En declaraciones periodísticas, señalaron que “todo empezó en Español (por la fecha 22 de la B Metropolitana) donde recibimos una advertencia sobre nuestra labor por parte del Departamento de Prensa. Le dimos nuestros argumentos y salimos al aire. Le ganamos en los números de reproducciones a TyC Sports Play, como lo hacen todos los demás medios partidarios al tener mejores producciones. En el día de hoy llegamos, arrancamos nuestra transmisión normalmente y cerca de los quince minutos nos bloquean la transmisión por reclamo de derechos de imagen por parte de Tele Red Imagen S.A, más conocido como TyC Sports. Después nos enteramos que no sólo a nosotros nos pasó sino también a Platense a lo Ancho y Calamares en su Tinta que también estaban saliendo por YouTube y en simultáneo habían cortado varias más: Sangre Verde (sigue la campaña de Aldosivi) Pacífico TV, La 94 Sport (cubre al Deportivo Morón) y Vivo por Los Andes”.

En una actualidad donde el 90% de los partidos del ascenso no se televisan y las transmisiones de TyC Sports Play dejan bastante que desear, el desencanto con la censura de la empresa se hizo escuchar. Y a estas transmisiones “oficiales” que hace TyC Sports Play, hay que agregarle que es frecuente que los usuarios encuentren mensajes de incompatibilidad de la transmisión.Y como corolario a lo que fue una jornada en la que los que cortan la torta hicieron todo absolutamente mal, apareció el Diario Olé, otro de los esbirros (?) del Grupo Clarín, para repetir sin permiso imágenes de Pacífico TV, la transmisión de Deportivo Morón.

Acá es donde cobra vital notoriedad la organización de Medios Partidarios Unidos, donde decenas de transmisiones del ascenso unieron fuerzas ante los ataques. Ya su creación marca la pauta de los aprietes, porque se desencadenó cuando el Grupo TRISA, dueño de los derechos de TV del ascenso, envió una carta documento a Douglas Haig de Pergamino exigiendo que cesen con las transmisiones via streaming. Esto había generado un estado de alerta en los departamentos de prensa de la B Nacional, quienes desconocían la imposibilidad de prohibir estas transmisiones. Entre todas las cuestiones que denuncian, hacen punta de lanza con la más obvia: Torneos es dueño de los derechos, no los utiliza, pero si hay una transmisión la cortan en seco. Una transmisión que no es de Directv Sports o Deportv, sino simplemente un grupo de gente que transmite gracias a la autogestión.

Y acá tenemos el nudo del asunto: los derechos de streaming no están legislados, por lo que no hace falta ser Sherlock Holmes para deducir que las transmisiones son libres. La emisión corre por cuenta del que la hace. Y esto deja a los dirigentes en la postura que marca la Revista Cítrica: en el medio de todo esto, está el denso y pesado silencio, la pasividad de los dirigentes, quienes se hallan entre la espada y la pared: la pared de la lógica de tener equipos de transmisión para la difusión del club que dirigen, y la espada, que siempre fue y es la de los medios hegemónicos y los capitales que dominan el fútbol. Un claro exponente de este conflicto es -nada menos- que Claudio Chiqui Tapia, quien llegó a la cima de la Asociación del Fútbol Argentino gracias a los clubes del ascenso. Sin embargo, ahora pareciera soltarles la mano, al menos a los medios partidarios de los clubes económicamente más débiles y vulnerables de Argentina.

El tema es simple: al no estar regulada la transmisión de imágenes vía streaming, el vacío legal favorece a los medios partidarios. Además, a lo que apunta Torneos es un conflicto en lo que refiere a derechos de autor, lo cual no tiene ningún tipo de asidero, porque las imágenes que se transmiten no son originadas, retransmitidas ni copiadas de la fuente del Grupo TRISA, sino que cada medio partidario tiene su producción propia, respetando lo que dicta la ley 27.078, Argentina Digital, que establece la libertad de emisión de datos por internet. En Argentina no existe legislación que regule los dominios de Internet, por lo que querer regular de manera privada esto, sin una legislación superior que lo sustente, resulta arbitrario e ilegal.

Pasando en limpio, ni TyC ni la AFA pueden poner hoy por hoy el grito en el cielo porque exista un Platense a lo Ancho o un Vivo por Los Andes pasando los partidos. Recién mencionábamos a MPU que, en un contexto totalmente desfavorable, en octubre del año pasado realizaron la primera transmisión de un partido de futbol entre dos medios partidarios en conjunto, en Atlanta-Platense. Con esto se marcó un buen precedente en tiempos en los que el ascenso sufre las presiones de TyC Sports y el fútbol argentino vuelve a estar detrás de un decodificador y sin hinchas visitantes.

Desde MPU también se denunció que desde el momento de la creación de esta organización, la censura aparece como una posibilidad concreta. Aducen que desde el año pasado desde la prensa de varios clubes se advertía sobre una circular firmada por AFA, donde se iba a exigir que no dejen ni siquiera acreditarse a los medios partidarios con streaming. Como la unión hace la fuerza, Medios Partidarios Unidos decidió tomar acciones legales en conjunto frente a la censura sufrida, con el fin de que cesen los atropellos por parte de TyC Sports.

¿Qué podría ganar TyC con esto? Quedar como única oferta de streamings y sacar lo que hay dando vueltas en YouTube, para dedicarse al lucro a través de su propio sitio web. Una idea que no es tan descabellada como parece.

Fuentes: [1][2][3][4]

Anuncios