Boca campeón pese a propios y extraños

Se terminó el misterio y conocimos al nuevo campeón de la Superliga. Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se coronaron sin ser la gran cosa, con varias dosis de fuego amigo en el medio.

Desde finales de agosto de 2017 hasta hoy, ningún equipo fue tan contundente ni dio tantos pasos firmes en el torneo como el Xeneize, en un nuevo ejemplo de que la regularidad es el mejor amigo de un campeón de torneo largo. El equipo de Guillermo Barros Schelotto no tuvo contrincantes fijos durante este campeonato, con un San Lorenzo remendado  y un Godoy Cruz sorpresivo que apenas asomaron como posibles amenazas a destruir el sueño del bicampeonato.

Si hay algo que esta consagración a una fecha del final de la primera Superliga de la historia nos ha dejado, es que el principal rival de Boca durante este campeonato fue, justamente Boca. El mismo equipo que aprovechó la competencia solo a nivel local durante la primera parte del año a puro triunfo, con 10 victorias sobre 12 partidos, entró  a jugar el 2018 con un mar de dudas durante la segunda mitad del torneo, a fuerza de lesiones y bajos niveles de algunas de sus figuras. Sin embargo, el equipo siempre se las ingenió para mantener a sus rivales a raya y consolidar un liderazgo, fecha a fecha.

Los números del plantel

Los que más minutos tuvieron fueron quizás los dos polos en cuanto a rendimiento. Por un lado aparece Cristian Pavón, cuyo desempeño (acompañado por seis goles) fue de lo más destacado en un equipo que tuvo la ausencia de Darío Benedetto, cuando pasaba su mejor momento y le arrastraba marcas a Messi (?). Del otro lado, también con 26 partidos, aparece Agustín Rossi, cuestionado por su bajón que se notó más que nada en las últimas fechas, contrastando con un Armani que sacaba todo en la vereda de enfrente, con chances concretas de ir al Mundial. Para el resto, nada mejor para graficarlo que este Excel improvisado por Infobae:

Los números del equipo

El equipo del Mellizo terminó en el primer lugar de la tabla con 57 puntos, producto de 18 victorias, 3 empates y 5 derrotas, con 47 goles a favor y 19 encontra. Solamente San Lorenzo, Independiente y Talleres recibieron menos goles.

El torneo había comenzado allá lejos y hace tiempo, en agosto del año pasado, con las victorias ante Olimpo, Lanús, Godoy Cruz, Vélez, Chacarita, Patronato, Belgrano y River, conociendo las primeras derrotas en la novena y la décima fecha, ante Racing y Central. Después estuvo siete encuentros sin perder, hasta la caída ante Argentinos, por la fecha 18. Muy arrollador desde los números, pero no fue tan así en el campo de juego, donde en varios tramos del torneo dejaron más dudas que certezas, en partidos que terminó ganando sobre la hora y con más de una polémica.

El tramo final no fue mucho mejor: el triunfo sobre la hora ante Tigre, el empate en Tucumán, el triunfo ante un Talleres que quedó sin nafta sobre el cierre del certamen, la derrota como local ante Defensa y Justicia y en Avellaneda contra el Rojo, muestran al conjunto de GBS tal cual fue.

Bonus track

Es sabido que, desde que peina canas, el Beto Alonso es un especialista en hablar mal de la gente. Por eso dejamos esta respuesta del DT campeón del fútbol argentino.

Anuncios