Argentina 2 – Nigeria 1: HÉROES (?)

Argentina logró una agónica clasificación a los octavos de final al vencer 2-1 a Nigeria. Apareció la calidad de Messi en los primeros minutos, el VAR para complicar el segundo tiempo y la volea de derecha de Marcos Rojo cuando todo parecía perdido. Mucha actitud, algo de fútbol y poco resto físico.

El grito fue más sagrado que nunca en San Petersburgo. Argentina rompió las cadenas en los minutos finales. Fue el derechazo de Marcos Rojo hacia la red el que lo desató en todas las gargantas albicelestes. Era el desahogo ante tantos desatinos y desaciertos que se autoinfligió este equipo, este cuerpo técnico y esta dirigencia. La Selección se sacó de encima el fantasma de la eliminación en primera ronda. Como para dejarle el cuore tecleando al Diego.

En el análisis frío, el equipo argentino no tuvo juego al igual que en sus dos presentaciones anteriores. Sí tuvo esta vez actitud aunque sin la armonía colectiva para elaborar. Nunca tuvo tranquilidad de para pensar el partido hasta llegar al agotamiento físico. No obstante, Argentina tiró del amor propio, del corazón para sacar adelante una primera fase que se había complicado mucho.

¿Quién es este señor? Seguridad, por favor.

Es que Argentina había construido un tetris tétrico en su camino a este Mundial. La derrota por goleada ante Croacia dieron paso al desmoronamiento emocional, alimentando a periodistas y operaciones oscuras de rapiña mediante dudosos audios esparcidos por las redes sociales. El estructuralismo de Jorge Sampaoli dejó paso al soviet de jugadores históricos, comandados por la voz de mando de Javier Mascherano y la habilidad de Lionel Messi. Enésimo reacomodamiento de piezas: 4-4-2 con Franco Armani en el arco, el regreso de Marcos Rojo a la zaga, Ever Banega en el medio, Ángel Di María corriendo la banda izquierda y Gonzalo Higuaín como artillero en lugar de Sergio Agüero.

El rival era el clásico moderno en zona de grupos, Nigeria, equipo con muchos vaivenes defensivos, el aporte en el medio de John Obi Mikel y velocidad en la ofensiva, reflejada en Ahmad Musa que convirtió dos goles en el partido de Porto Alegre de 2014. Partido chivo teniendo en cuenta la derrota 2-4 en un amistoso previo. Argentina priorizó el buen trato de la pelota en los primeros minutos con Mascherano y Enzo Pérez repartiéndose la mitad de cancha y Éver Banega en su libre albedrío para conectarse con Messi.

El ballet messianico ha comenzado

Así apareció el primer gol a los 14 minutos de juego. Pase milimétrico del lento pero lujoso volante de Sevilla para que Lionel Messi se la lleve con su empeine y dejando a su rival sacó el estiletazo de derecha para estampar el 1-0. La Pulga sonrió aliviado al cielo. Desde el palco Maradona miró al mismo punto poseído de la alegría y nuevamente con su sostenedor de turno en plena faena.

A los 27, Messi dejó solo a Higuaín que definió para los memes. A los 34, el delantero del Barcelona estrelló un lanzamiento de falta en el palo tras engañar al arquero rival. Un primer tiempo ideal para borrar a Nigeria en ese primer tiempo y esperar las buenas noticias desde Rostov donde definían Islandia y Croacia.

El segundo tiempo deparaba una desagradable sorpresa. Agarrón de Mascherano a Leon Balogún. El árbitro turco Cüneyt Çakir cobró penal a instancias del VAR. Victor Moses lo transformó en el empate que dejaba a la Selección en una carrera desesperada a evitar la eliminación. Los croatas hacían su aporte con el gol ante los islandeses, que lograrían el empate de penal, pero de poco servía en ese momento si no había más goles del equipo nacional en el arco defendido por Francis Uzoho.

Scarfacecherano

Empezaron los cambios. Enzo Pérez, enemigo del VAR desde tiempos inmemoriables, dejó su lugar al veloz extremo de Boca Cristian Pavón y el volante de Independiente Maximiliano Meza reemplazaba al voluntarioso Ángel Di María, de mucha prosa pero poco juego en la actualidad. Nigeria no pudo rematarlo en la contra cuando el ingresado Odión Ighalo no pudo con la resistencia de Franco Armani, quien desvió el peligro con “la de Dios”. Marcos Rojo pudo ser la causa de la derrota cuando una vez más el VAR paralizó el corazón de todos los argentinos. La cabezota del defensor del Manchester United incrustó la Telstar 2018 antes que su brazo extendido por lo que el árbitro no dió la pena máxima. La salida de Nicolás Tagliafico, otro punto alto entre el desorden táctico y futbolistico argentino, por Sergio Agüero le daría la posibilidad al 16 albiceleste de agarrar la lanza y salir en búsqueda del arco rival.

Armani haciendo la de Armani

La sensación que prevaleció es que nunca estuvo nada bajo control. Un detalle podía derrumbar todo. Se desangraba Argentina como la cara cortada de Mascherano. Se perdía en las nubes como esa definición fallida de Higuaín. Nuevamente era un equipo previsible, sin ingenio ni vuelo ofensivo para desequilibrar a rivales que lo esperaron en los últimos 35 metros de la cancha.

Parecía que la frustración se hacía carne hasta que la vieja conexión pincharrata entró al rescate en el minuto 86. Como si fuera una burla de la situación financiera del país, se necesitó un centro del Mercado para sacar a la Selección de los núemeros rojos de la eliminación. El defensor de Sevilla levantó el poco cogote de su humanidad y pusó la pelota en el centro del área. Rojo se filtró entre Agüero e Higuaín en el punto penal y sacó la volea para el 2-1 aliviador. Mientras Croacia remataba en Rostov con el 2-1 en el minuto final, Argentina lograba la tan ansiada victoria necesaria para llegar a los octavos de final. Para descomprimir ese tetris con el palito Rojo para llegar a las cuatro líneas necesarias hacia el siguiente nivel en Rusia.

A octavos de final… hasta que el caballo se canse.

Habrá que resolver la falta de fútbol, sobretodo en la etapa complementaria, que se dio en los tres partidos. También la falta de ritmo en un mediocampo donde no siempre se perdonarán las malas entregas de Mascherano o el cansancio de dos jugadores con poco entrenamiento encima como Enzo Pérez o Ever Banega. Muchas deudas para saldar en el duelo en octavos. En Kazán el sábado espera Francia, un nuevo desafío para el doble comando DT-Jugadores.

Diego hizo conexión desde el más allá. Por suerte volvió.

DÍA 14 – DEFINICIÓN DE LOS GRUPOS E Y F

GRUPO F (11:00 Hs.)

COREA DEL SUR – ALEMANIA

PROBABLES FORMACIONES:

Corea del Sur: Kim Seung-gyu; Lee Yong, Jang, Kim Young-gwon, Kim Min-woo; Ju, Ki, Koo ; Lee Jae-sung, Hwang, Son. DT: Shin Tae-Yong

Alemania: Neuer; Kimmich, Süle, Hummels, Hector; Gündogan, Kroos; Müller, Özil, Reus; Werner. DT: Joachim Löw

TV: TV Pública y DirecTV Sports

MÉXICO – SUECIA

PROBABLES FORMACIONES:

México:  Guillermo Ochoa; Carlos Salcedo, Hugo Ayala, Héctor Moreno, Jesús Gallardo; Andrés Guardado, Héctor Herrera; Miguel Layún, Carlos Vela, Hirving Lozano; y Javier Hernández.

Suecia: Robi Olsen; Mikael Lustig, Victor Lindelöf, Andreas Granqvist, Ludwin Augustinsson; Viktor Claesson, Sebastian Larsson, Albin Ekdal, Emil Forsberg; Marcus Berg y Ola Toivonen

TV: DirecTV y TyC Sports

GRUPO E (15:00HS.)

SERBIA – BRASIL

PROBABLES FORMACIONES:

Serbia: V. Stojkovic; Ivanovic, Milenkovic, Tosic, Kolarov; Tadic, Milivojevic, Milinkovic-Savic, Matic, Kostic; Mitrovic. DT: Mladen Krstajic

Brasil:  Alisson; Fagner, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Paulinho, Casemiro, Coutinho; Willian, Gabriel Jesus, Neymar. DT: Tite

TV: TV Pública y DirecTV Sports

SUIZA – COSTA RICA

PROBABLES FORMACIONES:

SUIZA: Sommer; Lichteiner, Schär, Akanji, Ricardo Rodríguez; Shaqiri, Xhaka, Dzemaili, Zuber, Behrami; y Seferovic. DT: Vladimir Pétkovic.

COSTA RICA: Keylor Navas; Gamboa, Acosta, González, Duarte, Oviedo; Venegas, Guzmán, Borges, Bryan Ruiz; y Marco Ureña. DT: Óscar Ramírez.

TV: TyC Sports y DirecTV Sports

Anuncios