Otra copa premium

El Barcelona jugará su clásico partido amistoso ante Boca, por lo que aprovechamos para hablar un poco de este certamen. Para estas cosas uno debe suscribirse al pack fútbol.

El trofeo Joan Gamper, en honor claramente a un sujeto de ese nombre, fundador del club y presidente en cinco oportunidades. Es un torneo amistoso que organiza anualmente el Barcelona desde 1966. Durante tres décadas, el anfitrión recibía a tres clubes, que jugaban semifinales, tercer puesto y final. Desde la década del ’90, como para acortar un poco el asunto, decidieron reducir la cantidad de participantes y definirlo todo en un único partido. Un dato bastante conocido pero que no está de más aclarar es que al jugarse en la primera quincena de agosto sirve para presentar el plantel en su cancha de cara a la nueva temporada.

El trofeo propiamente dicho está construido en plata de ley (alrededor de 800 gramos), 10 kilos de mármol para la base y 5 micras de oro para el acabado. Este certamen tiene un precedente en la llamada Copa Gamper, que iba a disputarse anualmente pero que tuvo solamente la edición de 1913, donde el Barcelona venció 4-1 al Inter italiano.

La primera edición, como bien decíamos, se disputó en 1966 y participaron el Köln alemán, el Anderletch belga y el Nantes de Francia, coronándose campeón el equipo anfitrión al vencer 3-1 en la final a los germanos. Al año siguiente dijo presente el primer equipo de nuestro país, cuando Boca –con un plantel compuesto por Roma, Marzolini, Suñé, Rattín y Madurga, entre otros- cayó en la semifinal ante Atlético de Madrid por 2-0 y venció 1-0 al Bayern Munich, con gol del Tanque Rojas. Dos años después fueron invitados los animals de Estudiantes de La Plata, que venían de un año que los había puesto en boca de todo del mundo. En su primer partido cayeron por 3-2 ante el Zaragoza, donde Santos, Tejedor y Oliveros habían puesto en ventaja a los españoles en el primer tiempo, descontando el Bocha Flores y Verón para los platenses. Dos días después jugaron por el tercer puesto contra el Slovan Bratislava de Checoslovaquia. En ese partido, que tuvo a buena parte de la base pincha como Poletti, Aguirre Suárez, Madero, Manera y Conigliaro (Bilardo fue suplente), los europeos se pusieron en ventaja con el tanto de Jancek y sufriendo el empate de Verón al minuto del segundo tiempo, mientras que Moder puso cifras definitivas.

La primera edición que no ganó el Barcelona fue en 1970, donde perdió en semifinales 5-0 contra el Dinamo de Moscú de Lev Yashin, quienes cayeron luego ante el Újpesti Dózsa húngaro. Al año siguiente participó otro reciente campeón argentino: Chacarita. El sorteo dispuso que jugarían la semifinal contra el Bayern Munich, equipo que aportaría varios integrantes de su plantel a la selección alemana campeona del mundo en 1974. El once titular fue con Carnevalli; Forteis, Buzzo, Bargas, Frasoldati, Puntorero (Fuccenecco), Poncio, Marcos, Recupero, García Cambón y Newman. A los 16 minutos se abrió el marcador, por medio de Angel Marcos. El Funebrero fue manejando los tiempos del partido cada vez con más comodidad, sobre todo cuando Zobel fue expulsado por una infracción contra Raúl Forteis. Pese a los intentos alemanes (con un tiro en el palo incluido), los argentinos definieron el pleito sobre el final con el tanto de Rodolfo Fucceneco. Al otro día, definieron el título contra el Barcelona, perdiendo con gol de Rexach en un duelo que según las crónicas pasó mucho por la muñeca del árbitro catalán Pablo Sánchez Ibáñez. Dicen que hasta la propia gente del Barcelona criticaba sus fallos localistas.

La edición de 1973 contó con dos sudamericanos: Municipal de Lima (único equipo peruano en disputar este certamen) y San Lorenzo de Almagro, que fueron cada uno por cada llave. En la semifinal, el azulgrana cayó 1-0 contra el Borussia Monchengladbach, mientras que se quedaron con el tercer puesto contra el equipo de Perú, al imponerse 8-7 en los penales tras el empate 1-1.  La delegación del cuervo estuvo conformada por Agustín Irusta, Ricardo Rezza, Jorge Olguín y Carlos Veglio, entre otros. Por otro lado, el que volvió en 1977 fue Boca que fue derrotado en su primer partido ante el Schalke 04 y luego superó por 2-1 –goles de Veglio y Tarantini- al Slovan Bratislava. Ese día formó con Gatti; Sa, Alonso (Alves), Suárez, Tarantini, Mouzo, Pavón, Benítez, Veglio, Ribolzi (Zanabria), Oviedo.

En 1980 la invitación fue para River, que debió enfrentar en el primer partido al Vasco da Gama. Comenzaron ganando a los 6 minutos del encuentro gracias a un tanto de JJ López, mientras que Paulo César en dos oportunidades y Guina lo dieron vuelta. Sobre el final del partido el que apareció fue Ramón Díaz, para poner cifras definitivas. Al día siguiente fue el turno del tercer puesto, contra el PSV Eindhoven de Holanda. El problema, o al menos el dato curioso, estuvo sobre la hora del partido, cuando notaron la imposibilidad de que los clubes salieran a la cancha con sus colores tradicionales debido a su similitud y la ausencia de un uniforme alternativo. La salida más cercana la propuso el anfitrión, al ofrecer un juego de camisetas del equipo culé.  Por eso, ese día River salió al terreno de juego con una camiseta amarilla a la que cruzaba una franja azulgrana de derecha a izquierda. Más allá del dato anecdótico, el partido fue un soporífero 0-0 y terminaron ganando los argentinos por 4-2 en los penales. Dos años después, fue la única edición ganada por un sudamericano, cuando el Inter de Porto Alegre superó al local y al Manchester City.

Dos años después, el torneo de 1984 fue bastante recordado por la gente de Boca, porque les tocó sufrir un lapidario 9-1 en contra proveniente del Barcelona. Ese 21 de agosto, los goleadores de la jornada fueron Alexanco y Archibald en dos oportunidades cada uno, Caldere, Schuster, Carrasco, Esteban y Marcos. Para Boca descontó el uruguayo Morena. En esa jornada Boca había ido con lo mejorcito que tenía, teniendo en cuenta que era una época de vacas flacas para el club. Formó con Gatti, Alvez, Córdoba, Pasucci, Alberto, Mouzo, Abdenebe, Krasouski, Vázquez, Mendoza  y Morena.  Al día siguiente les tocó jugar por el tercer puesto, en un partido que en la previa había cobrado bastante relevancia. El rival era el Aston Villa, de buen presente europeo por ese entonces, en el primer duelo futbolístico entre argentinos e ingleses post Guerra de Malvinas. El partido terminó 2-0 a favor de Boca, con los tantos de Mendoza y Morena, ambos en los últimos diez minutos de partido.

Haciendo un salto importante en el tiempo, el siguiente equipo argentino en jugar este torneo amistoso fue San Lorenzo, haciéndolo en dos oportunidades consecutivas con idéntico resultado. En semifinales se midieron ante Feyenoord, formando con Angelucci; Arévalo, Escudero, Rivadero, Galetto, Quinteros, Netto, Montserrat, Biaggio (Arbarello), Ortega Sánchez y González. Fue Monserrat el que puso en ventaja al azulgrana, mientras que van Gobbel igualó las acciones sobre la media hora. Luego llegaron los dos goles del Gallego González y el de Netto para poner cifras definitivas.  La final no fue tan positiva para el equipo argentino, porque el Barsa ganó 5-1 con tres tanto de Oscar y dos de Jordi, en tanto que descontó el Perro Arbarello, que había ingresado en el complemento.

El Cuervo volvió a insistir al año siguiente, aunque esta vez jugaron tipos como Passet, Ruggeri, Silas y Gorosito. De todos modos fue triunfo 2-0 del Barcelona, con goles de Giovanni y de Juan Antonio Pizzi, que luego fue reemplazado por un tal Ronaldo. En el match por el tercer puesto les tocó medirse ante el Anderletch. Terminaron cayendo por 3-2 con los goles de Preko, Baseggio y Ruggeri en contra para los belgas, en tanto que Gorosito en dos oportunidades descontó para el azulgrana. A partir de ese año pasó a jugarse solamente entre dos equipos.

En 2003 el que volvió a ir fue Boca, como se ilustra en la portada del post.  Los de Bianchi –la base del equipo que unos meses después le ganaría la Intercontinental al Milan- arrancaron ganando con el tanto de Tévez a los 42 minutos de juego, en tanto que Gerard igualó las acciones a los 67. Finalmente, los locales se impusieron 5-3 por penales. El Xeneinze volvió en 2008, cuando con una camiseta alternativa de dudoso gusto cayó por 2-1 ante los catalanes. En un partido sin demasiadas emociones, Viatri marcó el primer tanto a los 70 minutos, mientras que Puyol lo empató a los 91 y Eto’o puso cifras definitivas a los ’95. Además de los Xavi, los Iniesta y los Henry, el partido los disputaron cracks de dudosa procedencia como Córcoles, Hleb, Bojan y Sylvinho. Del lado de Boca también hay un par para mencionar, como Gracián, el Pochi Chávez, Castromán, Noir y Damián Díaz.

En total, Barcelona levantó el trofeo 40 veces. El resto se lo reparten Köln (dos veces), Borussia Mönchengladbach, Porto, Inter de Porto Alegre, Tenerife, Mechelen de Bélgica, Valencia, Juventus, Machester City y Sampdoria, todos en una sola oportunidad.

Probables formaciones

Boca: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Paolo Goltz, Carlos Izquierdoz, Lucas Olaza; Nahitan Nández, Wilmar Barrios, Emanuel Reynoso; Cristian Pavón, Ramón Ábila y Edwin Cardona. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Barcelona: Marc-André Ter Stegen; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Samuel Umtiti, Jordi Alba; Ivan Rakitic, Sergio Busquets, Philippe Coutinho; Lionel Messi, Luis Suárez y Ousmane Dembelé. DT: Ernesto Valverde.

Estadio: Camp Nou (Barcelona, España)

Hora: 13:15 (Argentina)

Televisación: TNT Sports y Fox Sports Premium

Anuncios