Campeones olvidados: Aberdeen F.C

En el primer post de la sección hablamos de los dos títulos del Burnley inglés. En esta segunda entrega decidimos quedarnos en las islas pero nos movemos hacia Escocia, para que vean que no todo fue Rangers o Celtic.

Ciudad del Nordeste de Escocia, Aberdeen significa en gaélico Desembocadura del Dee y es llamada la Ciudad del Granito. Allí surge en 1903 el equipo que toma su nombre producto de la unión de tres clubes de la ciudad: el viejo Aberdeen (nacido en 1881), el Victoria United (en 1889) y el Orion (en 1885). El debut del equipo se produjo ante el Stenhousemuir, partido que terminó empatado en uno. Comenzaron en la Segunda División en la temporada 1904-05 y terminaron séptimos pero gracias a una reestructuración de la Primera División pudieron ascender como Boca al año siguiente. Esa primera temporada en la elite (1905-06) dejó al club en el duodécimo lugar entre 16 participantes, con 8 victorias, 8 empates y 14 derrotas.

Orion 1885
El Orion que dio vida a los Dons

El equipo durante esas temporadas se mantenía en la mitad de la tabla hasta la 1910-11 donde gracias a los goles de Angus McIntosh se llevaron los partidos ante los Old Firm (Celtic y Rangers) y estuvieron punteando durante buena parte del campeonato pero solo una victoria en los últimos seis partidos los dejó con la ganas de logar el título que fue a parar a las manos del Rangers por cuatro puntos. En la Copa el Celtic los sacaría en semifinales. A partir de ahí volvió a ser parte de mitad de tabla hasta la temporada 1916-17 cuando terminaron en último lugar. Junto al Dundee y el Raith Rovers eran los tres equipos que económicamente estaban devastados pero un guiño de la historia los terminó ayudando. La suspensión de la liga por la Primera Guerra Mundial hizo que cuando el torneo volvió en 1919 los encontró nuevamente en Primera. El incremento de 18 a 22 clubes en Primera hizo que los Dons mantengan su lugar de privilegio.

En los años siguientes seguirían siendo un equipo de mitad de tabla donde recién volverían a asomar las narices en los comienzo del ´30 cuando logran el subcampeonato de liga a dos puntos del Motherwell. Cosa que repetirían en la temporada 1936-37 esta vez detrás del Rangers. Ese año por primera vez logran llegar a la final de la Copa de Escocia cayendo 2 a 1 ante el Celtic. Matt Armstrong fue el goleador de ese día y del equipo en la temporada junto a Billy Strauss. Luego de la Segunda Guerra Mundial llegaron los primeros éxitos para el equipo aurinegro (en 1939 cambiarían al Rojo tal como se los conoce hoy). Finalizan en tercer lugar en el campeonato y juegan las dos finales de Copa. El 5 de abril de 1947 caen goleados ante el Rangers por 4 a 0 por la Copa de Liga pero la revancha llegaría catorce días después en la final de la Copa de Escocia logrando el primer título de su historia al vencer 2 a 1 al Hibernian con tantos de George Hamilton y Stan Williams.

C9w0btvXcAAgHRM
El primer título

En la década del ´50 iba a tener otro período de “plata” con la llegada a dos finales consecutivas de Copa, cayendo ante el Rangers y el Celtic respectivamente. La revancha llegaría al año siguiente, en la temporada 1954-55 que comienza con cuatro victorias consecutivas ante Stirling Albion, Dundee, Hibernian y Motherwell. El Celtic le pararía el carro en la quinta fecha. Luego lograría dos victorias ante el St. Mirren y el East Fife para caer ante el Partick Thistle. A partir de ahí arrancó dos rachas tremendas: primero logró cinco victorias seguidas hasta que cayó con el Rangers y luego encadenó 9 sin perder (8 victorias y el único empate de la temporada). El 9 de abril de 1955 lograron su primera liga escocesa, luego de vencer al Clyde de visitante con tanto de Archie Glenn de penal, faltando dos fechas para el final. La suma dio un total de 24 victorias, un empate y 5 derrotas que lo dejaron con 49 puntos, tres arriba del Celtic. Era la despedida perfecta para el entrenador Dave Halliday que había llegado al club el 22 de diciembre de 1937 y se iría al Leicester a fin de temporada. Paddy Buckley con 17 tantos fue el goleador, seguido por Harry Yorston con 12, Graham Leggar con 11 y Jack Hatter con 10. A pesar del título no jugaron la primera edición de la Copa de Campeones de Europa ya que el invitado fue el Hibernian.

17_GreenFinal9.5.1955(LeagueChampions).jpg
El diario del campeón

Davie Shaw iba a ser confirmado como nuevo entrenador y con el ganarían la Copa de Liga en octubre de 1955 por 2 a 1 ante el St. Mirren con tantos de Jim Mallan en contra y Graham Leggar. También terminarían segundos en la Liga pero nunca cerca de pelear el título directamente. El Aberdeen jugó por primera vez en Europa en la Recopa de Europa 1967-68. Su primer rival fue KR Reykjavik  islandés al que venció por un resultado global de 14 a 1, en la segunda ronda el Standard Lieja belga lo eliminaría luego de un 3 a 2 en el global. El equipo empezó otro proceso donde no peleaba nada hasta la llegada de Eddie Turnbull, con quien lograron la Copa en 1970 venciendo al Celtic por 3 a 1 con tantos de Joe Harper de penal y dos de Derek McKay. En 1971 gana una Copa menor, la Drybrough venciendo al mismo rival por 2 a 1. Además lograba dos subcampeonatos de liga detrás del Celtic ambas veces. Se vengan del conjunto verdiblanco en la Copa de Liga de la temporada 76-77 venciéndolos 2 a 1 bajo la dirección técnica de Ally MacLeod. Con el saldrían segundos en la liga y perderían la Copa ante el Rangers en 1978. La ida de MacLeod permitiría la llegada del hombre que iniciaría la era dorada del club: un tal Alex Ferguson.

En la primera temporada el equipo concluye en cuarta posición a 8 puntos del Celtic pero llegaría a la final de la Copa de Liga donde caería 2 a 1 ante el Rangers. Cosa que repetiría al año siguiente pero el título otra vez era esquivo, ya que lo ganaría el Dundee luego de empatar en cero el primer partido y golear 3 a 0 en la revancha. El campeonato parecía complicado luego de arrancar cayendo 1 a 0 ante el Partick Thistle de local. En las primeras 16 fechas venía con una irregularidad asombrosa: 7 victorias, 3 empates y 6 derrotas que lo tenían sexto en la tabla. Una victoria 3 a 2 ante el Rangers y un 0 a 0 ante el Celtic le dieron los ánimos necesarios para encarar la segunda parte de otra manera. El 23 de febrero de 1980 caería ante el Kilmarnock por 2 a 1 en lo que sería la última de la temporada. A partir de ahí encadenó una racha de 15 partidos sin derrotas. La victoria por 3 a 1 justamente ante el Kilmarnock el 19 abril lo subió a la punta en la fecha 32 a falta de cinco para el final. Esas fechas fueron infartantes: venció 3 a 1 al Celtic (su rival por el  título), 2 a 0 al St. Mirren, igualó 1 a 1 con el Dundee United, goleó 5 a 0 al Hibernian y logró dar la vuelta en casa del Partick Thistle luego de empatar 1 a 1. Empezaba la leyenda de Sir Alex.

Sir-Alex-Ferguson-Black
Ferguson y el goleador Black… Leyendas

Aberdeen sumaba 48 puntos contra 47 del Celtic. Steve Archibald y Drew Jarvie con 12 goles se transformaron en las piezas claves del equipo. 15 años después, un equipo que no era el Celtic ni el Rangers lograba el título de liga. La temporada 80-81 iba a ser la única con Ferguson al mando del equipo en la que no obtendría ningún título importante, salvo por ganar la última edición de la Copa Drybrough frente al St. Mirren. El equipo estuvo 15 partidos sin perder por lo que estiró su racha a 30 juegos invicto pero sobre mitad de campeonato tuvo una racha nefasta que lo alejó de la lucha por el campeonato. Pese a eso logró el segundo puesto siete puntos detrás del Celtic. Al año siguiente vuelve a salir segundo dos puntos abajo del nuevo bicampeón (ganando los últimos 8 partidos seguidos) en la liga pero logran la Copa al ganarle en la final 4 a 1 al Rangers con tantos de Alex McLeish, Mark McGhee, Gordon Strachan y Neale Cooper. Llegaría entonces la temporada 82-83 donde otra vez pelearían la liga sumando 55 puntos al igual que el Celtic pero a uno del Dundee United (que no es el mismo que el Dundee) que daría la gran sorpresa al llevarse el título. Mientras tanto el equipo avanzaba en la Recopa europea donde dejaba en el camino al Sion suizo (11-0 el global), al Dinamo Tirana albanés (1-0), al Lech Poznán polaco (3-0), al Bayern Munich alemán, con figuras como Karl-Heinz Rummenigge, Paul Breitner o Klaus Augenthaler (3-2) y al Waterschei Thor belga (5-2) para llegar a la final ante el todopoderoso Real Madrid dirigido por una gloria llamada Alfredo Di Stéfano.

Ese 11 de mayo en el estadio Nya Ullevi de Göteborg, la lluvia parecía complicar el panorama pero el partido se jugó igual. A los siete minutos Eric Black ponía en ventaja a los escoceses. Unos minutos después el estado del campo le jugó una mala pasada al legendario arquero escocés Jim Leighton cuando Alex McLeish le dio un pase y el balón se frenó. Leighton salió corriendo pero Santillana llegó primero y el arquero le cometió un penal que Juanito cambió por gol. Iban 14 minutos. En la segunda etapa el Aberdeen tuvo varias chances pero eran paradas por Agustín. El título se definiría en tiempo extra y el gol llegó a los 112 minutos cuando Mark McGhee envió un centro desde la izquierda para el cabezazo del ingresado John Hewitt que aprovechó la mala salida de Agustín y le dio el primer título internacional al Aberdeen y a Ferguson y el tercero a Escocia. “Ahora sí que conseguí algo importante en la vida” dijo el entrenador luego de la victoria. Diez días después definían la Copa escocesa para ganarle en tiempo extra 1 a 0 al Rangers con tanto nuevamente de Eric Black que se transformaba en una leyenda para los Red Army. El 22 de noviembre de 1983 jugarían por la Supercopa europea ante el campeón de la Copa de Campeones: el Hamburgo. La ida fue 0 a 0 en Alemania. La vuelta se jugó el 20 de diciembre y el Aberdeen se impuso 2 a 0 con tantos de Neal Simpson y Mark McGhee para darle el quinto título a Ferguson. Pero no todo iba a terminar ahí…

1499179_BIGLANDSCAPE
El festejo de la Supercopa

La liga la arrancó con goleadas ante el Dundee y el St. Johnstone y se mantenía en los puestos de arriba. En la novena fecha arrancó una racha de 16 partidos sin perder con 14 victorias hasta que lo frenó el Celtic. Estuvo otra vez diez sin perder hasta la derrota en la última fecha por 3 a 2 ante el St. Mirren pero el equipo había salido campeón varias fechas antes. Logró 57 puntos y le sacó 7 al Celtic, pese a sumar tres empates y una derrota en las últimas cuatro fechas. Eso le sirvió para llegar descansado a la final ante el Celtic una semana después del final del campeonato por la Copa. Otra vez iban a aparecer Eric Black y Mark McGhee en tiempo extra para darle el 2 a 1. Cerraban una temporada a todo trapo con McGhee, Gordon Strachan, Black y Hewitt como figuras. En la siguiente temporada no pudieron mantener el nivel en la Recopa cayendo en Primera Ronda ante el Dinamo Berlin alemán, pero nuevamente aplastaron a todos en la liga, donde sumaron rachas de 8 y dos veces 9 partidos sin derrotas en distintas parte del certamen. En 36 fechas logró 27 victorias, 5 empates y 4 derrotas para dejar siete puntos atrás al Celtic y llevarse el bicampeonato.

En la Copa sería el Dundee United quien lo deje afuera en semifinales. La llegada de Frank McDougall fue clave anotando 24 tantos en la temporada. En octubre ganaría una vez más la Copa de Liga, esta vez venciendo al Hibernian por 3 a 0 con tantos de Black por dos y Billy Stark. Esta vez no pudieron lograr la liga, aunque terminaron cuartos a seis puntos del campeón Celtic. En la Copa volverían a llegar a la final, donde los esperaba el Heart of Midlothian. Allí no hubo equivalencias: el equipo de Ferguson goleó 3 a 0 con tantos de Hewitt en dos oportunidades y Stark para cerrar el pleito. Ese año Ferguson no dirigió a tiempo completo debido a que por la muerte de Jock Stein tuvo que hacerse cargo de la selección escocesa en el repechaje ante Australia y luego de la clasificación, en el Mundial de México donde se quedó afuera en primera ronda tras caer con Dinamarca y Alemania y empatar con Uruguay. El 5 de noviembre de 1986 Alex Ferguson fue nombrado entrenador del Manchester United para ver si podía devolver a los Diablos Rojos a los primeros planos. Dejaba el humilde Aberdeen luego de 453 partidos, con 268 victorias, 105 empates y 80 derrotas y once títulos repartidos en 3 ligas, 4 copas, 1 copa de Liga, 1 Drybrough Cup, 1 Recopa Europea y 1 Supercopa Europea… Inigualable.

8567482ea5fd80c362a4cfb347c7f03a
Algunos de los héroes según el álbum Panini de la UEFA

Ian Porterfield se hizo cargo del equipo post Ferguson pero no pudo seguir con el buen rumbo en la liga donde sumó dos cuartos puestos aunque sí pudo llegar a la final de la Copa de Liga en la temporada 87-88, donde empató 3 a 3 con el Rangers y cayeron por penales. En la temporada 88-89 volvieron a perder la final de la misma Copa otra vez ante el mismo rival por 3 a 2. La siguiente temporada el equipo volvió a los primeros planos, peleando por la triple corona. Se sacarían la espina en la Copa de Liga venciendo al Rangers por 2 a 1 (tantos de Paul Mason) y lograrían su séptima copa escocesa ante el Celtic, luego de empatar en cero y vencer 9 a 8 en los tiros desde el punto penal. En la liga terminarían otra vez segundos detrás del Rangers. El equipo azul era sin dudas el mejor equipo del país y arrancaría su gran racha de 9 ligas consecutivas. Por su parte el Aberdeen volvería a pelear la liga al año siguiente cuando llegaron a la última fecha con chances de lograr el título con una marca de 12 partidos sin perder con 7 victorias consecutivas. Al encuentro decisivo llegaron con 53 puntos, los mismos que el Rangers que los esperaba en su casa. El equipo dirigido por la dupla  Alex Smith y Jocky Scott no pudo ante los Light Blues de Walter Smith y cayó 2 a 0. La decepción fue enorme. Un sexto puesto en la siguiente temporada y dos subcampeonatos más fue lo que siguió para el equipo rojo. En la temporada 92-93 volvieron a la final de las dos copas más importantes cayendo en ambas 2 a 1 con el Rangers. Empezaba el fin de una era. El equipo empezó a caer en la tabla pero cada tanto metía alguna buena racha en la Copa.

El descenso por primera vez estuvo cerca en la temporada 1994-95. Mientras logran su quinta Copa de Liga al vencer al Dundee por 2 a 0 gracias a los tantos de Duncan Shearer y Billy Dodds, el equipo en la liga venía de mal en peor. El comienzo con victoria 3 a 1 al Hearts no hacía presagiar lo que se venía. Fueron 9 cotejos seguidos sin victorias (5 pardas y 4 derrotas) hasta un 3 a 0 al Dundee United. Luego otros cinco sin ganar. El equipo perdía más de lo que ganaba. Tuvo una buena racha de seis sin perder entre final y comienzo del nuevo año pero otra vez se iba a complicar todo. A falta de cinco fechas llegó un triunfo clave ante el Celtic, luego una derrota ante el Motherwell y por fin pudo enhebrar tres victorias consecutivas sobre el final. El 2 a 1 ante el Dundee United en la anteúltima fecha le permitió evitar el descenso directo que sufrió su rival pero no todo estaba terminado. El equipo terminó noveno entre diez participantes y tuvo que jugar la promoción para no descender por primera vez en la historia. El rival era el Dunfermline. La primera cita era el 21 de mayo en el Pittodrie Stadium. Dos goles de Duncan Shearer y uno de Stephen Glass pusieron la tranquilidad de los locales que terminaron ganando 3 a 1. En la vuelta The Sheeps (otro de sus apodos) volvieron a vencer por el mismo resultado gracias a Billy Dodds, Joe Miller y nuevamente Glass. Se acababa el sufrimiento. Pero no por mucho tiempo.

DFIghkRWsAAWQH-
“La Doce” escocesa: Los Red Army

La temporada 1999-2000 arrancaría con una racha 7 derrotas consecutivas y sin marcar durante los primeros seis partidos. Las goleadas por 7 a 0 y 6 a 0 ante Celtic demostraban que el equipo caía en picada. A pesar de eso jugarían la final de la Copa de Liga donde los Celtas ganarían solo por 2 a 0 con un equipo repleto de extranjeros. El equipo finalizaría último en la liga con 33 puntos producto de 9 victorias, 6 empates y 21 derrotas. Se venía el primer descenso pero… otra vez lograron zafar gracias a una nueva reestructuración donde la liga aumentaba la cantidad de equipos de 10 a 12. Otro milagro más. Una semana después jugarían la final de la Copa donde caerían 4 a 0 ante el Rangers de Giovanni Van Bronckhorst, Mark Viduka, Claudio Reyna, Andrei Kanchelkis, y su ex goleador Billy Dodds. El comienzo del siglo lo dejó al Aberdeen peleando más veces abajo que arriba en la tabla (se recuerda un 9 a 0 ante Celtic en 2010) hasta la temporada 2013-2014, donde vuelven al podio luego de seis temporadas y logran ganar su último título: la Copa de Liga ante el Iverness, luego de empatar 0 a 0 y vencer 4 a 2 en los penales.

_73618681_dons
El último festejo

La “desaparición” del Rangers, enviado a las categorías más bajas en 2012 por motivos económicos, no hizo otra cosa que aumentar la brecha entre el Celtic y los demás clubes. El Aberdeen busca renacer y acaba de conseguir tres subcampeonatos consecutivos pero siempre sin chances de alcanzar al equipo verdiblanco, que le sacó 17; 15 y 30 (!) puntos en cada una de las temporadas. De hecho, el Celtic también se quedó con las dos copas al vencer a nuestro homenajeado de hoy por 2 a 1 en la Copa y 3 a 1 en la Copa de Liga. Este año, a falta de cinco fechas para el final, el Celtic se encamina a su séptimo título consecutivo, mientras Rangers y Aberdeen pelean por el segundo puesto y ya no tienen nada que pelear, ya que el Apollon Limassol chipriota los sacó de la Europa League en Segunda Ronda, el Hamilton lo dejó afuera de la Copa de Liga y el Motherwell lo eliminó en semifinales de la Copa escocesa. Al menos siguen teniendo el orgullo de ser el último equipo campeón de Liga que no sean los equipos de Glasgow, aunque ya hayan pasado 33 años y parece que esa resurrección no vaya a llegar nunca.

A continuación, un video con el recuerdo del equipo de los ´80.

Anuncios