Todo por la Patria. Toda la p*ta vida igual

Desde Mayo de 1810 hasta la actualidad que Argentina y España se enfrentan y luego se amigan. Esta vez será en el Wanda Metropolitano en preparativas de equipos y listas en aras del Putin Mundial. A continuación un repaso de la historia futbolística entre el productor de jugadores de materia prima y los manufactureros del balompie industrializado y comerciado por televisión por cable.

Este será el catorceavo enfrentamiento entre argentinos y españoles, donde Messi y sus amiguis (el rosarino se vende por separado) se enfrentarán a los amiguis de Messi sin él. Pero para llegar a este punto hubo toda una historia futbolera que une a ambos paises, además del disfrute de las estrellas argentinas por la Liga, el vaciamiento de empresas estatales, los crímenes de Lesa Humanidad y cuanta serie española pulule por Netflix. Se trata de setenta años que incluyen amistosos entre bolsas de trigo peronistas a la Madre Patria franquista, un encuentro de Primera Ronda ganado por la albiceleste en el Mundial de la pérfida Albión, una Copa de la Hispanidad donde no hay ni hubo nada que festejar y culmina con la goleada en el Monumental mientras los campeones del Mundo de 2010 se iban de joda por la noche porteña y el Checho Batista se aseguraba la chance de fracasar en la Copa América 2011.

El ataque de los hambrientos

ESPAÑA 0 – ARGENTINA 1
Gol: Ricardo Infante (ARG)
Estadio: Chamartín (Madrid, España)
07 de Diciembre de 1952 – Amistoso

 

Tras la Segunda Guerra Mundial, el régimen de Francisco Franco quedó como un paria en el mundo. Por aquel entonces, Juan Domingo Perón mandó trigo y alimentos en 1947, junto con Evita, a una desolada España que agradeció la mano prestada, favor que Francisco Franco le devolvió al recibirlo en Puerta de Hierro una vez que fuera derrocado post 1955. En ese contexto de fraternidad pseudofascista se dio la primer partido entre las dos selecciones en forma oficial a finales de 1952 en Chamartín, el nuevo estadio del Real Madrid que posteriormente pasaría a llamarse como su presidente insignia Santiago Bernabéu.

En el terreno futbolístico era Argentina y su generación de oro la aislada del mundo. La albiceleste se autoexcluyó de los Mundiales por el rencor de no ser sede en 1938 y la pelea del peronismo con la Confederación Brasilera de Deportes, mientras España venía de cumplir una buena labor con el cuarto puesto en el Mundial de Brasil 1950. Ya se conocía el potencial argentino  por tierras hispanas cuando San Lorenzo ofreció una gira ibérica entre 1948 y 1949.

SELECCIÓN DE ARGENTINA – Temporada 1952-53 – Mouriño, Lombardo, Stábile (seleccionador), Ogando, Allegri, García Pérez y Gutiérrez; Boyé, Tucho Méndez, Infante, Labruna y Lostau – ESPAÑA 0, ARGENTINA 1 (Infante) – 07/12/1952 – Partido amistoso – Madrid, estadio de Chamartín – Primer partido en la historia entre España y Argentina

Los argentinos llegaron el viernes, un día más tarde de lo previsto, por una niebla que los retuvo un día en Río de Janeiro. En apenas dos días, como viaje turista de clase media, pegaron morfi en el Instituto de Cultura Hispánica, visitaron Toledo y El Escorial y pasaron por la finca de un amigo del presidente de la Federación Española, Sancho Dávila y cenaron en la Embajada. Hasta se hacen tiempo para una tarde en el cine, donde pasan La Hermana San Sulpicio. Incluso recorrieron el Chamartín, donde ya estaba la maña de mojar el cesped.

Setenta y dos mil personas presenciaron la victoria albiceleste por la mínima. Hay dos tiros al palo de Basora y Gaínza y un remate de Marcet que tapa Ogando con las rodillas. Por Argentina sólo ha gustado Tucho Méndez. Ahí es cuando el histórico entrenador y goleador de Uruguay 1930, Guillermo Stábile, mete a Ernesto Grillo. A los 58 minutos llega la falta de Mercet sobre Eliseo Mouriño. Allegri remató el tiro libre fuerte y arriba. El arquero Ramallets dudó por un instante creyendo que era indirecto. Finalmente metió las manos, tarde y mal. La pelota quedó en la línea, la aleja y para fortuna argenta le queda a Infante que lo fusiló y estampó el 1-0 final.

Batallitas del abuelo

ARGENTINA 1 – ESPAÑA 0
Gol: Ernesto Grillo (ARG)
Estadio: Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina)
05 de julio de 1953 – Amistoso

Un año después, España se adentra en Buenos Aires para la revancha en el Estadio Munumental de River. Fue el debut de Laszló Kubala, emblema de Barcelona. Llegó de a la península ibérica con el Hungaria (equipo de exiliados en el que jugaba) y desde allí no abandonó el fútbol español hasta el punto de jugar en la Selección que por aquel entonces hacía honor al apodo de Furia Roja.

En ese partido Pedro Dellacha fue el encargado de sacudirlo al húngaro, misión que cumplió a la perfección. Sobre el final fue Ernesto Grillo, tras Argentina haber atacado a su rival todo el partido, el que convirtió el gol de la victoria. Entró mucha gente a la cancha tras el silbatazo final. Entre la muchedumbre fueron ubicando uno a uno a los jugadores hacia el centro de premiación donde Perón los esperaba con la Copa.

 El revolcador (y Garrote Vil)


ARGENTINA 2 – ESPAÑA 0
Goles: José Francisco Sanfilippo (x2) (ARG)
Estadio: Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina)
24 de julio de 1960 – Amistoso

Antes de hacerle comer todos los amagues televisos a Goyco y hacer el ridículo en las últimas elecciones a diputado nacional, José “Nene” Sanfilippo eran un grandioso goleador y pudo demostrarlo convirtiendo los dos goles, a los 30 y 38 minutos, que le dieron la tercer a victoria consecutiva a Argentina sobre España en este amistoso disputado en 1960 nuevamente en el Monumental. Ahora quien pivoteaba entre la izquierda cubana y la derecha franquista era Arturo Frondizi, quien visitó la Penísula a comienzos de ese año y dio la excusa para este nuevo encuentro a mitad de año.

Al equipo argentino lo dirigía Victor Spinetto, quien debía curar la vieja herida del Fracaso de Suecia dos años antes. Aquella jornada, el equipo dirigido por Victorio Spinetto se quedó con el triunfo por 2-0. España ya le enrostraba a su rival el astro argento Alfredo Di Stéfano. Otro ajusticiador como el Hacha Navarro era el encargado de hacer justicia por mano propia. España venía de retirarse de la Eurocopa al negarse a enfrentar al sucio trapo viejo frente a su pura y bondadosa camiseta roja. De nada le sirvieron sus victorias previas ante Perú y Chile para evitar la derrota.

El trofeo de 1960 que la AFA posee en Viamonte.

Como presente por el amistoso internacional que jugaron entre ambos países, la Real Federación Española de Fútbol le otorgó una copa conmemorativa a la Asociación del Fútbol Argentino.

El intocable (de la Saeta)


ESPAÑA 2 – ARGENTINA 0
Goles: Alfredo Di Stefano y Luis Del Sol (ESP)
11 de julio de 1961 – Amistoso
Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán (Sevilla, España)

El partido se trasladó a Sevilla y fue el equipo español comandado por Alfredo Di Stéfano el que se quedó con la silla. Argentina se presentó con un equipo joven, con Tarzán Roma en el arco sin poder desatar las lianas de la ofensiva Del Sol. Di Stéfano – Gento. Sanfilippo no pudo hacer su gracia y Corbatta no pudo desplegar el fútbol atrevido que se le conoce a los argentinos, si uno se guía por las páginas del oficialisimo con el Generalísimo Franco diario ABC. Desmentimos que los seguidores del franquismo solo sabían las tres letras del alfabeto. Lo cierto es que España rompió el maleficio. Ambos equipos deambularían sin pena ni gloria por Chile en el Mundial de 1962.

Selección de ESPAÑA – Temporada 1960-61 – Vicente, Rivilla, Santamaría, Calleja, Ruiz Sosa, Vidal, Carmelo; Mateos, Del Sol, Di Stéfano, Peiró y Gento – ESPAÑA 2 (Del Sol y Di Stéfano), ARGENTINA 0 – 11/06/1961 – Partido amistoso – Sevilla, estadio Ramón Sanchez Pizjuán – Alineación: Vicente; Rivilla, Santamaría, Calleja; Ruiz Sosa, Vidal; Mateos (Aguirre, 46′), Del Sol, Di Stéfano, Peiró y Gento

¡¡OU YEA (Luifa)!! en Birmingham

ARGENTINA 2 – ESPAÑA 1
Goles: Luis Artime (x2) (ARG), José Pirri (ESP)

13 de julio de 1966 – Copa del Mundo Inglaterra 1966
Estadio: Villa Park (Birmingham, Inglaterra)

 

Este fue el único partido en el que ambas selecciones se enfrentaron en una Copa del Mundo. Ambas selecciones debutaban en el certamen. La cita fue el Villa Park de Birmingham, cuna del fútbol inglés un siglo atras. El seleccionado argentino venía muy bajo en los partidos previos y, para completar el panorama, una gran desorganización institucional antes del Mundial de 1966, donde Juan Carlos Lorenzo volvía a hacerse cargo tras fracasar cuatro años atrás. A pesar de eso, el equipo nacional sorprendió en su debut frente a España con una buena actuación y dos grandes goles de Luis Artime. El gol español sería factura de José Pirri, un seleccionado que se fue silbando bajito en primera ronda. Para Argentina sería después el árbitro alemán beneficiando a Inglaterra, la expulsión de Rattin y la vuelta como “campeones morales”, título que ostentaría de manera imaginaria por 12 años más.

Ellos dicen mierda, nosotros amén 

No somos nada


ESPAÑA 1 – ARGENTINA 0
Gol: Juan Manuel Asensi (ESP)
11 de octubre de 1972 – Copa de la Hispanidad
Estadio: Santiago Bernabeu (Madrid, España)

Nada más patriota y cipayo a la vez que festejar la conmemoración de la llegada de tu conquistador a tus tierras para explotarlas hasta el hartazgo, con o sin independencia de por medio. Ese 12 de octubre se conmemoraba el Día de la Raza, una nombre para erectar fachos de ambos lados del Oceano, hoy conocido como Día de la Diversidad Cultural. Para España el nombre era incluso más patriotero: Día de la Hispanidad. Que mejor manera de celebrarlo con una copa de fútbol: la Copa de la Hispandad. Eso hicieron en 1972, cuando España y Argentina decidieron establecer una copa entre ambos países, con espíritu de permanencia. Se estableció que la copa en juego sólo se daría en propiedad con tres victorias consecutivas o cinco alternas.

El partido era un pequeño consuelo para dos selecciones que ni siquiera entraron en la Copa del Mundo de México en 1970. El entrenador español era el húngaro Kubala, ese mismo que debutó allá por 1953 en el Monumental. Otra leyenda era el DT de Argentina, ni más ni menos que el Enrique “el Cabezón” Sívori, quien no llegaría para ser entrenador en el Mundial y sería reemplazado por un triunvirato comandado por Vladislao Cap. Pasaron cinco días concentrados en El Escorial, antes de bajar a Madrid para el último entrenamiento.

Gol en el campo

Esa Copa de la Hispanidad no entusiasmó al público madrileño. La Federación fue generosa en pases de favor, regaló entradas en colegios y cuarteles. El Bernabéu con poco público, en noche fría y lluviosa. Ni siquiera asistió Franco, que ya no necesitaba devolverle favores a Perón. Mientras los rugbiers uruguayos empezaban a encariñarse con el canibalismo en la tragedia de Los Andes, en Madrid, el partido se disputó el 11 de octubre de 1972. No el 12, porque el 11 era miércoles, día del fútbol entre semana. El siguiente, el 18, España tenía que recibir a Yugoslavia en Las Palmas, primer partido de clasificación para el Mundial 74. España ganó con un buen gol de Asensi, en el minuto 33. El segundo tiempo es malo y el público protesta. La Furia Roja se impone entre la apatía general cuando Gallego, no ARG sino el español, levanta el trofeo.

La Revolución (del Tiqui Tiqui): Vuestra Maldición


ARGENTINA 1 – ESPAÑA 1
Goles: Roberto Domingo Rogel (ARG), José Martínez Sánchez (ESP)
12 de octubre de 1974 – Copa de la Hispanidad
Estadio: Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina)

Dos años después, España devuelve la visita y viaja con la Copa de la Hispanidad. Este será el segundo encuentro de Menotti al frente del seleccionado argentino, aunque en su carácter de interino; aquel de 1974 inauguró su era al frente del equipo nacional, una era que duró ocho años y cambió para siempre la consideración de la Selección en el ambiente futbolero. citó a la mayoría de los titulares de Boca y Huracán, los mejores equipos de entonces; hasta un par de meses antes, había dirigido al equipo de Parque Patricios. Argentina formó con Rubén Sánchez (Boca); Vicente Pernía (Boca), Jorge Paolino (Racing), Roberto Rogel (Boca) y Jorge Carrascosa (Huracán); Miguel Angel Brindisi (Huracán), Francisco Russo (Huracán), Carlos Babington (Huracán); René Houseman (Huracán), Edgardo Di Meola (River), Enzo Ferrero (Boca). Marcelo Trobbiani (Boca) ingresó por Brindisi y Osvaldo Potente (Boca) lo hizo por Babington. El mismo día, Independiente juega la Copa Libertadores con el São Paulo, así que a Menotti le faltan sus jugadores, singularmente Bochini y Bertoni.

En el estadio de Ríver Plate se llenó para la ocasión. Con la satisfacción de haber sido elegidos como sede del Mundial 78, aunque lamentablemente el triunfo sería apropiado por lo genocidas como los 30 mil desaparecidos y los más de 500 hijos nacidos en cautiverio. Se programaron festejos desde una hora antes del partido: bailes típicos de ambos países, desfile de niños con enseñas de todos los países de la FIFA, exhibición aérea y paracaidistas lanzados con precisión al centro del campo. Participan 1.500 personas. Los capitanes, Brindisi y Claramunt, izan solemnemente las banderas de ambos países. La banda tocó los himnos.

El partido no responde a la expectativa. Fue un 1-1 por los goles a los 83 de Pirri para España y de Rogel para Argentina, el primero en la era tiqui tiqui de Menotti, esa que exportaría posteriomente a su paso como seleccionador a Barcelona y que se apropiaría de elementos de la escuela holandesa que ya hacía mella en el club catalán junto a la escuela holandesa. En el minuto 83 marca Pirri, en el 84 Rogel con un doble cabezazo, el primero al poste y el segundo hacia la red. La Copa fue para España, porque las reglas del torneo le otorgaban el trofeo al visitante en caso de empate.

Quinta (del Buitre) criminal


ESPAÑA 1 – ARGENTINA 1
Goles: Claudio Paul Caniggia (ARG), Emilio Butragueño (ESP)
12 de octubre de 1988 – Copa de la RFEF
Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán (Sevilla, España)

Ángel María Villar, cuyos únicos 20 minutos como jugador de España los disputó en ese partido de River, intentó revivir la Copa de la Hipanidad en 1988 ya como presidente de la Real Federación Española de Fútbol. La cita es nuevamente en Sevilla, destino esquivo para la Selección Argentina, flamante bicampeona mundial dos años atras, con locura del doctor Carlos Salvador Bilardo, quien volvería al Sánchez Pizjuán cinco años después como entrenador del Sevilla F.C. de la mano de Maradona, presente en este partido también y jugando por primera y única vez contra España.

Por aquel entonces la España de Luis Suarez, al igual que su monarquía constitucional, estaba en plena renovación. Emilio Butragueño, líder de la Quinta originada en el Real Madrid, supo plasmarle al joven equipo español un fútbol ofensivo que tuvo sus dividendos, con dos goles rápidos. Argentina pasó a la ofensiva, con Maradona moviendo bien la pelota por la mitad de cancha y provocando tres jugadas donde se lució el arquero Zubizarreta. Ya se hacía costumbre la velocidad del Claudio Caniggia, autor del gol del empate en el complemento.

La Copa de la Hispanidad ya no era nombre acorde a la época democrática tanto argentina como española como argentina. Se llamó Copa de la RFEF y quedó en el olvido a pesar de ese partido. ¿Qué fue de la vida del trofeo original? Se dice que Bilardo se sirve gatorei en ella pero esto no estaría chequeado.

Balada Inculta


ESPAÑA 2 – ARGENTINA 1
Goles: Julen Guerrero (ESP), Juan Antonio Pizzi (ESP), Ariel Ortega (ARG)
20 de septiembre de 1995 – Amistoso
Estadio: Vicente Calderón (Madrid, España)

 

Argentina conoce el Vicente Calderón como escenario de fútbol en este amistoso de 1995. Plena efervecencia de Pasarella y sus reglas de pelo corto, sin cosas raras como drogadictos y homosexuales según el Kaiser descendedor. El equipo de Javier Clemente, que luego fracasaría en Francia 1998, jugó mucho mejor que Argentina, con el mediocampo del SuperDepor en su salsa: Donato, Fran y Manjarín. Con Caminero sometiendo a Simeone dentro de la cancha (fuera de ella es otra historia) y el gran Alfonso, aquel del genial relato en el que vivaban a la madre que lo parió un par de años después. Argentina supo reaccionar de los pies del que en ese momento era el heredero de Diego, Ariel Ortega, el protegido de Pasarella y cabeceador de arqueros tres años después. 

La Fútbolera. Fin de Siglo


ESPAÑA 0 – ARGENTINA 2
Goles: Mauricio Pochettino (ARG), Cristian “Kily” González (ARG)
17 de noviembre de 1999 – Amistoso
Estadio: Olímpico de La Cartuja (Sevilla, España)

Momento de bielsismo explícito se vivió en el Olímpico de La Cartuja, tras la salida del rosarino del Espanyol para hacer se cargo de la Selección. Argentina finalmente pudo sentarse y juagr bien en la silla de España. Por quel entonces se gestaba un equipo con presión alta y buen juego, donde el Kily González pasó a ser un extremo efectivo. España sudó el partido como las axilas de su entrenador Camacho pero poco pudo hacer. El Kily se ocupó de Guardiola desde el comienzo, combate que tuvo un carácter decisivo para el desarrollo del encuentro. Simeone se vengó del goleador Julen Guerrero. Ortega volvió a ser desequilibrante como hace cuatro años, un gran remate de emboquillada que no fue gol por poco.

De repente la albiceleste comenzó a bombardear al arquero Molina. El Kily toma un rebote y la pelota superó al golero español. El segundo gol fue otro rechazo, esta vez aprovechado por Pochettino. Eran momentos de felicidad y buen fútbol para Argentina… hasta la cita de Japón y Corea. Si la impotencia futbolistica a Argentina lo dejó a la Selección de Bielsa afuera en Primera Ronda, fue la corrupción arbitral la que sacó a España ante Corea del Mundial.

 Carne para la picadora


ESPAÑA 2 – ARGENTINA 1
Goles: David Villa (ESP), Xavi Hernández (ESP), Daniel Bilos (ARG)
11 de octubre de 2006 – Amistoso
Estadio: Nueva Condomia (Murcia, España)

Segunda etapa de Basile, en el ocaso y gagaismo grondoneano. Sin embargo el otro viejo sabio del fútbol, Don Luis Aragonés, supo enderazar el rumbo con una victoria 2-1 que elevaría a los españoles en su era de oro con la Eurocopa de 2008 y posteriormente tomaría la posta Vicente Del Bosque. El equipo argentino perdió en este partido a Maxi Rodríguez  (el campo de juego estaba en malas condiciones). Los jugadores de Barcelona como Carles Puyol y esos dos genios del fútbol como son Iniesta, Xavi Hernández. Así llegó la apertura del marcador. Gran corrida del peladito oficinista de Fuentealbilla para su colega catalán y el 1-0. Argentina, ya con pincelazos de un Messi que ejercía como Mozart en Barcelona pero en la Selcción del Coco era un Salieri de Juan Román Riquelme, empató enseguida made in Boca tras un centro del Pocho Insúa hacia el remate de Daniel Bilos, que no era mujer sino croata pero supo jugar ese partido con la selección para no volver a su planeta. Lo cierto es el conjunto ibérico. España plasmó su superioridad con el gol de David Villa.

 Mis Cojones y Yo


ESPAÑA 2 – ARGENTINA 1
Goles: Xabi Alonso (x2) (ESP), Lionel Messi (ARG)
14 de noviembre de 2009 – Amistoso
Estadio: Vicente Calderón (Madrid, España)

España ya por juego y resultados era la mejor Selección del Mundo por aquel entonces. Vicente Del Bosque supo llevar a buen puerto el trabajo de Don Luis Aragonés. En la Selección Argentina empezó la era Maradona entrenador, tras la era Maradona jugador, la era Maradona panelista, la era Maradona fidelcastrista, la era Maradona mardefondista, la era Maradona internado y la era Maradona conductor de televisión. Era la época en la que se decía que a Messi le faltaban sus colegas de Barcelona Iniesta y Xavi en la Selección. La pulga se las arregló para marcar el gol del empate de penal. Este partido fue el del buen juego y de los cojones del donostiarra Xabi Alonso. Autor de los dos tantos de España, asumió la responsabilidad para lanzar el penalti del triunfo a cinco minutos del final. Este partido fue la muestra del destino de ambas selecciones en Sudáfrica 2010. La España de Del Bosque llegó a la gloria máxima mientras que la Argentina de Maradona no pudo descifrar el chamuyo alemán registrado en el 4-0 de cuartos de final con el que fue eliminada.

 Súbete Los Pantalones


ARGENTINA 4 – ESPAÑA 1
Goles:  Lionel Messi (ARG), Gonzalo Higuaín (ARG), Carlos Tévez (ARG), Sergio Agüero (ARG), Fernando Torres (ESP)
07 de septiembre de 2010 – Amistoso
Estadio: Antonio Vespucio Liberti (Buenos Aires, Argentina)

Pasaron 36 años para que España volviera a Buenos Aires y al Estadio Monumental. Llegó como flamante campeón del mundo y con miles de laureles encima. Antes quiso conocer los encantos de la noche de Esperanto e Ink, según el ex futbolista que vivió de reventón Cristian Fabbiani. Argentina era dirigida por el Checho Batista, quien ya tenía una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijin en 2008 con Messi y Riquelme al comando. Era la época del triple cinco e “imitar al Barcelona”. La jugada al interino Checho le salió bien. Argentina salió a la cancha con todo. Messi lideró al equipo contenido por Cambiasso, Mascherano cuando no se discutía si no debía ser convicado ni de cinco ni de central y un Ever Banega que si bien miraba la paja en la mano propia, tuvo un buen partido, modus operandi que sigue repitiendo para ser convocado y después fantasmear en la cancha.

Una Argentina ordenada, con el trío Tévez, Messi e Higuaín on fire (sí, el de los goles no hechos en finales posteriores). A los diez minutos, Messi ganó en velocidad a Piqué, favorecido por un gran pase de Tévez, y batió con una gran remate a Reina. Tres minutos después llegó el segundo mazazo: Tévez, esta vez asistió a Higuaín, que recortó al portero en aquel entonces del Liverpool y sumó el segundo. El golero español se resbaló al intentar despejar un balón y Tévez aprovechó la situación para conseguir el tercero. España intentó maquillar el resultado por medio de Llorente (con un disparo raso tras controlar a la media vuelta), pero la distancia era insalvable y Agüero cerró el choque con el cuarto de cabeza.

El cuento de hadas del Checho no tuvo un final feliz. La pobre actuación de Argentina en la Copa América como local significó su reemplazo por Alejandro Sabella, quien cruzó el rubricón para ahogarse en la final ante Alemania en Brasil 2014, esa que dejó a la España de Del Bosque en primera ronda, hundida por Chile dirigida hoy por el actual entrenador de la selección argentina, Jorge Sampaoli.

Cinco contra el calvo


ESPAÑA – ARGENTINA
16:45 hora argentina

Por eso en el segundo de los tres duelos de colectividades en este 2018, Argentina buscará reencontrarse con el buen fútbol y el buen funcionamiento. Algo que debe lograr tanto con Messi dentro de la cancha como si Lionel no está. Lo decidirá la pierna derecha lesionada del astro de Barcelona, si los Sampaboys deberán superar el escollo español sin su estrella como ante Italia.

Formación España: David DE GEA; Dani CARVAJAL, Gerard PIQUÉ, Sergio RAMOS, Jordi ALBA; THIAGO Alcántara, SAÚL, Andrés INIESTA, Marco ASENSIO, Diego COSTA, ISCO DT: Julen LOPETEGUI

Formación Argentina: Sergio ROMERO; Gabriel MERCADO, Nicolás OTAMENDI, Federico  FAZIO, Nicolás TAGLIAFICO; Javier MASCHERANO, Lucas BIGLIA; Ever BANEGA, Cristian PAVÓN; Gonzalo HIGUAÍN, Lionel MESSI o Ángel CORREA DT: Jorge SAMPAOLI

Anuncios