El Gran Bonete de la BN

Que vos, que yo, que él, que tu vieja… pareció que nadie, pero absolutamente NADIE quiso ponerse el traje de candidato, pero finalmente llegamos hasta acá y mañana a las 19.10 Almagro y Aldosivi definirán quien es el campeón. Antes de eso, le brindaremos un pantallazo de lo que fue, a nuestro gusto, una de los peores campeonatos de la B Nacional que se recuerde en muchísimo tiempo.

“Listo, ahora que ascendieron Argentinos y Chacarita, el año que viene va a ser mas parejo y vamos a poder pelear el ascenso”, dijeron TODOS los hinchas de TODOS los equipos de la B Nacional. Era prepararse para un frenesí de histeria, donde se podía pasar de la locura por estar a tres o cuatro puntos del puntero a perder dos partidos seguidos y mirar los promedios. La cosa ya arrancaba con cuestiones definidas que invitaban al morbo: seis descensos y una quita de veinte puntos a Riestra por el quilombo que armaron frente a Comunicaciones cuando lograron el ascenso. Lo que llamaba la atención sin duda era la falta de un candidato claro, porque los provenientes de Primera venían a los tumbos y en pleno proceso de reestructuración, sobre todo los casos de Quilmes y Atlético Rafaela, partidos al medio y sin un mango. Quizás Aldosivi era el que parecía estar mejor perfilado para pelear con los candidatos de siempre, como Instituto o San Martín de Tucumán. Esta vez, la tranquilidad de saber que habría un reducido por el segundo ascenso permitía tener un objetivo más cercano entre tanto lío.

Dificil explicar este torneo desde el desarrollo en sí, porque no tuvo dominadores -si se les puede llamar así- a lo largo de las veinticuatro fechas. Ningún equipo tuvo una regularidad plena. Tal es así que La Crema, que fue el equipo que más tiempo estuvo puntero (ocho fechas, de la 12° a la 20°), durante ese lapso no ganó cinco jornadas seguidas y aún así mantuvo el liderato, hasta que en la 21° quedó libre y Aldosivi le arrebató la punta. Aquella 12° fecha es fundamental para entender lo que fue el campeonato. Basta con ponerles los nueve primeros (es decir, campeón y clasificados al reducido) y quienes descendían hasta ese momento, para luego compararlo con el puesto en el que terminaron:

  1. Atl. Rafaela (terminaría 7°, clasificando con algo de sufrimiento al reducido)
  2. Almagro (terminaría puntero junto a Aldosivi, definiendo el campeón)
  3. Villa Dálmine (terminaría 8°)
  4. Agropecuario (terminaría 9°, entrando por la ventana al reducido)
  5. Juventud Unida (terminaría 15° y perdiendo la categoría)
  6. Aldosivi (terminaría puntero junto a Almagro, definiendo el campeón)
  7. Brown de Madryn (terminaría 16°, llegando a perder cinco partidos en fila)
  8. San Martín de Tucumán (terminó tercero y peleando hasta el final el campeonato)
  9. Brown de Adrogué (terminaría cuarto)

En cuanto a los puestos de descenso, en aquella mitad de campeonato tanto Quilmes como Sarmiento se encontraban hundidos y prestos a irse a la BM, mientras que Juventud Unida y All Boys hasta allí lograban salvar la categoría. La repuntada de los de Junín fue tal que terminaron entrando al reducido y finalizaron segundos en la tabla general de promedios, mientras que el Cervecero logró mantenerse en la divisional e incluso estuvo con chances de meterse en el octogonal.

DLj0ZEuXkAEzN4N
Quilmes, descripción gráfica

La paridad estuvo marcado casi desde el vamos. Salvo por casos presupuestarios excepcionales como el de Agropecuario (que contó con refuerzos como Assmann, Facundo Parra y el Pampa Romero), la mishiadura fue partenaire de la gran mayoría de los equipos, a los cuales les costó un Perú resolver la incapacidad para contratar jugadores que permitan sacar un plus de ventaja. Sólo basta repasar el plantel de Almagro, en donde sólo reluce por remanido el nombre de Norberto Paparatto, mientras que gran parte son nombres de actores que han pasado por primera esporádicamente o llegan a préstamos de equipos de la máxima categoría (Saúl Nelle, Emmanuel Perea, Diellos, Adrían Fernández, por citar casos). Con muy poco, el Tricolor de José Ingenieros mañana estará peleando por volver a Primera.

Otra cuestión para destacar es el derrotero infinito de entrenadores que han pasado esta temporada. Entre la falta de astucia dirigencial, la falta de presupuestos y porqué no la de nombres para la categoría, este campeonato ha visto desfilar técnicos que definieron el rumbo de cada club. Las palabras del ya arcaico Eduardo Ramenzoni se asemejan a su fecha de vencimiento: “El descenso de All Boys está marcado por la contratación de Nacho González, un entrenador que no conoce la categoría”, dijo en la última transmisión televisada por TyC. La pregunta es: ¿No aprendió nada con el campañón que hizo Argentinos con Heinze, que tampoco conocía la categoría? ¿No se da cuenta que el DT que conduce a Almagro es Battaglia, que tampoco conoce la categoría?. Lo cierto es que la mitad de los equipos cambiaron entrenador durante la temporada, siendo Boca Unidos quien mayor cantidad de técnicos tuvo (Christian Bassedas, Victor Genes y Carlos Mayor). Algunos pudieron enderezar el rumbo del equipo (caso Gustavo Alvarez en Aldosivi o Mario Sciacqua en Quilmes), mientras que otros no pudieron salvar el muerto que dejaron otros, tal como sucedió en All Boys o en Estudiantes de San Luis con Omar Asad. Otros se mantuvieron firmes en su cargo como Walter Otta en Morón, a quien le faltó nada para meterse en el reducido. El caso excepcional se lo lleva la dupla Gomez-Orsi en Flandria, que a pesar del descenso se mantuvieron en su cargo hasta fin de campeonato y se fueron ovacionados por su gente.

HJJZWTI6G_660x385__1
Descendes y te homenajean. Only in Jauregui Town.

Los números también forman parte del análisis. La estadística permite entender el porqué de este rumbo movidito-moooovidito de esta BN:

– De los 25 equipos participantes, solamente cinco NUNCA estuvieron en puestos de reducido: All Boys, Boca Unidos, Ferro, Santamarina y Flandria. Curiosamente, uno de estos últimos cuatro equipos ocuparon el último puesto en 23 de las 24 fechas. La única fecha en la cual hubo otro último fue en la 23°, cuando Nueva Chicago ocupó ese lugar.

– El goleador del campeonato fue Jonathan Herrera, de Ferro. Convirtió trece tantos en total, más del 60% de los convertidos por su equipo, que en total fueron 21. Los doce máximos goleadores también sirven como muestra de la paridad que se forjó, ya que solamente cuatro de ellos (Telechea, Bieler, Cacheiro y Bonansea) juegan en equipos que terminaron en los primeros puestos. De hecho, la dupla más goleadora del campeonato fue de un equipo que descendió: la conformada por Pons (10 goles) y Matos (8 goles) en Flandria. En este rubro, también podemos incluir al trío de Atl. Rafaela formado por Klusener, Maximiliano Casa y Mauro Albertengo. Entre ellos también marcaron 18 goles, seis cada uno.

– Hubo un sólo equipo que no perdió como local a lo largo del torneo y fue Instituto, con seis victorias y seis empates. Quien tuvo una gran campaña de local fue Juventud Unida, que cosechó 24 de los 30 puntos obtenidos. Su flojísimo andar como visitante lo terminaría condenando. Otro que dilapidó su progreso como visitante fue Gimnasia de Jujuy, quien empató nueve de sus 12 cotejos en esa condición.

0005092052
El goleador del campeonato

Por último y a modo informativo, cabe aclarar una cuestión. Al momento de publicar este post, Deportivo Riestra está descendido a la B Metropolitana. Sin embargo, la presentación ante el TAS pareciera tener el visto bueno de FIFA. De esta manera, el conjunto de Bajo Flores recuperaría la totalidad de puntos y conservaría la categoría. Ahora bien, ¿que pasa con el reducido? Nada, no pasa nada. ¿Por qué? Porque si bien la resolución sería favorable para Riestra, la expedición de la misma sería dentro de 20 a 30 días, con lo cual sería imposible suspender el reducido hasta esa fecha. Ok, perfecto, se salva y nada más… pero tiene que descender alguien en su lugar, ¿no? Pues claro que si… pero tampoco. Dentro de las matufias impresentables de la AFA, la salvación de Riestra implicaría el descenso de Independiente Rivadavia, quien ya tiene entre manos una presentación ante FIFA. Para evitar mayores inconvenientes ante la máxima autoridad del fútbol mundial, la AFA ya habría decidido que en caso que Riestra conserve la categoría, también lo haga el equipo mendocino, obligando a una reestructuración de cara a la próxima temporada. Un papelón absoluto en el cual el más damnificado y al que prácticamente se le cagan de risa en la cara, es a Comunicaciones.

 

LA DEFINICION POR EL CAMPEONATO

amenazas-plantel-Independiente_OLEIMA20130422_0078_5
Probables formaciones

Aldosivi: Sebastián Moyano; Nahuel Yeri, Ezequiel Parnisari, Maximiliano Velázquez; Antonio Medina, Emanuel Iñíguez, Leandro Somoza y Francisco Leonardo; Arnaldo González; Cristian Chávez y Fernando Telechea. DT: Gustavo Álvarez

Almagro: Christian Limousin; Brian Mieres, Ariel Coronel, Juan Rodríguez y Adrián Torres; Gabriel Compagnucci, Saúl Nelle, Lucas Piovi y Ariel Cháves; Diego Diellos y Alan Bonansea. DT: Sebastián Battaglia.

Cancha: Arsenal de Sarandí
Arbitro: Nestor Pitana
Hora de inicio: 19.10 hs.

 

EL REDUCIDO

jorge-hane.png

La primera rueda de eliminación se jugará a un sólo partido, con ventaja deportiva para el mejor ubicado en la tabla, que además será local. Las semifinales serán partido de ida y vuelta, conservando la reglamentación de la localía al mejor ubicado en la tabla y su consecuente ventaja deportiva. La final también será ida y vuelta y el mejor ubicado en la tabla será local en el segundo encuentro, pero no habrá ventaja deportiva y en caso de igualdad en el resultado global, se definirá por penales.

 

Domingo 6 de Mayo

15.05 hs. – Sarmiento vs. Instituto
15.35 hs. – Brown (Adrogué) vs. Atl. Rafaela
18 hs. – San Martín (Tuc.) vs. Villa Dálmine

Martes 8 de Mayo

21.05 hs. – Almagro o Aldosivi vs. Agropecuario

Anuncios