Grandes reconstrucciones: Parma Calcio 1913

Con esta sección, un lector asume el rol de colaborador en el sitio para contarnos de aquellos clubes que tocaron fondo y lograron recuperarse, retornando a la categoría en la que todos los conocimos.

  • Por Marco

Vamos a hablar de un club importante para el fútbol italiano, el Parma. Un recordado equipo que tuvo su época de auge en la década de 1990 en donde supo afirmarse como uno de los mejores equipos de Italia y pelearle de igual  a igual a los grandes equipos europeos.

El ahora llamado Parma Calcio 1913, es un equipo que está ubicado en la ciudad de Parma, capital de la provincia homónima, dentro de la región Emilia – Romaña, ubicada en la Italia nororiental. Los Cruzados, como son llamados, fueron fundados el 16 de Diciembre de 1913, aunque tuvo varias refundaciones que ya veremos más adelante por qué sucedieron. El Parma comenzó jugando los campeonatos regionales, hasta que en 1930 inició su camino en las categorías profesionales, sobre todo la Serie C y la Serie B. En 1954, el club consigue su primer ascenso a la Serie B, de la mano del atacante checoeslovaco Július Korostelev quién fue goleador con 15 tantos. Luego, el club permaneció durante 11 años en esta división, hasta que en la temporada 1964-1965 descendió a la Serie C y en la misma temporada fue relegado a la Serie D.

Aquí surge la primera reconstrucción, ya que en 1965, cuando era llamado Parma AS,  el club fue puesto en liquidación y fue comprado por un grupo de empresarios de Parma y el club pasó a llamarse Parma Football Club. La situación no cambió demasiado puesto que la primer temporada fue para el olvido, al finalizar en el sexto puesto de su grupo. Pocos años después, comienza a finalizar la agonía del Parma, ya que la dirección que tenía el club renuncia a la matrícula y el club queda a cargo de la Associazione Calcio Parmense y en la temporada 1969-1970, el club vuelve a renacer, denominándose Parma Associazione Calcio. En esta misma temporada, el ascenso no se hizo esperar y el elenco parmense volvió a la Serie C. En la década del ’70, el nuevo Parma se caracteriza por sus altibajos de la tercera a la segunda división.

En la década de los’80, comienza a cambiar el panorama del equipo, ya que gana dos promociones de la Serie C (la primera en la temporada 1983-1984, y la segunda en la 1985-1986) bajo la dirección técnica de un joven Arrigo Sachi. Pero, lo mejor todavía no había llegado. Con la brillante presidencia de Ernesto Ceserini, y el contrato con la empresa Parmalat, a fines de la temporada 1989-1990, el equipo se ubica en la cuarta posición de la Serie B, así logrando el ascenso por primera vez a la Serie A.

A partir de la década de 1990, hasta el 2002, el Parma entra en sus gloriosos años, ya que en su primera temporada consigue un sexto puesto (empatando en el quinto puesto con el Torino) y logra clasificar por primera vez en su historia a la Copa de la UEFA.  En su segunda temporada, los Cruzados finalizan en un séptimo puesto, y a la vez, logran ganar su primera Coppa Italia tras vencer por 2 a 1 en el global a la Juventus, aunque luego perdió la Supercopa Italiana frente al Milan. La tercera temporada, fue mejor que las dos anteriores. El Parma logra por primera vez un podio, al finalizar en el tercer puesto de la competencia, aunque eso no fue lo mejor de la temporada, ya que consigue su primer título internacional: la Recopa de Europa, en donde le ganó la final al Royal Antwerp de Bélgica por 3 a 1 con goles de Minotti, Melli y Cuoghi, y luego consiguió la Supercopa Europea, en donde le remonta por 2 a 1 el global al Milán, perdiendo la ida de local 1 a 0 con gol del francés Papin y ganando la revancha como visitante por 2 a 0 con tantos de Sensini y del italiano Crippa.

 

En el año siguiente, el elenco de Parma volvió a llegar a la final de la Recopa de Europa, pero cayó frente al Arsenal por 1 a 0 con gol de Alan Smith a los 22’ del primer tiempo, y en el torneo logró un quinto puesto. En su quinta temporada, es subcampeón de la Serie A y de la Copa de Italia (en ambos fue derrotado por la Juventus), pero logra vencerlo en la final de la Copa de la UEFA con un 2 a 1 en el global, producto de una victoria en la ida como local por 1 a 0 con un tanto de Dino Baggio a los 5’ minutos de haber comenzado el juego, y un empate en 1 como visitante con goles de Gianluca Vialli para el local a los 33’ y el posterior empate del visitante a través de Dino Baggio, a los 54’.

Luego, el club pasó tres años de sequía sin ganar ningún trofeo, hasta que en el año 1999 consigue ganar dos títulos: la Copa de la UEFA al ganarle en una final a partido único en el Estadio Luzhniki de Moscú al Olympique de Marsella 3 a 0 con tantos de Hernán Crespo, Paolo Vanoli y Enrico Chiesa, y la Copa de Italia venciendo en una final de ida y vuelta a la Florentina en un global que finalizó 3 a 3, dando por campeón al Parma por los goles de visitante. En el primer partido, el Parma fue local y empató en uno con gol de Hernán Crespo y Gabriel Batistuta hizo lo propio para el visitante. En la revancha, el cotejo termino empardado en 2, con goles de Repka y Cois para el local y  Crespo y Vanoli para el visitante.

En ese transcurso, el club tuvo grandes jugadores en su plantel, como Hernán Crespo, quién jugó 4 temporadas, marcando 80 goles y siendo campeón de la Copa Italia y la Copa de la UEFA en 1999, haciendo goles importantes en ambos torneos, y hasta siendo elegido mejor jugador de la final de la Copa de la UEFA;  Gianluigi Buffon, quien inició su carrera profesional en el club en el año 1995 en donde atajó 220 partidos y ganó la Copa de la UEFA, la Copa Italia y la Supercopa de Italia en 1999; Faustino Asprilla que tuvo dos pasos por el club (1992/1995; 1998/1999), en donde hizo 41 goles, uno recordado frente al Milán que le quitó un invicto de 58 partidos, y dio 5 vueltas olímpicas; Juan Sebastián Verón, quien estuvo en la temporada 1998/1999 coronándose campeón de la Copa de Italia y la Copa de la UEFA, y Roberto Sensini quien militó en el club 6 temporadas, ganando dos Copas UEFA y una Copa de Italia.

Luego de su momento de auge, el club comienza una decadencia, puesto que pierde dos finales consecutivas, luego cae en un quinto puesto, y además, se salvó del descenso tras ganarle los play-off al Bologna FC. En la temporada 2007-2008, el Parma no pudo mantener la categoría y descendió en la última fecha tras caer contra el Inter, y al año siguiente volvió a la primera división del fútbol italiano.

Ya para el año 2015, el club cayó en una bancarrota que lo hizo volver a resurgir. Para comenzar, en el 2015, el club estuvo a punto de declararse en quiebra y tenía una deuda estimada de U$S200M, en donde los problemas económicos se acumularon a tal punto, que obligaron al club a rematar los bienes del equipo. Este intento por salvar al club incluyó la realización de colectas entre aficionados para tener solvencia, pero no fue suficiente. Para colmo, en febrero de ese mismo año, el club fue obligado a suspender su partido frente al Udinese correspondiente a la fecha 24 de la Seria A, debido a que no podían cubrir los gastos del club para la seguridad del público. El 18 de marzo su presidente Giampietro Maneti es arrestado por fraude y lavado de dinero, y tan solo un día después, el Parma se declara en bancarrota. Para colmo, en la jornada 33 de la Serie A, 5 antes de que concluya el certamen, se vio consumado su descenso, aunque lo peor estaba por llegar. El 22 de junio de 2015, el Parma dejó de existir y fue reemplazado por otro equipo para competir en la Serie D: Parma Calcio 1913.

El Parma antes de su partido ante Sassuolo, en marzo de 2015

El “nuevo” Parma, comenzó ese mismo año a disputar la Serie D, con un plantel totalmente nuevo, y con su gran capitán y referente Alessandro Lucarelli. En esa misma temporada, el Parma Calcio 1913 consigue el ascenso a la Lega Pro tras terminar invicto en el primer puesto del grupo D. En la temporada 2016-2017, participan de la Lega Pro y logran el ascenso a la Serie B, tras finalizar segundo en su grupo y  ganar los maratónicos playoff en donde 28 equipos peleaban por el ascenso y en donde se enfrentó en octavos a la Piacenza (2 a 0 en el global), en los cuartos a el Luchesse (4 a 2), en la semifinal a el Pordenonde (empate 1 a 1 y victoria 5 a 4 en los penales) y la final frente a el Alessandría (2 a 0).

Por último, en la temporada 2017-2018, se termina de lograr la segunda refundación del club, tras terminar en el segundo puesto, en un torneo donde en la primer mitad el equipo no encontraba rumbo, terminando lejos de los puestos de ascenso directo, hasta que en febrero de 2018, el equipo encontró su mejor forma y logró 11 victorias en 15 partidos, que le permitió llegar con chances de ascender a la última fecha. Para lograr el ansiado regreso a la Serie A, el Parma debía vencer como visitante a la Spezia y que el Frosinone, quien era su rival directo y se encontraba 1 punto arriba no le ganara a el Foggia. Ese 18 de mayo del 2018, quedará en el recuerdo de los hinchas del “Cruzados”, ya que el Parma estaba venciendo 2 a 0 a la Spezia y a los 89’ minutos, Roberto Floriano marcaba el 1 a 1 para el Foggia, decretando así la tan ansiada vuelta a la Serie A, y el final de una nueva reconstrucción que se llevó a cabo en 3 años.

Fuentes: [1][2][3][4]

 

Anuncios